Día de Muertos

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Banderaméxico Este artículo tiene un chingo de humor mexicano.

Igual y no agarras el pedo de lo que habla, lo mejor es ir a México y preguntar.


Wikilogo botante Para los interesados en la versión
menos seria y verídica, Wikipedia
tiene un artículo sobre:
Día de Muertos
Cita3A la verga, Yo me voy a pedir halloweenCita4
Niño sobre esta absurda festividad
Cita3¡Pero qué bárbaros!Cita4
George Bush (mientras bombardea Irak) sobre las tradiciones mexicanas
Cita3¿El pan de muertos está hecho con muertos de verdad? Cita4
Niño en un centro comercial
Martita
Martita Sahagún con el atuendo típico de la Catrina.

El Día de Muertos es una celebración que se remonta al tiempo de los indígenas, justo por el tiempo de Tizoc y Los tres García, antes que Hernán Cortés viniera a conquistar pacíficamente a los aztecas. Misteriosamente coincide con las celebraciones católicas de Algunos Santos (1 de noviembre) y Día de los infieles Difuntos (2 de noviembre). Es una festividad puramente mexicana que algunos pueblos centroamericanos y sudamericanos han adoptado en cierta medida, y que los gringos piratearon, haciendo ellos el concepto del Jalouin. Tanto así que el mexicano común y corriente prefiere ir a pedir dulces a las casas de sus vecinos disfrazado con horrendos disfraces; eso sí, siempre piden su calaverita para que le dé el toque autóctono.

[editar] Historia

[editar] Orígenes

Halloween
La antigua tradición es que los niños se disfracen y vayan diciendo trick or treat como idiotas por la calle, ¿o no era así?

Los orígenes del Día de los Muertos en México se remontan a la época de los aztecas, mayas y demás etnias desconocidas para los que no son indios bajados del cerro a tamborazos. Algo en común tenían todos ellos, y no eran sólo esas pirámides extrañas y presuntos nexos con los alienígenas, sino un gusto bastante enfermizo por los muertos, más o menos como las bandas de Death Metal.

Este festival caía en el noveno mes del calendario azteca, cerca de agosto, y era celebrado por un mes seguido o cuanto quisieran. Se traían sus buenos pulques para brindar en nombre de los muertos, y ya cuando estaban muy a tono con sus alcoholes comenzaban a experimentar visiones que los llevaban a creer que estaban en contacto con los difuntos. El efecto duplicaba su intensidad cuando los antiguos sacerdotes empleaban una misteriosa hoja verde, y la elevaba a la n potencia si usaban peyote, aunque muchos para ese momento ya estaban demasiado "peyotes". Así pues, ya que estaban acompañados de sus seres queridos se les ofrecían diversos alimentos y bebidas.

[editar] Transformación de la peda

Como había sido profetizado, los conquistadores llegaron a América. Cuando estos se internaron en las ciudades aztecas se asustaron de una manera increíble al ver las prácticas paganas de los indígenas. El problema era que ellos sí tenían la droga y el alcohol necesario, lo cual indignó profundamente a los españoles, tanto que decidieron acabar con los nativos de México. Sin embargo, la práctica resultaba bastante divertida, tanto así que la modificaron un poco para que coincidiera con las festividades católicas en las que, precisamente, se celebraba a algunos santos y a los infieles difuntos. Claro, esto no era totalmente original de los ibéricos, pues también habían robado adoptado una práctica céltica llamada Samhain. Esta fusión provocó la creación del Día de Muertos.

[editar] El caso Pedro Páramo

No es que tenga mucho que ver con el Día de Muertos, pero por alguna extraña razón mucha gente celebra esta fecha en honor a la fumada coherente novela escrita por Juan Rulfo. En teoría habla de un hombre que va a Comala para buscar a su padre, un tal Pedro Páramo, y que en el transcurso se da cuenta de que está hablando con unos muertos.

Los analistas más importantes intuyen que el protagonista de ese libro en realidad nunca habló con los muertos, sino que usó métodos muy dudosos para encontrar a su padre. Que son los mismos que usan las empresas de televisión para hacernos creer que este libro es infaltable en un altar de muertos.

[editar] En la actualidad

thumb|El pan de muerto no se hace así, o quién sabe...

Ofrenda
Una ofrenda de día de muertos, sólo alguien desequilibrado le sirve la mesa a un muerto

El altar u ofrenda es lo más importante durante este día, aunque hay prácticas igual de importante, como la de hacer Calaveritas e irse a unas fiestas que se han denominado como "Halloween", quién sabe por qué. Sin embargo, ahora interesa saber cuáles son los componentes de dicho altar, y son los siguientes:

  • Pan de muerto - Es un tipo de pan que se hace a base de harina, agua, sal, azúcar, gente muerta, y mucho amor. Representa el cadáver de una persona. Así que si se les antoja, deben recordar que podrían estarse comiendo a su abuela. O, peor aún, a su suegra.
  • Flores - También se adorna con una bellísima flor de nombre Jempajúchil, o Cempazóchil, o Sempasuchil, o como usted quiera decirle, porque la RAE le ha cambiado tantas veces el nombre que ni la flor sabe cómo se llama. Aquí no se aplica eso de que la rosa con otro nombre seguiría teniendo el mismo aroma, porque igual esta flor es terriblemente fragante.
  • Fruta - Si estuviésemos en Cuba se podría decir lo siguiente: "Oye chico, ponle un poco de fruta bomba al altar". Pero aquí se le pone plátano para que se siente y lo disfrute.
  • Velas - En teoría son para que el muerto no se pierda. No se preocupe si el fuego hace una reacción inesperada con el siguiente elemento:
  • Papel de China - Sí, hasta aquí llegan los pinches chinos. Primero se piratearon a la Virgen de Guadalupe y ahora se meten con nuestros muertitos.
  • Vino - Pues aqui el vino es para que el difunto se venga a embriagar con nosotros (aunque no se para que ponen vino si al final los que terminan bien pedos somos nosotros).

[editar] Noche de Muertos en Patzcuaro

Sí, es cierto, los michoacanos son los que tienen el principal culto a la muerte, tanto que es un día altamente turístico en esta pequeña región del mundo, en México hay una provincia llamada Michoacán, en Michoacán hay una zona llamada Patzcuaro, en Patzcuaro hay un lago, en el lago una isla, en la isla un cementerio, este cementerio es el principal destino turístico nacional, internacional, interexistencial y próximamente interdimensional, porque por ahí es dónde los muertos salen ese día.

La isla, de 200 por 200 metros cuadrados, se llena de todo tipo de gente, japoneses, americanos, américo-japoneses quienes únicamente van por morbo para ver cómo los habitantes pasan la noche en el cementerio, aunque no está demás decir que hay alguno que otro que termina embriagándose y cayendo al lago a mitad del invierno a las tres de la mañana, sí, el día de muertos en un bonito lugar para morir en las puertas del inframundo.


Vicente Fox Artículo Mexicano Destacado

Este artículo ha sido destacado en la Portada Mexicana por el pueblo.
A los que votaron por esta chingonería les daremos un chesco y una torta a la salida.

Herramientas personales