Crisis cibernáutica entre Ecuador y el Reino Unido de 2012

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Conflicto Ecuatoriano-Inglés
Assange-escondido
"Se fue a la mierda esto".

Fecha Agosto de 2012 - Hasta que se le olvide a alguien.
Lugar Londres
Resultado Fractura de las relaciones entre ambos países
Prohibición de plátanos ecuatorianos en tiendas londinenses
Pérdida de la cordura de Assange en el exilio.
Conflicto Ecuador exilia a un hacker prófugo en otro país, ese país se molesta.
Casus belli Filtración de fotos y videos confidenciales de Barack Obama desnudo.
Cambios territoriales Embajada ecuatoriana en Londres y todos sus rincones.
Beligerantes
BanderaEcuador
Ecuador
BanderaReino Unido
Reino Unido
Comandantes
Rafael Correa
Rafael Patiño
David Cameron
El rey sueco
Fuerzas en combate
Algunos seguidores del mesías Correa. 20 policías
Muchos periodistas molestos
Bajas
Una ventana de la embajada. Miles de carpetas hackeadas, mucho porno descubierto, y computadoras destruidas.
Cita3¡Necesito mi porno señores!, digo mi internet.Cita4
Julian Assange en su estadía en la embajada.
Cita3Como se atreven a privar los derechos humanos de alguien, ¡piratas ingleses!, parecen guerrilleros... Oh espera.Cita4
Rafael Correa ante la posición inglesa en el conflicto.

La Crisis cibernáutica entre Ecuador y el Reino Unido de 2012, también llamada como la "Crisis cibernáutica entre Ecuador y el Reino Unido por un australiano hacker de 2012" o "La estupidez de Correa y Patiño de 2012", fue una serie de disputas y malentendidos entre el gobierno ecuatoriano y el gobierno inglés, acontecidas por causa del nerd sociópata de Julian Assange, fundador de WikiLeaks y amo y señor de toda la información personal del mundo, quien en 2010, reveló unas cuantas jugarretas del gobierno estadounidense en Afganistán, y tras una serie de volteretas del destino, terminó en la embajada ecuatoriana en Londres, recibiendo el asilo del excelso mandatario ecuatoriano Rafael Correa, causando la ira de los ingleses con el país sudamericano.


[editar] Antecedentes

[editar] Aventuras de Julian Assange y la CIA

Desde tiempo antes de los problemas, el joven internauta y sabelotodo australiano Julian Assange se había visto metido en problemas por su mal comportamiento y su ferviente curiosidad por archivos ultra secretos del gobierno norteamericano. El joven Julian, que desde chico mostró un gran interés en la política internacional y una fuerte antipatía a su vez por los seres humanos, fue aprendiendo programación en las aulas de la Universidad de Melbourne y activismo en los pasillos de esta con los fumetas hippies. En 2006 Julian abre su propio sitio web para publicar chismes un poco más secretos y prohibidos de los que se podían publicar en Facebook, y con la misma cantidad de información aburrida que en Wikipedia, bautizándole como Wikileaks, que en sus primeros años solo tuvo información de gordos frikis espiando a las chicas de su colegio, pronto se volvió una red de información clasificada que revolucionaría el mundo desde una recámara, algo que fue percatado y no muy bien visto por el omnipotente ojo de EE.UU y Bush.

Para 2010, Assange comenzó a cruzar la línea de seguridad cibernáutica, al publicar en Wikileaks, ciertos videos vergonzosos de oficiales de la armada americana en bikini y con algunas mujerzuelas de sexo dudoso. Debido a que estos no fueron de gran trascendencia en el internet, posteriormente Assange subió un gameplay de soldados americanos jugando al Call of Duty con civiles iraquíes de por medio. El gobierno norteamericano se percató de ello y trató de censurarlo por las buenas con un anuncio de Rated +18, pero al no funcionar esto, Assange se volvió enemigo principal del gobierno yankee y se le prohibió la entrada a Disneyland.

[editar] Violaciones y llamado libertador de Correa

Assange.23

Assancge pidó el apoyo de todo el pueblo ecuatoriano para su lucha.

El nombre de Wikileaks ya resonaba por todos los rincones del internet, y ya resultaba ser una fuerza imparable, tanto como el Twitter o el porno gratis. Estados Unidos tenía los pelos de punta y la espada contra la pared, ya que eliminar a Assange sería enormemente difícil con su legión de frikis tras suyo y ese nuevo molesto invento llamado "derechos humanos", por lo que desde lo más recóndito de las oficinas del pentágono, surgió un maligno plan para acabar con el nerd australiano de una vez por todas, consistiendo en que si no pueden culpar a Assange por ejercer su libertad de expresión, pueden culparlo por pederastía y violación masiva BDSM de alto grado como suele ocurrir con los famosos de Hollywood. Y así fue, para 2010, al joven Julian, tras unas no muy buenas vacaciones en el país de Suecia, se le encontró acusado de violación de una menor de edad con aspecto de 30 y tantos que despistó a Assange por su voluptuosidad y de alguna forma logró entrar en su habitación de hotel. Con esto, Assange se da a la fuga y la Scotland Yard, junto con el fantasma del FBI, comienzan su captura para extraditarlo a Suecia sin ninguna posibilidad de acceder al internet por el bien de "todos".

Rato después, se le da libertad condicional a Julian debido a que no se encontraron pruebas de la existencia de la violación ni de la existencia de la persona que violó supuestamente, con la condición de solo usar el internet para cosas bonitas y una que otra paja, lo cual este no respetó en lo más mínimo, por lo que los perros volvierona soltarse, y persiguieron al activista por todo Picadilly Circus hasta que este se topó con la morada salvadora, un lugar mágico, seguro y con la foto del buen Rafael Correa en el vestíbulo. Assange se escondió en la embajada ecuatoriana de Londres, cosa que se supo rápido hasta Quito, y llegó pronto a los oídos de Correa, a quien se le suavizó el corazón con el camarada luchador contra el imperialismo yanqui.

[editar] Desarrollo del conflicto

Cita3¡Que bacán! El gringo nos ha arreglado la compu.Cita4
Embajador durante la estadía de Assange en la embajada.
Assange-Terminator

En poco tiempo, el Hacker se convirtió en símbolo de rebelión y libertad contra las máquinas

Por la mañana, Julian Assange toca bien tempranito la puerta de la embajada, despertando a los vecinos y recibiendo unos cuantos insultillos de otras ventanas. Unos momentos después, el conserje baja con muy mala gana a abrir la puerta, con el periódico enrollado en la mano por si es necesario ahuyentar a las niñas exploradoras o a los testigos de Jehová; cuando el mozo abre la puerta, no ve más que un jovencito mal parecido, muy oxigenado, sudoroso y algo sucio pidiendo auxilio desesperadamente con un vocabulario pretencioso y un acento indescriptible que iba de un elegante australiano a friki asfixiado. El sujeto queda impactado y se hacen de palabras no muy amables por un rato, despertando al embajador ecuatoriano con todo el aquelarre. El ambajador se sorprende al reconocer inmediatamente al sujeto que pide ayuda, así que con paciencia le dice al conserje que se tranquilice y lo deje pasar, ya que el siempre fue gran fan de Dawson's Creek, pero cuando se entera que el sujeto que pide auxilio no es actor sino el hacker más importante hasta el momento, el embajador escupe el café y la noticia vuela en segundo hasta el Parlamento Británico, hasta Quito y hasta los archivos secretos de la CIA.

En Westminster la noticia llega rápido y los parlamentarios deciden soltar a los perros para traer cada pelo rubio de Assange a la ley, y luego tal vez llevarlo en mucho secreto a Guantánamo como el Tío Sam lo indica. Por su parte, el palacio de Carondelet retumba con la noticia de un nerd escondido bajo sus faldas allá en Londres, pero los secretarios no quieren alarmar al grandísimo en su hora de rezo, así que se guardan la noticia un ratito, por lo que primero acuden con el ministro de relaciones para ver que se puede hacer con el pequeño pero poderoso intruso, a lo que este decide que debe ser echado a patadas ya mismo, para no entrar en ningún conflicto bilateral con algun poderoso gobierno. Pero como en todas las reuniones secretas, siempre alguno termina soltando la sopa a quien menos debe, en este caso al buen "Ráfica", quien escucha la pobre historia de Assange, y ve el glorioso panorama de por fin atacar a los cerdos ateos capitalistas de una buena vez y así que el general Chávez esté orgulloso. Así, Julian consigue un refugio y Ecuador se entromete en una gran mierda.

[editar] El cóndor contra el Bull Dog

El día después de los fastuosos acontecimientos, Correa y sus lacayos salieron a dar una rueda de prensa, en la cual se esperaban las mismas idioteces de siempre; aunque esta vez Rafa salía a decirle al pueblo ecuatoriano que en vez de esperar un incremento de precios, esperaran un conflicto jurídico internacional con una potencia europea por resguardar a un prófugo de la justicia yankee. El mensaje terminó y el pueblo no quedó tan unido, ni tranquilo como esperaba el gobierno. Por su parte, David Cameron y el parlamento inglés comenzaron a cansarse de enviar cestas de amistad a cambio de Assange, y decidieron ponerse más agresivos, aunque no al nivel de Iraq, enviando un ultimátum al gobierno ecuatoriano mostrando todo su disgusto con caritas enojadas, pidiendo a Assange para que sea enjuiciado casi justamente por una corte bastante parcial en EE.UU.

Más adelante, Ecuador hace como que no oye, y los ingleses tiran más piedras, Ecuador se hace bolita, y Cameron les dice que le pregunten a los argentinos lo que pasa cuando se meten con ellos, pero Correa ni se inmuta, o al menos no lo percibe, mientras que Assange mira todo desde la ventana de su recámara mientras intenta hackear la red para conseguir buen porno europeo. La Scotland Yard comienza a prepararse para entrar a la embajada y sacar al maldito, pero un montón de frikis protestantes lo impiden, y Julian se queda un buen rato más en casa.

[editar] Consecuencias

Assange ecuatoriano

El internauta se relacionó tanto con el país que se espera que sustituya a Antonio Valencia en la selección.

Las consecuencias del desgaste de la relación diplomática entre ambos países fueron consdierables. En los mercados de Camden se dio una gran alza del precio de las bananas, mientras que en muchas tiendas de mascotas fueron prohibidos los cuys, que se volvieron enemigos nacionales y de la corona, y algunos incluso fueron empalados y asados al fuego como insulto al Ecuador sin saber que estos mismos hacen lo mismo por alguna razón. Mientras que por el país sudamericano, el té fue ilegalizado y muchos barcos que exportaban la infusión fueron hundidos sin saber que estos provenían en realidad de China y Colombia, además de que Paul McCartney fue declarado enemigo nacional también.

También no tardaron en llegar las reacciones y consecuencias de la chismosa comunidad internacional. Venezuela, siendo el ejemplo más claro de esto, ya que su magnánimo y actualmente bien muerto líder permanente Hugo Chávez, anunció que si el Reino Unido no retiraba sus amenazas y palabras nada educadas y amables, estos desencadenarían toda la potencia bolivariana para defender la libertad y a su amiguito Correa de las frías garras del capitalismo yanqui, oh, y claro, al australiano albino ese. Mientras que otros sudacas, en ese tiempo de izquierda como la peronista Argentina y el tupamaro Uruguay lanzaron también sus redundantes y prácticamente inútiles ofertas de apoyo al Ecuador, mientras que Rusia también sentenció que si la tensión no pasaba, enviaría ultras aficionados rusos a pelear en las calles de Londres y Manchester contra los hooligans ingleses.

[editar] Véase también

Wikilogo botante Para los interesados en la versión
menos seria y verídica, Wikipedia
tiene un artículo sobre:
Crisis diplomática entre Ecuador y Reino Unido de 2012-2013
Herramientas personales