Conan el bárbaro

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Para otros Conan, revisa Conan


Cita3.png¡Por Crom!Cita4.png
Conan sobre este artículo... No sabemos en realidad si le gustó o no, porque siempre dice lo mismo, en cualquier circunstancia.
Cita3.pngUn día se me apareció en el refrigerador y me dijo que me metería la espada por un lugar muy doloroso si no escribía sobre él.Cita4.png
Robert E. Howard sobre Arthas Conan, mientras le ponen una camisa de fuerza en el psiquiátrico donde está internado.
Cita3.pngUn buen escritor de novelas policiales. De no ser por él, yo no sería quien soy.Cita4.png
Sherlock Holmes hablando de "otro" Conan, mientras se mete heroína directamente en vena.
Cita3.pngUn gran guerrero, muy valeroso.Cita4.png
Miguel de Cervantes sobre Conan. Después empezó a decir algo sobre unos molinos de viento, pero para entonces ya habíamos colgado el teléfono.
ArnoldConan.jpg

Conan con su espada en ristre, vigilando que este artículo sea de su entero gusto.

Conan el bárbaro, también conocido como Conan el destructor, Conan el vengador, Conan el libertador, Conan el embaucador, Conan el invicto, Conan el guerrero, Conan el marinero, Conan el detective, Conan el bárbaro, Conan de Cimmeria, Conan el cimmerio, Conan el cimmeriano (él siempre se sintió muy orgulloso de su país natal, por si no se habían dado cuenta) Conan el multifacético, y durante un breve tiempo en que experimentó con cosas nuevas, Conan el coqueto o Conan el de las nalgas firmes.

Es un personaje creado por Robert E. Howard, también llamado Bob-dos-pistolas, a causa de su extraña, y muy erótica, condición genital. Miembro del círculo Lovecraft y fecundo escritor de relatos de espada y brujería, protagonizados casi siempre por musculosos hombres semidesnudos cubiertos tan solo por aceite y un taparrabos. Conan el bárbaro vivió para los frikis en la llamada Edad Hiboria, en donde Europa, Asia y África estaban mucho más juntos que ahora, no existía la inmigración y cualquiera podía viajar de un extremo a otro del mundo en unos cuantos meses y a caballo. De ahí que en sus aventuras hubieran blancos, gente de color, gente de otro color, gente del mismo color o casi, gente de color algo más oscuro, pero menos que los primeros, etc, etc.. Sin embargo, en ninguna de sus aventuras aparecen latinos, de ahí que a sus historias se las consideren discriminadoras y racistas.

Actualmente hay una dura pelea a muerte entre Tolkien y Bob-dos-pistolas sobre cuál de ellos es el padre y madre del género de la Fantasía épica, una guerra que ya ha dejado víctimas, partiendo por los dos autores. Los tolkiendili (fanáticos de Tolkien) declaran que el inglés fue el primero en escribir sobre elfos, enanos, orcos, dragónes y muchas cosas más que son habituales en el género, demostrando así lo influyente que fue y lo poco originales que son los escritores actuales. En cambio, los fans de Robert aseguran que su escritor es superior, en parte porque los deja llamarlo por su nombre de pila y no por su apellido, pero también porque Conan es unos 20 años anterior al Señor de los Anillos y también hay monstruos, magia, villanos, batallas apoteósicas y espadas con nombres molones como “Destazacuellos” o “Fabricaeunucos... pero no hay elfos.

Elfo-gay.jpg

Punto para Robert.


[editar] Análisis de sus libros

Robert E Howard.jpg

No, no es Al Capone, es el creador de Conan, poniendo una mirada intimidante a la hora de negociar con sus editores.

Cita3.pngLo encuentro interesante, y el autor es un viejo amigo mío, pero personalmente prefiero protagonistas más... "intelectuales".Cita4.png
Lovecraft sobre por qué no hay hombres musculosos y semidesnudos en sus novelas.

Empecemos por la portada; es prácticamente siempre la misma, siempre la misma idea repetida una y otra vez, siempre la misma composición, que es la siguiente:

  • Conan el bárbaro, vestido solo con un taparrabos y con su espada en alto, luchando contra un horrible monstruo. Generalmente tiene una expresión furibunda en el rostro, con los labios, los dientes y los muslos apretados.
  • El monstruo, siempre más grande que Conan, mínimo del doble de su estatura, a veces más, pero siempre y cuando quepa dentro de la portada, debe tener una expresión poco inteligente, para que Conan luzca más.
  • La chica, bellísima, voluptuosa, con ropas muy escasas, generalmente desgarradas. Suele estar caída en el suelo, a los pies de Conan o del monstruo, o bien en manos del propio monstruo. Generalmente suele ser blanca, rubia o morena, a veces pelirroja, en otras ocasiones es de raza negra, y en unas pocas veces es asiática, para mantener la cuota de lo políticamente correcto.
  • Interior: lleno de hojas, generalmente de papel, suelen tener letras, la mayoría minúsculas, algunas mayúsculas, a veces también tienen ilustraciones que suelen ser variaciones de la portada. Lo ideal es leerlas.

[editar] Sus aventuras

Cita1.png—¿Qué es lo mejor de la vida? —La extensa estepa, un caballo rápido, halcones en tu puño, y el viento en tu cabello. —¡MAL! Conan, ¿qué es lo mejor de la vida? —Aplastar enemigos, verles destrozados y oír el lamento de sus mujeres.Cita2.png

— Conan el bárbaro sobre cómo hallar la paz y la felicidad en la vida.

[editar] La cosa de la cripta

Conanboris.jpg

Conan haciendo frente a un pérfido demonio de humo, las chicas semidesnudas están ahí solo para darle algo de interés.

Primera aventura de Conan, donde a los 15 años se convierte en prisionero sexual de los hiperbóreos... ¿O era de los vanir? O quizás de los aesir. Bueno, el caso es que no le encuentra gracia a la profesión de esclavo sexual, a la que no le ve mucho futuro, de modo que se fuga y se larga a recorrer la gélida estepa hiperbórea cubierto solo por un taparrabos, sin duda la indumentaria más adecuada para caminar en la nieve y disfrutar de un buen congelamiento de cojones. Allí es sorprendido por una manada de hambrientos lobos (o más bien fue Conan quien los sorprendió a ellos en, ejem, ”actos contranatura”).

Los lobos se pusieron a perseguir a Conan, babeando y gruñendo, lo cual hizo sospechar al cimmerio sobre las malas intenciones que tendrían ellos respecto a él. Eso, y también la servilleta que se colocaron en cuello. Como no estaba dispuesto a morir tan joven, no sin antes haber amado, o al menos tenido sexo, Conan buscó un refugio donde pudiera estar seguro. Primero pensó en una casita de dulces y chocolate, habitada por una viejecita simpática y muy arrugada, pero por desgracia eso era un cuento que le habían leído el día año anterior, así que tendría que buscar otra cosa. Por fortuna para él, y para los lectores y para el escritor que ganó dinero con el, Conan halla lo que parece ser el lugar adecuado.

Este resulta ser una cueva en la cual se refugia. Los lobos, por su parte, no entran, sino que lloriquean y gimen lastimosamente, como si en el interior de la cueva hubiera algo maligno y terrible que los asustara. Obviamente, Conan se puso a investigar la cueva.

Una hora más tarde, Conan surgió de la cueva cojeando y con una expresión dolorida en el rostro. Para entonces los lobos ya se habían aburrido y se dedicaban a hacer cosas mas interesantes lejos de allí. De regreso a su aldea, Conan fue llamado por el jefe de su tribu, quien le pidió que se sentara junto a ál y le explicara qué había ocurrido en la caverna.

"No, gracias" -fue la respuesta de Conan-. "Preferiría no sentarme, y lo que pasó en la cripta se queda en la cripta". Eso motivó muchas teorías entre la gente de la aldea respecto a lo que realmente había pasado. Unos decían que había sido atacado por un poderosísimo demonio por la espalda, sin darle tiempo para defenderse; otros decían que había sido atacado por una horripilante momia por la espalda, sin darle tiempo para defenderse. Lo cierto es que todos estaban equivocados, salvo en lo de "atacado", "por la espalda" y "sin posibilidad de defenderse."

[editar] La torre del elefante

Hay una torre y un elefante; y también hay un tesoro. Conan lo quiere para donarlo a las viudas y huérfanos que ha encontrado en su camino, o más bien que ha dejado en el camino después de asesinar a sus maridos y padres, siempre en defensa propia. Suceden varias cosas más, pero aquí lo importante son la torre y el elefante, ambos símbolos claramente fálicos y que reflejan ciertos aspectos, poco conocidos de la sexualidad de Conan el bárbaro, o del propio Robert E. Howard, ya que estamos. Eso si hacemos una interpretación freudiana del relato, y ya se sabe que Freud veía falos por todas partes.

[editar] Villanos en la casa

Aquí trata sobre un joven aristócrata llamado Murilo, corrupto como pocos, quien tiene un serio conflicto con Nabonidus, el sacerdote rojo, quien le regala en una fiesta una cajita con una oreja cortada, que Murilo reconoce como la de su secretario... Y él que pensaba en despedirlo por no haberse presentado a trabajar en una semana.

Como fuera, Murilo es amablemente invitado a irse fuera de la ciudad, preferentemente por un buen tiempo. Es eso, o morir en medio de crueles torturas. Pero él no tiene la menor intención de hacer tal cosa, de modo que decide recurrir a los servicios de Conan, quien en ese momento se hallaba encerrado en una profunda y oscura celda, atado de pies y manos con cadenas y obviamente semidesnudo y cubierto de aceite.

Cita1.png—Vaya, vaya -Dijo Murilo- ¿Qué delito cometiste que te encarcelaron?

—¿Delito? ¿Encarcelado? ¿De qué hablas?''Cita2.png

Después sucedió un incómodo incidente que involucró un látigo, una capucha y un tarro de mermelada de moras, pero el caso es que Murilo, a cambio de matar a Nabonidus, le ofreció a Conan la libertad, un puñado de monedas de oro y una espada para guerrero nivel 42. El bárbaro, obviamente, aceptó.

Aquí la historia se complica un poco, así que vamos a lo simple: en un momento dado se reúnen en la casa del sacerdote rojo -una casa muy pequeña, sencilla y humilde, como corresponde al ejemplo que debe dar un hombre de Dios- Murilo, Conan y Nabonidus, y todos deben aliarse en pos de sobrevivir. Porque un criado de Nabonidus -Nabo para los amigos- llamado Thrak se ha rebelado. Este Thrak es un ser mitad mono, mitad hombre, o sea, un hombre-mono, cuya existencia está en serio peligro por culpa de los creacionistas.

Este hombre mono se ha rebelado y ha traicionado a su amo, golpeándolo, despojándolo de sus ropas, poniéndolo boca abajo y... bueno, al parecer solo le hizo eso, o al menos es lo que dice el sacerdote rojo. Elucubran un plan muy bueno y muy inspirado para conseguir salir con vida sin que nadie resulte lastimado; solo se requiere algo de mesura, inteligencia y paciencia por parte de Conan... adivinen qué parte del plan falló.

Al final, Conan se ensalza en una pelea a muerte con Thrak, al que termina venciendo no sin la ayuda de un pequeño golpe en la cabeza del hombre-mono con una silla, veinte puñaladas por la espalda, un látigo, cloroformo y un par de grilletes.

Cita1.pngEsta noche he matado a un hombre y no a una bestia. Lo incluiré entre los jefes cuyas almas envié a las tinieblas y en los que me meé en sus cenizas.Cita2.png

— Nabonidus observando el cadáver de Thrak.

Todo parece llegar a su fin, pero entonces Nabonidus coge una cuerda que estaba por ahí y en la que nadie se había fijado, y amenaza con matar a nuestros amigos (porque para tenerlos de enemigos...)

Cita1.png-¿Qué clase de traición es esta? -gritó Murilo-. Juraste que...

-Juré que no le contaría al rey nada acerca de ti! Pero no prometí que no fuera a resolver este asunto por mis propios medios, si podía. ¿Crees que voy a dejar pasar semejante oportunidad? En circunstancias normales no me atrevería a matarte con mis propias manos, sin contar con la aprobación del rey, pero ahora nadie lo sabrá jamás. Irás a parar a las cubas de ácido junto a Thak y los estúpidos nacionalistas, y nadie sabrá nada. ¡Qué noche! Si bien he perdido algunos valiosos sirvientes, también me he librado de varios enemigos peligrosos. ¡No te muevas! Estoy en el umbral y tú no tienes posibilidades de alcanzarme antes de que tire de la cuerda y te envíe al Infierno. Esta vez no se trata del loto gris, aunque es igualmente eficaz. Casi todas las habitaciones de mi casa son una trampa. De modo que, Murilo, eres un imbécil...''Cita2.png

— Nabonidus aburriéndonos de lo lindo.

...Etc, etc. Segundos después, una silla arrojada por Conan le abre la cabeza, desparramándose sus sesos, mezclados con sangre, fragmentos de hueso y haciendo un desagradable sonido de succión, convirtiéndose así en el primer villano que muere por perder el tiempo contándole sus planes a su enemigo.

[editar] Adaptaciones al cine

Cita1.png«Son seres elementales. Cuando los metes en un lío, nadie espera que se devanen los sesos inventando modos sutiles y maneras ingeniosas para salir del atolladero. Son demasiado estúpidos para hacer otra cosa que cortar, golpear o arrastrarse hasta quedar libres».Cita2.png

— Robert E. Howard sobre los directores de cine.
Conansalchicha.jpg

Conan en una de sus múltiples aventuras, destrozando lo que según Freud es un claro símbolo fálico (este tipo estaba un tanto obsesionado con el tema).

Una película fue realizada en 1984, protagonizada por un Arnold Schwarzenegger musculoso, semidesnudo y en taparrabos, un Arnold en su mejor forma, cuando sus pectorales eran duros y bruñidos (¿?) y no parecían los pechos de una matrona. En cuanto al director y al guionista, el primero fue Stanley Kubrick y el segundo Akira Kurosawa, pero pronto fueron reemplazados por un mono con una máquina de escribir, y otro mono con una cámara. El de la máquina de escribir se encargo de la dirección, y el de la cámara se encargó del guion, pero pese a todo, la película fue francamente excelente, ganando un premio Óscar a la mejor actuación masculina con el torso desnudo y en taparrabos, y el Óscar al mejor guion original escrito por un mono.

Después, teóricamente hubo otra película de Conan el bárbaro; decimos teóricamente porque los pocos que recuerdan haberla visto siempre dicen solo dos cosas:

Dos cosas.

Bueno, lo que recuerdan es que la película era muy mala, y que después fueron visitados por Hombres de Negro, quienes les ordenaron olvidar todo lo relativo a este film, sobre todo después de que Arnold comenzara su carrera política persiguiendo inmigrantes ilegales en Texas. De modo que en la actualidad es imposible encontrar el menor rastro de esa película, al igual que “El joven Hércules en Nueva York", o aquella película porno gay que hizo durante su adolescencia. Ahora se esta planeando hacer una nueva película de Conan, pero protagonizada por un tipo que aparece en la serie de Canción de hielo y fuego, pero Arnold no hay más que uno por suerte, y como en casos anteriores en que se reemplazó a un un actor por otro, no será lo mismo.

[editar] ¿Sabías tú que...?

Cita1.png... mola colocar citas largas?Cita2.png

Herramientas personales