Alejandra Barrales

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Barrales Anaya

Alejandrita y Ricardo Arjona Ricardo Anaya.

María de Todos los Ángeles, Santos y Ustedes Hermanos Alejandra Barrales Magdaleno, conocida en el mundo de la grilla como Alejandra Barrales (Chilangolandia, 17 de julio de 1967) es por decirlo poco, una abogada, senadora y títere, encargada en turno de terminar de entregar al Partido Acción NAZIonal los restos mortales del PRD para luego irse a vivir a su departamento en el castillo perredista que tienen los Chuchos en Miami.

[editar] Biografía

Antes de transformarse en lo que es, nació como una mujer normal y estudió con normalidad como una persona. Estudió bastantes cosas, pero trabajó como sobrecargo de las que hacen mala cara en Mexicana de Aviación, luego seguramente no le dio su almohadita a Marta Según de Fox por lo que Vicente Fox terminó liquidando la aerolínea. Para tener forma de sobrevivir se metió como encargada sindical de los cinco mil despedidos, lo que le valió salir en fotos en la Revisa H (para hombres que se conforman con poco) y que le dieran una diputación en la Asamblea Legislativa del DF donde también se dedicaba a estudiar y especializarse en lugar de trabajar.

  • En el año 2000, le regalaron una diputación.
  • En 2001, se fue a saquear Michoacán.
  • En 2003 perdió alguna delegación de poca monta contra el PAN.
  • De 2006 a 2008, se hizo secretaria de Turismo de Marcelo Ebrard y llevó pedazos de la playa de Acapulco al Defectuoso.
  • En 2016 luego de que nadie quisiera que la bomba le explotara en las manos, fue electa para presidir el PRD por dos o tres personas.

Inmediatamente se puso a hacer alianzas con el PAN porque ellos sí tenían espíritu ganador, no como MORENA que son unos resentidos que no quieren negociar y que de seguro van a perder porque no aceptan postular a Silvano Aureoles como presidente, y dejar a AMLO como Secretario de Gobierno. Más tarde se puso a ganar estados junto al PAN con candidatos del PRI, pero luego quitaron puestos al PRD que para estas fechas está considerado un partido sanguijuela más rastrero aún que el PVEM.

Gracias a su admirable gestión, perdió la alianza con el PAN para el Establo de México porque Barrales nunca encontró candidato que quisiera representar al cochinero amarilloazulado, Alejandro Encinas sólo dijo "no quiero, no quiero bruja", Javiera Alatorre no más contestando "¿eh?", y los demás amarillos temían a la Mum-Ra llamada Josefina Vázquez Mota. Tras esto una vez más, gracias a su inteligencia perdió el 99.9% de su bancada en el Senado, dejándole la carne fresca a AMLO y quedándose los huesos.

[editar] Vea también

Herramientas personales