Batalla de Maratón

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Maratón.jpg

¡Dales fino!

La batalla de Maratón, fue la primera gran putada de la historia antigua. Fue una de las batallas más importantes de las guerras Doctoriales, tras la de Salmonela y la del paso de las Tremendaspilas.

[editar] ¿Guerragrafía?

El jefe ateniense, viendo que los persas se acercaban con cara de malos vicios, enviaron a un corredor, llamado Flipadíades, a la salvaje ciudad de Esparta, haciéndole correr al sumiso 220 km. a pie (pie del caballo) hasta Esparta ida y vuelta, aunque cientos de años más tarde se descubrió que Flipadíades cogió un Talgo para llegar antes, el muy ...En cuanto Flipadíades llegó a Esparta, no sin antes haber probado todos los menús del minibar, avisó a las autoridades, las cuales les respondieron con el maravilloso método español, respondiéndole que no podían enviar refuerzos porque su religión se lo prohibía (no estaban en el mes lunar adecuado, claro, qué locura, salir antes del plenilunio, qué cosas tienen los atenienses), por lo tanto los atenienses tuvieron que resistir 6 días hasta que llegasen los refuerzos.

Los atenienses atacaron (se cagaron) con unos 12 Hóplitas a las brigadas persas, que contaban con 20.000 jamaos (soldados de infantería persa, encerrados durante 4 años en cubículos oscuros para luego soltarlos) y 6 tirremes agujereados.

[editar] Verdadero comienzo de la batalla

La batalla comenzó con un hospitalario ataque por la retaguardia al más puro estilo Alerta Cobra, con explosiones absurdas y enemigos muertos sin sentido. Los griegos atacaron también por los flancos de los barcos, cosa que los jamados persas respondieron con flechas, pero como buenos locuelos algunos no tenían arco, y los pocos que tenían fueron víctima del movimiento Ditto enseñado por Leónidas a sus tropas, para esquivar de una buena forma las lluvias de flechas. En el momento en el que los griegos se apoderadon del remo de un tirreme los persas se batieron en retirada logrando una victoria considerada por los espartanos, Esparto/Ateniense.

Filipides.jpg

Anda que... cualquier persona estaría cansada, ¡¡eso es un macho!!

[editar] El pobre Flipadíades

Tras haber combatido en la batalla de maratón, Flipadíades fue enviado 5 minutos después de la misma a hacerse los 220 kilómetros de Atenas a Esparta, más que nada por tocar los huevos y de paso anunciar la victoria y restregársela bien a los espartanos, lo cual puede ser una de las primeras rivalidades entre Atenas y Esparta. Después de eso, fue enviado de regreso a Maratón, y sin dejarle descansar, le enviaron a hacer los 48 km, que separaban al monte de la pólis griega. En el momento en que llegó a Atenas, antes de desplomarse, gritó la famosa frase:Que cabrón eres, Milicíades, anda a tomar por...MATADME... y cayó muerto, ya que los atenienses no entendían muy bien las ironías.

Herramientas personales