Águila coyotera

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Colorines.jpg El autor de este artículo se ha olvidado de poner fotos, o las que hay no son suficientes. Sé buena persona y ayúdanos colocando un par de ellas para la causa. Que la academia te lo premie.


Aquila Fagocanislatrans
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Achordata
Clase: Aves
Orden: Accipedonitriformes
Familia: Fagocánidos
Género: Aquilina
Especie: 'Aquilina Fagocánida'
Nombre binomial
Águila comecoyotes
Egon Spengler, 1981
Cita3.pngNo es un águila, tampoco es un coyote.Cita4.png
Tío1.jpg al ver a Tio2.jpg por la calle
Cita3.pngY desde la briosa altura de las nubes, el águila coyotera se precipitó sobre Sancho PanzaCita4.png
Miguel de Cervantes en un capítulo inédito de El Señor de los Molinos
Cita3.pngSu servicio de tintorería haber roto muchas de sus promesas. La cuenta se eleva como el águila coyotera.Cita4.png
Cita3.pngEl águila coyotera está aterrizando.Cita4.png
Neil Amstrong cada que va a cagar

El águila coyotera (Aquila Fagocanislatrans, que significa tanto "Aguila comecoyotes" como "Aquí los hago canis y los tranzo") es el nombre que recibe una especie de águila originaria del sur del Congo Velga, que por habitar en las regiones más escarpadas ha sido imposible de fotografiar, a pesar de todos los esfuerzos realizados por la National Geographic, y la Congo Velga Association for Preservation of Coiote eater Eagles (COVAPOCEE).

Debido a la escasa proliferación de canis en el Congo, y a que la población conocida de coyotes es endémica del continente americano, se ha empezado a considerar la posibilidad de que el águila en cuestión sea un invento de los nativos para contrarrestar el poder adquirido por Walt Disney después de haber creado El Rey León como parte de su plan para dominar el mundo.

[editar] Historia

Las primeras referencias conocidas sobre el águila coyotera datan del año 1326, cuando el incansable viajero Shams ad-Din Abu Abd Allah Muhammad ibn Muhammad ibn Ibrahim al-Luwati at-Tanyi (ibn Battuta para sus amigos) recorre las tierras del Congo en busca del camello de tres jorobas que se le había escapado al Sultán de Tangamandapio. En las memorias que redactó sobre ese recorrido, Ibn Battuta menciona la aparición de "un pajarraco de color rojo damasquino chillante, cuya sola presencia me perturbó a tal grado que empecé a perder la facultad del habla, y a pedirle un lero a toh premoh que se me paraba delante".

Herramientas personales