FANDOM


Spencer ¡Atención!
Si eres miembro de la autoproclamada "alt-right", deberías pegarte un tiro, nazi de mierda te avisamos de que la lectura de este artículo puede ocasionarte ataques de rabia y llantos. Avisado quedas, como se te ocurra quejarte, acabarás igual que tu ídolo Richard Spencer.


Cita3Cucks!Cita4
Alt-right sobre la Inciclopedia.
Kekistan MAGA

Shadilay 👌

La alt-right o derecha alternativa (no confundir con CTRL+ALT+SUPR) es una ideología de extrema derecha cuyos orígenes se encuentran en los rincones más oscuros y pútridos de internet. Nació fruto de la mezcla de distintos grupos de peleles tales como los conspiranoicos antisemitas, ateos proselitistas, antiguos miembros del extinto Tea Party, televidentes de Fox News, fanboys de Jordan Peterson, librepensadores tercerposicionistas, "anarco"-capitalistas amantes de la libertad y de dictadores como Augusto Pinochet, incels, gamers antifeministas, otakus sin vida social, lolipedos de 4chan, devotos de la rana Pepe que ven vídeos de Sargon of Akkad, trumpofascistas, patriotas que aman a los Estados Unidos más que a sus propios países de origen, "tradicionalistas" que se creen cruzados y que defienden a Franco y Mussolini en Twitter, y trolls en general que, hartos de ser tratados de nazis por actuar y expresarse como los nazis, decidieron volverse nazis. En realidad no son más que la versión facha de los SJWs. Sí, la alt-right es el fascismo de toda la vida pero con un nombre más comercializable (de la misma forma que el "socialismo del siglo XXI" es solo una actualización del viejo comunismo).

CaracterísticasEditar

  • Son unos trolls: A diferencia de los ultraconservadores casposos clásicos como Federico Jiménez Losantos, que no ha tocado un ordenador en su vida, los alt-righters utilizan páginas como 4chan o Reddit para organizarse al más puro estilo Anonymous (cambiando las máscaras de V de Vendetta por esvásticas y camisetas de la rana Pepe). Se pasan el 99% de su tiempo en internet escribiendo comentarios racistas, antisemitas, sexistas, homofóbicos, etc. (tanto en Youtube como en Pornhub), o subiendo vídeos con títulos engañosos como "Milo Yiannopoulos DESTROZA a las feministas", "Jordan Peterson EXTINGUE la corrección política" o "Ben Shapiro DESTRUYE un castillo de arena que estuve todo el día construyendo". Y cuando salen al mundo real, generalmente es para hacer el ridículo o provocar asesinatos en masa.
  • Muchos de ellos son ateos: Sin embargo veneran con fanatismo a dioses paganos como Trump, Hitler, Odín o Kek, y se disfrazan de templarios para defender los valores judeocristianos de la civilización occidental frente a la amenaza de malignos musulmanes sedientos de sangre europea.
  • Afirman que el holocausto es mentira: Al parecer, todo se trata de una conspiración judeomasónica marxista, o alguna otra gilipollez por el estilo, con el fin de difamar el buen nombre de Hitler (¿o es que acaso los nazis eran personas violentas?). Sin embargo, el holodomor sí ocurrió y mató a veinte gugoles de ucranianos.

Cosas que odianEditar

Alt Right 2

Típico panfleto de propaganda gay alt-right.

  • Odian lo políticamente correcto: La corrección política es una artimaña de Bernie Sanders y sus lacayos marxistas con el fin de someter al hombre blanco heterosexual ante las minorías. Lo correcto para los alt-right es llamar a los negros negratas, a los mexicanos panchitos/espaldas mojadas y a los gays maricones.
  • Odian a los (((judíos))): A diferencia de los neoconservadores de la administración Bush, quienes se llevaban bastante bien con los judíos, los alt-righters odian a los semitas por alguna razón que nadie ha llegado a comprender. Hay quien dice que es porque dominan el mundo desde las sombras rollo Illuminati y como los alt-right son unos rebeldes quieren acabar con su maligno gobierno para colocar a alguien mejor: Donald Trump, famoso por ser una persona realmente competente. Ya verás tú qué risa cuando descubran que el yerno de Trump es judío y que el mismo Trump hace buenas migas con los sionistas.
  • Odian a los musulmanes: Que odien a los judíos no quiere decir que no odien también a los árabes. Según ellos, todos los mil trescientos millones de musulmanes que hay en la Tierra son terroristas y los refugiados sirios no son más que invasores encubiertos, no como los estadounidenses, pueblo famoso por ser uno de los más pacíficos de la historia.
  • Odian a los negros: Según la alt-right, los morenos son una raza inferior. Los únicos que se salvan son Kawoen Ji-Tlerr y este tipoGilipollas
  • Odian a los latinoamericanos: Al parecer quieren robar los trabajos a los estadounidenses, cosa bastante rara porque no hay ningún estadounidense que trabaje diecisiete horas en un taller ilegal. Ni siquiera los neonazis chilenos ni los panistas mexicanos se libran del odio de los miembros de la alt-right.
  • Odian a los izquierdistas: Da igual que sean comunistas, socialistas, anarquistas, nihilistas o incluso simples progresistas. Resumiendo, que odian todo lo que termina en -ista (menos racista, fascista y supremacista).
  • Odian a los homosexuales: Los alt-right acusan a los homosexuales de llenar el mundo de ropa ajustada y videoclips de Village People. La homosexualidad es un vicio de la sociedad moderna, la cual ha sido pervertida por los judeomarxistas posmodernistas, pues los antiguos griegos ni la conocían.
  • Te odian a ti: Inciclopedia es una web escrita en español, lengua que según The Donald es propia de violadores y narcos. En el caso de que seas un hombre blanco heterosexual cisgénero te siguen odiando porque recordemos que Inciclopedia se encuentra en Wikia, plataforma creada por Jimmy Wales y sus esbirros para imponer el marxismo cultural.
  • ¿Y los masones? Pues al parecer los miembros de la alt-right no tienen ningún problema con la Francmasonería, cosa de extrañar puesto que los fascistas del siglo pasado siempre le echaban la culpa de cualquier cosa esta sociedad secreta. Tal vez se deba a que tanto los masones como la alt-right compartan elementos sectarios. Debido a esto, los miembros de la masonería han lanzado el lema #TenemosDerechoASerOdiados con el objetivo de los neonazis estos también les odien.

El genocidio blanco: la teoría conspirativa alt-rightEditar

Trumponazi

Resultado de mezclar la alt-right con el vaporwave.

Según la derecha alternativa, todo lo que odian, desde los judíos hasta el movimiento de corrección política forma parte de una compleja teoría de la conspiración la cual se puede resumir en:

  1. Todos los no blancos, al igual que las mujeres, son seres inferiores con una inteligencia subnormal
  2. Sin embargo existe una excepción: los judíos. Según estos individuos, los judíos son inteligentes pero malvados y son ellos quienes manejan a las otras razas puesto que las universidades son manejadas por maquiavélicos judíos de nariz prominenteJudíoestereotipado y aprovechan estas instituciones para imponer sus teorías de corrección política.
  3. Según Jordan Peterson (personaje que no es alt-righter sino simplemente oligofrénico disfuncional), las teorías de la corrección política están vinculadas con el neomarxismo posmoderno. De esta forma, los maquiavélicos judíos imponen el marxismo en los campus, con el siniestro fin de convertirnos en diabólicos camaraduchos chavistas bolivarianos.
  4. Una de las razones por la cual los miembros de la alt-right odian a los latinoamericanos, a los moros y a los negros es porque son unos malvados violadores que vienen a robarles sus mujeres y novias que siguiendo la lógica alt-right, son propiedad del hombre blanco. Son embargo, los malignos judíos han establecido el feminismo con el objetivo de dejar a los blancos sin mujeres.
  5. Los diabólicos sionistas de los campus también son los responsables de la creación de la homosexualidad (El que los judíos ultraordoxos odien a los gais tanto como los musulmanes no tienen nada que ver). De esta forma pretenden convertir a todos los blancos en gais y de esta forma impedir que se reproduzcan.
  6. Por otra parte, los malvados sionistas traman destruir a aún más blancos mediante las vacunas, creadas para convertir a los niños occidentales en autistas.

Esta teoría se puede resumir en que los malvados judíos planean utilizar a las demás razas para aterrorizar al hombre blanco, convertir a un amplio número de occidentales en homosexuales, dar libertad a las mujeres, imponer el marxismo y usar las vacunas con único objetivo: Destruir la sociedad occidental ¡¡¡MWUAJAJAJAJAJAJAJAJAJA!!!.

Argumentos alt-rightEditar

Alt-Right Gay

Típica familia alt-right.

  • Todos los moros son malos, a menos que jueguen en el Real Madrid, claro está...
  • ¡Los romanos eran todos blancos! ¡Aunque la mitad viniesen del sur de Europa o del norte de África!
  • Franco no era malo porque no mató a tanta gente como Hitler. Por consiguiente si yo cojo un cuchillo y mato a un judío no soy malvado porque todavía me faltan 5.999.999 judíos para llegar al nivel de Hitler.
  • Cuando más al norte está uno, más blanco se es. En Argentina y Australia deben ser negrísmos y ni hablar de la Antártida.
  • ¿Guatemala es una provincia de México, no?
  • ¡Los transexuales se someten a dolorosas y carísimas operaciones solamente porque son unos pervertidos que quieren entrar en el baño de mujeres!

"Cultura" alt-rightEditar

Alt-right

No hay mujeres en la alt-right, solo figuras de cera.

Los alt-righters son la última línea de defensa de la cultura blanca y occidental, como lo demuestra su amor por el hentai anime. También son de visión obligada series de animación "para adultos"[cita requerida] como South Park (el cerebro de un alt-righter termina de desarrollarse a los 12 años) y, sobre todo, Rick y Morty (a pesar de que su creador es un judío feminista ultraizquierdista).

Musicalmente les gusta presumir su supuesto gusto por compositores alemanes como Wagner y Beethoven, cuando en realidad solo escuchan vaporwave. El vaporwave es su género predilecto ya que reemplaza las guitarras y la percusión (música negra) por los sintetizadores. Del vaporwave surgió el denominado fashwave, que es la misma mierda pero con estética fascista en neón y colores pastel a lo Miami Vice. Da igual que el vaporwave haya sido creado por artistas de izquierda como una crítica al capitalismo y la sociedad de consumo y popularizado por una mujer transgénero.

Por último cabe destacar que el movimiento está enraizado como garrapata en la subcultura gamer, cosa que no es de sorprender ya que ambos grupos están compuestos en un 90% por pubertos vírgenes misóginos e incel que creen que eructar insultos racistas en el micrófono es ser contracultural. La mayor infiltración alt-right sin embargo se produjo después del denominado Gamergate, cuando (según ellos) Anita Sarkeesian amenazó con requisar y destruir todos los videojuegos en existencia, excepto aquellos que mostraran a personajes femeninos que no fueran un culo y un par de tetas con dos líneas de diálogo.

Tanto los alt-right como ciertos grupos dentro de los gamergaters creen que la industria está bajo el control de judíos feministas marxistas culturales posmodernos que promueven una agenda antiblanca mostrando injustamente a los nazis como los malos, por lo que han decidido llevar a juicio a las principales empresas de videojuegos.

HimnoEditar

Shadilay - PEPE

Shadilay - PEPE

Himno de la alt-right. Nada que enviadar al Cara al sol o al Horst-Wessel-Lied.

Al igual que sus ídolos fascistas, los nerds de la alt-right necesitaban un himno. Fue así como estos individuos, lejos de componer su propia canción (cosa que les daba mucha pereza) robaron la canción Shaliday del grupo hortera italiano P.E.P.E. (¿casualidad?).

¿Qué es Kekistán?Editar

Como el nivel de seriedad de los pubertos oligofrénicos que forman parte del movimiento deja bastante que desear, han decidido crear un Estado cutre y ficticio llamado Kekistán. Deriva de "kek", que significa "lol" tanto en World of Warcraft como en 4chan, y que también es el nombre del dios egipcio de la oscuridad, el cual tenía cabeza de rana. Los tontainas estos han elaborado su propia bandera (plagio de la bandera de la República Popular Tecnocrática de Vinnland, creada por la banda de metal gótico Type O Negative, cuyo vocalista, Peter Steele, era socialista) y su propia cultura basura, en un intento desesperado de clasificarse a sí mismos como una etnia perseguida y en estado vulnerable (ojalá así fuera).

¿Qué es eso de cucks?Editar

"Cuck" (cornudo en inglés) es el "insulto" preferido de estos especímenes. A pesar de que 9 de cada 10 alt-rights son incels incapaces de seducir siquiera a su propia mano, se ven a sí mismos como machos alfa en una relación marital monógama con su patria, mientras que los SJWs, liberales, feministas, izquierdistas... y en general cualquier grupo de personas que no sean neonazis con tendencias sociópatas, son unos cucks que dejan que los inmigrantes, cuales motumbos, ultrajen salvajemente a sus esposas-países mientras ellos miran impotentes y maniatados por la corrección política.

Como este término está tan trillado, algunos alt-right prefieren usar sinónimos como "beta", "nu-male" o "soy boy", este último basado en la muy científica creencia teoría de que la leche de soja es alta en estrógeno, emascula a los hombres y les hace crecer tetas. Y es que no hay nada más de macho que estar obsesionado con la masculinidad de otros hombres.

Simbología (no tan) secretaEditar

A todos estos grupos les fascina el rollo Illuminati-Sectario, razón por la cual han desarrollado una serie de símbolos secretos (que ya dejaron de serlo), y bastantes estúpidos por cierto, para expresar su subnormalidad ideología. Los más importantes son el 👌 (el cual pretenden convertir en la versión cutre del saludo nazi), y el (((triple paréntesis))) para designar que (((algo))) o (((alguien))) es de origen (((judío))), pero como nos da pereza ponerlos aquí todos, mejor que lo expliquen (((estos de aquí))).

Red pillEditar

Cita3Basado y redpilleado.Cita4
Alt-right sobre sí mismo tras tomar la píldora roja y unirse al rebaño de "librepensadores".
Bloqueado

Todos los inciclopedistas están redpilleados.

La red pill o "píldora roja" es otro concepto que los seguidores de la alt-right robaron de la cultura popular, en este caso de la película Matrix. Por si eres parte del 1% de la población mundial que no está familiarizado con la trama, es simple: la píldora roja, al ser consumida, permite ver el mundo real tal y como es (es decir, una farsa controlada por los judíos las máquinas), mientras que la píldora azul representa a los borreguitos conformistas que aún no han abierto los ojos. Como van de rebeldes antisistema (a pesar de defender ideas que ya eran retrógradas hace 70 años), los alt-rights se ven a sí mismos como Neonazis después de tomar la píldora roja, en este caso representada por algún meme posteado en /pol/, un vídeo de Dalas Review, un episodio de South Park o una paja mental producto de haber sido friendzonado por enésima vez, que hace que de repente todo tenga sentido. A este momento trascendental en el que un cuck/normie pasa a ser un friki nazi de mierda basado se le denomina redpillearse.

Irónicamente, en la película es un negro el que le ofrece la píldora a Neo, la escena pretende concientizar a la audiencia acerca de los fallos del sistema heteropatriarcal y capitalista, y la píldora en sí es una metáfora visual inspirada en los medicamentos usados en los tratamientos de cambio de sexo (por algo los (((hermanos Wachowski))) ahora son hermanas).

Y no, no tiene nada que ver con el disco Red Pill Blues de Maroon 5 que también es una mierda.

¿Y qué demonios hace Nietzsche aquí?Editar

Nietzsche187a

Por culpa de estos dementes, este bigotón terminó apareciendo aquí aunque realmente no debería. ¿Acaso su mala suerte jamás terminará?

Justo cuando pensábamos que los existencialistas finalmente lograron rescatarlo de la malvada hermana que vendió su filosofía a los nazis, nos encontramos con que ahora los de la alt-right lo hicieron su filósofo favorito, aunque no lo hayan leído (para ser justos la mayoría de los izquierdistas tampoco leen a Marx así que esto queda en empate). Los fans de la alt-right se centran bastante en los aspectos oscuros, tenebrosos y controvertibles (aunque ciertos) de su filosofía, como el desprecio a las ideas de cinco miran y uno trabaja, que lo haga otro, que se quede sin hacer, a la ahí se va, la compasión desmedida, el asistencialismo, el aprecio a la debilidad y más cosas por el estilo, calificándolas como moral de esclavos cristiana. Entonces, distorsionando su filosofía, consideran al Superhombre como el dictador perfecto o por lo menos un Macho. Por supuesto que el bigotón realmente odiaba los nacionalismos, racismos y locuras similares por considerarlos estúpidos e ilógicos, pero a ellos no les importa. Así que ahora a muchas personas, comenzando con los hipsters, les da miedo y está mal visto ir por ahí con uno de sus libros en las universidades públicas (testimonio real).

¿Y qué tienen que ver los otakus con todo esto?Editar

Artículo principal: Netto-uyoku
Netto-uyoku

Recopilación de fan arts horrendos de Donald Trump creados por otakus locos.

A los fachas clásicos eso del anime les parece un invento de los orientales para convertir a los occidentales en homosexuales. Pero para la nueva generación de fascistas, el anime es sagrado. Recordemos que allá por Asia, lo más parecido que tienen a los nazis son los japoneses seguidores de Hirohito famosos por sus muestras de aprecio y tolerancia a los chinos, así como los fans de Yukio Mishima (sí, era gay el tipo pero ese detalle parece no importarles). De esta forma, varios grupos de neonazis japoneses crearon el Netto-uyoku, que viene a ser algo así como la mezcla de lolicon con cossas nassis. En occidente tuvo un gran éxito y como resultado tenemos al internet plagado.

CharlottesvilleEditar

Charlottesville

CHECK OUT THESE QUADS.

El 12 de agosto de 2017, unos alt-righters se pusieron de acuerdo para salir de sus habitaciones apestosas a vinagre y Doritos para reunirse en la ciudad de Charlottesville, Virginia. Allí, vistiendo camisas blancas, pantalones caqui y gorras de Make America Great Again (el uniforme oficial de los blancos) y empuñando antorchas tiki hawaianas, se pusieron a gritar cosas como "Heil Trump", "los judíos no nos reemplazarán", "sangre y suelo" y otros eslóganes para nada nazis. Por otro lado, un grupo de cucks se reunieron para protestar pacíficamente contra semejante despliegue de imbecilidad fascismo.

La cosa es que uno de los nazis que asistió al evento pensó que estaba todavía en casa jugando al GTA y arrolló a los antifascistas con su auto, matando a una mujer (que, según la alt-right, murió de causas naturales).

Los republicanos se distanciaron rápidamente del incidente y acusaron a los alt-righters de ser terroristas de izquierda (porque "Heil Trump" aparentemente significa "muerte a Trump"). Mientras tanto, el susodicho "presidente" Trump se demoró dos días en "condenar" los sucesos, pero acusando a ambos bandos de haber actuado violentamente (bueno, la mujer sí abolló el auto del nazi con su cuerpo mientras era atropellada y eso en Estados Unidos es tanto o más grave que asesinar a alguien) y asegurando que no todos los nazis que asistieron a la marcha eran malas personas. #NoTodosLosNazis.

Un par de días después, unos miembros de Estado Islámico también convirtieron un auto en un arma de destrucción masiva en Cataluña, pero en este caso Trump no se tardó ni una milésima de segundo en condenar el atentado a través de Twitter mientras cagaba en su inodoro de oro, acusando a todos los musulmanes de ser terroristas mexicanos comunistas de la Mara Salvatrucha o algo así.

EnemigosEditar

Como todo movimiento fascista que se precie, la alt-right también tiene sus propios chivos expiatorios/némesis que le han impedido (por el momento) dominar el mundo. Pero, aparte de los judíos, los musulmanes, los negros, los latinos, la comunidad LGBTQIASDF+, las mujeres, los liberales y la gente normal, ¿quién podría odiar a la alt-right?

Pues si Hitler tenía a los judíos, Pinochet a los marxistas, Perón a los gorilas, Franco a los masones, Inciclopedia a Wikia y Mussolini a los alimentos bajos en grasas, la alt-right tiene como enemigos a:

  • George Soros: Multimillonario de origen judío húngaro, la mente maestra tras el globalismo y la destrucción de la cultura blanca occidental. Según la alt-right, Soros financia al Partido Demócrata, a Black Lives Matters, a Antifa, a los SJWs y a los medios de comunicación liberales para que transmitan propaganda anti-Trump las 24 horas del día. También lo acusan de ser comunista (a pesar de que desde finales de los años 1980 ayudó a joder a Rusia introducir el capitalismo en los países del antiguo bloque soviético), de haber sido miembro de las Waffle-SS (a pesar de que es judío y de que tenía apenas 14 años cuando los nazis invadieron su país natal) y básicamente de todo lo malo que le pase a Trump/Putin/Orbán/Duterte/Bolsonaro.
  • Antifa: Según Fox News y el Pentágono, Antifa™ es el brazo armado del Partido Demócrata y una peligrosa organización terrorista (peor que Estado Islámico o el Ku Klux Klan) responsable del asesinato de centenares de vitrinas y basureros y de haber golpeado a innumerables nazis inocentes. Los súper-soldados de Antifa™ visten completamente de negro, usan capuchas como los ninjas y se cree que son financiados por George Soros (porque todos aman a Trump y cualquiera que se le oponga debe ser un actor pagado). Entre las víctimas famosas de Antifa™ se encuentran Adolf Hitler (le hicieron bullying hasta llevarlo al suicidio), Benito Mussolini, Luis Carrero Blanco (el primer astronauta español) y la mandíbula de Richard Spencer.

Alt-rights famososEditar

Spencer

Richard Spencer en su mejor momento.

  • Richard Spencer: El principal rostro del movimiento. Básicamente es el hijo del nazi que aparecía en los Blues Brothers, y al igual que su padre, sufrió un destino horrible... bueno, por desgracia no acabó cayendo por un precipicio, sino que simplemente fue golpeado por uno que pasaba por allí (mientras mostraba su pin de la rana Pepe). También cabe destacar su peinado, que se parece al emoji 💩.
  • Donald Trump: Rey de la derecha alternativa americana, líder espiritual de los cabezacono, mogul del tinte naranja y muchos otros títulos que no recuerdo.
  • Steve Bannon: Tumor antropomorfo, el Joseph Goebbels moderno. Pasó de ser editor de Breitbart (uno de los principales medios de "información" alt-right junto con The Daily Stormer e Infowars) a convertirse en el cerebro de Donald Trump cuando los asesores de Trump se dieron cuenta de que le hacía falta uno. Odia a la élite de Wall Street por estar llena de judíos enriquecerse a costa del gringo promedio, lo que explica por qué terminó trabajando para el multimillonario más poderoso del mundo. Lo despidieron por pensar demasiado en cómo exterminar a los judíos.
  • Santigo Abascal: Versión española, barbuda y cutre de Trump. Líder de VOX, sus principales propuestas son las de construir un muro en Melilla (Aunque ya haya uno) y mandarte a la cárcel por insultar al rey
  • Marine Le Pen: Versión femenina y francesa de Trump, hija del vejete que decía que en Francia hay demasiados negros. Entre sus diabólicos planes se encuentra echar a todos los argelinos de Francia (Zinedine Zidane incluido, por haber jugado en el Real Madrid y no en el PSG) o construir un muro en la frontera con Andorra.
  • Boris Johnson: Copia barata e inglesa de Trump, con un pelo incluso más espantoso que el del original, famoso en todo el mundo por ser promotor del Brexit.
Alt Right freaks

En esta foto podemos ver a algunos especímenes de la alt-right.

  • Jair Bolsonaro: Otro clon de The Donald, pero brasileño. Es la prueba definitiva de que no es necesario ser gringo, europeo o siquiera blanco para ser alt-right. Homófobo, racista, misógino, quiere implantar una dictadura militar y asesinar a sus rivales políticos... pero como promueve el libre mercado, Estados Unidos no lo ha incluido en el Eje del Mal.
  • Milo Yiannopoulos: Homosexual, homófobo, judío y nazi a la vez, ¿qué más se puede pedir?
  • Stefan Molyneux: Un calvito machista y racista canadiense que se las da de filósofo y que solo sabe repetir "NOT AN ARGUMENT" cuando no tiene argumentos para debatir.
  • Jordan Peterson: Otro pseudointelectual canuck, amante de las langostas, enemigo de los dragones, las mujeres y los transexuales, y que funciona como una suerte de Daddy Dom para pelmazos que piensan que limpiar su cuarto es un acto revolucionario. Se dedica a escribir libros de autoayuda disfrazados de ensayos ético-filosófico-psicoanalítico-mitopoyéticos y a grabar videos de una hora que parecen los desvaríos de un Carl Gustav Jung adicto a la cocaína después de haber visto una temporada completa de Game of Thrones (pero créanme, es más aburrido de lo que suena).
  • Ben Garrison: Caricaturista libertariano y conspiranoico que se volvió famoso luego de que los trolls de 4chan photoshopearan sus horrendas caricaturas y las convirtieran en propaganda nazi. Ahora se dedica literalmente a producir propaganda alt-right, dibujando a Trump como si fuera el hermano guapo de Robert Redford y a los demócratas (y a cualquiera que no le bese el culo a Trump) como unos globalistas marxistas desquiciados de rasgos hebreos.
445

Una imagen (censurada, gracias a Dios) vale más que mil palabras.

  • Gavin McInnes: Nacionalista blanco y un hijo de puta insufrible, fundador de dos de las peores aberraciones de la sociedad contemporánea: VICE (algo así como CNN para hipsters) y los Proud Boys (algo así como las Juventudes Hitlerianas para incels hipsters). Una vez se sacó un consolador del culo en cámara.
  • JonTron: Youtuber gordo que se gana la vida jugando videojuegos añejos y gritando palabrotas. Se volvió alt-right debido a su odio hacia los inmigrantes (como su padre iraní y su madre húngara) y para hacerse popular como PewDiePie.
  • The Golden One: YouTuber y culturista sueco, obsesionado con que las hordas de negros sedientos de sangre van a invadir su país para violar a sus múltiples novias. La verdad es que es un poco sospechoso cuando un canal de culturismo sube un vídeo sobre conspiraciones de los judíos.

Alt-rights en países de habla hispanaEditar

  • Chile: Mira tú por donde, en Chile ya existían alt-rights antes de que se pusiesen de moda en Estados Unidos. Efectivamente, estamos hablando del neonazi chileno, una especie endémica del país y defensora de la raza aria shilena. Sus argumentos se limitan a alabar a Pinochet y hacer chistes de helicópteros.
  • España: Este país de los pocos en Europa que se ha librado de la proliferación de la derecha alternativa puesto que en España lo que realmente gusta a los fachas es el franquismo rancio de Intereconomía, que pese a tener bastantes puntos en común con la alt-right, son distintos. Eso no impide que algunos grupos hayan surgido, como es el caso de VOX, unos derechistas a quienes el PP les parece un partido de izquierdas o Alerta Digital, un medio de descomunicación famoso por su escasa ética periodística.
  • México: En la tierra del chile y los nopales existen varios miembros, pero no porque se subieran al tren de la alt-right, sino porque simplemente sus ideas y modos encajan en este movimiento por casualidad a pesar de ser los derechistas de toda la vida como Leonardo Curzio, Sergio Sarmiento, Carlos Alazraki, y Luis Pazos. Niegan estar en el movimiento pero siguen sus ideas y modos de todas formas. Ahora que México se convirtió al comunismo con el triunfo de López Obrador, su futuro se ha vuelto incierto.

Diferencias entre la alt-right y los SJW/Chairos/Mamertos/TroskosEditar

Alt-Right vs SJW

Lugares donde encontrar alt-rightsEditar

🐸 Make (((Inciclopedia))) Great Again 👌Editar

Enlaces externosEditar


Incicito ESTE ARTÍCULO ESTÁ NOMINADO PARA QUEDAR ENTRE LOS DESTACADOS.

¿No es genial? ¡Una sonrisa y prepárate, porque si gana,
podrás verlo en la Portada! (algún día)...
Incicito ¡Este artículo está nominado para ser destacado! - Si gana, ¡podrás verlo en la Portada!