Copa América

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Cita3.pngFallar tres penales, no tiene precio.Cita4.png
Martín Palermo publicitando Master Card en plena Copa América.
Copa América.jpg

La Copa América es el máximo campeonato futbolístico de selecciones al sur de los Estados Unidos. Consiste en un trofeo de metal que rota cada cuatro años a través de los países de la costa atlántica, es decir, Brasil, Argentina y Uruguay, salvo contadas excepciones efectuadas mediante sorteo.

Es el torneo más antiguo del mundo a nivel de selecciones, remontándose en sus inicios a la década de 1910, con la particularidad de que, tal como se ve en fotografías, los partidos sólo se disputaban con camisetas negras y blancas. Posteriormente, el juego fue modernizándose, llegando incluso a invitar a países como Japón y Estados Unidos, dando un espectáculo humorístico notable para los nuevos tiempos.

El equipo con más copas es Uruguay, que se coronó campeón por decimoquinta vez en Argentina en 2011. Lamentablemente para el resto de los países, el avión en el que iba la selección celeste de regreso a casa no cayó al Río de la Plata. La última edición se jugó en el Imperio Yankee en 2016 y el campeón actual es Chile (no, no es broma).

[editar] Historia

[editar] Orígenes

Tras los constantes saqueos de piratas en las costas americanas, se establecieron muchos británicos en los principales puertos de Brasil, Argentina, Uruguay y Chile para poder vender los productos robados. Lo que llamaba la atención de estos individuos, era que aparte de patearse los cojones los unos a los otros, solían golpear un balón mediante un juego en equipo. Así nacía el fútbol en América.

Un buen día de 1916, corsarios de estos cuatro países deciden formar la Confederación Sudamericana de Fútbol, la cual era un simple pretexto para el contrabando de monos. Para entretenerse mientras ello ocurría, decidieron jugar un campeonato celebrando el centenario de Argentina, el cual fue un éxito rotundo.

Así pasaron muchas versiones que no le importan un carajo a nadie. Tras la Copa Mundial de Fútbol de 1930 y la Segunda Guerra Mundial, la Copa América se fue a pique y nadie se acordaba que existía. No fue hasta que renació el contrabando de monos que surgió una nueva etapa en la historia del campeonato.

[editar] Desorganización

Brasil campeón.jpg

Brasil, contra todos los pronósticos, también ha sido campeón.

Argentinos y uruguayos se encargaron de que la Copa volviera a aparecer en la palestra. Sin embargo, lo hicieron al estilo americano: los partidos se jugaban sin arcos, ganando el equipo que quebraba más jugadores rivales. Viendo que los servicios de emergencia no daban abasto, se decidió volver al antiguo formato, pero el caos reinaba y el campeonato no resurgía.

Por inexplicables razones la copa siempre se inclinaba para el Atlántico, dando cuenta de que el esfuerzo rioplatense comenzó a dar frutos. El resto de los equipos, por más que quebraban piernas, no lograban quedarse con nada. Jamás se supo cómo lo hacían, pero al parecer los dirigentes de la Confederación eran visitados por un emisario que le daba una charla motivacional a todos los presentes, el cual era, como por arte de magia del mismo país que un mes después se coronaría campeón de copa.

Superada la desorganización e intermitencia en la planificación del torneo, se estableció que la Copa se organizaría cada cuatro años y lo ganaría Brasil, Argentina o Uruguay, dependiendo de cómo cayera la moneda.

[editar] Últimas versiones

Ante esta injusticia, varios países se pronunciaron y pidieron que mejor ésto se decidiera con un dado. Paraguay, Colombia y los países andinos se sumaron al reparto, pero Chile llegó tarde y le tocó el número 7.

Posteriormente, Ecuador y Venezuela se integraron como países fijos al campeonato, incluso como organizadores. Tristemente, ni los tejemanejes del Comandante Eterno ayudaron a la vinotinto a pasar de cuartos de final en 2007, cayendo inapelablemente ante Uruguay. A pesar de ello, en 2011 llegaron a semifinales boxeando a ecuatorianos y chilenos, pero cayeron ante los peruanos por knock-out y diferencia de patadas en el orto de -10.

La versión de 2011 se la adjudicó Uruguay, quien venció a los paraguayos, que habían llegado a la final sin ganar ni un sólo partido. Dado que la maleta celeste era más pesada (no, ya no se contrabandeaban monos precisamente) la copa se fue a Montevideo, donde más de 60 mil vacas esperaban para celebrar la obtención de un nuevo trofeo.

Finalmente, en 2015 Chile perdió su virginidad de más de un siglo gracias al pecheo del Pipita Higuaín y su manía por perder finales. Racha que continuó al año siguiente cuando Gringolandia, la nación más futbolizada del continente, organizó la Copa América Centenario.

[editar] Selecciones participantes

ArgentinoCarlitos.jpg

No, que no lo patee Higuaín...

Partiendo por los exitosos, Uruguay es el máximo campeón de la historia de la Copa. A pesar de estar formado por más vacas que personas, la cultura propia del país los ha llevado quince veces al título. Se caracteriza por el juego limpio, cuyo máximo referente es Paolo Montero. Por su parte, Argentina tiene 14 títulos. Podría haber accedido a los 15 en 2011 (si no fuera porque su amado Carlitos Tévez en un trance creía que estaba jugando rugby), en 2015 (si no fuera porque el mismo Tévez le enseñó a patear penales a Higuaín) y en 2016 (si no fuera porque definitivamente necesitan que alguien más calificado les enseñe a patear penales). Lamentablemente para el país, siempre que juega la final con Brasil o con Chile termina cagándose y arruinando campañas perfectas.

Brasil, contra todo pronóstico, ha ganado el título ocho veces. Todos conocen la escasa tradición futbolística de un país que se dedica más al béisbol que a cualquier cosa, pero la suerte los ha acompañado y el lanzamiento de la moneda les ha dado más títulos de los pensados. Mas atrás viene Paraguay, uno de los equipos más sufridos. Se caracteriza por su suavidad al jugar: utiliza el método de las patadas y los empates de último minuto para llegar a la final. Perú, por otro lado, a pesar de llegar lejos en las últimas copas, goza de una irregularidad increíble. Es más que seguro que en la siguiente, si no es campeón, será el hazmerreír. Chile es el desvirgado más reciente, tras ganar dos copas de manera consecutiva luego de haber pasado casi 100 años arriba de la pelota.

Ahora vienen los fracasados de por vida países sin dinero para incentivos: Aquellos con, a lo más, una copa. Pero verlos intentarlo es realmente gracioso: payasadas, autogoles, resultados de último minuto, escándalos con señoritas y sobre todo borracheras siempre han acompañado a estos seleccionados.

Entre los que han ganado la copa por única vez, tenemos a Colombia. Pero mientras mejor juega, peor le va. No se ilusione nunca cuando los cafeteros jueguen bien: siempre se caen. Bolivia, que también ganó un título (gracias a la altura, para variar) es un país fantasma. Sí, aunque usted no lo crea, Bolivia juega la Copa América. Que no pase de los grupos es otra cosa.

Ecuador en tanto, no ha llegado jamás al título, ni cuando juega en Quito, a pesar de la altura y todo lo demás. Siempre promete mucho, llegando siempre hasta el tercer partido. México es un experto en no salir campeón. Apueste siempre por los mexicanos del tercer lugar hacia abajo, victoria segura. Y al final tenemos a Venezuela. Ha resurgido considerablemente en el contexto latino. Si antes era la Cenicienta de América, ahora le alcanza para Blancanieves.

En los últimos años, la CONMEBOL se ha encargado de traer a otros países como número de variedades. La nota de humor la han puesto, a lo largo de la historia, Costa Rica, Japón, Honduras, Estados Unidos, Jamaica y Haití, entre otros. Gracias por existir.

[editar] Sistema de torneo

Ruso perez.jpg

No señores, acá a los árbitros no les vienen con cuentos. Sólo con plata.

En los inicios, los equipos se enfrentaban todos contra todos, pero luego de la gran cantidad de partidos, el desgaste era evidente y los sobornos insostenibles para cada país.

Actualmente, participan actualmente diez equipos más dos invitados, los cuales se dividen en grupos de 4 equipos. El sistema es fácil de entender: pasan los dos mejores de cada grupo más los dos mejores terceros, los cuales son definidos mediante la resta del promedio de los puntos menos el veinticinco por ciento de los goles a favor divididos por los goles en contra. Para tal efecto, se toman en cuenta las presentaciones anteriores multiplicadas por las tarjetas amarillas, y así, pasan dos equipos a la final.

Después de todo siempre sale campeón Argentina(aunque no ganen hace 23 años), Brasil o Uruguay.

[editar] Internacionalización

Una vez el resto del mundo se dio cuenta de que para lo único que servían los americanos era para jugar fútbol, se decidió televisar el circo a todos los continentes. Gracias a ello, los mismos latinos se dieron cuenta que las camisetas, después de todo, eran de colores, gracias al adelanto de la transmisión en NTSC. Junto con ésto, y las Copas Mundiales organizadas en Chile y Argentina, la venta de tubos se incrementó y nacía un nuevo negocio para la Conmebol: la publicidad.

De este modo, podemos ver avisos tan ridículos en los partidos como los de "Atún Real", "Refresco Rinde 2", "Confites Fruna", "Detergente Patito" y otros bodrios dignos sólo de un espectáculo mayor al que hacen los mismos equipos en la cancha.

Por otro lado, con los avances en la tecnología, se desnudaron muchas de las jugadas polémicas en los partidos; las decisiones arbitrales debieron comenzar a hacerse con más cautela y de forma más sofisticada.

Pero no sólo beneficios ha traído la televisión. Con tantas cámaras, robarse las pelotas que caen a la tribuna y seguir destruyendo los estadios impunemente se han hecho una tradición cada vez más difícil de realizar por el hincha americano.

[editar] Futbolistas notables

MartinPalermo001.jpg

Hulk apareciendo en 3, 2, 1.

  • Diego Maradona jamás ganó el título en toda su carrera. Humilde como siempre, el Barrilete Cósmico siempre se quejó de que el estado del campo afectaba su juego y que las líneas no estaban bien demarcadas (¡no esas líneas!).
  • Pelé tampoco fue campeón. Pero a los hispanos esto no nos importa mucho, siempre le hemos dado más bola al Diego.
  • Diego Forlán sí fue campeón. Rizos de Oro comandó a la celeste en su último título, pero recién se destapó en la final, a diferencia de su ex novia que se destapó en toda la Copa.
  • Iván Zamorano obviamente nunca alzó un título, pero solía hacer goles como ninguno. Luego se dedicó a promocionar sistemas de transporte público, involucrarse con "rubias" faranduleras de vida fácil y jugar showbol. Se perdió en el camino y luego conoció la senda del Señor. Del Señor Armani.
  • Martín Palermo logró el triste récord de patear tres penales en un partido, y fallarlos todos. Aún no se explica la idiotez de sus compañeros en dejarlo lanzar otro... y otro.
  • Lionel Messi, comprometido con continuar el legado de su maestro Maradona, nunca la ganó tampoco, aunque sí jugó varias finales capitaneando a la selección de Segundina Argentina.
  • Un proctólogo de apellido Jara, conocido por ser el primer mapuche homosexual jugador que sin olvidar su profesión de médico, durante la Copa se preocupaba por el estado de salud de sus pacientes haciéndoles el examen de próstata sin ningún costo en pleno partido, su paciente preferido fue Cavani.

[editar] Véase también

Condomrings.gif
Artículo Deportivo Destacado
Herramientas personales