Daniel (profeta)

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
From father to clown.jpg ATENCIÓN: Se prohíbe leer este artículo en shabat.
Su lectura puede provocar que apedreen su automóvil.
Dios1.png Dios quiere que este artículo sea ampliado
Falta información sobre:
datos sobre los escritores del libro, contexto histórico y encuentros con Nabucodonosor, además de completar el artículo...


Cita3.pngAquí hay gato encerrado.Cita4.png
Daniel sobre el foso de los leones.
Cita3.pngNo, Daniel, ninguno de ellos se llaman Trotsky o Tolstói.Cita4.png
Darío sobre el foso de los leones.
Cita3.pngUn vaso de agua, por favor.Cita4.png
Daniel dándoselas de fino en el Starbucks.
Daniel rechaza la comida del rey.jpg

Venga barbón, dame esos cinco.
Daniel era un confianzudo.

Daniel, (但以理書 en chino y XOXOOX en churpiés) es el protagonista y posible autor del libro autohagiográfico llamado, como no, Daniel, que forma parte del Antiguo Testamento, que forma parte de la Biblia. Para los judíos fue un literato, para los cristianos, y musulmanes, un profeta, y para los católicos un santo; con su propia fiesta pagana y parafernalias adjuntas.

Hasta donde se sabe él fue un príncipe, de una de las tribus de Israel, que vivía tranquilamente en su castillo esperando rescatar alguna princesa y venderle los derechos de su historia a la Disney. Pero sus planes se frustraron cuando llegaron lo babilonios buscando completar su colección de eunucos, y a falta de uno bueno, escogieron a Daniel. Y a otros tres amigos suyos.

[editar] Primeros años

Hace mucho tiempo en un país muy lejano, en el cercano oriente vivía Daniel. Llevaba una vida acomodada en su barrio fino jugando polo sobre camellos entre semana y rasquin-ball los fines de semana. En ese tiempo adoptó la costumbre de orar en dirección a Jerusalén tres horas diarias, por la mañana, por la tarde y por la noche, con las ventanas abiertas agazapado en su balcón, a la misma hora en que su vecina salía a regar las flores vistiendo un escote.

Daniel y sus amigos.jpg

Daniel y sus amigos en la niñez.

Desde muy joven fue aficionado a las novelas de ficción y pasaba mucho tiempo soñando despierto con las alfombras voladoras de Persia, haciendo malabarismos en con pelotas en la azotea y mirando las estrellas con su telescopio a la misma hora que su vecina salía a regar las flores.

Luego su mamá siempre le aconsejaba en decibeles ligeramente elevados: “¡¡Daniel, ya para con eso, cambia de aficiones o se te van a caer las bolas!!”. Sabia madre.

Entonces Daniel fundó una casa club en su casa del árbol donde solía reunirse con sus compinches Misael, Ananías, Azarías, un tal Yeshua al que se la pasaban ignorando, y su perro Bruno. Esto mantenía el vecindario en paz. El único que salía perjudicado a veces era su vecino, el señor Wilson, quien consideraba a Daniel una amenaza.

Hasta que llegaron los babilonios y clausuraron la casa club.

[editar] Faceta trofeo de guerra

Era Daniel un quinceañero pituco cuando fue llevado a Babilonia como aprendiz de mago, y como Rincewind sabe, los magos tienen prohibido reproducirse para que no generen un archimago que engendre un recontraarchimago, y así hasta que tras ocho generaciones engendren un superhiperultrainconmensurablegigamegarecontraarchimago.

Y ante la falta de disciplina lo mejor era asegurarse.

Luego de hacerles un corte en los bajos de cabello nuevo en los bajos, Daniel y sus amigos fueron iniciados en las artes y ciencias del imperio mesopotámico. Allí le apodaron Baltasar; y a sus amigos (Ananías, Misael y Azarías) los llamaron Melchor, Gaspar y Artabán Sadrac, Mesac y Abednego, respectivamente.

Daniel y sus compañeros, al ver la corte del rey llena de asistentes obesos y chicos llenos de acné decidieron por una dieta más "light" que les ayudara a mantener la línea y tener el cutis sano. Para eso se valieron de las leyes mosaicas sobre los alimentos y rechazaron contaminar su sistema digestivo con comida alta en colesterol.

Cita3.png¡Cuanta gente en África sufriendo hambre y tú despreciando la comida!Cita4.png
Nabucodonosor sobre el lechón asado.
Los 4 amigos.jpg

Daniel y sus amigos en Babilonia. Diez veces más nerds mejores que el resto.

Este régimen los hacía verse más saludables y sexys que los demás jóvenes que vivían en el palacio. Incluso dice el texto bíblico que “el rey los halló diez veces mejores que los demás estudiantes que había en su reino".

Susana revista.jpg

Luego de aquel suceso, Susana se volvió una celebridad.

[editar] Susanita

Eran años duros en Babilonia, con tantos extranjeros traídos a la capital de imperio a veces era un poco complicada la convivencia. Se cuenta de una anécdota en que una ninfa griega se bañaba en el patio de su casa, cuando fue asaltada por un sátiro y un fauno en busca de el verdor de sus años mozos. Susana, que así se llamaba la ninfa, entonces los rechazó con algo de krav-magá amenazando luego con hacerles pagar caro su atrevimiento. Los viejos, que estaban medio sordos, entonces salieron gritando que la ninfa era una puta y que les quería cobrar caro. Entonces toda la fauna de Narnia (que también estaban exiliados en Babilonia) se llevó a Susana para apedrearla o quemarla viva en las afueras. Como sea, cualquier pretexto era bueno para intentar salir de allí.

Entonces Daniel, quien le había estado enseñando el Krav Magá a Susana, sacó su gafete identificándose como agente de CSI. Se llevó a los viejos para interrogarlos por separado; y cuando les preguntó "¿qué les pasa?". Uno dijo "Tengo Alzheimer" y el otro "A mi no me llames 'pasa' que no estoy tan arrugado". Esa disparidad entre sus versiones y el hecho de que ambos se sobaran la entrepierna con dolor le hizo deducir cuáles habían sido los hechos. Daniel archivó sus anotaciones y mandó al fauno y al sátiro a visitar la casa de Hades. Y Susana fue declarada inocente.

Ahora que esta historia es sólo avalada en los archivos mitológicos griegos, greco-latinos y catolico-romanos. Para el resto del mundo es simplemente un añadido a la autohagiografía de Daniel.

[editar] Faceta adivino

Una mañana de primavera Nabucodonosor despertó y llamó a su equipo de sabios, y les dijo "—Tuve un sueño, quiero que me digan que significa". "—Significa que su estado onírico llegó a la etapa REM." alcanzó a decir un pobre caldeo antes de ser ordenada su ejecución. El rey enojado entonces dijo "—Si se creen tan listos entonces díganme qué soñe".

Los sabios se dieron cuenta lo urgente que era inventar los pañales para adultos y salieron corriendo a buscar a Daniel, quien a esa hora salía al balcón a observar los planetas y los escotes de las vecinas. Los sabios le contaron lo sucedido y Daniel muy astuto fue donde el rey y le dijo "—Dame un par de días". Entonces esa noche le indujo somnolencia con algo de soul jazz, y con un poco de sugestión le hizo hablar dormido sobre lo que estaba soñando.

Lo anotado le fue contado al rey: —Tú, oh rey, veías una estatua muy grande de aspecto terrible. Llamémosla "Nabucodonosor1.jpg", así de fea. Estaba hecha de oro, plata, bronce, acero y cerámica... como los Caballeros del Zodiaco, hazte una idea, oh rey. Luego un golem vino rodando como Blanka de Street Fighter y se la bajó. Luego el golem hecho bolita se durmió y se convirtió en montaña.

El significado es que cada material es un reino sucediendo a otro. Al final dos imperios de acero y cerámica harán alianza sin mezclarse, hasta que les caiga Little Boy y les baje la moral. Luego el golem se levantará como una montaña que no será jamás destruida.

Nabucodonosor quedó tan sorprendido que se volvió loco. Empezó a rodar, dejarse el cabello largo y aullaba cuando quería pis.

Vandalismograffiti.jpg

¡Dios, que mal ejemplo!

[editar] Faceta traductor e intérprete

A Nabucodonosor, lo sucedió su hijo Belsazar, que era todo un loquillo. Y durante una tarde soleada en Babilonia, y el rey Belsazar tenía un almuerzo para ejecutivos. Fue entonces que se le ocurrió la idea n00b de impresionar a sus invitados sacando la vajilla nueva y haciendo un brindis en las copas que se trajeron de recuerdo al saquear el templo de Jerusalén. Fue entonces que Dios, muy molesto por lo ocurrido, le hizo un grafitti en la pared del palacio a modo de protesta por aquel acto. El rey se quedó intrigado, no entendía nada aquellas palabras. Creyó que eran los efectos de alcohol, pero una vez pasada la borrachera, aquel grafitti le seguía pareciendo tan ininteligible como antes. Entonces dijo: "¡Oh! y ahora ¡¿quién podrá traducirlo?!" Entonces Daniel salió a escena con su traje colorado y dijo: "No se preocupe rey, usted no entiende este escrito porque está en lenguaje SMS y LOL. Y hasta tiene localismos..."

Entonces Daniel tradujo las palabras y leyó: Mene, tekel, uparsin (contar, peso, división). Bien, eso no dice mucho, pero aplicando un código alfanumérico a las letras y convirtiéndolas en ideogramas se puede extraer un mensaje más amplio.[1]

De ahí se obtuvo: «Estimado rey Belsazar, corte de lambiscones, eunucos. El tiempo de Babilonia está cumplido; ya han pasado tres reyes desde que se llevaron mis Santo Griales de Jerusalén y hasta se lo han dado a usar al ministro de relaciones exteriores que tiene herpes y afta, eso no se los perdono. Además el rey está muy gordo y rompe las básculas, por lo que no es un rey de peso y medida oficial. Por eso vendrán los medos y los persas que están más atléticos y defenestrarán al rey haciéndolo rodar por la ventana. Chúpate esa, panzón.»

Y así sucedió. El rey persa Darío se hizo del trono Babilónico.

Cita3.pngJuventud, divino tesoro, ¡ya te vas para no volver!Cita4.png
Darío sacando a Belsazar del palacio.
Leones slpz.jpg

Estos también eran conocidos como "El club del foso".

[editar] Faceta domador

Darío era un rey bastante tontuelo, tanto que unos consejeros ateos le engañaron para que adoptara unos gatitos sin hogar, que al crecer tuvo que encerrarlos en un foso porque empezaron a comerse a la servidumbre. En una de esas, Darío firmó un decreto donde se prohibía inclinarse ante ningún dios u hombre alguno a excepción del rey. Así pudieron acusar a Daniel de inclinarse ante Dios. Pero Daniel ya les iba a decir que podían revisar su casa y no encontrarían efigie alguna. Así que los idólatras ateos lo lanzaron al foso antes que pudiera siquiera intentar hacerles entrar en razón, y ser absuelto por falta de pruebas.

Dios envió a un ángel para agarrar a Daniel, pero sólo logró que este tropezara y Daniel terminara todo embarrado con guano de león.

Cita3.png¡Es mi primer día!Cita4.png
Ángel sobre atrapar a Daniel en el aire.

Los leones tenían mucha hambre, pero se la aguantaron. Al día siguiente, el rey Darío preguntó: «Daniel ¿estás vivo? Si estás vivo di algo, si no, no digas nada.» Hubo silencio. El rey se puso a llorar. Hasta que oyó un «¡¡Bazzinga!!» desde el fondo del foso.

Sobre esta parte el Corán añade que Daniel habló con los leones, que le sacó una espina de una pata a Simba, el líder de la manada, y otros de esos felinos le contaron de los traumas familiares con que contaban sobre Sansón y David, acusados de leonicidio.


  1. No me culpen. Los SMS de la antigüedad eran así de complejos.
Herramientas personales
Otros idiomas