Adolf Eichmann

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Cita3.pngNunca toleraremos vergonzosas teorías de conspiración.Cita4.png
Adolf Eichmann sobre los campos de exterminio.
Cita3.pngSaber que tengo sobre mi conciencia a cinco millones de judíos me da una gran satisfacción.Cita4.png
Adolf Eichmann sobre lo que tiene en la cabeza.
Cita3.pngSi tenemos una población entera de judíos y le restamos la misma cantidad con la maquinaria que he creado ¿cuánto da? Sí, es igual a un holocausto...Cita4.png
Adolf Eichmann esnseñando a sumar a su querido amigo Adolf Hitler.
A.Eichmann-auriculares.jpg

Eichmann, escuchando su canción favorita de Rammstein, en pleno juicio a muerte.

Cita3.pngAaah...Cita4.png
Adolf Hitler respondiendo la cita anterior
Cita3.pngClaro... ya todo tiene sentido.Cita4.png
sobre las citas anteriores y sobre tus grandes conocimientos sobre el tema.

Karl Adolf Eichmann (1906 - 1962), más conocido como Adolf Eichmann y también conocido como Ricardo Klement y El Arquitecto del Holocausto, fue un militar de mucho rango (En alemán: Obersturmbannführersaggentruddenpatetiquen) de la fuerza nacional socialista alemana. Gracias a él fue posible la solución final, principalmente en cierto país de Europa (Supuestamente llamado país), que no viene al caso nombrarlo, y de los transportes de deportados a los Campos de concentración alemanes durante la Segunda Guerra Mundial. Se le atribuyen grandes logros y sobresalientes reconocimientos por órdenes cumplidas sin decir siquiera ¡Me cago en éste puto jefe! y por haber ideado juguetes peligrosos para acabar con la sobrepoblación específicamente judía en el mundo.

[editar] Infancia y juventud

Eichmannx3.jpg

Eichmann en 3 tiempos: cuando escapaba de la autoridad austríaca por cierta razón (Izquierda), cuando fabricaba juguetes de destrucción con rango militar (centro) y cuando, bueno... juicio a... eso...

Eichmann era el hijo mayor de una familia de 12 hermanos, que se trasladaron desde Alemania a Austria, por deber más de catorce meses de renta (Que, raramente, éste periodo coincide con el de otro personaje). Su padre había conseguido trabajo de medio día en una en una fábrica de colchas y almohadas en una ciudad de allí, el otro medio día restante era utilizado para pasar tiempo con su muy numerosa familia; o bien, irse de parranda por ahí. Durante su infancia murió su madre y su padre volvió a casarse, pero el jovencito no reconoció a su nueva madrastra ni a sus nuevos 6 hermanastros, y a su padre le llamaba la atención de que no la obedecía. En su adolescencia, estudió en la Realschule, la educación básica y media (O más baja que media o básica, como sea); allí conoció a un compañero de nombre Salomón, que lo invitaba a comer a su casa, ya que en la suya faltaba la unión, el cariño y el núcleo familiar[1]. En casa de la familia Khan de aquel amigo, aprendió a hablar yidish y hebreo. Adolf era considerado extranjero ilegal en Austria y no pudo conseguir trabajo. El padre de Eichmann tenía, entre sus amistades de juerga y parranda, a un dirigente nazi austríaco. Kaltenbrunnerzaggenalcohóliquen, que es como se hacía llamar el amigo del padre de Adolf cuando el alcohol se le subía a la cabeza, hizo que los Eichmann entren sin problemas al Partido Nazi de Austria.

Con interés frenético por la doctrina Hitleriana (Algo así como tu histeria sin remedio de groupie por tu cantante favorito), se afilió a mencionado partido oficialmente en 1932, con un código de números muy largo de escribir. Tres años después, se casó con una mujer de servicio que encontró y sedujo cierto día a cierta hora de la noche en cierto estado menos óptimo, y tuvieron 4 adorables criaturas. Aunque, en verdad, no tuvieron a todos sus hijos de una sola halada, no. En verdad, los hijos de Eichmann fueron naciendo en países diferentes y años diferentes, pero esa es otra historia (A menos que quiera que se la cuente).

[editar] Segunda Guerra Mundial

Eichmann-Toon.jpg

Aquí en sus mejores días. Aunque había estadísticas que hacer desaparecer y su trabajo era cansador, siempre fue un individuo muy raro obediente en su labor.

Artículo principal: Segunda Guerra Mundial

Fue encargado de la organización de la logística de transportes del Holocausto ¿o era de la logística de la organización de transportes? ¿o de los transportes de organización logísticos? Bueno, como sea... como también fue el encargado de darle de comer a Kitler cuando su dueño se encontraba en otras. Hombre tenaz en el cumplimiento del deber, era una persona muy dada a cumplir las estadísticas que se le exigían, y los judíos eran para él estadísticas, aunque no era un loco fanático, de hecho, se encontraba emparentado de alguna manera con judíos. En cuanto a esas estadísticas, era imposible que a este sujeto se le escape algún número de la cantidad, o se le escape la tortuga que tenía como mascota. Él se entregaba al 101% de su trabajo, esas cosas que hacía eran parte de su patética pero felíz vida como uno de los más temidos tiranos de los lacayos del Führer.

Al principio, sólo era pequeños trabajos sin importancia, como: Adolf, prepárame el Hummer para ir a invadir; Adolf, alístame el pelotón; Adolf, no te quedes mirándome raro como es tu costumbre, prepárame unos cereales con leche o hasta ¡Eichmann, ven aquí, maldito gusano! ¿Quién es menos metro, el Führer o su compañero?. Pero todo esto ya lo tenía harto y quería ser conocido como algo o alguien grande y no como el peón de todos. Pero, cierta tarde, hizo algo que es muy largo de contar y se trata de eso justamente, de contar.

Aunque siempre se defendió como pudo y se destacó en su trabajo, siempre sintió celos por no tener rangos más altos que el patético que él tenía. Hasta entró en disputa por celos de un Himmler, Hummer o como se llame, por no tener la misma autoridad y por no tener el mismo color de uniforme que el de éste último, el He-Man. Aunque muchas órdenes no le tocaban, ni siquiera en sus sueños menos soñados, siempre había que desobedecer[2] para quedar bien consigo mismo. En cambio, antes de que empiece la gran lucha a nivel mundo, se decide que toda la población judía (O, por lo menos, la millonada que estaba en cautiverio) debiera ser trasladada a la fuerza a cierta comarca catalana, de la cual no me acuerdo su nombre; Eichmann también se encargó de asegurarse de que cada habitante llegue sano, pasado por lista, sin un centavo y otras tantas injurias más.

[editar] Fuga y misterio

Lugo de que el sangriento[3] juego de ajedrez a nivel mundial entre las fuerzas del Eje y las fuerzas de los Aliados cese (1945), Adolf fue capturado por la armada de los Iunáitd Stéits. Un año después, gracias a su paciencia casi infinita de haber creado un tunel, se escapó de la armada estadounidense y se refungió en algunos lugares de Alemania, aunque no duraba mucho en cada sitio que se escondía, por razones de... bueno... no viene al caso. Dos años más tarde, obtuvo, de manos de amigos, un pasaporte y un pasaje en primera fila (De la sección donde viaja la lacra) para escapar a Argentina, pero no lo usó inmediatamente quién sabe por qué.

Finalmente, llega a Argentina. Allí, en pleno gobierno de Perón, se puso a trabajar para poder tener a su familia consigo, ya que su dinero sólo alcanzó para un solo pasajero, para un paquete de Cheetos y una botellita de Coca-Cola durante el viaje. Sus trabajos variaron entre: capataz, leñador, criador de conejos, vendedor de panchos (Hot dogs), de choripanes (Sándwiches de chorizo) y otros tantos raros trabajos inútiles que sólo se encuentran en ese país. Luego de conseguir lo suficiente, de humillarse a sí mismo con trabajos bajos y de vivir en la soledad de una casa con aire fresco a media calle del cementerio, pudo traer con él a su familia y colarse en la fábrica de Mercedes Benz de Argentina.

[editar] Encuentro en Argentina

ArgNazi.jpg

Eichmann, al estar en Argentina, debió cambiarle los colores a su bandera para no ser descubierto.

Cita3.pngEichmann era un hombrecito suave y pequeño, bastante patético, rarito y anormal, no tenía la apariencia de haber matado a millones de los nuestros, con esa carita de quien arroja una piedra a la cabeza de alguien y hace la carita felíz para disimular que él no fue... pero él organizó la matanza.Cita4.png
Malkin (Uno de los weys israelíes que atrapó a Eichmann) sobre Eichmann.

A fines de los '50, Adolf Eichmann fue localizado por una agencia de inteligencia y turismo israelí, con psicóticas intenciones caza-nazis, con el ya mencionado hasta los cojones nombre de Ricardo Klement, en la zona Norte de La Ciudad de La Furia. Durante los días siguientes, los policías israelíes estuvieron rondando los alrededores del lugar en donde vivía el militante nazi, tomando fotografías al paisaje[4], para la perfecta captura. Pasaron unos cuantos días haciendo lo mismo: fotografías, anotaciones de horarios, sándwiches de milanesa, cervezas a lo loco, etc. Hasta que, después de días de estar haciendo nada, deciden poner en marcha el plan de captura. Supuestamente, el plan se llamaría Operación "Atrapemos al maldito bastardo que mató a millones de los nuestros" pero sabían que era un nombre de operativo muy largo, así que sólo optaron por Operación "Gar y Baldi", en honor a dos niños que siempre andaban con inyecciones y bolsitas, aspirndo de éstas, que les ayudaron con los horarios de Eichmann.

Así, en mayo del '60, violando protocolos y la patética soberanía nacional argentina, dieron en marcha el operativo. Dirigido por un tal Eitan y su compañero, Malkin (Especialista en secuestros con y sin rescates, maquillajes y otras cosas raras), dan inicio a la función tipo Gotta catch'em all. Durante la vigilancia, la policía se dio cuenta de que el sujeto era un individuo con horarios habituales, lo que facicilitó los detalles de la caza y un comentario y una risa, algo así como ¡Y me dijeron que sería fácil! ¡Ésto es nada! Muahahaha.... Lo esperan en una calle, fingiendo que le robaron el autoestéreo al coche y que se le ha descompuesto el mismo. Cuando llega el bondi, se dan cuenta de que Eichamann no estaba ahí, entre los pasajeros, por lo que los agentes se desesperan, pero deciden esperar al siguiente bondi. Finalmente, la espera de la hora de recorrido con diez minutos entre semáforos y niños en las esquinas lavando vidrios al vehículo da resultado. Eichmann-Klement desciende del 69 y no sospecha al ver el vehículo robado-averiado. Uno de los agentes se le acerca, diciéndole la única frase en español argento que sabía: Aguantame un toque, loco ¿te puedo preguntar algo?[5]. Adolf-Ricardo se sorprende y el agente se le echa encima. El ex-militante grita, pero el auto en que se encontraban los israelíes se pone en marcha, cosa que los gritos de Eichmann no se oyen. Luego, es llevado en avión hasta Israel.

[editar] Juicio y muerte

Eichmann-Juicio.jpg

El Führer ordenó el exterminio... ¡Díganselo a él!

Cita3.pngLarga vida a Alemania. Larga vida a Austria. Larga vida a Argentina. Estos son los países con los que más me identifico y nunca los voy a olvidar. Estoy listo.Cita4.png
Eichmann antes de su ejecu... Antes de su muerte.
Cita3.pngLo más inquietante de Eichmann es que no era un monstruo, sino un ser humanoCita4.png
Malkin (¿Tengo que volver a mencionar quién es?) después de la muerte de Ricardo Adolf Klement Eichmann.

Luego de unos cuantas horas vomitivas en avión hacia Israel, se somete a Eichmann a un largo y polémico juicio. Adolf se defendió diciendo que sólo obedecía órdenes a sus superiores y que éstos se aprovechaban de su ciega confianza. El jurado lo encontró culpable de genocidio (Aparte de ser culpable, también, de comer con la boca llena y eructar durante el veredicto). El juicio finalizado a mediados de diciembre del '61 lo condenó a morir en calzoncillos[6] en la horaca por crímenes contra la humanidad. La sentencia se cumple al terminar mayo del '62 (Por lo que tuvo el suficiente tiempo de despedirse de este mundo cruel entre veredicto y ejecución, a saber por qué).

[editar] Enlaces internos

[editar] Referencias

  1. En serio. Un día le mostró a su amigo Salomón el moretón en su cabeza.
  2. Según su criterio.
  3. Si sangriento le parece muy brusco para usted, puede llamarlo como más le guste.
  4. Aunque más de una mina fue fotografiada.
  5. Discúlpeme un momento, señor ¿Puede ser tan amable de responderme una pregunta que no es ésta la que le estoy haciendo? en español.
  6. La idea original fue que muera desnudo, pero nadie tenía intenciones de ver su verg...üenza
Herramientas personales