Citroën 2CV

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Prototipo cit.jpg

Dos prototipos del 2CV.

Cita3.pngEn Lepanto no vi dos caballos de tan mal galopeCita4.png
Miguel de Cervantes sobre el 2CV
Cita3.pngMi escarabajo le da mil vueltas a éste coche.Cita4.png
Ferdinand Porsche sobre el 2CV

Este artículo trata sobre el engendro mecánico denominado Citroneta en Chile

El Citroën 2CV (acrónimo de "dos cagan viajando" o "dos caballos de pedo" en gabacho estándar) es el vehículo más popular de la historia del avión automóvil. Producido originalmente en Francia, terminó construyéndose en Tuvalu Ulterior y así será por los siglos de los siglos, ramén.

Raul-2cv.png

Hay quienes comparan el empuje de Raúl con el de un dos caballos

[editar] Características generales

Las concepciones de diseño que se aplicaron a este vehículo fueron acuñadas por el perpetrador diseñador jefe francés de la Citroën, Pierre Boulanger (Big Bang - 750 a. de C.):

"Un vehículo batracio… perdón… barato de adquirir, capaz de transportar a dos astronautas checos, 100 metros cúbicos comprimidos de caldofrán y de 15 a 75 botellas de Cabernet Sauvignon, por un callejón de Bagdad a una velocidad de 15 unidades astronómicas por segundo"

Los trabajadores del taller de diseño, inspirados, escucharon atentamente a Boulanger, y en sus tableros tradujeron su idea en un auto con forma de rana. Fue el principio de la revolución francesa automotriz cuando llegó la guillotina. Después está el Citroën 3CV, al que mejoraron el motor para que alcance velocidades supersónicas, aunque nadie se dió cuenta porque el diseño exterior era exáctamente el mismo

[editar] Génesis

Citroen all-star.png

Evidente fuente de inspiración

En Francia, aburridos sin poder ir a la guerra el año 1936, los ociosos reflexivos intelectuales de la industria idearon el proyecto denominado "lo mínimo del auto francés" (lo máximo ya lo habían estudiado). Se trataba de diseñar el contenedor de botellas de vino motorizado en la que cupieran al menos seis dos gabachos y sus ventanas fueran lo suficientemente grandes para que por ellas se viera el Arco del Triunfo. La tarea era realmente difícil, más que nada porque sus diseñadores se tomaban las muestras de las botellas y completamente ebrios exageraban la capacidad de carga del vehículo.

Boulanger sin embargo, un corpulento bretón acostumbrado a su Aston Martin, impuso nuevas exigencias: el vehículo debía ser amplio y tener excelente suspensión. Para lo primero se recurrió al ingenio francés: sentaron al ejecutivo en el suelo del vehículo. Para lo segundo, la prueba de fuego era que un cesto con huevos de gallina ahuecados y puestos bajo un yunque no debían quebrarse con el movimiento del automóvil. Eso tuvo fácil solución: el cesto era más chico que el yunque así que no se notó cuando se quebraron los huevos.

Es 1937 y ya muchos franceses disfrutan del 2CV. Sin embargo, ¿cómo llevar a la deliciosa damisela a pasar una tarde en la campiña? Los diseñadores estaban tan obsesionados con las botellas de vino que se olvidaron de los pasajeros. Salvo el espacio para el conductor, el interior era una pequeña cava. Es así como la versión definitiva lleva el habitáculo para el vino atrás (el diseño original medía la mitado porque tenía un solo eje). Ahora la jovencita podía ir dándole una francesa a la campiña junto al avezado piloto.

[editar] Segunda Guerra Mundial

2CVA.jpg

Citröen 2CV-A "Intruder" con pintura stealth de uso militar.

La moda duró poco. Los franceses se ponen desodorante van a las armas junto a Estados Unidos e Inglaterra y deciden destruir los 2CV. En la determinación pesó más evitar que los enemigos copiasen su estilo de vida que el motor del vehículo era en realidad un eficiente enriquecedor de uranio.

Los alemanes invaden Francia y encuentran una versión Matchbox del 2CV. De ahí copian el modelo, lo “alemanizan” y crean el Volkswagen Escarabajo.

Luego de ganar la guerra, Francia pone en producción nuevamente el modelo, exportándolo a algunos muchos países. En la actualidad se considera al 2CV como el modelo más popular en la historia del automóvil, seguido del Bugatti.

[editar] Posguerra y hippismo

2cv pintado.jpg

Sobriedad y discreción.

Algunos estudiosos señalan que las calles de París se inundaron luego con este modelo. Sin embargo eso es erróneo: estamos hablando de un automóvil y no de algún líquido. Por lo tanto es correcto mencionar que el vehículo abarrotó las calles de la capital francesa aunque tampoco es abarrote.

Se inicia el período exportador del modelo, el de mayor difusión. El 2CV se extiende entonces por todo el orbe: en Argentina le llaman "Rana" (por su similitud con un perro pastor alemán) y recibe publicidad gratuita cuando la familia de Mafalda adquiere uno; en Chile, se denomina "Citroneta" o "Citrola" (porque no se sabía si originalmente se llamaba Citronette, en francés, o Citrolla, en italiano). En Polonia se denominó "Zdzksly" luego de un concurso organizado por la Citröen para encontrar la palabra más fácil de pronunciar.

2cv barney.jpg

Modelo de lujo con terminación muy moderno.

Los hippies la prefirieron porque les permitía emborracharse con gran comodidad y porque el ahorro les permitía expandir sus reflexiones sobre el mundo y el amor. Se hizo en particular muy apetecido el 2CV que llevaba pintura custom con la figura de Barney y fue el primero con cenicero usado para apoyar el porro mientras se conduce .

Sin embargo, esa adopción tuvo mucho de fortuita. Algunas unidades productivas de la Citroën se encontraban en huelga y en el taller de pintura saboteaban la producción de los vehículos pintándolos en modo rándom.

[editar] Años 70

Los gentiles burgueses y el populacho bajaban a la calle para montarse en el vehículo que causaba sensación: el lamborghini flamante 2CV. A pesar de sus reducidas dimensiones, una familia Rodríguez cualquiera conseguía llenar el coche para ir a la playa con el siguiente contenido: el padre, los niños (los siete), la madre (a la que los niños tenían subida a un armario la mayoría del tiempo para que el padre no la pillara de nuevo), la abuela, la suegra, el perro, los cinco flotadores de tortuga, la colchoneta hinchable, el camping gas, la remesa de toallas, la sombrilla, las dos tumbonas, la rueda de repuesto, Keanu Reeves, el parasol de regalo del banco, el amigo de turno, la nevera, las paletas de playa y la pelota de Nivea.

Sorprendente era ver la puesta en escena del coche con todo este equipaje: más que un automóvil parecía un tiovivo pequeño.

[editar] El presente

  • Pueden advertirse moléculas y átomos del 2CV en los parques de reciclaje de metales. Normalmente se encuentran en forma de cubos y se venden por tonelada.

[editar] El futuro

  • Para conocer el futuro del 2CV es necesario conducir un DeLorean modificado. Encuéntrelo.bobito
Herramientas personales