Confederado Americano de Cubait

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Confederado Americano de Cubait
الولايات المتحدة
United States of Kuwait
Banderakuwait.png
Escudokuwait.jpg
(Bandera) (Escudo)
Lema "Allah Bless Kuwait"
Himno "The Najma-Spangled Banner"
Mapa-kuwait.png
Está justo ahí, ¿que no lo ves?
Capital Washington DC (Distrito de Cubait)
Mayor ciudad Kuwait City
Lenguas oficiales Inglés con acento árabe, árabe con acento inglés
Gobierno Dictadura monárquica republicana
Líder Ronald Reagan Al-Ahmad Al-Jaber Al-$abah
Emir
Área Una playa iraquí
Población 1.000 kuwaitíes, 2.000 tanques y 1.000.000 de soldados norteamericanos
Moneda US Dollar
Gentilicio Kuwaianos
Zona horaria La de Irak Estados Unidos
Dominio de internet .kiwi.oil.us.mil.gov
Código telefónico +1
Cita3.png¡Mi equipo perdió la final de la Champions! Bueno, tendré que comprarme otro...Cita4.png
Magnate kuwaití sobre el fútbol.

El Confederado Americano de Cubait (oficialmente Estados Unidos de Kuwait) es un pequeño lunar en el culo de Irak que desde 1991 es el estado número 54 de los Estados Unidos (el 51 es Puerto Rico, el 52 Israel y el 53 Corea del Sur).

[editar] Historia

La verdad a nadie le importa la historia de Kuwait antes de la Guerra del Golfo, ni siquiera a los propios kuwaitíes, pero haremos un esfuerzo.

Se supone que en la Antigüedad Kuwait era parte de Mesopotamia, esa civilización desértica que inventó la escritura, la astrología, los zigurats (pirámides con escaleras mecánicas y accesos para minusválidos), la cosmetología, la caza de dragones y la ley del talión (ojo por ojo, pito por pito), pero algo pasó y se les acabó la creatividad. Para cuando llegó el Club de Amigos de Mahoma a introducir el Islam, Kuwait no era más que una playa para camellos estresados.

Más tarde Kuwait cayó en manos del Imperio Otomano, aunque fue por inercia, ya que los otomanos estaban más interesados en Irak debido a las historias que habían oido sobre la famosa ramera de Babilonia. Para quitarse la fama de hazmerreíres del Imperio, los kuwaitíes probaron suerte cultivando perlas y por un tiempo les fue bastante bien, hasta que los japoneses cabrones comenzaron la extracción industrial de éstas y la economía de Kuwait se fue al carajo. Afortunadamente, un día un kuwaití fue a cavar una letrina en el patio de su casa y accidentalmente descubrió un pozo petrolero, lo cual reavivó el interés de los turcos otomanos y, sobre todo, atrajo la atención del Imperio Británico.

Usando como excusa la Primera Guerra Mundial, los británicos enviaron a Lawrence de Arabia para luchar contra los turcos. El combate final fue una batalla de rap entre el aspirante a la corona kuwaití, Sheik Yerbouti, y el sultán turco. Ganó Sheik Yerbouti y declaró la independencia de Kuwait, pero los británicos argumentaron que Lawrence había hecho casi todo el trabajo y exigieron convertir al país en un protectorado. Inmediatamente Yerbouti se puso a las órdenes del Imperio Británico, a cambio de beneficios económicos para él y su pueblo (es decir, para él, su familia y las mujeres de su harén).

Ya cuando la dinastía real de Kuwait había redecorado el palacio y comprado una nueva flota de Rolls Royce de último modelo, uno de los 500 hijos de Sheik Yerbouti, emir Al-Ahmad Al-Jaber Al-Sabah, decidió cortar su relación con Gran Bretaña de manera amistosa; hasta el día de hoy siguen llamándose regularmente por teléfono.

[editar] Guerra del Golfo

Infantería irak.jpg

La temible infantería iraquí.

Sin embargo, Irak jamás dejó de acosar tanto diplomática como sexualmente a Kuwait, al que consideraba una provincia iraquí que había pasado por alto en los censos poblacionales. Intentando sobarle un poco el lomo a Saddam Hussein, Kuwait le prestó ayuda militar a Irak en la "Guerra por una Letra" (también conocida como Guerra Irán-Irak), pero este esfuerzo no obtuvo resultados.

Para hacer frente a la amenaza expansionista iraquí, en los años 80 Kuwait se fusionó con Hawaii para formar la República de Kawaii. Esta confederación duró apenas 10 minutos, porque el rey Kamehameha II de Hawaii sufría de Alzheimer y no recordaba haber firmado ninguna acta oficial.

En 1990 el tío Saddam decidió invadir el país. Aunque el emir resistió valientemente, encerrándose en su bóveda de oro mientras su guardia personal era aniquilada por los invasores, Kuwait fue conquistado en media tarde. George H. W. Bush quedó estupefacto al ver cómo un país tenía el descaro de invadir a otro más débil sólo por el petróleo y llamó a sus compadres de la OTAN para probar sus armas en el Golfo Pérsico (porque en ese tiempo la Unión Soviética ya no era rival). Como era un día de pocas noticias, también llamó a la CNN para que filmaran los bombardeos.

En 6 meses, apenas 32 naciones que componían la Coalición liderada por EE.UU. lograron vencer en desigual combate al poderoso ejército iraquí, y Bush volvió a poner al dictad... digo, emir, en su trono, pero con el nuevo cargo de Gobernador del Gran Estado de Cubait.

[editar] Gobierno

Kuwait está desde hace décadas bajo la férrea dictadura del emir <inserte nombre árabe aquí> Al-Ahmad Al-Jaber Al-Sabah. Pero el emir es un dictador bueno, de esos que oprimen a su pueblo pero bailan al ritmo del Tío Sam, no como Chávez, Kim, Saddam o Gadafi. Eso explica por qué el emir no ha pescado ningún cáncer repentino, ni le han acusado de poseer armas de destrucción masiva, ni ha llegado la primavera al país, a pesar de tener petróleo como para comprar tres Iraks y cinco Libias.

El régimen es muy abierto en comparación con otras monarquías pro-occidentales de la región, y se cree que para el año 2195 podría aprobarse oficialmente una ley que le de a las mujeres la categoría de "personas".

[editar] Economía

Está bien asegurada en el palacio del emir y sus cuentas bancarias en Suiza y las Islas Caimán. Para demostrar su humildad, el emir renunció a construir un palacio de platino (ordenó su demolición cuando llevaba un 98% terminado) y en cambio lo reemplazó con una vulgar mansión de oro y piedras preciosas.

Kuwait es el tercer mayor cultivador de bases militares estadounidenses en el mundo, después de Colombia y la Antártida.

[editar] Deportes

Sheikh 1982.jpg

Tranquilos, amegos. Ya le prometí al árbitros un nuevos Ferraris. Con un pocos de suertes haré que los clasifiquen directamentes a la final.

El deporte nacional oficial kuwaití es derrochar dinero, pero sólo es practicado por la familia real y sus amigos. El segundo deporte más popular es el fútbol, y para compensar los pocos éxitos conseguidos por el país en esta disciplina (léase: nada), los jeques kuwaitíes se pelean con sus primos qataríes y emiratíes arabíes unidíes para ver quién compra más clubes ingleses.

El máximo logro kuwaití fue sobornar a la FIFA para clasificarse al Mundial de España 1982 (aprovechando la recesión económica mundial de esos años, les bastó con gastar el 0,01% del PIB). En dicho Mundial, Kuwait es recordado sólo por el incidente que protagonizó el jeque Fahid Al-Ahmad Al-Jaber Al-Sabah, hermano menor del emir. Kuwait, para variar, estaba perdiendo por 3-1 contra Francia; cuando los galos marcaron el cuarto gol, el jeque inmediatamente bajó al terreno de juego, se acercó al árbitro y le amenazó con sacar a los jugadores kuwaitíes del estadio si no anulaba el último gol. El árbitro, fiel al espíritu de la FIFA, accedió.

Después del partido, el árbitro fue visto por última vez afuera del estadio hablando con un hombre de aspecto árabe que llevaba un maletín.

[editar] Otras colonias americanas en el Medio Oriente


Herramientas personales