Cisne negro

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Cita3.pngYo la ví por la historia.Cita4.png
Gay sobre esta película.
Cine ícono.png
Cisne Negro
Black Swan (Black Jack)
Cisne Negro.png
Ficha técnica
Dirección Darren Aronofsky
Producción Natalia Natalia
Intérpretes Natalie Portman (Nina)
Mila Kunis (Lily)
Vincent Cassel (Thomas Leroy)
Guión Natalia Natalia
Música Ideal para dormir.
Fecha de estreno 2010
Género Drama, suspenso, porno lésbico
Calificación Por la escena lésbica, 5 estrellas.
Premios Premio Óscar a la escasez de ropa de Natalie Portman.

(El) Cisne negro es una película estadounidense del 2010, que relata las desventuras de una joven hija de mamá, interpretada por Natalie Portman, cuyo objetivo en la vida es convertirse en una lesbiana ninfómana para, así, lograr interpretar al cisne negro de "El lago de los cisnes". Dirigida por Darren Aronofsky, intenta plasmar en la pantalla las sutiles diferencias entre dos bailarinas que luchan por el mismo papel, ideal para ambas, como por ejemplo, vestir a una de negro y a otra completamente de blanco, darle personalidad rebelde a una y hacer una total sumisa de la otra. Pero luego engaña esas sutiles diferencias, imperceptibles al ojo humano, poniéndole una campera negra a la protagonista (la de blanco) y así manifestar el inicio de su corrupción.

[editar] Sinopsis

Black-swan.jpg

Natalie Portman innovó en la moda emo, cortando su espalda en vez de sus muñecas

[editar] El lago de los cisnes

La película inicia mostrando al cisne blanco, quien tiene antropomorfia avanzada, huyendo del cisne negro, sufriente del mismo mal. Notesé que ambos cisnes poseen la avanzada habilidad de bailar ballet. Al terminar tal traumática escena introductoria, Nina, la protagonista, despierta en su cama de sábanas rosas, vestida con su pijama rosa, y con la luz del Sol alumbrando sus peluchitos rosas de fondo. Tras realizar estiramientos y practicar poses del kamasutra, habla con su madre, quien la encierra en el armario y le arroja objetos contundentes alegando que debe ser una buena chica... Momento, eso es otra película. Da igual, el concepto es el mismo.

Tras escapar de las garras de su madre, va a su escuelita privada de ballet, revelando que además de tener treinta y ser nena de mamá, es una niña pija. Allí aparece un tal Thomas Leroy, quien además de darle una jubilación con grandes indemnizaciones a su bailarina principal, les cuenta a Nina y al resto de las bailarinas que está preparando su propia versión del Lago de los cisnes, en la que la protagonista tendrá que poseer el poder del Doppelgänger y actuar como cisne negro y blanco a la vez. Nina audiciona, pero es interrumpida por el estruendoso golpe que ocasionan los pechos de Lily, quien había salido a fumarse un canuto para bailar mejor, al golpear la puerta. La audición es un desastre y la única conclusión a la que llega Thomas es que Lily es ideal para actuar como Cisne Negro, ya que tiene lo que se necesita, y que Nina encaja con el Cisne Blanco debido a su virginal e idiota porte. El problema es que Thomas considera que Nina tiene caderas más prominentes, y se encuentra decidido a darle el papel... ambos papeles... El puto protagónico.

[editar] El LSD, las alucinaciones y la corrupción

Black-Swan-Portman-Kunis.jpg

Es por esto que uno mira 90 minutos de película...

Lentamente, Nina traba una extraña amistad con Lily a la vez que Thomas intenta una y otra vez tocarle el culo. Para más inri, la bailarina que antes actuaba como Cisne negro decidió aplicarse unos lindos piercings en sus fémures, rompiéndoselos, lamentablemente. Sin embargo, lo importante de este interludio, esta película, la LXXXIII entrega de los Premios Óscar y la historia del cine moderno es cuando Mila Kunis tiene sexo con Natalie Portman después de drogarse con éxtasis. No, pajerillo, no estamos elogiando las tetas de una ni el culo de la otra, sino que estamos analizando la profundidad de aquella escena, el valor cinematográfico, los ángulos de filmación utilizados, y los simbolismos presentes.

[editar] Hola mamá, soy un cisne

Después de mucho drama lésbico (sí, sigue con lo lésbico, sexual y zoofílico, no es cosa de este explotado productor de artículos) y un poco de drama maternal completamente innecesario, llegan las escenas finales, cargadas de lujuria, simbolismos... e incoherencias en estado puro, ya que Nina debería ser perseguida por la ley por asesinar al personaje de Winona Ryder y dejar la escena del crimen totalmente sucia. Pero nada de eso sucede porque sino arruinaría la continuidad de la película. Nina vuelve a su casa, deseperada y con menopausia prematura, a juzgar por su carácter y la forma de encerrarse en su habitación. A las pocas horas despierta, y ve que su madre está atándola lentamente a la cama. Perfecto, mamá quiere tener sexo contigo chica, excelente ligue. Utilizando el poder lujurioso e impulsivamente drogadependiente de su alter-ego, el cisne negro, Nina se dirige hacia la obra.

Baila espectacularmente, tan bien que ella y las sombras de fondo misma alucinan que se convirtió en cisne. Qué va, trucos baratos de cámara. Pero anterior a eso (relatando como si fuera un flashback y usando otro truco barato del cine) ella había tenido una pelea con Mila Kunis, quien se transformó en Nina, para luego desaparecer del espacio real, dejando en ¿claro? que Nina había tenido una pelea con ella misma y logrado herirse de gravedad. Un error en el concepto New-Age de emo, definitivamente.

Ah, me olvidaba, el final... ¿Quieren que cuente el final? Sobórnenme... ¿No? Bueno. Fácil, la chica linda se arroja desde una tarima de dos metros, demuestra su innata humildad diciendo que fue perfecta y muere. ¿Felices?

[editar] Reparto

  • Natalie Portman: Como Nina, interpreta una psicópata mitad humana, mitad creo-que-soy-un-cisne, poseída por los remordimientos y los fracasos de su madre, quien quiere que su hija sea pura y perfecta... Ahora, ya, en serio, interpreta a una consumidora de LSD que duda de su sexualidad y que, a pesar de tener sexo con todo el reparto actoral, incluso con el director en los Detrás de Escena, no logra complacer sus dudas.
  • Mila Kunis: La morocha de las tetas grandes. Imposible olvidarse de ella.
  • Serge Gainsbourg Vincent Cassel: El director de la obra teatral "El lago de los cisnes Remixed and Remastered 2.0". No le mencionó a sus bailarinas las psicopatías posteriores que desarrollarían.
  • Winona Ryder: Personaje irónico y pseudo-emo de la película. Nina la reemplaza en el rol de cisne negro, esta se alegra de liberarse de su esclavitud actoral y se emborracha en medio de la vía pública, para ser atropellada por otro ebrio.
  • Frank el conejo: El director necesitaba algo macabro que hiciera de cisne, por lo que no tuvo mejor idea que llamar al famoso y oscuro conejo. Le colocó plumas con cinta adhesiva y le puso una media en la cabeza para que no aparecieran las orejas. ¡Voilà! Un conejo macabro transmutado en cisne macabro, sin tener que gastar dinero en Industrial Light and Magic para hacerlo.

[editar] Rodaje y controversias

Cisne-negro-natalie-portman.jpg

"-Y dinos Natalie, ¿consumiste drogas en el rodaje?"
"-¿Drogas? Nunca las he consumido ni pienso volver a hacerlo."

Mucho se habló sobre el problema de la doble de Natalie Portman y la pereza de esta última para aprender a bailar. Entrevistada varias veces, aclaró: "En Star Wars todos tenían sus dobles haciendo sus peleas con sable, ¿por qué no lo iba a hacer yo?". El problema es que baila en el 70% de la película, y en el otro 30% está muy ocupada actuando como loca.

Otras polémicas fueron conocidas posteriores al rodaje, ya que varias organizaciones protectoras de animales se quejaron debido a los actos de zoofilia presentes en el film, saliendo en defensa de los derechos de los cisnes, llegando a presentar recursos de amparo para que la película no fuese estrenada.

[editar] Haga ballet con...

Herramientas personales