Circo

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar

El circo es un lugar del espacio-tiempo donde se encuentra la mayor concentración de animales con problemas psiquiátricos y despojos de la sociedad. Los seres humanos despreciados por el resto del mundo y los animales, víctimas del desenfreno sexual de estos, viajan de una ciudad a otra visitando centros de salud y orfanatos en busca de sangre y carne humana fresca.

Cuando llegan a una ciudad las autoridades coloca carteles con mensajes como "¡Llega el circo!" con espectaculares imágenes de payasos comiendo croquetas o de animales fantásticos como gatos, perros, canarios y hamsters durmiendo. Por motivos de seguridad, el ejercito mantiene sus armas nucleares apuntando a la ciudad de destino para evitar víctimas mortales.

Se trata de los principales consumidores de látigos, jaulas y de sillas (para alimentar a los leones)[1].

[editar] Animales

El principal atractivo de los circos son los animales. Todos los niños se pelean, a muerte se hace falta, para observar ansioso a animales depresivos, con trastornos del sueño y/o trastorno bipolar.

[editar] Leones

Leon mal disecado.jpg

La endogamia no es un problema para los leones

Para disminuir el presupuesto, se utilizan gatos alimentados durante años con Happy Meals, que como todos sabemos, tiene dosis altísimas de hormonas del crecimiento, quienes son también responsables en el aumento tetil femenino de una generación a la siguiente. A algunos los bañan en crecepelo hasta que este ya no es apto para su uso. Entonces lo embotellan y lo comercializan como Cruzcampo. A los menos afortunados, un cirujano ciego con Parkinson les implanta cada pelo con un tornillo de 5 centímetros de diámetro.

Cuando llega el espectáculo, meten a los leones en una jaula para evitar que se rasquen los dientes con las cabezas de los espectadores. Allí el domador, armado con su látigo y una silla, alimenta a las salvajes fieras con un consomé de fumet de lubina con mirepoix de puerro aderezado con la pata de la silla. Mientras marca el ritmo con el látigo para que ningún león se atragante.

Durante la historia, se han usado distintos tipos de sillas para protegerse del león, ya que la silla es su enemigo natural. En el imperio romano se usaban bancos de mármol, que eran más contundentes que las sillas actuales, aunque provocaba estreñimiento en el animal. Actualmente, después de prohibirse las sillas eléctricas por su bajo contenido en fibra, se usan sillas de escritorio.

[editar] Elefantes

Tren de elefantes.jpg

El espectáculo es puro desenfreno sexual

Los circos recogen las crías de elefantes que la gente tira por el retrete y las alimenta con toneladas de cacahuetes, ya sea por vía oral, rectal o visual. Durante el espectáculo, el domador los obliga a bailar un baile ruso sobre un taburete que se mantiene sobre una pelota de colores. Si fallan y se caen, el único riesgo que corren es ser devorados por los miembros más jóvenes

Los elefantes también son fundamentales en la venta de tentempiés al público. Un empleado del circo, normalmente un payaso, ya que en caso de morir son los más prescindibles, recoge el estiércol del elefante. No solo el que lleva horas secándose al Sol, sino que también rebaña con una cuchara de madera el que tiene incrustado el paquidermo en el recto. Este manjar de los dioses se ofrece a los espectadores aderezado con tabasco.

[editar] Personas

[editar] Jefe de pista

Villano antiguo.png

El único que cobra, un acto en el que encuentra su motivación para vivir. Son fáciles de identificar por su risa maliciosa, su frote de manos y porque va dando pequeños saltos (La imagen de la derecha está para evitarle un derrame cerebral por el sobreesfuerzo al tener que imaginarse al personaje). También es el único que no vive hacinado en una caravana con olor a sobaco de mono.

Dado que se fabrican en serie, todos llevan la misma ropa durante toda su vida. Algunas han llegado a tener la chaqueta tan tiesa que han sido capaces de cortar diamantes a rodajas para hacerse un bocadillo.

[editar] Domador

Subespecie del jefe de pista. Aparte del látigo van con una silla por si algún bicho se cansa en medio del espectáculo. Su nula experiencia los convierte en el primer plato de las fieras, incluidas las jirafas, los caballos y las focas.

[editar] Payasos

307659677 11b6aef398.jpg

Son pura ternura

Son personal de integración contratados para recibir ayudas para personas con severas deficiencias mentales. Tienen que viajar en un coche que se pagan entre todos con las limosnas que les tira la gente. Podría considerarse que la gente es muy generosa, pero siempre tiran las monedas más gordas apuntando a los ojos. Incluso cuando el valor del ladrillo estaba en alza, algunos se los tiraban para dejarles coloridos moratones que conjuntaban con sus pinturas.

En cada circo, es normal que reciban una generosa ración de un grano de arroz para todos. No resulta un problema, pues tras un diálogo, lo acompañan con carne.

Se suponen que son graciosos, pero no llegan no valen ni como usuario de la inciclopedia, que ya es decir.

[editar] Trapecistas

Trapecistas.jpg

Al menos servían para capturar a la gente que salía volando antes de inventarse la gravedad.

Son los encargados de recoger trapos de la calle para hacer el toldo. Mientras más coloridos sean los trapos, mejor. Así crearán un ambiente más alegre dentro de esa cárcel itinerante. Como no hay dinero para presupuestos, van colgándose de cualquier sitio y lanzándose de un lado a otro.

Un mito que hay en torno a los trapecistas es que tienen una red gigante por si se caen. Esto es mentira. Como mucho tienen una colchoneta de hormigón o mármol. Gracias a esta medida de seguridad ninguno muere, aunque debido a su fantástico contrato laboral, deben seguir trabajando aunque se hayan quedado como un vegetal. A pesar de que conservan su trabajo, algunos por pereza dejan de cundir igual, por lo que el empresario, como cualquier otro jefe, lo despide entre lágrimas. Sin embargo, esto no es el fin para sus carreras. Algunos han tenido un futuro exitoso como ficus o bonsai.

En el hipotético caso de que uno muriera, lo tirarían por el retrete como haría con cualquier otro empleado. Los restos fecales lo lubricarían y permitirían su paso por las cañerías.

[editar] Monstruos

Enanos, gigantes, megagordos, deformes, mujeres barbudas, políticos honrados...seres que el mundo nunca pensó que existieran, a disposición de todos para que les tiren pan, erizos o patas de jamón.

[editar] Hombre bala

Empleado desechable que se mete en un cañón para sentir el frescor en la cara antes de aterrizar con los dientes. Se usa para derribar las defensas de las ciudades que no dejan entrar al circo. A veces se vende a países en desarrollo para interceptar misiles enemigos.

[editar] Referencias

  1. Intake Rekord Absurditäten - 3. September 2008
Herramientas personales
Otros idiomas