Aaron Ramsey

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Aaron Ramsey
BanderaGales.png
Ramsey celebrando.jpg
El asesino del gol
Nacimiento Defunción País de Gales
Inglaterra
Origen Un centro ceremonial celta.
Su vida
Sobrenombres El asesino del gol.
Lugar de residencia El mediocampo del Arsenal F.C. y la selección de fútbol de Gales.
Se dedica a Ángel de la muerte.
Estado actual Llevándose el alma de las celebridades con sus goles.
Hazañas logradas Se ha llevado el alma de Steve Jobs, Robin Williams, Osama bin Laden, Muammar Gaddafi y Eduardo Galeano.
Relaciones La Santa Muerte, Hades, Anubis, Mictlantecuhtli y Light Yagami.
Enemigos Las esferas del dragón, Chabelo, Madonna, Mirtha Legrand y Highlander el inmortal.
Poderes especiales Llevarse las almas de los famosos con cada gol que anota.
Objetos Unos botines New Balance nombrados así por el balance que sus goles dan entre la vida y la muerte.

Aaron Ramsey, conocido también como el asesino del gol, es una fuerza de la naturaleza que se encarga de llevar las almas de las celebridades para ser juzgadas en el inframundo. Su forma terrenal es la de un jugador de fútbol galés. La forma como avisa que un alma de un famoso abandonará este plano terrenal es anotando un gol en partido de fútbol oficial. Es una especie de ángel de la muerte o Light Yagami balompédico.

[editar] Origen

Durante el siglo XX las personas comunes comenzaron a tratar y a consentir a las celebridades mejor de lo que lo hacían las abuelitas con sus nietos. La gente adoraba a cualquier persona que tuviese talento para la música, el cine, la literatura, el club de la pelea o el fútbol. Los fanáticos atendían todas las necesidades de las personas famosas ya que les regalaban comida, ropa, a sus hijas, a sus hijos, su dignidad y dinero, mucho dinero.

Toda esta adoración provocó que las celebridades perdieran el piso. Algunos famosos se declararon mas famosos que Jesús, otros fundaron iglesias en torno a sí mismos y unos más les pedían a sus fans que se imaginaran un mundo sin países ni religión. Las celebridades llegaron a considerar a los mortales como sujetos que tenían la obligación de satisfacerlos y comprar todo lo que su talento producía, aunque fuera basura.

Preocupados por esta actitud de los famosos, los propios dioses llevaron a cabo una reunión para ver de que manera podrían corregirlos. Esta reunión agrupó a deidades de todas las religiones abrahámicas, paganas, orientales, pastafaris y chamánicas. A diferencia de sus representantes en la tierra, quienes se agarran a cuchilladas cada vez que están reunidos, los dioses acordaron crear una fuerza para recordar a las celebridades que eran simples mortales.

Esta fuerza es Aaron Ramsey, un jugador de fútbol nacido en País de Gales. Los dioses le otorgaron el poder de llevarse el alma de un famoso al momento de anotar un gol. De esta manera las deidades les darían una lección a las celebridades, además de quedarse con su dinero y propiedades. Puede que el reino de los dioses no sea de este mundo, pero el oro de esta tierra si puede ser de ellos.

Aaron Ramsey fichó inicialmente por del Cardiff City de la segunda división inglesa. Comenzó su carrera anotando dos goles, pero no se murieron ni las moscas. Los dioses se preguntaron si habían hecho algo mal y observaron que para que una celebridad falleciese, Ramsey debería de anotar goles a equipos de las primeras divisiones europeas o a selecciones de fútbol de Europa. Por lo que los dioses movieron sus influencias y entraron en la cabeza de Arsène Wenger, el entrenador del Arsenal F.C. de la Liga Premier inglesa, para que fichara a Ramsey.

La primer víctima de Ramsey fue el comentarista español Andrés Montes. El galés se llevó el alma del comentaristas español después de lograr un gol a base de tiki-taka contra la selección de Liechtenstein. Se dice que Andrés Montés murió feliz porque un jugón lo había enviado al paraíso. A partir de ahí Ramsey inicia una fulgurante carrera como asesino del gol y ángel de la muerte balompédico.

[editar] Poderes

Para que un famoso se pueda morir a partir de un gol de Aaron Ramsey, se debe de cumplir una serie de condiciones establecidas por la FIFA y la Federación de Internacional de Historia y Estadística de Fútbol (IFFHS).

  1. Que el gol sea en un partido oficial, ya sea con su club, el Arsenal, o con la selección de país de Gales.
  2. Si el gol es anotado contra un club, este debe de jugar en las primeras divisiones de las ligas europeas. Salvo que Ramsey esté jugando en el Mundial de Clubes.
  3. Si el gol es anotado en un partido contra una selección, esta debe de ser una selección europea. No cuentan países de otros continentes adoptados por la UEFA, como Israel y Kazakhstan. Tampoco cuentan selecciones que no corresponden a un país europeo, como Cataluña, el País Vasco o Gibraltar.
  4. Dependiendo el ranking del club o selección a la que se anotó el gol y el torneo que se está jugando, será el calibre de la celebridad fallecida.

Los goles de Aaron Ramsey van mas allá del bien y del mal. Estos no discriminan entre personas llenas de bondad, como Mrs. Doubtfire, e individuos llenos de maldad, como Osama bin Laden. Así mismo, es una fuerza que no puede ser controlada por los árbitros. Si algún central o juez de línea llegasen a anular un gol de Ramsey, el mediocampista galés se puede llevar el alma de las mamás de los colegiados.

Se llegó a considerar que si el famoso estaba relacionado de alguna manera con el fútbol, podría tener inmunidad ante los goles de Aaron Ramsey ya que se presentaría un quiebre entre la energía balompédica y el poder de la muerte. Pero esta suposición quedó invalidada después de un partido de la Premier League entre el Arsenal y el Burnley. Ramsey anotó en dicho juego y se llevó el alma de Eduardo Galeano, famoso autor uruguayo que escribió muchos artículos y un libro sobre fútbol.

[editar] Víctimas

Ramsey Bale.jpeg

Hollywood tiembla cuando se presenta esta imagen.

Entre las víctimas de Aaron Ramsey se encuentran celebridades que desafiaron a los dioses, creando su propio culto. No hablamos de Diego Armando Maradona sino de Steve Jobs, quien creó una religión basada en los productos Apple y que tiene millones de creyentes alrededor del mundo. El gol de Ramsey ante el Tottenham, le recordó a Jobs y a sus fanáticos que era solo un ser terrenal. Tampoco han perdonado la blasfemia, un gol Ramsey frente al Mónaco se llevó el alma del Hijo del Perro Aguayo, un famoso luchador mexicano cuyo lema era Dios perdona, pero los perros no.

Los goles de Aaron Ramsey han servido para purgar el mal que hay en esta tierra, permitiendo que sean juzgadas en el inframundo personas llenas maldad, como Osama bin Laden, Muammar Gaddafi y Jorge Rafael Videla. Pero los goles no discriminan si la persona es buena o mala. Una anotación frente al Manchester City reclamó el alma de Robin Williams, un individuo lleno de bondad. Lamentablemente Robin quería ser inmortal al buscar pasar su cerebro al Hombre Bicentenario, un robot que esperaba vivir hasta los tiempos de la Fundación de Isaac Asimov. El gol de Ramsey apagó la fuente de poder del robot y la policía reportó el fallecimiento como un suicidio.

Otros goles le han recordado la fragilidad de la vida a personas que se creían indestructibles. Un gol de Ramsey frente al Cardiff City se llevó el alma de Paul Walker, quien se la pasaba manejando autos deportivos de forma rápida y furiosa, creyendo que no le pasaría nada si llegaba a estrellarse. Y por último los goles se han llevado las almas de personas que se resistían a morir, a pesar de que ya les quedaba poco tiempo en esta tierra, como Whitney Houston y Chavela Vargas. Se dice que en el fallecimiento de Whitney Houston, el sonido local del estadio tocó la canción de I will always love you... Pero el doblete más infame de Ramsey quizás haya sido el que se llevó a David Bowie de vuelta a su planeta natal y al profesor Severus Snape.

[editar] Retos

Chabelo.jpg

El Santo Grial de Aaron Ramsey.

Hay entidades que parecieran que están inmunes a los goles de Ramsey, ya que pareciera que tuviesen una especie de pacto para vivir por siempre. Estas entidades se han convertido en retos para Aaron Ramsey, ya que debe de elevar el nivel de dificultad de sus goles si es que quiere quedarse con estas almas.

El primer caso es el del periodista español Tomás Roncero, quien pareciese que tuviese un pacto en el inframundo ya que todos los días habla con el espíritu de Juanito por medio de la Ouija. Para poder reclamar el alma de Roncero, Ramsey debe de anotar un gol ante España en la Eurocopa. La dificultad de esta gesta radicaba en que Gales no se ha calificado a la Euro en toda su historia. Pero parece ser que se puede cumplir este reto ya que la selección de Gales calificó a la Eurocopa de Francia 2016

Si el caso de Tomás Roncero es difícil, hay que revisar el de Madonna. Madonna es un ser inmortal que vive de la juventud de sus bailarines y coristas. Devoradora de hombres y mujeres jóvenes, es muy difícil que Madonna pueda sucumbir, a menos que Aaron Ramsey anote el gol del triunfo de País de Gales en la final de la Eurocopa.

Pero el Santo Grial de Aaron Ramsey sería el alma de Chabelo. Chabelo es una entidad cósmica que ha existido desde el principio de los tiempos y ha entretenido a todos los niños en la historia de la humanidad, empezando por Caín y Abel. Para que Ramsey se pueda llevar el alma de esta entidad se debe de cumplir cualquiera de las siguientes dos condiciones:

  • Anotar un perfect hat-trick en un partido oficial. Un perfect hat-trick quiere decir anotar tres goles, uno con el pie derecho, otro con el izquierdo y el tercero con la cabeza, sin importar el orden.
  • Anotar el gol que le dé el triunfo a País de Gales en la final del Mundial de Fútbol.

El último reto de Ramsey es observar que pasa si anota un autogol. Es muy complicado que se presente esta situación, ya que el muerto en este caso sería el propio Ramsey victimado por los hinchas radicales de su club. Pero mencionan algunos estudiosos de la FIFA que si se llega a presentar el caso, es posible que una celebridad reviva de entre los muertos.

[editar] Véase también

Herramientas personales