Anglofobia

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Cita3.pngPero si hasta yo me doy asco a mí mismo y eso que no soy inglésCita4.png
Oscar Wilde después de una sesión de depravado sexo victoriano
Cita3.png¿Quién es Cervantes y por qué debería interesarmeCita4.png
William Shakespeare demostrando su ultra chovinismo
Cita3.pngLos franceses son más listos de lo que parecen y los españoles parecen más listos de lo que sonCita4.png
Francisco Tocino provocando anglofobia en sus lectores españoles
Cita3.pngCuando quiero acojonar a mis caballos les hablo en inglésCita4.png
Carlos I de España, V de Alemania, VIII de Sicilia y II de Etcétera
Cita3.pngEllos nos quitaron las Malvinas, pero nosotros les metimos la mano de Dios por el ortoCita4.png
Argentino refiriéndose a Maradona
Cita3.pngNadie odia más a los ingleses que los que somos de Irlanda. El hecho de que en este artículo falte una sección mencionándolo es un insulto insoportableCita4.png
Cita3.pngY pensar que de los nuestros un manco, cojo y tuerto les pateó el culo a esos gilipollas en Cartagena de IndiasCita4.png
Español refiriéndose a Blas de Lezo
Cita3.pngWe are the champions, my friend!Cita4.png
Maradona celebrando la victoria contra Inglaterra.

Anglofobia[1] es un término inventado como intento de resumir en una sola palabra todo el odio y terror que producen los ingleses al resto de los seres humanos. Existen múltiples justificaciones dadas para explicar este comportamiento irracional, empezando por un supuesto horrible acento al intentar hablar otras lenguas, un sucedáneo de alimento llamado comida inglesa, una manía insidiosa de conducir por la izquierda, el cricket , sus bizarros sistema de medidas y pesas que nadie comprende o el estrambótico baile llamado Morris dancing.

Morris dancing.jpg

Ingleses bailando el Morris dancing. ¿A qué dan ganas de meterles una paliza?

[editar] Historia

Littlebritain.jpg

Pasar media hora en un pub lleno de ingleses puede producir cambios irreversibles en el ADN.

Al principio Inglaterra no estaba poblada de humanos. De eso hace más de diez mil años, y fue la última vez en la que nadie odió a sus habitantes. Años más tarde, las legiones romanas de Julio César al llegar a las islas británicas se prepararon para la lucha, habían oído historias sobre unos guerreros legendarios que salían de la niebla como lobos hambrientos. Nada más situarse en el campo de batalla los dos ejércitos, un espontáneo salto al terreno desnudo. Escrito sobre su cuerpo con carbón un mensaje bastante claro y conciso: "Suck this gladius, Julius" con una flecha señalando sus partes nobles. Los ingleses estallaron en una risotada atronadora. Indignado el César demandó explicaciones por ese comportamiento alejado de las normas bélicas. Se acercó un nativo gordo y al llegar a la altura del general romano, comenzó a palmearle la calva de forma repetitiva. Los soldados ingleses acabaron rodando por el suelo. Los romanos no pudieron hacer otra cosa que sacarse los cascos, rascarse las cabezas, ponerse el casco otra vez y avanzar contra los bárbaros hooligans, el streaker anónimo y el humorista local.

[editar] Origen del término

La palabra anglofobia fue inventada en el siglo XVIII en Estados Unidos. Y tuvo su primera aparición escrita en una carta enviada por Thomas Jefferson a James Madison fechada el 13 de Mayo de 1793.

Cita1.pngSaludos camarada revolucionario, mi mujer te manda una tarta de manzana y un beso. A lo que iba, hoy he estado en el Congreso. Menudo follón. Tres congresistas se pusieron a gritar "¡Muerte a los ingleses!" y otras tonterías como "¡Inglés quemado vale por dos!". Sospecho que la anglofobia ha entrado de lleno en nuestro parlamento. He estado departiendo con Franklin sobre el asunto y me dijo que no le molestara que estaba jugando con una cometa. Cuando le pregunté si la seda tan fina que había utilizado para construirlo provenía de Inglaterra agarró un bastón y me persiguió por toda su plantación de algodón. Menos mal que unos negros acudieron en mi ayuda e inmovilizaron al amo para que yo pudiera huir. Me pregunto si deberíamos permitir que se sentaran en la parte de adelante de los trenes. Volviendo al tema, ¿crees que deberíamos hacer algo para frenar esta ola de xenofobia contra los ingleses? No hace falta que te recuerde que muchos de nosotros tenemos ascendencia inglesa y tememos por nuestras vidasCita2.png

En otras culturas también encontramos términos de parecido significado. Así ocurre con los gabachos, ellos para ser más modernos discurrieron el concepto de "la perfide Albion" (la pérfida Albión) usada por Augustin Louis Marie de Ximénèz en un precioso poema escrito en 1793 donde conminaba a una guerra sin cuartel contra Inglaterra en los mares, a la violación de sus mujeres en los mares y al asesinato sin piedad de su ganado en los mares.

Con la transformación del Reino Unido en un imperio en ultramar, exportaron su área de influencia a otras naciones y con ello permitieron a más personas poder disfrutar de la anglofobia.

[editar] Razones

Cierto es que los ingleses nos han dado muchas cosas buenas como a los Monty Python, el cinturón de seguridad, la aspiradora, el mortero de cemento Pórtland, el extintor, el Internet, el cálculo diferencial e innumerables cosas útiles. Pero en un juicio objetivo no parecen razones suficientes como para que la balanza se equilibre a su favor.

[editar] Sus turistas

Los turistas ingleses son como las plagas bárbaras que asolaron el Imperio Romano a finales del siglo V. Bajan del norte con sus familias, y en ocasiones con sus vehículos con el volante colocado a la derecha, buscando el sol y la playa. Como entonces, las poblaciones locales del Mediterráneo se preparan acopiando cantidades enormes de cerveza para evitar que se agote y pueda producir una histeria colectiva entre los ingleses, como ya ocurrió en Malta en 1997[2].

[editar] Sus deportes

  • Cricket: Deporte parecido al beisbol pero en el que el atacante tiene que derribar unos palos y el defensor impedirlo. Fíjese si les gusta que pueden llegar a jugar cinco días seguidos con sesiones diarias de seis horas. Por supuesto, cualquier intento por parte de una persona no inglesa de entenderlo o practicarlo conducirá irremediablemente a una anglofobia aguda.
  • Crocket: El crocket consiste en pasar una pelota a través de un aros clavados en el suelo usando una especie de martillo alargado. Sobra cualquier comentario.
  • La caza del zorro: Los ingleses tienen un deporte muy curioso consistente en soltar cuatrocientos sabuesos detrás de un único zorro mientras montan a caballo. Lo bueno es que es casi imposible perder. Tras capturarlo suelen usar la sangre del animal para bautizar a los novatos del grupo. Tony Blair prohibió esta práctica pero el príncipe Carlos sigue participando en la caza del zorro usando a un criado disfrazado de este animalito.
  • Hooliganismo: Deporte consistente en que si tu equipo pierde debes partirle la cabeza a los aficionados del equipo contrario. Si tu equipo gana debes partirle la cabeza a los aficionados del equipo contrario y a los jugadores del tu equipo.
  • Queso rodando por una colina mientras unos ingleses se arrojan tras ella con consecuencias desastrosas, como fracturas craneoencefálicas, dislocaciones de clavículas y demás fisuras: Uno de los deportes más antiguos, se inventó un día que John Smith estaba de picnic en la loma de la colina con su esposa. Arrojó un queso con la vana esperanza de que ella se lanzara a por él y se partiera el cuello. En vez de eso, se inventó otro deporte que jamás será olímpico. Sin embargo todos los años repiten la noticia en el telediario y tiene que aguantar cinco minutos de reportaje.
  • Quidditch: Extraño deporte que los ingleses juegan sobre escobas que vuelan, pelotas que dan vueltas por el aire y aros enormes donde meterlas. No está muy claro quién es el que gana, salvo que se llame Harry Potter.
  • Rugby Se juega con dos mil quince jugadores por equipo y tratan de manocearse como perras en celo cruzar una línea con la pelota para anotar. La pelota tiene la singular catacterística de ser ovalada y no redonda ¡vaya que son subnormales estos ingleses!, como es habitual.

[editar] Por países

La lista es incompleta ya que habría que incluir cada uno de los países reconocidos por la ONU y aquellos que reconoce Rusia de forma unilateral.

[editar] Canadá

Si en alguna ocasión, alguien se imaginó que pasaría si mezclásemos en un mismo país a los franceses y a los ingleses, no hace falta que se imagine nada, ya pasó y se llama Canadá. De momento la parte francófona ha intentado separarse de la anglófona, pero sin resultados.

[editar] España

Camila Carlos.jpg

Carlos de Inglaterra quiso ser el tampón de Camilla Parker. ¿A usted también le ha recorrido un escalofrío?

Desde la rivalidad entre España y el Reino Unido por hacerse con los mares existe un odio mutuo difícilmente camuflable. La historiografía acepta unánimemente que la relación de odio nació con el rey Felipe II. A éste se le metió en la cabeza enviar su La Armada Invencible contra los anglicanos por reírse de sus medias y de su forma ridícula de caminar. Pero una tormenta y la habilidad de Sir Francis Drake fue suficiente para frenar esas ansias pazguatas de conquista. A esto hay que sumarle los actos de piratería en alta mar en la que los corsarios les robaban el oro y la plata que con tanto trabajo los españoles les robaban, a su vez, a los americanos.Y además traicionando y aprovechandose de la guerra robaron Gibraltar

[editar] Francia

Francia es el país continental europeo situado a menor distancia de Inglaterra. Usted no tiene ni idea de lo que es ser un gourmet francés y tener que soportar los vapores del roast beef que le llegan desde la costa inglesa cuando el viento viene del oeste. Eso hace imposible el poder disfrutar de una buena comida. Si le sumamos a esto cierta guerra que duró más de lo previsto es fácil comprender porque se tienen anglofobia y francofobia recíprocamente.

[editar] Estados Unidos

Una regla no escrita, ni aceptada por nadie serio, dice que si un inglés discute con un gringo, la probabilidad de que el gringo saque a relucir el vergonzoso hecho de que ellos les salvaron el culo a los ingleses durante la segunda guerra mundial tiende a infinito.

[editar] Australia

Es algo bastante obvio que los australianos odien a los ingleses. Sólo poneos a pensar en lo cabreados que deben estar sabiendo que su país era originalmente una prisión creada por los ingleses para encerrar a sus criminales. Lo más curioso de todo es que los propios criminales terminaron siendo mejores personas que los cerdos ingleses. Aún a pesar de eso mantienen la actitud inglesa de nunca perdonar ni olvidar, por lo que han preparado especialmente un ejército de canguros para atacar Inglaterra si algún día encuentran la forma de enseñarles a nadar.

[editar] Notas

  1. No confundir con la Anglofilia, el amor exacerbado que se tienen a sí mismos los ingleses.
  2. Durante ese verano, los malteses tuvieron que protegerse en los múltiples castillos que se asientan en la isla a la espera de que la OTAN enviase ayuda para romper el asedio al que fueron sometidos por los turistas ingleses.

[editar] Enlaces


Thatsracist.gif Inciclopedia: Su guía completa para la discriminación

Anglofobia - Antisemitismo - Discriminación positiva
Eugenesia - Feminismo - Gordismo - Homofobia - Machismo - Racismo

Mr. Bean.jpg
Artículo del Reino Unido Destacado
Herramientas personales