Alfred Hitchcock

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Cita3Si en el primer acto aparece una rubia, en el quinto es apuñalada en la duchaCita4
Bernard Shaw sobre los inesperados desenlaces de Hitchcock
Cita3La venganza es dulce pero no engorda. Lástima que la sangre de Psicosis fuera en realidad chocolate caliente. Dirigiendo la escena gané quince kilosCita4
Alfred Hitchcock explicando cómo digerir una película

Alfred Hitchcock es conocido por ser uno de los familiares más cercanos de Murphy. La más casual de sus apariciones provocaba a su alrededor todo tipo de enredos, confusiones, enfermedades mentales, crímenes y catástrofes naturales. Algunos de los extraños incidentes ocurridos tras su inadvertida presencia resultaron tan peculiares que fueron adaptados al cine, generándose así algunas de las películas de suspense más innovadoras.

NOTA: Si es usted una mujer morena, antes de proseguir la lectura le recomendamos que se coloque una peluca, créanos, es por su bien.

Hitchcock Morena

El Señor Hitchcock no soportaba a las morenas.

[editar] Los incidentes

Advertencia: Esta sección fue redactada por Norman Bates y su madre por lo que puede contener spoilers, como que los dos son en realidad una misma persona que padece de esquizofrenia ¡mwajajajaja!

[editar] Náufragos

Su aparición en la publicidad para un maravilloso método para adelgazar, obligó a un submarino alemán a hundir un barco mercante americano. Los alemanes no podían permitir que el barco americano abasteciera a los aliados con tan efectivas pastillas, que podrían haber inclinado la balanza bélica en su contra. Muy avergonzados por las consecuencias de la industria publicitaria americana, un grupo de náufragos decide recoger en su bote salvavidas al capitán del submarino alemán que se aburrió de su nave y decidió hacer autoestop. Por suerte para los americanos, resultó que el miembro de la raza superior, además de entender de navegación, era remero profesional, cirujano, cantante de ópera políglota y asesino de pasajeros de pierna amputada. Herr Capitán era partidario de la más sencilla solución a los problemas de gangrena, deshidratación y aburrimiento: tirar al agua al primero que se queje.

[editar] La Soga

Cita3Ese al que estrangularon está muertoCita4
Nietzsche sobre ese al que estrangularon
Cita3Eso hasta lo podría haber dicho yoCita4
Capitán Obvio sobre cómo interpretar a Nietzsche en profundidad
Hitchcock rubia

Así está mucho mejor.

Una breve caminata de Hitchcock por las calles de Nueva York, hizo que dos jóvenes estudiantes se tomaran un poco demasiado en serio a Nietzsche y se decidieran por estrangular a otro de sus amigos. Nietzsche, por su parte, rechazó tener cualquier tipo responsabilidad sobre los hechos y aseguró que demandaría a Hitchcock por difamación si no estuviera ocupado cumpliendo sentencia por asesinar a Dios.

La película que recoge los hechos transcurre en una única sala. Una vez que la cámara entra en ella, no se mueve de allí. El otro que no se mueve es el cadáver. Es posible que al cadáver le hubiese gustado moverse, aunque sólo fuera para saludar a toda su familia también presente en la dichosa sala, pero resulta que a pesar de estar muerto, se trataba de un joven muy quieto y obediente. Muy estudioso además, se pierde toda la fiesta por quedarse encerrado en un baúl de libros.

[editar] La ventana indiscreta

Hitchcock estaba dándole cuerda al reloj de pared en la casa de su amigo pianista, cuando el vecino voyeur del edificio de en frente que le observaba con sus binoculares sin prestar atención por donde caminaba, se cayó por la ventana y se fracturó la pierna. Luego del accidente, el muy degenerado del vecino (que ya no podía moverse de su silla) siguió espiando a sus otros vecinos, ahora a tiempo completo. No le importó que sea de mala educación inmiscuirse en las rencillas matrimoniales de los demás, sobre todo si éstas ya fueron solucionadas efectivamente con un simple serrucho. Justo castigo le propinó el del serrucho al quebrarle la otra pierna. Lamentablemente, también le quebró ambas piernas al camarógrafo, quien se vio obligado a filmar toda la película con el mismo campo visual limitado de su protagonista.

[editar] Con la muerte en los talones

O "Intrigas internacionales"

El perder el ómnibus hace que unos mafiosos se bajen en la parada equivocada, se confundan y tomen a un simple publicista por un espía de la CIA. Esto lo obliga a beberse una botella entera de Brandy para conducir con más prudencia hasta el edificio de las Naciones Unidas, el lugar más propicio para apuñalar a alguien a la vista de todo el mundo. Su situación se continúa deteriorando y ante la desesperación decide escaparse de la realidad imaginándose que es un piojo en la cabeza de uno de los presidentes gringos. Finalmente se ve obligado a acostarse con una rubia despampanante que apenas había conocido a bordo de un tren, para que alguien le crea que no ha perdido del todo la cordura.

[editar] Psicosis

Artículo principal: Psicosis (película)
Hitchcock Morena2

No diga que no le advertimos.

Tantas apariciones de Hitchcock en los incidentes anteriores, desconcertaron al pobre Norman Bates hasta que terminó por desquiciarse y dedicarse a matar rubias en la ducha. Otra de las causas de su locura fue la música producida por otro de sus inquilinos, un aprendiz de violinista en prácticas, cuyos sonidos chirriantes invitan hasta al hombre más pacífico a acuchillar a sus huéspedes por las noches.

[editar] Los pájaros

Su entrada a una tienda de pájaros acompañado de dos perros, causó tan gran revuelo que los pajaros salieron a atacar a la población entera de una villa vecina.

[editar] Marnie la ladrona

Hitchcock acude a una imprenta para que le hagan el cartel de su próximo estreno, allí conoce a una secretaria rubia llamada Marnie, a la que acosa y le produce un grave trastorno psicológico de terror hacia los hombres, el color rojo y el ansia por el dinero mal resguardado en cajas fuertes de poca seguridad. Pero Sean Connery acude presto al rescate y se casa con ella, a cambio de no obligarla a pasar 20 años de psicoterapia y visitas diarias de su madre.

[editar] El hombre que sabía demasiado

Después de ver un dvd pirata que le ha vendido un marroquí, el mismo cotilla de la ventana indiscreta descubre el argumento de la última película de Hitchcock antes de que esta se estrene, por lo que el director tiene que secuestrar a su hijo para evitar que lo revele. Al final, para poder recuperar al niño, el protagonista y su esposa tendrán que sabotear la banda sonora cantando una canción horrorosa y arrojando a un muerto sobre la orquesta. La esposa es rubia.

[editar] Buscando a Hitchcock

Inspirados en sus andanzas salió la serie de libros Buscando a Hitchcock. Otros pesonajes que hay que buscar:

Perfil Alfred Hitchcock

El perfil malo de Hitchcock.

  • La madre entrometida. Puede encontrarla junto a su hijo paranoico intentando convencerle de que nadie lo ha tomado por el hombre equivocado, o en su defecto, dentro de su cabeza instándole a acuchillar a la rubia tonta.
  • La rubia tonta. Se la puede encontrar cruzando al apartamento del vecino del serrucho a preguntar si tiene azúcar, hospedándose sola en el hotel del psicótico, cargando un canario en el medio de una jauría de cuervos enfurecidos o saltando de un campanario. Siga el rastro de sangre, suele ser la marca más clara de la falta de neuronas.
  • El hombre equivocado. No se haga, lector, sabemos que es usted, no crea que va engañarnos con su falsa identidad. No nos importa si no es igualito a Cary Grant, no vamos a dejar que se salga con la suya. Tiene suerte de que el anterior piloto haya estrellado nuestra avioneta; esta vez enviaremos a que lo persiga uno que sí haya aprobado el curso de aviación.
  • El voyeur. ¿Y usted qué mira? Si su madre entrometida aún no le ha dejado inválido de las tres piernas, acuéstese con la rubia tonta y déjenos tranquilos.
  • El McGuffin. Nos da igual que contenga ese microfilm, secretos de estado o dibujos animados, búsquelo rápido que si no nos quedamos sin argumento para el resto del libro.

Buscando a Hitchcock en películas de otros directores.

  • Adorador de Satanás, en El bebé de Rosemary de Roman Polanski
  • Aparece entre los monos de 2001: Odisea del espacio de Stanley Kubrick.
  • Hace de prostituta con delirium tremens en Danzad, malditos de Sidney Pollack
  • Hace de saco de boxeo en Toro salvaje de Martin Scorsese.
  • En la película de El Padrino II de Francis Chrysler Copula, celebra la comunión junto al hijo de Michael Corleone.

[editar] Otros cameos


Cervantes

Artículo destacado

Este artículo ha sido destacado en la Portada por decisión popular.

Los rumores sugieren que sus autores fueron instruidos
por el mismísimo Miguel de Cervantes.

Herramientas personales
Otros idiomas