Antisemitismo

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Cita3Quizás quiso decir: 4chanCita4
Google sobre el antisemitismo
Cita3Quizás quiso decir: Encyclopedia DramaticaCita4
Google sobre el antisemitismo
Braveheart

¡Los judíos tienen la culpa de todas las guerras! ¡Y de todos mis éxitos de taquilla!

El antisemitismo es un conjunto de ideas y actitudes que denuncian todos los males que han causado los judíos a lo largo de la historia y buscan castigarlos. Muchos lo niegan y de hecho intentan ocultar la cruda verdad pero entre sus mas férreos seguidores se encuentra <inserta tu nombre aquí>.

[editar] Antisemitismo religioso

Ya con los antiguos egipcios, griegos y romanos, los judíos se habían metido en trifulcas por aquello del monoteísmo. Pero incluso cuando el mismísimo Yahvé decidió reproducirse y tener familia, los tercos judíos le hicieron la vida imposible con eso de que no podía haber más que una sola deidad. Total, que los judíos mataron a Jesús. Después, cambiaron el Nuevo Testamento para que pareciera que habían sido los romanos. La maldad judía llegó hasta tal punto que calumniaron al Hijo de Dios y a sus santos discípulos afirmando que todos ellos eran judíos. Los cruzados se lo creyeron y decidieron tomar represalias. Enojados por tener que atravesar Europa y el Mediterráneo para luchar por la tumba de un judío, decidieron ir sembrando tumbas de judíos por el camino, para que un futuro no tuvieran que irse tan lejos.

En España, los judíos dieron las mayores muestras de su maldad enloqueciendo a Juana la Loca. Para desquitarse, los Reyes Caóticos decidieron expulsarlos de su territorio, exceptuando al tesorero de la reina . Los que quedaron fueron pasando por la hoguera en las generaciones siguientes exceptuando los joyeros de las reinas, en previsión de que el famoso honor español no volviera a ser mancillado. Las doncellas de la corte por fin estaban a salvo.

[editar] Antisemitismo racista

Hitler enojado

¡Los judíos tienen la culpa de la depresión económica! ¡Y de que Eva Braun no se depile!

Si vives en una época en la que ya no está de moda darle importancia a minucias tales como la religión, no te preocupes, aún tienes permitido odiar a los judíos. Los experimentos frenológicos del mayor rigor científico han demostrado que los judíos son una raza inferior. Otra nueva ciencia que apoya estos resultados es la Cabellología. El estrenduoso peinado de Albert Einstein y las ominosas patillas de Isaac Asimov no dejan lugar a dudas acerca de su inferioridad, si los comparamos con el ario y viril bigote de Adolf Hitler. Para quitar a ese par de parásitos de entre nosotros, el bondadoso Führer decidió mandar a todos los judíos a Madagascar. Algunos se perdieron por el camino al pasar por Polonia.

[editar] Antisionismo y antisemitismo

Ahmadinejad

¡Los sionistas tienen la culpa de la situación en Palestina! ¡Y del ridículo arreglo floral que tengo delante del micrófono!

Desde las diez plagas de Egipto, el Estado de Israel ha sido el culpable de todos los problemas habidos y por haber en Medio Oriente. Ya en tiempos de Moisés empezaron por privar a un país de la zona de su mano de obra barata y hundir a su ejército bajo el Mar Rojo, y desde entonces no han cesado de causar desastres económicos, militares, políticos y culinarios. El Estado de Israel es el verdadero causante de todos los desastres naturales de la región: los incendios forestales, los terremotos y los ministros de economía.

Israel es el culpable exclusivo del sufrimiento del pueblo palestino. Los palestinos nunca han hecho nada que lastime a nadie, todos esos atentados suicidas que nos muestran en la televisión nunca ocurrieron, son una patraña de los medios de comunicación controlados por el capital judío. Los malvados israelíes no se conforman con todos los palestinos que mataron con su propias manos, han iniciado una macabra competencia en la zona. Por su culpa los libaneses, sirios, jordanos y los propios palestinos se jactan de que, al menos en el deporte de tiro al palestino, triplican los logros de los vanidosos israelíes. A causa de esta terrible competencia, los miles de millones de euros que los europeos han donado a los palestinos, no se usan para levantar hospitales, escuelas ni fuentes de trabajo, sólo para premiar a los mejores deportistas con cuentas bancarias en Suiza y para importar más equipamiento deportivo.

Pero el principal culpable de todas esas atrocidades no es otro que tu vecino judío en los suburbios de Wellington, Nueva Zelanda. La próxima vez que lo veas, atízale con la zapatilla.

[editar] Ataques y conspiraciones judías

Jewberg

¡Los judíos hundieron el Titanic! Sí, fue un tipo de apellido Iceberg.

Judas Iscariote. Vendió a su mejor amigo por 30 monedas de plata (para ser judío no tenía muy buen ojo para los negocios). Posteriormente perdió todo su dinero en la bolsa y se suicidó (dos veces, según la Biblia), pero probablemente está en el Paraíso. Después de todo, ayudó a cumplir el propósito de Jesús que era morir crucificado.

La peste. En la Edad Media los horribles rituales religiosos judíos incluían la aberrante costumbre del baño semanal, en lugar del saludable baño anual o semestral de la población cristiana de la época. Por culpa de la falta de higiene judía, en el siglo XIV la peste se cobró como victimas a la mitad de la población europea.

Libelos de sangre. Los judíos matan niños cristianos y con su sangre preparan panes ácimos para celebrar la Pascua. Sus leyes dietéticas prohíben comer pan levado seres humanos en esa época del año, pero todo sea por hacer daño al prójimo. Encuentre la receta en nuestra Inciclopedia de Cocina.

Los Protocolos de los Sabios de Sión. En 1897 un grupo de ancianos judíos se reunió en Basilea, Suiza, para confesar su plan de dominación mundial, injuriarse a sí mismos, ponerlo por escrito en ruso y mandar el manuscrito por correo al Zar de Rusia. Tuvieron la delicadeza de evitar el yidish y el hebreo e insultarse directamente en latín, para que la policía del Zar no tuviera dificultades con la traducción.

El Holocausto. Los judíos se inventaron que 6 millones de los suyos fueron asesinados por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Todo para que Steven Spielberg tuviera tema para sus películas. El así llamado holocausto nunca ocurrió, lo que pasa es que los nazis buscaban contarlos pero como se movían de un lado al otro lo mejor que se les ocurrió fue matarlos y contarlos luego, situación que provocó que nunca se sepa cuántos muertos fueron, porque los de las fotos salen repetidos, muchas veces. Las así llamadas cámaras de gas no eran otra cosas que unas duchas con material matapiojos fortalecido, así como las hogueras de la Inquisición no eran más que un método para acelerar el bronceado. De cualquier modo los horrores del holocuento se han convertido en material para hacer chillar a la gente con megaproducciones hollywoodenses protagonizadas por actores desesperados por ganar el Óscar, que nos enseñan que no importa cuántos millones sufren y mueren si sobrevive un judío para contarnos todo, para luego traicionar a los que lo ayudaron.

Jack el Destripador. Muchos son los sospechosos de ser este siniestro personaje, pero ¿para qué molestarse en investigar, si todo el mundo sabe que esos actos sólo pudieron ser obra de un judío? (en concreto, de un peluquero llamado Aaron Kosminski). ¡Qué más da que no tuviera conocimientos de cirugía! ¡Qué más da que tuviera una coartada para por lo menos dos de los asesinatos! ¡Era un judío, y con eso basta!

InverSIONISTA

Cuiden sus reservas internacionales, JA JA JA

México y sus recurrentes crisis sexenales desde tiempos del general Ávila Camacho. En agradecimiento al apoyo brindado por México en la Segunda Guerra Mundial, saquean negocian con los recursos por todos los medios posibles: metales preciosos, obras de arte, divisas, genios superdotados conversos, y toda clase de obras encaminadas a hacer el mal. Esto porque consideran que los gentiles mexicanos siempre han sido pobres de acuerdo con el Tanaj, y que de tener dinero no sabrían qué hacer con él. Por ello, ellos creen que lo mejor es ayudarles a aligerar su carga monetaria para que puedan irse al cielo, sin nunca haber conseguido bienes materiales en la vida a los cuales apegarse, puesto que eso es muy dañino para el alma.

Estados Unidos. Lugar donde manejan las finanzas, entretenimiento, joyería, medicina, metalurgía, pornografía, medios impresos, medios eléctronicos y en suma todo, encaminando al mundo hacia el mal y su finalidad acercarlo hacia el diablo, donde ellos apareceran como los héroes por ser menos peores que los marcianos.

Los atentados del 11 de septiembre. Es sabido que todos los judíos de Nueva York conocían la fecha de los atentados con anterioridad y miles de ellos no se presentaron a trabajar ese día (muchos otros sí lo hicieron y hasta murieron de manera horrible, todo con tal de que nadie sospechara de ellos). Esto es porque los propios judíos planearon y ejecutaron los ataques para cobrar el millonario seguro de las Torres Gemelas, darle a George Bush una excusa para matar árabes antisionistas, y, de paso, aumentar aún más sus fortunas con el petróleo obtenido en la guerra.

Todo lo que dice Eric Cartman en cualquiera de los capítulos más antisemitas de South Park, incluyendo la cueva donde se llevan todo el dinero para joder la economía, el saco lleno de oro que llevan colgado al cuello, y un largo etc. Nuestro consuelo es que al final el gran Cthulhu destruye las sinagogas en la última temporada.

Mi perro Tobby. Los judíos mataron a mi padre, violaron a mi madre y le pusieron pulgas a mi perro Tobby.

[editar] Otros artículos que tienen la culpa de todo

[editar] Culpas externas


Thatsracist Inciclopedia: Su guía completa para la discriminación

Anglofobia - Antisemitismo - Discriminación positiva
Eugenesia - Feminismo - Gordismo - Homofobia - Machismo - Racismo

Cervantes

Artículo destacado

Este artículo ha sido destacado en la Portada por decisión popular.

Los rumores sugieren que sus autores fueron instruidos
por el mismísimo Miguel de Cervantes.

Herramientas personales
Otros idiomas