700 leros: diario secreto de una puta de alto standing

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
BanderaEspaña.png Este artículo contiene una alta dosis de humor español.
Si no eres de esta casta tierra, probablemente pierdas el tiempo leyendo esto.


Plantisexo.jpg PELIGRO: Este artículo tiene un alto contenido sexual

Leerlo sin tomar precauciones aumenta el riesgo de contraer
enfermedades venéreas o volverse ciego. Vaya con cuidado

Cita3.png¿700 euros? ¿Qué dices puta? ¡Venga ya, vete a tomar por culo!Cita4.png
Cliente de Luna sobre sus precios
Cita3.png¡Eh! ¡En mi caja hay una rata!Cita4.png
Luna sobre su ático de lujo
Sarah-palin-hot-sexy.jpg

¡Esto sí que es alto standing!

[editar] Antes de empezar

Por favor, no se alarme si ve la palabra "puta" demasiadas veces en este artículo que habla sobre una serie de televisión. Resulta que esta serie es la única en la que todos los personajes son unas putas o hijos de puta. Así que ya sabe, si le empiezan a sangrar los ojos durante la lectura de este artículo, la culpa no es mía.

[editar] Argumento

700 ₤eros cuenta la historia de una joven pervertida que se tiene que meter a puta para pagar el tratamiento de su novio, que quedó en coma tras sufrir una paliza por parte de su camello, al que no le pagó la última consumición de coca de 30 kilos (unos 500000 €). Si echamos cuentas, nos sale que por ese dinero, Luna tendría que hacer 714 servicios, mas uno, del que le sobraría dinero para una docena de perritos calientes con los que eliminar el sabor a winga de su boca.

La historia comienza cuando Luna, muerta de hambre de un pueblucho español, se casa con el hijo de la mujer más rica de la provincia para pagar las deudas del bar de su madre, clausurado por servir cerveza rebajada con agua del grifo (lo que ella no sabe es que el tío se casa con ella para robarle las escrituras del bar, con lo que su madre tendría el 50% del barrio y lo podría dominar. Pero en la noche de bodas, durante el banquete (en la que la familia de Luna descubre lo que es el pollo), Luna descubre que su marido se está dando el lote con la guarra de su hermana. Y es que Luna será una muerta de hambre, pero tiene un mínimo de dignidad. Después de fregar la iglesia con ella, Luna se coge un taxi con lo que le robó a Manuel y desaparece.

Manuel llega a casa con el rabo entre las piernas y le cuenta a su madre el desastre de la boda, y ésta lo apalea con la escoba hasta que deja de gritar. Horas después, recuperando la serenidad, le dice a su hijo que como no encuentre a su esposa lo manda de cabeza a dormir a la puta calle. Mientras tanto, Luna se está corriendo juergas en un boys de Madrid cuando conoce a Gonzalo, un drogadicto enganchado a la coca. Ni corta ni perezosa, la muy guarra se lo lleva a la casa y se lo empieza a tirar. Justo entonces llega Manuel, que al ver la escena le entra un ataque de celos y de ira; se dirige hacia Gonzalo y lo corre a patadas (pero no en ese sentido). Después se gira hacia la puta de Luna y le hace un Picasso en toda la cara (más concretamente, le escribe PUTA en la cara con un picahielos).

Luna despierta bien jodida en el hospital junto a una amiga suya a la que no le va nada mal. Enseguida se levanta y va a la habitación del novio postizo y se encuentra con que tenía novia y con que las patadas de Manuel (y la coca) le habían causado una embolia. La única forma de salvarlo era pagarle una millonada a un doctor especializado que cobra más que Aída Nizar para que lo operara. Luna se compromete con Gonzalo a pagarle la operación porque todavía no había cogido con él. Entonces habla con su amiga Laura, que la acompañaba y decide meterse a puta (fina, eso sí).

Las 2 amigas putas van al Eclipse, bar de Alberto (chulo y puto profesional). Allí Luna pide trabajo de camarera, pero el encargado, tras llamarla adefesio educadamente la manda a tomar por culo. Entonces conoce a Alberto y tras follarselo regalarle un orgasmo (fingido) lo engatusa para que le pague la estética y para que la contrate como puta. Como se hacía de noche, las 2 fueron al "piso de lujo" que no es más que un almacén asqueroso (que sirve de refugio a las ratas de la zona) del puerto con todas las comodidades en el que las únicas camas que hay son cajas de cartón. Luna se acomoda en su caja y se queda dormida. Al día siguiente Luna comienza a ejercer, pero en vez de ahorrar el dinero se lo gasta al día siguiente en el mismo boys.

Manuel, atemorizado, se escapa con la ninfómana de Mireia (hermana de Luna) al campo para que no le coja la policía. Pero después de un rato la guarra se empieza a sentir mal y vende a Manuel a la policía por 20 cochinos leros con los que soborna al juez para que abra el bar de su madre. Ahora, en cambio, no rebajan la cerveza, sino que congelan los pinchos de tortilla que sobran entre el pescado para usarlos al día siguiente.

[editar] Personajes más importantes (a los otros que les den)

[editar] Luna

De profesión, puta. Viene de un gueto marginal en el que su familia se alimentaba con yogures de la basura al ser más pobres que los diablos del África. Gracias a que tiene el culo y las tetas en su sitio, se consiguió ligar al hijo de la mujer más rica del pueblucho. Cuando descubrió que éste la engañaba con la ninfómana de su hermana, le robó dinero y se fue a vivir la vida en las discotecas y bares de Madrid, donde se acabó enrollando con un drogadicto peor que el Luisma. La gracia le salió cara (exactamente 3000€ de cirugía)

[editar] Alberto

Profesional del sepso y claro competidor del Duque y su serie "Sin coños no hay paraiso". De pequeño tuvo un lío con la madre de su mejor amigo, pero ésta le dejó porque prefería seguir mamando del dinero de su marido que mamar una polla erecta sin necesidad de viagra. Alberto estaba solo y en la calle cuando conoció a Ingrid, procedente de una familia de putas. Después de pagar a la mujer con sepso, ésta le enseño todo lo que sabe sobre coños y cómo hacerlos disfrutar. Después fundó su agencia de contactos con sede en un container de los muelles junto con Ingrid y 2 chicas más a las que se acaba de unir Luna.

[editar] Laura

Malota.jpg

Paga y pego.

Puta extranjera con acento ¿latino? que se metió a puta para conseguir dinero y sacarse los papeles. Nada más llegar a España conoció a Luna, que estaba aporreando una máquina de snacks a ver si caía algo. Se hicieron amigas cuando ésta le preguntó la dirección del Eclipse. Desde entonces se convirtieron en íntimas; tanto que hasta hacen tríos con sus clientes. Desde que llegó, se enamoró de Alberto, y su sueño ha sido trincarlo; sueño que se hizo realidad cuando un cliente pervertido quiso ver una peli porno en 3D.

[editar] Doña Úrsula ("la Loba")

Más que una loba es una arpía. Es el cáncer del barrio, todo lo que toca se convierte en mierda. Es fría, dura, manipuladora e insensible... vamos, lo que es una zorra de toda la vida. Su afición favorita es extender dinero entre los jurados de Madrid para conseguir todos sus propositos, entre ellos que dejen libre a su hijo tras desfigurar a su enemiga. Está tan frígida porque su marido la sodomizaba con la correa del pantalón. El juego terminó con su marido muerto y con ella enterrándolo en el terreno que su hijo quiere urbanizar. Probablemente muera al tragarse su propio veneno.

[editar] Manuel

Si la asociación de la mujer lo pillara no quedaban de él ni los huevos. Es un grandísimo cabrón, después de liarse con la ninfómana tiene la cara de llamar puta a su esposa por hacer exactamente lo mismo que él. Le pasa coca en secreto a los camellos de Madrid: y con el dinero que le dan financia sus proyectos de corrupción con el alcalde, que terminan en desastre: desastre que tiene que arrglar su querida mamá.

[editar] Cristina

La guapa. Está amargada porque tiró el coche en el que iba su hermana por una cuneta, por estar 100% pedo. Milagrosamente ella salió sin un rasguño. Desde entonces se tortura a si misma por aquello, y para joder a sus padres (como si no estuvieran ya bastante mal) se metió a puta y en la coca. Venga ya, tío. ¿Quién escribió esta parte del guión? ¿Un venezolano?

[editar] Ingrid

Mala pécora de la casa del almacén. Su lengua está más afilada que un cuchillo jamonero. Putea y putea a Luna con sus crueles palabras. Está así desde que secuestraron a su madre (también puta, aunque de la calle). No tiene miramientos en reconocer que es una puta. Probablemente sea la hija secreta de La Loba.

[editar] Mireia

Ninfómana de la familia. Estuvo enamorada de Manuel desde siempre y llegó su hermana y con enseñarle una teta ya se enamoró de ella. En cambio, ella, que había estado detrás de él siempre era como un perro para él: de vez en cuando una caricia y la abandonaba en la calle. Aún así, cuando supo lo que había hecho su novio lo entregó inmediatamente a la policía (lo cual no la exime de ser una guarra, pero ya es algo).

[editar] Emilia

Peligrosísima asesina y lesbiana del barrio. Su bar ya se ha cobrado más vidas que Farruquito al volante, debido a sus políticas para ahorrar dinero como la de cocinar con agua del váter o hacer postres con los yogures de la basura. Esta obsesión por ahorrar es para poder pagarse la hierba (sin la cual se convertiría en una asesina neurótica). Estos métodos le han causado grandes multas por parte del alcalde, al que está envenenando con sus pinchos de tortilla para que la deje en paz de una vez.

Herramientas personales