1ª División de Toros de Lidia

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Gañan.jpg Lor apañole' semos asín.

(Humor español que probablemente no entiendas si no provienes de la Península Ibérica o de las colonias restantes)


Cita3.png¡¡Socorro!! ¡¡A estos toros no hay quien los detenga!!Cita4.png
Gguerrillero rifeño durante la 1ª Batalla de Alhucemas
1279004367768.jpg

Los toros de lidia son invencibles en campo abierto, pudiendo incluso abollar y aplastar tanques.

La 1ª División de Toros de Lidia es la 1ª división moderna de las Fuerzas Armadas Españolas, perteneciente al 1º Ejército Español (a la espera de que haya más todavía) desde 1857, fecha en la que se fundó para conseguir una división moderna y capaz de desmoralizar al enemigo con su famosas tácticas de corrida, consistentes en enviar a todos los toros a una, pasando después con algunos soldados para rematar al enemigo.

[editar] Orígenes

Graham Chapman Colonel.jpg

Aunque usted no lo crea, el fundador de la 1ª división de toros de lidia es éste.

Sus orígenes se remontan al año 1857, en el que el gobierno decidió crear divisiones formadas por toros de lidia, a fin de ser una fuerza de ataque imparable, excepto en México (allí tembién tienen toreros). Por la falta de presupuesto, solo se creó una división de toros de lidia -se decidió sustituir la 2ª y la 3ª divisiones por divisiones de sarteneros, mucho más maniobrables en campo abierto.

Su primera actuación en combate fue durante el final de la Tercera Guerra Carlista, en la que participó en el bando alfonsino contra los carlistas-tradicionalistas de la Falange Española Tradicionalista. En combate, se destacó en campo abierto, donde arrolló 2 divisiones carlistas e hizo huir a cinco, hasta que llegó una brigada carlista de toreros de asalto, que casi puso fin a su existencia.

[editar] Actuaciones durante la guerra de Cuba

Durante la Guerra de Cuba, la 1ª División de Toros de Lidia tomó parte en los ataques contra las fuerzas norteamericanas, desmoralizando por completo a un cuerpo de ejército. Sin embargo, la decisión americana de bombardearles desde el mar con los barcos hizo que los toros, al no poder ir por el agua, no tuvieran valor estratégico alguno.

Tras la guerra, los efectivos de la división fueron repatriados y se sustituyeron las bajas por toros de lidia nuevos.

[editar] En la guerra de Marruecos

En la Guerra de Marruecos, los toros de lidia jugaron un papel fundamental durante la fase final de la 1ª batalla de Melilla, haciendo huir a las tropas rifeñas, que no podían detener el ataque de 20000 toros en formación. Las bajas por cornadas y pisoteos ascendieron a un total de 15000000 rifeños, entre heridos, muertos o desaparecidos.

[editar] Durante la Guerra Civil Española

Cita3.png¡¡Que nos van a pillar los toros, Ay Carmela...!!Cita4.png
Republicanos inagurando los San Fermines de 1937
Soldado idiota.jpg

A los republicanos les pilló el toro

Durante la guerra civil, esta división perteneció al bando nacional, el cual la utilizó como arma de choque anti-republicanos, pudiendo enfrentarse y aplastar a lo bruto incluso tanques de asalto T-34 que Stalin había llevado para la ocasión.

[editar] Actuaciones en la segunda guerra mundial

T34 averiado.jpg

¡¡Que nos pilla el toro!!

En la segunda guerra mundial, la 1ª División de Toros de Lidia fue enviada al frente ruso como muestra de apoyo, participando en la Batalla de Etceteragrado, donde fue completamente electrocutada por una docena de Tesla Coil.

[editar] En la época moderna

Toro2.jpg

La 1ª División de Toros de Lidia apaciguó las protestas estudiantiles de los 60.

Después de la Segunda Guerra Mundial, se permitió rearmar la 1ª División de Toros de Lidia, pasando a estar agrupada en la guarnición militar de Pamplona, ciudad por la que desfilan todos los años el 7 de julio, por San Fermín.

Sus efectivos se han limitado a 5000 toros de lidia y 5000 tíos con fusiles que los guían. Esto da ventaja frente a la táctica anterior de traer más toros todavía, pues el descontrol acumulado era contraproducente, llegando en ocasiones a generar más bajas aliadas que enemigas.

Herramientas personales