Chat Cristiano

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Papa George.jpg ATENCIÓN: Este artículo no es apto para fanáticos
Su lectura puede causar incendios de embajadas
y hacer llorar sangre a las estatuas de la virgen.
Cita3.pngCuide sus escritos, o si no... rezaré el doble por tiCita4.png
Moderador del Chat Cristiano amenazando dirigiéndose amablemente a <inserta tu nombre aquí>
Cita3.pngEl moderador no puede ver tus conversaciones privadas del chat, pero mira que Dios las está vigilando y si enseñas las tetas por la webcam, Él lo veCita4.png
Pastor Evangélico predicando a las fieles sobre la omnisciencia voyeurista de Dios

Un Chat Cristiano es una tipología de Chat. Por explicarlo de manera sencilla un Chat Cristiano es a un Chat lo que la música cristiana es a la música, lo que un científico cristiano es a un científico o lo que un campamento de verano cristiano es a un campamento de verano.

De todas maneras un Chat Cristiano no tiene por qué ser aburrido. Aunque en teoría sea un artificio para que meapilas de todo el mundo se reunan a retroalimentarse unos a otros su beaterío siempre surgen contingencias inesperadas que hacen del mismo una montaña rusa de emociones y diversión virtual.

[editar] Características de un Chat Cristiano

Gritocristiano.jpg

No, un Chat Cristiano no es un Chat sobre este tío.

Aunque hay chats cristianos de todas las denominaciones cristianas posibles, los más comunes son aquellos relativos a la denominación Evangélica, tal vez porque los evangélicos son los más ingenuos comunicativos entre los cristianos y por tanto son los que tratan de utilizar más activamente este instrumento como elemento de captación y adoctrinamiento de pardillos, sin caer en la cuenta que esto les hace blanco fácil para ser atacados por unas hordas de trolls que ríete tu de las que aparecen en El Señor de los Anillos.

Las reglas de un chat cristiano suelen ser sencillas. A mayores de las reglas que suelen presidir cualquier chat (no insultar a otros usuarios ni cagarse en sus madres) suele unirse la prohibición expresa de buscar cybersexo con otros usuarios -que es lo que en otro tipo de chats hace el 90% de los usuarios mientras en los chats cristianos se estima que este porcentaje asciende al 95%- así como el requerimiento de un pacato y morigerado uso del lenguaje y, sobre todo y como regla fundamental, no debatir (por si algún usuario expresa argumentos en contra de las creencias que allí se defienden contra los que no se tienen respuestas que ofrecer). Esto, a primera vista, deja un estrecho margen de maniobra a cualquier usuario, ya que si uno sigue tales normas allí al final no puede hablarse prácticamente de nada y las únicas opciones dentro de la normativa consisten en soltar lobotomizadas retahílas de alabanzas a Jehová y sus adláteres o citar de manera aleatoria y descontextualizada pasajes de la Biblia resultando de ello un discurso incoherente que sería la envidia del más exacerbado poeta dadaísta. Pero como todo el mundo sabe las normas de un chat no tienen otro objetivo que ser transgredidas y en los chat cristianos esto sucede un día si y otro también, y de manera mucho más gruesa que en cualquier otro chat.

A veces los chats cristianos van aderezados con música cristiana. La música cristiana es en realidad la misma música que puede escucharse normalmente por ahí solo que de peor calidad, cursi, y con letras beatorras. Al escucharla uno siente realmente la Eternidad prometida por el Altísimo, debido al tedio infinito que produce y a su pastelosa empalagosidad.

[editar] Tipos de usuarios

[editar] Los moderadores

Fondochatcristiano.jpg

Los chats cristianos suelen presentar fondos en los que un rompimiento de gloria o un paisaje cursi se superpone con cosas como cruces o con apariciones místicas de la cara de Jesucristo... porque ese señor de ahí es Jesucristo ¿no?.

Los moderadores son aquellos usuarios que tienen poderes para silenciarte o banearte. Para ser moderador de un chat cristiano no se requiere ningún mérito de particular, solo tener el suficiente tiempo libre como para estar conectado ahí horas y horas y haberle hecho mucho la pelota al dueño del sitio. Se dividen en varias tipologías:

  • El ama de casa aburrida: es una señora cuya vida transcurre entre la iglesia, sus labores y el chat. Nunca nadie le ha hecho mucho caso, y mucho menos el inútil de su marido que cuando no está de parranda con sus amigotes se sienta en aquella parte del sofá erosionada con la forma de su culo a beber cerveza. En el chat al menos, entre que amonesta a otros usuarios y hace algunos baneos, se entretiene un poco y se siente como una princesa. Cuando te banea una de estas te da hasta ternura.
  • El entusiasta guardián de la fe: suelen ser hombres. De su manera completamente tiránica y despótica de ejercer la moderación se deduce que, al menos la mayoría de ellos, en su vida no virtual son el último mono -uy, que darwinista sonó eso- en algún tipo de cadena de mando, o en su caso, de obediencia. De la manera implacable con la que se desempeñan -si les caes mal te banearan sin tan siquiera darte oportunidad a poner una palabra en el chat- también pueden deducirse problemas de testosterona muy mal gestionada.
  • El buenrollista: el tercer tipo se da tanto en hombres como mujeres. Se les ve, en el fondo y a pesar de los pesares, buena gente y los trolls suelen subírseles un tanto a la chepa, lo cual les ocasiona el ser amonestados por las dos subtipologías anteriores de moderadores.

[editar] Los trolls

Por más que sean denostados por los demás usuarios, hay que decir que en esta tipología es en la que hallamos mayor variedad y miscelánea y, no nos engañemos, los malotes de la clase al final son los que tienen más carisma. Algunas clases de trolls:

  • La niña de El Exorcista: en realidad puede ser lo mismo macho que hembra, pero le nombramos así porque se comporta igual que este entrañable personaje cinematográfico. Es maleducado, borde, dispara cagamentos sin ton ni son contra todo el mundo -tanto moderadores y meapilas como otros trolls- y los improperios más zafios, sucios e inimaginables pueden salir de su teclado, siendo auténticas antologías de vulgaridad, lenguaje obsceno y blasfemias de todo tipo. Suelen deleitarse especialmente en temas sexuales escabrosos.
  • El satanista: se muestran aparentemente reservados, como seres atormentadamente luciferinos, que de cuando en cuando dejan caer como quien no quiere la cosa su vocación de servicio al Maligno. Pero su devoción por el Señor de las Tinieblas suele ser más bien de opereta y en realidad solo se debe a que saben que el que alguien se diga seguidor de Satanás hace que la mayor parte de los meapilas se caguen por las patas abajo. Algunos sacan a colación la Biblia Satánica de Anton LaVey pero es evidente que ninguno se la ha leído (aunque por otra parte, ningún cristiano del chat se ha leído la Biblia normal más allá de los "highlights", así que en eso están en tablas).
  • El pozo de ciencia: este suele entrar a debatir de buen ánimo y con argumentos científicos. No es que tenga grandes conocimientos, pero con haber pasado por la secundaria suele ser suficiente como para tumbar dialécticamente a sus oponentes, quienes en estos temas suelen hacer gala de una ignorancia enciclopédica. Si no hay un moderador presente los meapilas intentan unirse para hacerle flooding, pues tampoco les da para otra cosa. Si lo hay no se llega a este punto, pues suele salir pateado a gran velocidad.
  • El calientapollas: es hombre pero se hace pasar por mujer insinuante y facilona. Cuando los meapilas le hacen proposiciones deshonestas por el privado hace captura de pantalla y pega la imagen acto seguido en el chat, poniendo en evidencia la verdadera naturaleza de la sala de conversación y, por tanto, siendo botado al instante.

Y tantos, tantos mas...

[editar] Los meapilas o usuarios "de a pie"

En realidad, y es triste decirlo, son los más grises de todos los usuarios, y eso que sus nicks suelen estar tan floreados y adornados de emoticonos y dibujitos brillantes que uno casi ha de mirarlos petrechado con gafas oscuras. Aunque se puede hacer algún subgrupo mas, hay básicamente tres categorías

  • El predicador ambulante: solo sabe decirte que Dios te ama mientras te amenaza con la ira de Dios si no te arrepientes de tus pecados. Un auténtico coñazo.
  • El adorador recalcitrante: suelta repetitivas letanías para que todo el mundo vea cuanto adora a su Dios.
  • El acosador soterrado: suelta repetitivas letanías para que todo el mundo vea cuanto adora a su Dios pero lo que realmente quiere es arrimar cebolleta con alguna usuaria que se le ponga a tiro. Es el tipo más común.

[editar] Temas recurrentes

Diplodocusesqueleto.jpg

En un Chat Cristiano te dirán que esto es el esqueleto de una vaca.

Normalmente los temas más recurrentes en un Chat Cristiano son o bien la nada -las retahílas de letanías adoratrices y el absoluto vacío de contenido son en realidad la misma cosa- o bien aquellos que van abiertamente en contra de las normas del chat. Es así que estos temas son:

  • Todo tipo de objeciones históricas, lógicas y teológicas a la doctrina cristiana, que sin mucho esfuerzo fundamentan muy bien los trolls.
  • La Teoría de la Evolución, a la que los cristianos odian y temen todavía mas que al mismísimo Diablo. El que se empeñen en negarla de manera contumaz evidencia por otra parte que son poco dados al uso de espejos. Al menos hay que reconocerles que no pecan de vanidad.
  • El Big Bang, al que odian y temen casi tanto como a la Teoría de la Evolución.
  • Temas sobre sexualidad y moral sexual: en particular la homosexualidad -que ellos denominan homosexualismo- parece atraer ominosamente a los usuarios "de a pie" con la misma fuerza con la que, por otra parte, les repele.

[editar] Donde todo usuario acaba antes o después: el baneo

Como las normas son una mordaza absoluta y los moderadores suelen conducirse de manera tan irracional como arbitraria, ser baneado es solo cuestión de tiempo y no afecta solamente a los trolls ya que los meapilas tampoco se libran de ello e incluso los propios moderadores, antes de serlo, han pasado varias veces por aquí. El baneo es para un usuario del Chat Cristiano una manera de practicar para las peores eventualidades que pudieran derivar del Juicio Final, que asumen como inminente, y es por ello que se realiza con tanta asiduidad y desparpajo.

El baneo por tanto puede producirse por cualquier cosa y en cualquier momento pero al menos, a veces, los moderadores acompañan el pateo con una frase explicativa del mismo y, si están inspirados, hacen algún chascarrillo que da para una buena carcajada.

Así nos despedimos, hasta la próxima vez que volvamos por el Chat Cristiano una vez que cumplamos nuestro tiempo de baneo, eso si nos da pereza desbanearnos espuriamente, caso en el que el retorno, e incluso un nuevo baneo, puede ser inmediato.


Dibjo monesvol.jpg
Artículo Religioso Destacado
Herramientas personales