Cataratas de La Chingada

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Apto para extranjeros.png ARTÍCULO APTO PARA EXTRANJEROS
Este artículo trata de un tema local de México,
pero para entenderlo no hace falta tramitar la visa.
Si lo va a editar, por favor, asegúrese de que se mantenga así.

Cataratas de La Chingada, también llamadas El Salto del Buey, se encuentra en México, en un paradisiaco lugar de Veracuz con crepúsculos arrebolados y tardes de plenilunio. Estas cataratas son un fenómeno de la naturaleza que como tal debería estar siendo exhibidas en un circo friki en vez de andar suelto desperdiciando más agua que el Ice Bucket Challenge.

Las cataratas, se extienden por un área record de casi dos metros completos en la frontera del pueblo, siendo el lugar desde donde saltó un buey antes de fracturarse la pata luego de hacer una apuesta borracho. Esta ha sido nominada como una de las siete maravillas naturales del pueblo de La Chingada, también conocidas como las siete chingaderas.

[editar] Descubrimiento

Esta catarata era conocida por los pobladores locales como meatorio informal, pero su descubrimiento oficial sigue siendo materia de discusión. Algunos historiadores se lo atribuyen a Fernando de Radiofarmacia y Haragán, explorador español quien halló el lugar accidentalmente mientras volaba un cambucho. Otros historiadores atribuyen el hallazgo a Ponce de León e incluso a Magallanes, como los primeros en divisar las cataratas. Otros opinan que cualquiera de ellos da igual, todo sea porque siempre un extranjero se lleve el crédito, y pasar por alto el conocimiento de los locales.

Los mapas españoles atrajeron la curiosidad y el espíritu de aventura de la aviadora tuvalí Jessica Galindo quien intentaba cruzar el espacio aéreo mexicano sin autorización, pero la naturaleza le jugo una mala pasada, y tuvo que bajar por La Chingada buscando baño.

Allí ella presenció el histórico salto del buey que dio nombre a las cataratas, y aunque los pobladores aún la llaman con su nombre ancestral "Rio Mingito", el nombre "Salto del Buey" es más ampliamente utilizado.

En el camino hay un punto geográfico comúnmente utilizado para fotografiar las cataratas, llamado "Mirador Chuy Ortiz" en honor a Chuy Ortiz, un conocido voyeur del pueblo que se hizo de un cómodo lugar desde donde observar a Jessica Galindo en las cataratas. Este lugar es utilizado ahora por la mayoría de los turistas que quieren fotografiase en el lugar para presumir en Facebook.

La altura de las cataratas se determinó en "parecen casi 2 metros" por una investigación de la National Geographic Society llevando a cabo el experimento de replicar la experiencia del buey que saltó borracho, mismo a quien no se pudo convocar porque luego del accidente tuvo que ser sacrificado. Para ello pidieron a Marley, conductor de "La ciencia de lo absurdo", que brincara. Si bien, luego tuvieron que medir con una regla de colegio, el video sirvió como material de reserva para el programa, y tuvieron que cambiar de conductor.

[editar] Turismo

El Salto del Buey es una de las mayores atracciones turísticas de La Chingada, pero incluso en la actualidad, un viaje a las cataratas es un asunto muy simple, debido a que queda muy cerca a la cantina más popular del pueblo. Los más aventureros prefieren visionar las cataratas desde las alturas subiéndose a una escalera de tijera que el dueño de la cantina alquila a los turistas a precios muy cómodos.

Otros turistas prefieren llegar a las cataratas por las vías acuáticas en balsas inflables porque los botes convencionales de madera terminan descalabrados luego de caer por ahí. Estos al menos aguantan varios usos y deja en el turista la plenitud de la experiencia de haber hecho el salto del buey.

[editar] En la cultura popular

El Salto del Buey, se cree, fue la inspiración del cuento de la vaca que saltó la luna. Muchos opinólogos aun debaten quién brincó primero. Además las Cataratas de La Chingada, han servido de inspiración al escenario ficticio de la película "Yo, Robot", protagonizada por Will Smith, específicamente, la escena de la ducha de los primeros minutos, donde se ve una caída de agua de altura similar; en clara alusión o referencia a las Cataratas de La Chingada.

Igualmente gran parte de los paisajes de la película ayacuchana "La Jarjacha" parecen escenarios de La Chingada. Y de sus cataratas, por supuesto.

[editar] Maravíllece también

Herramientas personales