Concurso de comer

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Concursodecomer.jpg

¿Deporte para gente civilizada o incivilizada? Usted decide.

Un concurso de comida es como dice su nombre, un concurso de comida. Estos concursos, a diferencia del impopular duelo de cocina, son más extremos y letales en comparación del bungee-jumping. Para participar en un concurso de este deporte, se necesitan dos requisitos. El primero es conseguir toda la comida chatarra posible, de preferencia las hamburguesas de McDonald's para otorgarle mayor dramatismo a la competencia. El segundo requisito es tener un estómago del tamaño de un cañón, aunque existen participantes más flacos que una escoba que ganaron torneos locales.

[editar] Historia

Concurso comer.jpg

Ésta mujer tiene dientes rojos y salchichas blancas, o quizás es al revés esta observación deductiva.

Tradicionalmente, los concursos de comida lo inventaron los animales carnívoros provenientes del triásico. Los susodichos animales se peleaban para demostrar su resistencia de digerir cadáveres. Más tarde lo practicaron los buitres y finalmente comenzó a practicarlo el hombre. Siglos después, se realizaban concursos amistosos en días de feria, en el cual siempre salía victorioso el troglodita que arrollaba al que lo miraba feo. El resurgimiento de popularidad ocurrió cuando una empresa de perros calientes, cuyos dueños tenían mascotas calientes, querían otorgarle un poco de amor en inocentes panzas. Este torneo duraba cada año en el día de la Independencia de Yanquilandia, aprovechando los reclamos de la gente de comer, antes de estallar su hogar con fuegos artificiales.

En 2001, ocurrió un suceso histórico cuando el Takeru Kobayashi (¿así se escribe el nombre?), tragó más de 50 hot dogs de un solo bocado, duplicando al record anterior. Inmediatamente, preguntándose todo el mundo como logró semejante proeza. El japonés respondió en su idioma nativo, dejando perplejos a los que escucharon, a pesar de no entenderle ni una sílaba. No obstante la fama de Takeru fue efírmera cuando fue derrotado por unos hot-dog de diferencia. El vigente campeón logró comer pizzas, hamburguesas y cartón húmedo en inmensa cantidad. Lo más sorprendente es que no tiene vergüenza de ello y siga teniendo la frente bien en alto.

[editar] Estructura del concurso

Esta clase de concurso necesita alimentos populares que se pueden conseguir en el supermercado de turno. Normalmente se elige un alimento que se repite en cada plato, provocando fatiga al participante y se caiga de la mesa. En algunas ocasiones utilizan vegetales, para dejar participar a los defensores de animales y se unan a la moda de la glotonería. A la vez tiene diversas técnicas para alcanzar a la victoria. Una de ellas es meter en la boca toda la bandeja de comida, lo que conlleva una cantidad de lácteos que pasa al esófago en un instante, pero solo los participantes más experimentados deben usarlo como último recurso a la victoria.

Otra técnica que resulta ser beneficiosa ha sido arrojar un chorrito de agua para ablandar los alimentos sólidos. No obstante, esta técnica está prohibida por competiciones de estilo picnic, para evitar que tenga una mala imagen los organizadores de un evento como éste (aparte de hacer entrenar a la mujer que limpia los residuos hasta que tenga un brazo de fisiculturista). Otro aspecto en tener en cuenta, es el vomito. El vomito larga todo lo tragado en el concurso, incluyendo el desayuno, la merienda y parte del aquel líquido rojo fluye en el cuerpo. En el caso que ocurra este hecho, el participante será descalificado sin llevarse su premio a casa. Para algunos es una desventaja, pero para otros oportunistas, comienzan a mostrar los dientes llenos de carne, para obligar a su contrincante escupir. Estas reglas demuestran que llevan a la contraria, la frase de comer para vivir, porque una sola masticada es sinónimo de a todo o nada para alcanzar la victoria.

[editar] Críticas y peligros

192px-Star of life2.png Advertencia: Inciclopedia sí da consejos médicos (no como Wikipedia), gracias al gentil auspicio del
Dr. Leandro Gao y su staff de enfermeras.

Como todos sabemos, a pesar de ser un deporte popular, es demasiado riesgoso para muchos, porque los "atletas de este deporte", terminan sufriendo cambios de humor en pleno entrenamiento. Estos son algunos de los casos más conocidos.

Una de sus críticas se debe a que incentiva a la obesidad y por ende, la producción de asientos con mayor tamaño. La organización de FAOCE (Federación internacional de comedores competitivos) declaró que estos comentarios son quejas de gente con colesterol, explicando que también que hay ganadores que pesan 45 kilos y aún así no agonizan. También ha sido criticado por moralistas cristianos que este evento incentiva uno de los siete pecados capitales que es la gula. Esto nos quiere decir que los que participen en este noble deporte, terminarán en la sopa de un demonio con el rostro de un ateo. Pero con solo rezar al ser Omnipotente bastará para participar. Por último pero no más importante, produce fobia a la persona que participa tras atorarse con un pedazo de pasta.

[editar] Anécdotas

Cucarachacomida.jpg

-¡Humano insolente! ¿Acaso crees que nos distruíras si sobrevivimos a bombas nucleares?

Han existido raros eventos locales, en los cuales pocas personas lograron sobrevivir ilesas. Podemos citar al concurso de comer que ocurrió en Edimburgo, Escocia donde un restaurante desafió a sus clíentes a comer su platillo asesino. Para ganarlo debían comerse un plato de curry picante que superaba a la lava que arrasó Pompeya. Al iniciar este duelo de estómagos, más de 9 personas abandonaron a los primeros cinco segundos y la subcampeona, Curie Kim terminó dando un paseo al hospital de manera gratuita. La misma subcampeona relató que el curry estaba tan picante que parece que le incluyeron sierras microscopicas para burlarse como en los reality shows japoneses. Antes que iniciara el concurso, el restaurante colocó en su puerta con una letra insignificante la frase de «Somos totalmente conscientes de que servimos el curry más picante del mundo. Si mueres mientras lo estás comiendo, los comensales que estén en la mesa deberán compartir el precio de tu Kismot Killer».

En California, un glotón terminó comiendo 9 kilos de pavo cocido sin minuto de pausa. Al ganarlo fue la persona que comió más pavo en el mundo, lo que volvió objeto de burlas tildándolo de pavote. Además este concurso sirve para realizar investigaciones criminales, cuando detuvieron a un hombre con lentes de botella acusado de robarse un supermercado, que participó en un concurso de donuts. Este hombre fue facilmente reconocido al estar expuesto en un corcurso llamativo. Finalmente el hombre aprendió a tocar la armónica y abstenerse a las donuts.

[editar] Trague también

Condomrings.gif
Artículo Deportivo Destacado


Cubiertos Ícono.png
Delicioso artículo Destacado
Herramientas personales