Borís I de Andorra

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Cita3.pngNo ha de pasar mucho tiempo sin que veamos reinstauradas en Europa casi todas las Monarquías. Hay que volver a los gloriosos tiempos feudales de la Edad MediaCita4.png
Borís I de Andorra pocas horas después de ser derrocado
Borís I de Andorra
link={{{3}}}link={{{3}}}
Borislibro.jpg
Visto así, parece hasta estudioso y aplicado.
Nacimiento Defunción Vilna

Boppard

Origen Era ruso, no te lo pierdas.
Su vida
Sobrenombres Borís Godunov de guardarropía, Borís el Breve.
Lugar de residencia Cementerio de Boppard
Se dedica a Estafador y espía
Estado actual Fiambre.
Hazañas logradas Haber sido el único Rey de Andorra.
Relaciones Obispo del Seo de Urgel, la Benemérita, los nazis
Enemigos Obispo del Seo de Urgel, la Benemérita, los soviéticos
Poderes especiales Hablar 38 idiomas, vaciarte el bolsillo y espiarte los mensajes del móvil sin que te des cuenta y eso de de aquella ni existían los móviles. Y salir de rositas.
Objetos Monóculo, corona de papel de Burger King.

Borís I de Andorra Borís Mijáilovich Skósyrev Mavrusov (12 de junio 1896, Vilna – 1989, Boppard), en ruso Борис Михайлович Скосырев a menudo se nos presenta como un aventurero, pero fue un embaucador y vividor de la peor calaña que, entre otras cosas, se las agenció para ser elegido como Rey de Andorra por un breve tiempo.

[editar] Primeros años

Borís nació en lo que hoy es Lituania aunque de aquella aun era Rusia. Siempre presumió de su rancio abolengo y que sus antepasados habían destacado al servicio de los ejércitos del zar y no se cuantas cosas mas, aunque como mentía mas que hablaba, pues vaya uno a saber. Lo cierto es que tras la Revolución rusa de 1917 salió huyendo de allí tan rápido como le daban las piernas.

Si algo bueno podemos decir de este individuo -tal vez lo único- es que el jodío tenía facilidad para los idiomas (afirmaba dominar 38), lo cual se convirtió en un factor decisivo en la trayectoria por las posibilidades que le abrió para embaucar y timar a incautos de todo el mundo. La siguiente noticia que tenemos de él es que se las había arreglado para espiar al colaborar con el Ejército Japonés y que en Inglaterra le juzgan por pegarse la vida padre emitiendo cheques sin fondo. Como se puede ver, además de hablar muchos idiomas el tío se movía mas que una pulga en un canguro (huyendo seguramente de sus acreedores) y no pegaba un palo al agua, porque lo de trabajar como que no le iba.

Mas adelante se pluriemplea. Sigue alternando su carrera de estafador y de emisor de cheques sin fondos con otro turbio trabajo; trabaja como espía para el Reino de Holanda. Dice vivir uno de sus momentos de mayor éxito y haber recibido por sus turbios servicios el título nobiliario de Conde de Orange (pero es mentira) que añade al que heredó de familia, Barón de Skossyreff (también más falso que una moneda con la cara de Pocoyó). De paso se casa con una vieja rica, pues si uno puede tener una mujer que le mantenga para qué va a molestarse en hacer nada de provecho. No obstante la caga, porque la deja poco después por una más follable joven, que uno no es de piedra, y es así como llega a Mallorca, huyendo de su primera mujer que le iba persiguiendo rodillo en mano por crápula.

En Mallorca se aparece con otra amante diferente, nuevamente vieja y rica. Y es que del sepso no se vive... o sí, porque allí decide montar en su domicilio, por fin, un negocio que considera puede ser aceptado como respetable; una casa de putas especializada en perversiones sexuales de toda índole. Las autoridades, rancias y morigeradas, le expulsan a él y a la golfa que le acompaña sin contemplaciones. Y así, no teniendo a donde ir, es como deciden instalarse en Andorra con la esperanza de que los andorranos, estando como estan medio aislados en el Pirineo, sean unos paletos y pueda engañárseles bien para vivir a su costa... y no les fue del todo mal, al menos por un tiempo.

[editar] Zar de todas las Andorras (bueno, de la única que hay)

Borisreyandorra.jpg

Fotografía de su campaña promocional. Es verlo y le dan a uno ganas de entregarle el poder absoluto

Una vez en Andorra se hace amigo de los lugareños, a quienes les parecía muy gracioso el acento macarrónico con el que hablaba catalán. Él por su parte constata el grado de atraso e ingenuidad de que hacían gala los mismos por ese tiempo y traza un malévolo plan que lleva a cabo en las siguientes fases.

[editar] El príncipe desnortado

Hace protestas de los derechos dinásticos que le asisten para reinar en Andorra diciéndose descendiente directo de los reyes de Francia; imprime panfletos que, envolviendo previamente un ladrillo para que no se vuelen, arroja sobre la población (directamente a sus cabezas) en los que hace valer su programa de gobierno y presenta un documento al Consejo General de Andorra solicitando ser nombrado Rey. Recibe la siguiente contestación.

Cita1.pngVáyase usted a tomar por el culo. Si nos sigue dando la paliza procederemos a echarle de Andorra con cajas destempladas

Fdo: El Consejo General de AndorraCita2.png

Y de hecho le botan a los cinco días.

[editar] El marketing agresivo

Exiliado en Cataluña comienza una campaña de marketing que ríete tu de las de Justin Bieber. Se hace fotografías en las que trata de adoptar pose de gran monarca, concede entrevistas a diferentes medios, destacando entre ellos Radio Alfa y Omega y reconoce ahora que no es descendiente de los reyes de Francia, pero se dice lugarteniente del fulano que a su vez es pretendiente a la corona francesa (el cual no ha visto a Borís en la vida, pero el muy muerto de hambre no le desmiente, que lo mismo cae algo). Así mismo redacta su proyecto de Constitución para Andorra, articulada en los siguientes puntos.

  1. Que todo andorrano podrá hacer en todo momento lo que le salga de los cojones.
  2. Cerveza gratis para todos los andorranos.
  3. Y vodka, también.
  4. Que Andorra será paraíso fiscal y se van a instalar allí puticlubs y casinos, y que todo andorrano se va a enriquecer con ello.
  5. Protección al necesitado, educación universal y deporte, mucho deporte. Pero nada de juegos prohibidos, fuera de los casinos, al menos.

Copia esta constitución a mano 10000 veces y se la envía a diversas personalidades. Con este atractivo programa vuelve a enviar su solicitud al Consejo General, y ahora la respuesta será muy diferente.

[editar] Rey por la Gracia de Monesvol

Andorra escut anys 30.png

Escudo de Andorra durante el reinado de Borís I

Las propuestas de Borís sulibellan al Consejo General de Andorra y tras someterlo a votación se le proclama Rey de Andorra por veintitres votos a favor y uno en contra. Lo que sucede es que este uno en contra tiene muy mala baba y va a chivarse al Obispo del Seo de Urgel (Cataluña), quien hasta el momento compartía la jefatura del Estado Andorrano con el Presidente de la República de Francia. El gabacho se lava las manos, pero el obispo se pica bastante. Ya como Su Muy Serena Alteza el Rey Borís I nuestro personaje adopta los siguientes decretos.

  1. Proclamar su Constitución
  2. Declarar la guerra al Obispo del Seo de Urgel, porque para chulo, Borís.

[editar] Programa de Borís I para el Mundo

La ambición de Borís I no terminaba en Andorra, tenía un ambicioso programa para asegurar el orden geopolítico mundial, que pensaba realizar en los primeros años de su reinado. A saber:

  1. Pedir el ingreso de Andorra en la Sociedad de Naciones.
  2. Ser proclamado de manera inmediata árbitro mediador mundial por la Sociedad de Naciones.
  3. Que las grandes potencias de la Tierra le pidieran de rodillas que accediera a sus respectivos tronos (debido a su arrolladora personalidad).
  4. Rechazar tales tronos, porque para chulo, Borís.
  5. Que las grandes potencias, admiradas de lo bien administrado que está un Estado canijo como Andorra, se organicen a su vez en condiciones, por pura vergüenza torera.
  6. Que por mediación de Borís (único hombre en el mundo capaz de ello) se llegase a la creación de los Estados Unidos de Europa, bajo su cetro.
  7. Que por sentido de emulación se creen los Estados Unidos de Asia, los Estados Unidos de África, los Estados Unidos de Oceanía, los Estados Unidos de América (éstos, otra vez).
  8. Que se creen a partir de ellos los Estados Unidos del Mundo, todo por obra y gracia de Borís I de Andorra, el Cojonudo.

[editar] Guerra Andorra-Seo de Urgel y caída de Borís I

Boris militar.jpg

De rey benévolo y buenrollista a nazi cabrón, quién te ha visto y quién te ve

Como recordaremos tras esta pequeña digresión, Borís I había declarado la guerra al Obispo del Seo de Urgel. Dicha guerra se resuelve rápidamente. A petición del Obispo, dos parejas de la Guardia Civil y un sargento de la misma invaden el pequeño Estado pirenaico sin encontrar resistencia de ningún tipo (hasta se toman un cafelito en el bar) y acto seguido detienen a Su Muy Serena Alteza el Rey Borís I de Andorra en el hotel donde se hospeda. Ninguno de los desagradecidos súbditos de Borís, él que les iba a poner a vivir, acude en su socorro en estos momentos de necesidad y al día siguiente harán como si esta ridícula historia jamás hubiera ocurrido. Borís es llevado a España donde se le aplicará la Ley de Vagos y Maleantes. Su reinado duró 15 días.

[editar] Vida posterior

Le botan también de España y se le pierde la pista durante un tiempo, en el que seguramente retomó su oficio de espía y fue agente doble o triple, pero unos años después se vuelve a saber de él. El jodío se ha convertido en Comandante de la Wehrmacht, pues a los nazis les hacía gracia el acento macarrónico con el que hablaba alemán. Allí dirige un Campo de Trabajo donde aplica diversos castigos a los trabajadores, y estos no consisten precisamente en ponerles a mirar a la pared si se portan mal. También le instruyen en cómo utilizar en todas sus posibilidades los alicates, el sacacorchos y el soplete, tras lo cual le destinan a someter a interrogatorios a los soldados soviéticos capturados en el frente del este, lo cual realiza de manera muy eficiente, el tío psicópata.

Tras el fin de la guerra se topa con la horma de su zapato porque le capturan los rusos y le meten a un GULAG, donde debió pasarlas más putas que en vendimia, pues ahora al que le aplican los castigos es a él, pero a base de trapicheos, chanchullos y baladronadas consigue que la KGB le libere pocos años después con tal de no aguantarle. Logra vivir hasta pasados los noventa años en Alemania Occidental donde termina sus días en un asilo de ancianos. Allí contaba sus batallitas de la guerra, pero si alguien le preguntaba por su efímero reinado hacía como si no supiera de qué le hablaban. Se distinguió por montar un servicio de espionaje y de contrabando de medicación entre los abuelitos y organizar un proyecto de Reglamento de Régimen Interior para derrocar al Director del Asilo y sustituirlo él mismo, con el título de Herr Borís I Direktor der Krankenpflege. Sus aspiraciones dieron al traste cuando le subieron la dosis de tranquilizantes.

Herramientas personales