Calata

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Cita3.pngMi idea primigenia era que los molinos fueran calatas gigantes donde Quijote acercaría su lanza enhiesta con recreativas intenciones.Cita4.png
Miguel de Cervantes sobre las visiones originales del Quijote.
Cita3.pngY para ponerle gancho al relato ponemos aquí unas calatas.Cita4.png
Hesíodo sobre la Teogonía
Cita3.pngTe contaré cómo conocí a tu madre...Cita4.png
Rey David traumando de por vida a un joven Salomón.
Cita3.pngYa, mucho monstruo. Es hora de poner una calata.Cita4.png
Apóstol Juan escribiendo el Apocalipsis (cap. 17), y creando la fómula del cine de terror serie B.

Conózcase bajo el apelativo de calata a aquella dama o fémina cuya presencia o renombre destaca por la ausencia de prendas elementales en forma evidente, independientemente de su motivación o propósito.

El adjetivo femenino calata deriva del verbo "calatear"; el cual se usa como sinónimo de "desnudar" y se conjuga de forma similar. Y aunque existe el adjetivo en contraparte masculina, "calato", su uso, difusión y promoción no son similares en calidad o sentido. Esta falta de igualdad ha ocasionado que las organizaciones de defensa de los derechos del hombre organicen marchas y contramarchas a fin de que no se les discrimine en el ámbito laboral y se permita que haya vedettos y odaliscos.

[editar] La verdad calata

En los albores de la humanidad, éramos una comunidad calata, viviendo en calata armonía con la naturaleza, según el pensamiento seglar, y en santidad calata, según el pensamiento religioso. Siendo que Eva vendría a ser la primera santa calata, hasta que surgió el pecado junto con la ropa.

[editar] La calata cultural

Luego los mitos, leyendas e historias de los pueblos procuraron rescatar este estado original de pureza y contacto con la esencia del ser, mencionando calatas en cada episodio, y de paso darle a los mozuelos algo de material para las pajas cultura histórica.

Esta situación se ha repetido incontables veces a través de todas la culturas humanas, donde la presencia de calatas ha jugado un papel de gran importancia en la transmisión de cultura. Y también de enfermedades venéreas.

[editar] La calata bestial

Pero incluso el mundo animal no ha sido ajeno a esta tendencia. Siendo que desde épocas pre-incaicas se conocía que las perras peruanas eran las calatas por antonomasia. No quedaba claro, si por perras o por peruanas. Y con las rucas tampoco.

[editar] La calata peculiar

Los medios artísticos contemporáneos no podía estar ajeno a la importancia de incluir calatas para darle alma sincera a la narración, como en el cine pícaro mexicano, aunque no aportan nada al argumento. Ya que se supone, según la leyenda, que salir calata en una película es la palanca requerida para alcanzar la fama. Película, televisión, periódico, internet; en Argentina se sabe que ser famosa es haber salido calata en los medios. Caso contrario, tener los contactos adecuados, obviamente, calata.

[editar] ¿A las calatas diles no?

En algunos sectores de la sociedad moderna se ha levantado la voz de alerta contra la tradición humana de incluir calatas en las manifestaciones culturales. La idea parte de imponer tradiciones nuevas sobre las antiguas, como la incluir vestidas sobre la de incluir calatas. La Maja de Goya fue una muestra de esta situación, así como todas las calatas, posteriormente vestidas, de la Capilla Sixtina.

Los judíos jasídicos, toman como paradigma el caso de José en Egipto que, siendo conminado por la esposa de su jefe para hacer trabajo privado en el cuarto, decidió huir del lugar antes que hacer trabajo que no figura en el contrato, ergo, gratis ver calata a mujer ajena. Por lo mismo las mujeres procuran cubrirse de modo decoroso, no vaya a ser que a alguno vaya a tener una erección en shabbat.

Las monjas han llevado esta negación a tal extremo que algunas leyendas sugieren que Santa Rosa de Lima, por ejemplo, hacía una penitencia de azotes por los segundos que permanecía calata cada vez que se cambiaba de calzón.

Por su parte, los congregantes de la iglesia evangélica del Movimiento Misionero Mundial (MMM) han hecho "pacto con sus ojos" para no ver calatas, por lo que los esposos se ven moralmente obligados a apagar la luz si quieren algo de acción, y se tapan la vista cada vez que pasan por un kiosko. Esto ha hecho que los asaltantes se aprovechen de este condicionamiento mostrándoles un diario chicha para bolsiquearlos con comodidad. Asimismo, de forma involuntaria, los canillitas de los semáforos provocan que en la población de los mencionados feligreses aumente el número de atropellados por cruzar la pista a ciegas, sin notar los autos o los cambios de luz.

La Sociedad Watchtower también se ha destacado por su rechazo, e incluso repulsión a la desnudez. Ya que supuestamente las representaciones del paraíso terrenal futuro serían de un nuevo Edén donde, en un retorno a la inocencia de los primeros padres, todos debieran estar desnudos. Así, negarán toda presencia de calatas en sus ilustraciones del mundo futuro, falseando la verdad, para variar.

Haciendo lo propio en esta lid, en algunos regímenes islámicos existe la llamada "sharia police" que multaría a tu hermana por usar short en verano, o a tu madre por ir a la playa en tanga. El caso radical lo manifiesta el grupo terrorista que se hace llamar Estado Islámico, que le ha declarado la guerra a las calatas. Literalmente. Tal es así que se sospecha que fueran ellos la mente criminal tras los sucesos de octubre de 2012.

[editar] Calatas en la cuadra

  • Calata estaba tu madre cuando naciste.
  • El ginecólogo del barrio ha visto a tu vecina calata.
  • Y a tu mamá también.
  • Calata estaba tu hermana tomándose fotos en el baño para enviárselas a su novio.
  • Calata está tu novia cuando caga.
  • Los libros de historia del arte de la biblioteca de la escuela están llenos de calatas.
  • Las revistas que esconde tu padre, también.
  • Las piletas europeidas abundan en calatas.
  • Los álbumes familiares de Gisela y Susy Díaz también.
  • Tú existes gracias a tu mamá calata.

[editar] Calatas muy conocidas

[editar] Calateadas externas

Herramientas personales