Creación del mundo

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Pelea3.jpgDISCREPAN LOS AUTORES

Existen dos o más inciclopedistas que entregan versiones distintas sobre la materia relacionada con el artículo.

Otra línea de investigación conduce a Los siete días de la creación


Cita3.pngAl principio todo era oscuro, o blanco... y... y Dios hizo al hombre... sí, eso... No, espera... primero eran los planetas... y luego los bichos... ¿o era al revés?Cita4.png
Bush sobre el comienzo del universo
Cita3.png¡Mierda!¡La cagué!...Cita4.png
Dios sobre el momento de creación del mundo
Cita3.pngDios dijo: "Hágase la luz", y la luz se hizo sin más explicaciones. Pero yo, que soy el demonio, dije: "Hágase el interruptor", y la luz la enciendo y la apago cada vez que me sale de los cojonesCita4.png
El demonio sobre la creación del mundo


La creación del mundo viene recogido todo muy junto en el primer libro de la Torá, del Tanaj, y de todos los libros de todas las religiones del mundo, excepto del libro de los testigos de Jehova que se encuentra escrito en el libro de genesis y como dios creo la tierra en 7 dias.
Creacion-mundo.jpg

La creación del mundo según el Vasco... digo... el Bosco.

[editar] Comienzo del comienzo

A mediados de los años sesenta, Dios era un veinteañero hippie revolucionario que vivía en casa de sus padres capitalistas en la ciudad de Barbate, en el estado de Chuissiana. Acababa de acabar sus estudios en el instituto, y se marchaba a la universidad de Bale a estudiar biología con un amigo de su infancia, Cletus. Llegaron a finales de agosto y se matricularon. Hasta que comenzasen las clases, les quedaban un mes que lo aprovecharían para adaptarse a su nuevo entorno y conocer nuevas amistades. Cletus y Dios no tardaron en hacerse amigos de un grupo de hippies con los que aprendieron cómo cultivar maría, a desafiar al sistema político y cosas por el estilo.

[editar] Los siete días de la creación

[editar] Día primero

Así fueron pasando los años, con Dios y su pandilla partiendo la pana, hasta que llegó el tercer curso. En una de las asignaturas de la carrera, se les pedía que realizaran unas prácticas en el laboratorio. Dios, que se las daba de Alá, mazcaba regaliz usado en una de sus prácticas con productos químicos, cuando se le cayó la golosina a la probeta y... ¡Pum! ¡Se convirtió en Chocapic!

Probeta.JPG

Aquí empezó todo

Al instante, se formó una masa muy negra. Pero en seguida, se hizo una luz muy potente dentro del frasco carrasco. Cada doce horas, la luz se alternaba con la oscuridad. Como la probeta no pasaría desapercibida en el laboratorio de la universidad, Dios decidió llevarsela a su casa. Allí la guardó en un estante de su armario, a salvo de todos y de la limpiadora (este personaje será importante a lo largo de la historia, ya que es la persona que tratará de destruir el mundo que Dios había creado, el anticristo) Esa sucesión de negrura y claridad se fue alternando durante todo el día.

[editar] Día dos

Al día siguiente, el contenido de la probeta se fue solidificando, y se pudo distinguir claramente dos partes: Una líquida, que se depositó en la parte inferior, a la que Dios llamó agua, y otra más vacía, a la que llamó cielo. Esto le dio algo más para estudiar, pues la baba del chicle no se había mezclado con los demás productos y había creado un mar. Tras un largo día de estudio, Dios se retiró a su cuarto para descansar, y teniendo en cuenta que ya estaba allí, pues lo hizo enseguida.

[editar] Día tres

Tras levantarse, acicalarse y bajar al comedor del colegio mayor a desayunar tostadas con mantequilla, Dios se acordó de la probeta y se lanzó enseguida a su habitación, para contemplar el maravilloso cambio al que estaba siendo sometido su cosa. Cuando llegó, se orinó de la alegría al observar que, en su probeta, florecían toda clase de cosas verdes con palitos marrones por abajo, y que se meneaban con el viento. Y como nombre les puso, a raiz de su aspecto y de su palo, chupachuses vegetales. Pero como tenía el frenillo de la lengua más grande de lo normal, pues solo sabía decir veguetales, así que le puso árbol, que sigue teniendo erre, pero suena más gracioso decir agbol que veguetal.

[editar] Día cuatro

Teniendo ya árboles en su probeta, Dios se dio cuenta de que se morían por falta de algo. Ese algo era lo que necesitaban para vivir. Como, lógicamente, todos los humanos necesitamos el sexo para vivir, les puso tres prestitutas para cada árbol, una morena, una rubia, y otra color oscuro. Ni se inmutaron. Como todos los humanos necesitamos el alcohol para vivir, les puso una destilería ilegal de anís al lado de su plantación. Ni se inmutaron. Como todos los humanos necesitamos el alcohol para vivir, Dios creó el fútbol y los deportes, y la televisión digital. Ni se inmutaron. Harto de tanta inmutación, decidió ir a hablar con los árboles. Al llegar al lugar de los hechos, un fenómeno químico producido por la reacción entre las emanaciones de Dios y la atmósfera del ambiente, liberó una luz proveniente del cielo que le iluminaba y, de paso, daba luz a los árboles. Esto, les dio a los pequeños y desnutridos arbustos algo por lo que alegrarse y se convirtieron en grandes y majestuosas secuoyas.

Así que, para que los árboles estuvieran sanos y felices, Dios creó el sol para dar proporcionarles calor, luz y quemaduras, y para enriquecer al inventor del bronceador; y la luna para dar fresquito.

[editar] Día cinco por el culo...

Tras el hallazgo del foco halógeno, la vida en el mundo estaba más animada por el cambio de luces y todo lo que ello conlleva. Pero los árboles necesitaban algo más que luces y pirotecnia para vivir. Así que, contactó con el doctor Wayne Szalinski para reducir gallinas y atunes al tamaño de un huevo de piojo. Y lo consiguió, no sin primero reducir a todos su hijos y la vecina que pasaba por ahí. Así, Dios inventó al pez y al ave, para que todos pudieran ir en tren.

PatadaPablo.jpg

Dios creó al hombre a su imagen y semejanza.

[editar] Día seis

Y al sexto día se dio cuenta de que reinaba el caos en la probeta misteriosa, así que se decidió por crear un juez neutral que pusiera orden y calma en el mundo. Y como no tenía nada a mano, excepto un tarro de plastilina Playdo, así que cogió un trocito y creó a algo parecido a él, pero menos perfecto, ya que una de las tres piernas era más corta de lo normal. Y le dijo:

Cita1.png te llamarás Adán y serás hombre, fruto de mi carne, que está muy sabrosa, y serás testigo de mi mundo, del cuál te encargarás de mejorar y cuidar, con el deber de banear a los usuarios que practiquen el vandalismo en esta, mi wiki.Cita2.png

"Pos vale", respondió Adán, "Pero hazme un favor y crame una chati, que tengo el brazo dolorido de tanta gayola", a lo que Dios fue amable y le concedió el deseo, no sin ante arrancarle una costilla a Adán, porque ya no le quedaba plastilina. E hizo a la cosa más hermosa que se podía imaginar, tan bella, que con solo verla, se le subió el colesterol por las nubes.

Cita1.png te llamarás Eva y serás una mujer, fruto de mi carne y de la costilla de este señor de aquí al lado que... que... ¡Adán! ¡Estate quieto que te vas a quedar ciego! Y serás la compañera de este impresentable y le satisfacerás en sus deseos. Y si esto no te gusta, siempre te podrás operar los pechos.Cita2.png

Hieronymus Bosch - The Garden of Earthly Delights - The Earthly Paradise (Garden of Eden).jpg

Así quedó todo después de las vacaciones.

[editar] Día siete

Y como el séptimo día caía en domingo, Dios se sentó en su cuarto a observar como iban las cosas en su Gran Hermano particular. Por lo pronto, el día y la noche tenían el fallo de que de vez en cuando, se desequilibraban y las noches duraban más que los días; las plantas se habían reproducido a lo bestia y ahora todo estaba verde y frondoso; el sol y la luna no se estaban quietos y cada dos por tres se caían por el horizonte; los peces se comían los unos a los otros y Adán no paraba de traginarse a Eva. Además, se había reproducido, y todo estaba lleno de terroristas y gilipollas, que se asociaban todos y formaban grupos como el gobierno, Al-Qaeda o eso. Ante todo lo que había sucedido en unas horas, Dios decidió inundar la probeta para comenzar de nuevo, pero un señor que No era recibió un chivatazo y se creó una patera para no ahogarse.

[editar] La creación del mundo en otras religiones

La relatada anteriormente, es la versión del principio de los tiempos como se enseña en las escuelas cristianas de todo el mundo, pero, aunque es la más aceptada y la más popular, también existen distintas versiones producidas por la mente de otros religiosos. Así, podemos encontrar en la cultura árabe la historia de Alá y las alitas de pollo, en la que se narra el comienzo de los tiempos como una aparición de hongos cancerígenos en unas alitas del citado animal que Alá se estaba comiendo, producidos por el estado de semidescomposición en el que se encontraba el animal; lo que produjo que el profeta dibujara un algoritmo con el que programó el universo entero.

En la India, existe la creencia de que el mundo se creó en unos mocos de elefante, de los que se sacaron el superglú. Sin embargo, la más original de todas las versiones del génesis es El milagro de la tostadora de Jehová, en el que Christian Mohammed Jehová Nahasamapetilan, un adolescente de la universidad de Tel-Aviv realizó en su proyecto de fin de carrera una tostadora termocosmológica de la cual salían partículas de antimateria una detrás de otra hasta que se fusionaron en lo que ahora llamamos Carrefour.

Herramientas personales
Otros idiomas