Batalla de Las Piedras

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Banderauruguay ¡Che! loco, esto es humor yorugua. Si nunca viste un chaplán, no sos yorugua, o nunca viste a Mujica, carretera y agua fresca pa' vó.
Batalla de Las Piedras
Parte de Guerra de Independencia Sudaca.
Fecha 18 de Mayo de 1811.
Lugar Las Piedras, tierra de nadie (hasta hoy).
Resultado Derrota naval española.
Beligerantes
Bandera Federal Banda Oriental. Bandera española España.
Comandantes
Gral.José Ortigas. Capitán (fragata) José La Posada.
Fuerzas en combate
600 charrúas con garras
10,000 indios
70,000 negros
15,224 zambos
248 desertores españoles
4,000 barrabravas de Peñarol
4,000 barrabravas de Nacional
2,000 criollos libres
300,000 vacas
600,000 ovejas
8,000 garrapatas
1.000 perros.
25,000 españoles
55,000 gallegos
12,000 ingleses sobrantes de las invasiones
6,000 barrabravas de Central Español
400 marineros del Graff Spee
10,000 fusileros navales
800,000 ratas (abundan en Montebodrio).
Bajas
1,000 indios
700 charrúas y sus garras
300,000 vacas y 600,000 ovejas (se las comieron después de la batalla)
65,000 negros que se fueron al carnaval
los barrabrava pues el 18 era sábado y tenían partido (faltaba más, pelear en un día así)
200 perros(gue se fueron a dormir y se cayeron al agua).
400 del Graff Spee(se dieron cuenta que no les tocaba todavía)
2 fusileros navales
los barrabrava del Central Español (idem que los otros)
80,000 peninsulares entre gallegos, españoles, vascos, asturianos, cantábricos y andaluces
799,995 ratas. El resto se dedicó a la política.
Cita3¡Todo a estribor, mis valientes!Cita4
El Capitán La Posada dirigiendo la batalla.
Cita3¡Izad las velas! ¡Levad el ancla!Cita4
Otra de La Posada demostrando que era un todoterreno.
Cita3¡A la mierda!Cita4
Un criollo al pasarle rozando una bala de obús español.
Cita3¡Mierda!Cita4
El indio de al lado respecto a la misma bala.
Cita3¡M.....!Cita4
El tape del fondo que le tocó la referida bala.
Cita3Curad a los heridos, respetad a los prisioneros, clemencia para los vencidos y después todos nos vamos pa' Pando.Cita4
— texto completo de la frase del Gral Ortigas al final de la batalla.


La Batalla de Las Piedras conocida comunmente como La que Ortigas no tenía más remedio que ganar y La Posada más remedio que perder fue un conflicto bélico-militar entre los revolucionarios acaudillados por (repito) el Gral. Ortigas y las despreciables huestes realistas comandadas por el Capitán de Fragata (sí, era marino) José La Posada (alias el galleguito del bote). El encuentro de ambos ejércitos se produjo en el momento en que los baqueanos orientales por fin embocaron el camino a Montebodrio y los españoles se dieron cuenta de que un importante contingente rebelde se acercaba a la capital y les cortaría (entre otras cosas) su vital enlace con el burdel de Pando.

[editar] Antecedentes

  • 1206: Encuentro amistoso entre la tribu de los aminobwá y los charrúas quedando el campo sembrado por los cráneos de los primeros.
  • 1611(aprox.): Hernandarias suelta las vacas en territorio oriental.
  • 1680: Nada.
  • 1743: Tampoco.
  • 1789: Menos.
  • 1806: Primera invasión inglesa.
  • 1807: Segunda invasión inglesa.
  • 1810: Los porteños de la Junta de Mayo deciden sacrificar la hora de la siesta y deponen al virrey Sobremonte, que se refugia en el desierto de Atacama.
Mapa avance Gral.Ortigas
Ruta de encuentro de los ejércitos rebelde y español.

[editar] Primera invasión inglesa

En 1806 Tuvo lugar sobre la ciudad de Puro Aire teniendo por fin hacerse de la capital del virreinato del Rio de la Caca, pero fracasó miserablemente. El inepto comandante inglés Sir Brewston III, temiendo una feroz resistencia del ejército continental español, hizo desembarcar su contingente 3000 leguas al sur (para estar seguro que no lo emboscarían al bajar a tierra) y luego avanzó hacia la capital. Al llegar la columna -ya cansados de tanto meter pata por la Patagonia- chocaron contra un reality show protagonizado por Mirtha Legendary y Gustaff Sofokofich -ya vivos en aquella epoca, por desgracia-. Ante tal panorama, los soldados ingleses prefirieron tirarse al agua y volver nadando a Inglaterra.

[editar] Segunda invasión inglesa

En 1807, ante el pavor que les causaba la capital virreinal, los ingleses decidieron probar suerte en la ciudad-puerto de Montebodrio. Luego de intentar durante 15 días -con sus noches- traspasar la aduana sin tener que pagar un peso de coima soborno, decidieron abrir la muralla a cañonazos. Dado que la muralla había sido construida por licitación, se derrumbó antes de que llegara el primer disparo. Los ingleses penetraron rápidamente por la brecha solo para encontrarse hundidos en sendos basurales que hasta hoy hacen al paisaje montebodriano. Desesperanzados (mas bien deprimidos) ante tal panorama, abandonaron la idea de conquistar por las armas el Virreinato del Rio de la Caca y volvieron proa a su patria.

[editar] Consecuencias de las invasiones

[editar] Lo que se perdió

  • Nos perdimos ser una nación de la Commonwealth.
  • Nos perdimos cantar God Save the Queen (en su lugar nos quedó el Himno).
  • Nos perdimos entrar en las primera y segunda Guerras Mundiales.
  • Nos perdimos una gira de Los Beatles.
  • Nos perdimos no tener golpes de Estado.
  • Los Patricios hubieran visto su apellido asociado a la más alta aristocracia europopea.
  • Los profesores de español debieron dedicarse a enseñar el inglés (pa' qué me querés decir... si con ser ingleses alcanzaba).
  • Las mulitas perdieron, porque de ser ingleses nos hubiéramos dedicado a cazar ciervos o faisanes.
  • Napoleón y su Magnifiquée Ejercitée, pues había un tercer ejército de invasión inglés con 10.044 soldados (sic) prestos a invadir el virreinato del Rio de la Caca, pero en lugar de ello se fueron a joderle la vida a él...

[editar] Lo que se ganó

  • El ser campeones del 50 (año Omega de la historia de Muruguay).
  • Tener un parlamento tan grande como el de Rusia, Canadá o Japón y que esté tan de adorno como paracaídas en submarino.
  • El Partenón Palacio Legislativo.
  • El mate en lugar del insípido y desabrido té inglés.
  • A Shurman, Cullighan y Pacheco, que durante los años de escolaridad nos vendieron cada año versiones distintas en distintos libros a cada mal más superfluo.
  • El virrey Sobremonte, pues gracias a su experiencia pudo hacer fortunas aconsejando a los estreñidos cómo cagarse hasta los pelos.
  • A Jorge L. Borges y a algunos más, pues si no, no habrían añorado ser ingleses.
  • Los alemanes, pues en ambas guerras se salvaron de tener que hacer frente a mas de 20.000 millones de bravíos guerreros charrúas y pampeanos.
  • Los brasileños, pues pueden distinguir con claridad a un inglés de un uruguayo, o de un argentino común y corriente.

Como dato interesante, debe rescatarse la actitud del virrey Sobremonte. En vísperas de la Primera Invasión Inglesa, huyó despavoridamente ocultándose en la selva misionera disfrazado de papagayo. Solo hicieron falta tres embajadores desde la capital para convencerlo de que el peligro había pasado y de que podía volver. En cuanto comenzó la Segunda Invasión escapó lo más rápidamente que pudo, refugiándose esta vez en los altos del Machu Pichu disfrazado de travesti. Esta vez hubo que mandar quince delegados de la capital Puro Aire, ocho nuncios papales, seis consejeros personales del Dalai Lama, cinco almirantes de la Gran Armada Imperial China y dos cónsules de Madrid para convencerle de que todo había pasado.

[editar] Desarrollo

La Junta Revuelta de Puro Aire encomienda al Gral. Ortigas que ponga venza/ocupe/ponga sitio/humille/arruine/dé una paliza/aniquile/ponga en fuga/y todo lo demás al ejército español que ocupaba este lado del charco. Se junta con todo criollo, negro, mestizo, indio, loco suelto o bagayero que encuentra por el territorio y se dirige a la capital. Por aquel entonces había elegido el lugar de encuentro con los realistas, pues una curandera india le había dicho que saldría vencedor ese día y en ese lugar.

Mapa batalla
Disposición de los ejércitos entre las 7:00 y las 19:00.

El ejército se separó entonces en cuatro grupos principales:

  • El grupo central al mando de Ortigas se tomaba el tren por la ruta 2 y ponía sitio a la localidad pedrense lo más pronto posible.
  • El grupo norte comandado por el negro Ansi-Naé buscaría el apoyo de todo contrabandista e indio suelto de la frontera con Brasil.
  • El grupo sur a las ordenes de LavaVieja se tomaría una foto en la playa y luego pondría rumbo a la capital.
  • El grupo Oeste, integrado por Don Frutos y su caballo, se refugió en el Rincón de las Gallinas y se puso a esperar el resultado de la batalla para ver con qué bando quedarse.

Los españoles no tenían ni puta idea de cómo se peleaba en tierra, pero dejaron avanzar a los rebeldes por dos motivos:

  1. No vale la pena ir a buscarlos si van a venir solitos
  2. No hubo oficial capaz de hacer mover a la tropa más allá de la zona de bodegas que rodeaba al poblado Las Piedras.


El sábado 18 de Mayo de 1811 ambos comandantes se despertaron de la borrachera de la noche anterior para encontrarse con un insólito panorama: de los cientos de miles de tropas que estaban al anochecer del viernes 17, solo quedaban unos pocos cientos. Era de esperar, pues como todo el mundo sabe, se marca tarjeta de salida el viernes de tarde y se marca la entrada el día lunes de mañana. Los negros se habían ido de repique, los mercenarios no hacían horas extra y solo quedaban los que habían tomado mas de la cuenta. Aún así, habiéndose alineado los ejércitos a las 8:33 de la mañana solo se escuchó un tiro a eso de las 10:17, y eso por culpa de un fusilero español que estaba limpiando su arma.

Con todo, los españoles estaban en una mejor posición: bien descansados y alimentados, dominaban los altos de Las Piedras. Lo único realmente molesto eran las moscas y el capitán La Posada, que insistía en ubicar su posición usando brújula, sextante, barómetro y catalejo.

Los criollos estaban amontonados en terreno bajo, mateando, comiendo bizcochos tortafritas y jugando el primer truco del día. El General, mientras tanto, bebía caña en bota, fumaba (acción hoy suprimida de los anales de la historia por la histeria de Taba I contra el tabaco), visitaba a sus amantes, tocaba la guitarra, preparaba su frase del día y redactaba con delicadeza el devenir de la batalla.

Hacia el mediodía ya la cosa no se aguantaba más, y los españoles mandaron una descarga de fusil contra un hormiguero, seguida de su correspondiente respuesta criolla contra un panal de avispas. Una hora mas tarde era seguida de un disparo de obús contra un eucalipto a lo que siguieron varios cañonazos hacia un nido de comadrejas. Luego todo se tranquilizó porque era hora de la siesta. Como a eso de 16:52, los perros ladraron y fue cuando ambas partes se dieron cuenta de que tenían una batalla por terminar, por lo que se levantaron (con desgana) y volvieron a sus posiciones de combate.

Nadie sabe bien (porque saber demasiado va contra las verdaderas leyes muruguayanas) cuándo ambos bandos se dieron cuenta de que la cosa venía en serio, pero lo cierto que a las 17:19 se vieron a menos de 30 metros uno del otro, totalmente sobrios y con las armas en la mano.

En ese momento no se les ocurre nada mejor a los criollos que mirar en qué dirección quedaba su rancho, cuando los españoles abandonan la posición triunfadora pues habían visto pasar volando un boleto del 5 de Oro sin dueño. El General -gran estratega- se dio cuenta de que era el momento decisivo de la batalla y mandó un jinete con el último atado de chorizos que quedaba a dar un rodeo sobre el ejército español. Es notable la descripción del comandante criollo sobre la táctica salvadora:

Cita3Viéronlo esto mis bravos y a punto y a raudales siguiéronle a todo galope con tal maña y osadía y con lo cual consiguieron rodear de esta manera a todo el ejército godo que a la sazón nos tenía en sus pascuas...Cita4

Al verse rodeado y presa del pánico, el capitán La Posada manda limpiar la sentina y enarbolar el pabellón de guerra, no logrando absolutamente nada, por cierto.

Luego de esto ya todo está acabado. El ejército español se retira en el mejor orden (inmortalizado en un cuadro de Diógenes Hequet donde se muestra cómo irse del campo de batalla caminando tranquilamente de espaldas mientras la indiada se está rascando las bolas).

[editar] Consecuencias

Jefes vencedores
Interpretación escolar sobre los jefes vencedores.
  • La totalidad del territorio al oriente del Rio de los Pajaros Pintados quedó a merced de los patriotas (hasta que vinieron los portugueses a joder la paciencia).
  • El poder español quedó reducido a la ciudad-puerto de Montebodrio, salvo los domingos de mañana, que los criollos venían a la feria del tristón Navaja (de ahí su actual nombre).
  • Dos tenientes criollos fueron ascendidos a general; con los años uno fundaría el Partido Rata Blanca y el otro fundaría el Partido Lameculonio, existentes hasta la fecha por desgracia (lo que demuestra que los españoles estaban escasos de cartuchos para sus armas).
  • Empezamos a joderle la vida a argentinos y brasileros hasta que los amos ingleses deciden intervenir y fundan el Estado soberano de Muruguay.
  • El general LavaVieja se largó con lista propia y montó el periplo de los Treinta y tres mil trescientos treinta y tres.
  • Las 9000 garrapatas no tuvieron tiempo de entrar en combate y quedaron a las ordenes de un travesti belga (Jack Em Brusch) que se había instalado en las afueras del poblado a ejercer su oficio. No llegó a trabajar de lo que más le gustaba, pero solicitó la jefatura del poblado, que le fue concedida (gran error del General). Llenó entonces todos los cargos municipales con sus garrapatas de confianza.

[editar] Referencias

[editar] Bibliografía

  • La Revuelta de 1811 -versión corregida- por Don Frutos, Marzo-Junio de 1835.
  • La Revuelta de 1811 Tomo 2, Don Frutos, Julio-Agosto de 1835.
  • La Revuelta de 1811 por Don Frutos es una imbecilidad versión Juan A.LavaVieja, Setiembre de 1835.
  • ¿Que decís, viejo ridículo? edición de bolsillo de Don Frutos, Setiembre de 1835.
  • ¿Y vos que hablás si te escondiste? ¡Nabo! Tomos I y II, Juan A.LavaVieja, 1er quincena de Setiembre de 1835.
  • ¿Porque no te vas a....? adaptación libre, por Don Frutos, 2da quincena de Octubre de 1835.
  • Mejor andate vos tarado publicado por Juan A.LavaVieja, 3er quincena de Octubre de 1835.
  • La terminan, que ahora el que manda soy yo editorial en Le Republiquet, por Pepe III, 1 de Noviembre de 1835.

[editar] Véase también

  • Crisis en el stock de vino en la semana del 15 al 22 de Mayo (informe mensual de la Asociación de Bodegueros Canarios, 1811).
  • Pico de venta en condones y lubricante (idem farmacias).
  • "...no pienso ir a cagarme de frío en los desfiles..." diario de memorias de Taba I, capítulo VII
  • "...pero que los gurises de la escuela sigan desfilando y las niñas de polleras aunque estemos en invierno...", op.cit, capitulo XX
  • Deciles que es por motivos de ahorro, prologo por Danilo el Grande.
Colamate Artículo Cheto Destacado

Este artículo ha sido destacado en la Portada Oriental por los Planchas de Inciclopedia.
Mate y chivito al pan para todos los que votaron.

Herramientas personales