Comida de supervivencia

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Cita3.pngÑAM!, GRONF!, GRACKS!, GLUMPF!, SLURB!, GLUB!, CHOMPF!...Cita4.png
Big Boss , experto en comida de supervivencia en Metal Gear Solid 3 comiéndose un buitre, o un cocodrilo
Cita3.pngÑAM!, GRONF!, GRACKS!, GLUMPF!, SLURB!, GLUB!, CHOMPF!...Cita4.png
Zombi comiendose un cerebro para sobrevivir
Cita3.pngÑAM!!Cita4.png
Domo-kun comiendose a un gatito de un bocao
Cita3.png...Cita4.png
Rambo , cumpliendo su tercera semana sin comer, y contando (A pesar de que puede comer cosas que le darian asco a un animal).

[editar] Breve introducción

Llámese también vulgarmente por el sobrenombre de "provisiones", básicamente la comida de supervivencia es aquella que tienes en el fondo de los cajones o del armario de la despensa, la cual no tocas desde los tiempos del Faraón Ramón y a la que solo recurres cuando tienes una gusa de los 10.000 millones de demonios, acompañada asimismo por la sensación de que las tripas se te convierten en espaguetis de vitriolo. En su defecto, la comida de supervivencia también consiste en aquella cosa que queda cuando ya te has comido todo lo buenamente comestible que había anteriormente.

Pero en definitiva, el término se puede resumir en lo siguiente; ¡¡Hostia, que ya no hay comida!!... a no espera, ahí al fondo creo que hay algo que brilla...

[editar] Historia de la comida de supervivencia

El primer caso práctico registrado en la historia acerca de las funciones de la comida de supervivencia lo tenemos en el cuento ese de la cigarra y la hormiga, solo que esta vez va en serio; si no tienes comida la vas a espichar fijo durante el invierno, le dijo la jodida hormiga a la cachonda de la cigarra. Y admitámoslo, morirse de hambre da asco.

Dentro de la disparatada historia del ser humano, históricamente el origen de la comida de supervivencia se daba sobre todo cuando no había comida que llevarse a la boca, con lo que el efecto subsecuente era irse al otro barrio por indigestión de ácido del estómago. Pero un buen día, uno de los primeros cavernícolas que puso las pezuñas sobre la faz de la Tierra se dio cuenta del hecho de que, si había comida metida en algún rincón, no pasarían hambre porque siempre tendrían dicho sustento para ir tirando hasta la caza del siguiente mamut, con lo que bastaba con que alguien, que normalmente era el más inteligente de la manada, solía tener un poco de sobra al fondo de la cueva...

¿Y ya está? Pues sí, porque la misma historia pero con distinto argumento (como en las malas peliculas de Hollywood, que son todas) es el que se ha ido repitiendo a lo largo de los milenios y en adelante; si hay comida en la despensa principal todo esta bien, si no esperemos que haya algo debajo de los calzoncillos...

Ladrillo.jpg

Lo más nutritivo del paquete

Por otro lado, también podian haber factores externos y ajenos a la voluntad del hombre acerca de la escasez de comida, ya séase naturales o artificiales, siendo la mayoría de los segundos provocados por joder al personal (de los primeros solo Dios es responsable, pero a ver quien se atreve a decirle nada con la mala hostia que se gasta):

Un ejemplo de estos últimos son los asedios (en concreto los medievales eran los mas bonitos y espectaculares, porque anda que no había que tener ganas para intentar tirar un pedazo de castillo como los de la época). Los asedios, en todas sus variantes, versiones y épocas, es cuando una peña de cafres se planta delante de la puerta de la casa de otra peña de cafres, supuestamente esperando conseguir algo en el proceso (una especie de "sentada" universitaria, vamos). En esas ocasiones especiales, ocurría que un buen día asomabas por la puerta de tu casa, y vualá, había una peña de gente con muy mala pinta que parecían estarte diciendo; "No no no, por aquí no pasas", con lo que no quedaba mas remedio que dar media vuelta. Hombre, siempre podías ir de frente contra esa peña asesina que llevan palos afilados y garrotes con púas, pero claro, a ver quien te encuentra luego entre tanto gente.

Como durante un asedio no podías salir de casa (como cuando tus papás te pillan viendo pelis porno y te meten un puro, o como cuando llueve mucho y hace mal tiempo, como huracanes, tormentas, tornados, meteoritos y demás tonterías naturales similares), ocurría que a fuerza de irle mandando a la boca al final la despensa del castillo quedaba a cero patatero, y obviamente la escasez de comida teniendo que alimentar a más de 15.000 tíos con un hambre de cojones era un problemilla, y el enemigo asaltante en cuestión por lo general tenía una mala leche que no te dejaban ni bajar al supermercado. Así que, ¿como rayos sobrevivir en estas situaciones? Muy sencillo; tres palabras, COMIDA DE SUPERVIVENCIA... que esperemos por el bien de esos pobres diablos muertos de hambre que tuviesen guardada en algun sitio.

En este punto, también se podría señalar otro de los exponentes históricos de la comida de supervivencia más tradicionales, que son los náufragos perdidos en islas desiertas llenas de cafres salvajes (nótese la contradicción, ¿cómo coño iban a estar desiertas pues? Pues muy sencillo; solo por joder), y sin una miaja ni miserable chusco de pan duro que llevarse a la boca en kilómetros a la redonda...

Esta es en esencia el papel de la comida de supervivencia y su contribución vital en la evolución del Dinosaurio.

[editar] Actualidad de la comida de supervivencia

Caca.jpg

Si esta fuera tu única comida de supervivencia para el resto de la semana te lo pensarías dos veces. A veces uno se tiene que conformar con lo que tiene

En este sentido, en la actualidad más moderna el máximo exponente de esta medida de la comida de supervivencia es sin duda la figura del estudiante (los vagos por antonomasia). Imaginen la escena para el infortunado zagal/a; llegas a tu chabola de 2x4 centímetros, con el cerebro refrito después de tanto vicio (el estudio es lo que tiene), ¿y que te encuentras al llegar y abrir la nevera?. Bueno, para empezar que el yelo no es comestible (al menos en grandes cantidades). Todo estudiante soltero sabe que la comida es un gran problema. Tras ver la película de "¡Viven!", todo un mundo de posibilidades entran en tu mente, a cuales más retorcidas que las anteriores, y elaboras una capacidad de creación que ni la misma Agatha Ruiz de la Prada. ¿Y para que bajar al supermercado pudiendo ser original?.

Por otro lado, hay muchos tipos de personas y seres en general que le mandan a esto de la comida de supervivencia. Se pueden clasificar en:

Muertos de hambre

Náufragos

Hormigas previsoras

Cigarras cachondas

Asediados en castillos

Estudiantes

Vagabundos

Maleantes

Y en definitiva, todo bicho que le de por guardar comida en la madriguera "por si acaso"

[editar] Varias posibilidades

Y finalmente llegamos a la cuestión; ¿¡PERO QUE COJONES ES ESTO DE LA COMIDA DE SUPERVIVENCIA!?.

¡Tranquilo hombre, que ya voy! (joder con la gente impaciente...). Pues bien, básicamente comida de supervivencia es todo aquello que, cuando de pronto adviertes que ya no queda nada que mandarse a la boca en la distancia, decides de pronto que eso que está ahí (que a lo mejor tenías guardado "por si acaso", que anteriormente no habías visto, o que simplemente estaba escondido en el fondo del armario), pues hombre, esto no tiene mala pinta, y decides por ende que se puede comer y meter en la boca a mordiscos para que baje al estómago llenando su capacidad...
Pastillas.JPG

El pack también incluye capsulas de suicidio de varios sabores traidas del infierno

¡¿Y ya está!? Pues joder, no sé que otra cosa esperabas encontrar en un artículo de la Inciclopedia.

Pero para una persona normal con 2 dedos de frente (que no abundan precisamente), la comida de supervivencia más o menos suele ser la de siempre, lo que se encuentra un viernes por la noche en la despensa o la nevera despues de venir de trabajar del curro o similares, ya que no has tenido la decencia de bajar al supermercado durante toda la semana pasada:

  • Pasta es la base de todo: Barata, fácil de preparar y cunde un montón.

-¿A palo seco? ¡Podrías echar algo de salsa de tomate, jamón o algo! -Ehhh Ehhh. Que no soy el Arzack ese.

  • Chucherías: ¡De todos los colores! ¡A todas horas!

-¡Una fiesta para los sentidos! (diabéticos abstenerse. Encima de que tienes hambre no te vayas a morir, hombre de Dios. Aunque si tienes mucha hambre puedes darte el gusto... por lo menos antes de espicharla).

  • Congelados: Rapidos y sin problemas

-Lo difícil es mangarlos en el super, dentro de los pantalones.

  • Muestras gratuitas: cuando salgas a comer, en vez de comerte los aperitivos guárdatelos en el bolsillo.

-Veamos que tenemos por aquí...

  • Visitar a tus padres: Una vez por semana mínimo si no quieres enloquecer.

-¡Os quiero mucho! ¡Os echo de menos! ¡Pero dadme comida, joder!

  • Invitar a gente a Cenar: Diles que traigan algo; mas barato imposible (bueno, aparte del robo)

-¿Solo una bolsa de ganchitos? ¿Y esa estupenda tortilla de patatas que hace tu madre? ¡Mal Amigo!

  • Comer Fruta: (Solo cuando vayas muy escaso de pasta; situaciones desesperadas, medidas desesperadas)

-Ni código de barras, ni conservantes, ni colorantes... ¡esto no puede ser sano!

  • Aprovechar los restos: ¡Imaginación al poder!

-Bueno, tengo cáscaras de queso manchego, medio frankfurt y una cosa marrón con pelos en el fondo de la nevera que no logro identificar... ¡un mundo de posibilidades se abre ante mi! (véase alucinógenos).

  • Bolsitas de ketchup de McDonalds: Esto como comida de supervivencia siempre esta ahí.

-Aségurate al menos de que no están caducadas.

-Perderás un amigo, pero ganarás un rico guiso.

  • Si no tienes un gato, usa a un perro: Una interesante variante del anterior.

-Lo mejor de todo es que si te atrapan en el acto, puedes decir que de todos modos, ese perrito estaba abandonado antes de que te lo comieras, así que...

  • Ínspirarte en la foto de este artículo de la Inciclopedia:

-Sin comentarios.

  • Cubo de la basura: Joder, no me mires así, cuando se trata de comida de supervivencia no hay distinciones.

-¡¡Dame esa raspa de pescado, gato asqueroso!!

  • Lo importante es comer: ¡Ninguna medida es extrema! (a estas alturas no me extraña).

-(Cucaracha): Uh-oh. Este humano ya vuelve a mirarnos de esa forma rara... ¡larguemonos no pienso acabar como mi hermano!

  • Robar: Esto ya se comentó antes, asi que ya sabes; más barato imposible.

-¡¡Ponme todos los congelados en esta bolsa!!

  • Bajar al super y hacer la compra como una persona civilizada: En serio, ¿hay que decir algo al respecto?

-Joder, ya podías haberlo dicho antes de leer el resto del artículo, so mamón.

Herramientas personales