Carlos Alcántara

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Peruescudo.png ¡Oe! Este artículo tiene humor peruano de Perú, y si es que no eres un peruano del Perú es difícil que lo manyes...
Bueeeno, ¡¡¡Siempre lo mejor es que vengas (a Perú) y preguntes!!!
Si te raya esta nota mejor pon primera y arranca en tu combi
Cita3.pngAre... ajo... erdaCita4.png
Carlos Alcántara pensando.
Cita3.png¿Qué tiene de malo? Se usa, está de moda.Cita4.png
Carlos Alcántara sobre la mariconada.
Cita3.png¡Aleja de mí tus sobacos de yuyo tóxico, sayonara de preso!Cita4.png
Carlos Carlín sobre Carlos Alcántara.
Cita3.pngSi la gallina puso un huevo... que se lo metan de nuevo.Cita4.png
Carlos Alcántara reflexionando.
Cita3.pngAre... ajo... erda... uta!Cita4.png
Carlos Alcántara filosofando.
Lagransangre dragon.jpg

Aqui personificando... a un hombre, papel dificil

Carlos Alcántara (conocido por su detractores como Carlos Alcantarilla) es un conocido actor, antihéroe y vago peruano. Aunque la mayoría lo recuerde como un payaso.

[editar] Biografía

Carlos Alcántara nació en el barrio limeño de la unidad vecinal de Mirones siendo muy joven, de su propia madre. Encontrábase su digna madre en etapa de gestación mirando un partido de fulbito en el colegio Hipólito Unanue, cuando su esposo metió un gol. Ella en armoniosa empatía con el logro de su cónyuge alzó su voz en alto y vocalizó ¡¡¡GOOOOL CARAJOOOO!!!. Allí mismo parió a la criatura, la cual cayó de cabeza dando un frentazo sobre el concreto, quedándole un chichón enorme por frente como marca para toda la vida.

Machinfx2.jpg

Carlos Alcántara en su papel más recordado. El maestro Payasón.

[editar] Niñez

Carlos Alcántara fue un niño muy especial. Cuando nació ya tenía barba por lo que algunos pensaron que era hijo de Chuck Norris. En su niñez se la pasaba haciéndole bromas pesadas a sus amigos que incluía patadas voladoras y ataques con pedos asesinos. Constantemente se le veía jugando fulbito a lo que pensó que podía vivir de esto. Así, para parecer un futbolista de la selección peruana, cada fin de semana entraba en trances espirituosos a causa de su preferencia por el licor de cebada. O sea, se volvió un borracho de la pradera.

[editar] Adultez

En esta etapa de su vida Carlos Alcántara solía recorrer las discotecas del cono norte. Un día conoció a una chica bastante estúpida que se llamaba Wendy Janet. Él no le quiso decir su nombre, y le dijo que se llamaba Machin Alberto. Después de muchos tragos se fueron a un hostal, pasó lo que siempre pasa ♫, como no se cuidó la embarazo y tuvo que casarse con ella. Como no le alcanzaba la plata para alquilar un lugar decente, se tuvo que ir a vivir en la casa Matusita, habitada por fantasmas. Finalmente su esposa dio a luz y su hija tuvo que mantenerlo apareciendo en propagandas de vacunación o animando fiestas infantiles. Pero el éxito de la niña fue tal que se fue de gira a Europa. Cuando ella se fue ya no había quien lleve el pan a la mesa. Así su esposa y los fantasmas cansados de mantenerlo lo echaron de su casa para que sufra en la calle. Durante un tiempo se dedicó a la explotación de su cuerpo en la Av. Petit Thouars.

BRAMHApasamejor.jpg

Personificando una especie de semilla, no se pa que, pero como vende chela!

[editar] Etapa de Conductor de TV

Después de estar casi toda su vida mucho tiempo desempleado lo contrataron para conducir, al lado de Laura Huarcayo, en un programa de mediodía. Laura creía que lo habían contratado por gracioso. Carlos creía que lo habían contratado por guapo. Pero el gerente del canal lo había contratado como icono gay. Fueron algunos meses de tolerancia en ese programa dejando que las tías del público le metieran mano. Hasta que entrevistaron a un Pastor Evangélico que se oponía a la promoción de la sodomía. Aquello fue demasiado, Carlos se lo tomó a pecho y se fue después de tumbar algunos muebles de la escenografía. Luego trajeron un deschavado para sustituirlo.

Machin.jpg

Carlos ha hecho de todo para vender sus chelas.

[editar] Etapa de vendedor de cerveza

Como tenía que mantenerse de algo encontró trabajo como impulsadora en un expendio de licores. Le fue bien, pero decía que le faltaba emoción a su vida y ya detestaba el traje apretadito de la chamba. Así que regresó a Mirones a practicar artes marciales.

[editar] Etapa de antihéroe

En esta etapa de su vida, Carlos Alcántara conoció a dos ex-barristas de la U que se hacían llamar Misterio y Caradura, que habían regresado del más allá como no-muertos para vengarse de los hinchas de Alianza Lima, e intentaron matar a Carlos por ser hincha de Alianza. Pero Carlos Alcántara los venció y les perdono la vida. Entonces les propuso armar una banda que se enfrente a los delincuentes de Lima. Aceptaron y se cambiaron los nombres a Dragón, Tony Blades y Mandril. Así se fundó La Gran Sangre, nombre elegido en homenaje a la menstruación. Gracias al gentil auspicio de Kotex, Cibertec y Telefonías Claro. Estos 3 awebados se la pasan haciendo hora matando brutalmente a criminales, de preferencia inválidos, violando mujeres/simio, o si no se la pasan en el Estadio porque son hinchahuevos hinchas del Deportivo Municipal, o si no arman un lío con la policía con masacres, trucos activados, 6 estrellas y eso. Paralelamente mantenía su trabajo de vendedora de licores llegando a robarle los lentes a Cerati, y hasta a disfrazarse de alcachofa lúpulo, cual pollo de Pio’s Chicken. Caballero, así es la competencia.

[editar] Vejez

Actualmente Carlos Alcántara pasa los últimos días de su vida en un convento tratando de levantarse a tres monjas más recorridas que la Panamericana, a la vez que trata de recuperar el afecto de su hija que aún no crece.

Herramientas personales