Don Emerio

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Garyelderlydracula.png

Don Emerio (45 a. C.-), también conocido como Drácula (de Bram Stoker), fue, es y será por siempre párroco de la parroquia de San Jorge de Acebedo del Río y de Todos los Santos, esto y lo otro y lo de más allá. Y punto.

Además de haber sido capaz de llevar la Ilustración (la francesa entiéndase) a todos los hogares e introducir plenamente a San Jorge de Acebedo en el siglo XVII, tras siglos de oscurantismo y represión comunista, ha sabido rodearse de sabios y fieles consejeros que le permiten satisfacer en tiempo record las necesidades de sus fieles.

[editar] Biografía

Líder discutido por sus métodos en el extranjero (véase Cardeu Bloody Sunday), es sin embargo únanimemente reconocido en sus dominios como amo y señor (solo superado en respeto por su representado), siéndole otorgados diversos honores a lo largo de su excelso mandato, tales como el bautizo del gigantesco estadio parroquial con su nombre, o la concesión del título Emeritus Infalibilis H2O4.

[editar] Nacimiento e infancia

Aunque su nacimiento se pierde en las nieblas de la historia, parece de común consenso el reconocimiento de diversas señales místicas que, ya entonces, señalaban la importancia del advenimiento de esta singular personalidad, llamada a cambiar el mundo (i.e. San Jorge de Acebedo del Río y de Todos los Santos, esto y lo otro y lo de más allá). Estos sucesos no sólo tuvieron lugar en el momento de su nacimiento, sino que se extendieron a lo largo de todo un siglo, siendo por esta razón malinterpretados en muchos casos, llegando a ser atríbuídos a otros personajes célebres, entre los que se encontraron desde héroes precolombinos hasta algún que otro faraón chino. Un ejemplo del error contrario nos lo ofrece la famosa anécdota referida a Julio César, dictador de los romanos, que fue avisado por un adivino acerca de su inminente asesinato, además de por otros sucesos, y a los que el dictador hizo caso omiso, aduciendo que todos esos casos eran debidos al nacimiento de Don Emerio.

Don Emerio fue el primero de una larga serie de dos hermanos, y vio la luz por primera vez en el reino pseudo independiente de (). Se cree que sus primeros años transcurrieron sin novedades, hasta que, a temprana edad, tanto el como su hermana (A Ramona) fueron enviados a Oriente, cerca de la raya, para adentrarse en las artes oscuras. Mientras que su hermana se distinguió en el manejo de la hazada, también conocida como sacha, Don Emerio demostró desde el comienzo su predilección por "la palabra", llegando a ser cinturón arco iris de ocho colores en poco más de un año. Su arma preferida era por este tiempo el Manifiesto Capitalista, aunque debido a su voluminosidad acabó por decantarse por "La Biblia, edición de bolsillo, comentada por Torrebruno".

Durante su temprana juventud el Imperio Romano llegó hasta su localidad natal, cometiendo algunos excesos que quedarían gravados en su mente y que desencadenaron su venganza años más tarde, primero con la destrucción del Imperio Romano de Occidente, quedándole pendiente el de Oriente ("la venganza se sirve fría", llegó a decir después de consumar sus planes).

[editar] Etapa cruzada. Llegada al redil del Santo Padre

Con la pérdida de Jerusalén y el fracaso de la tercera cruzada, Don Emerio se unió a los Caballeros Hospitalarios, dado que los Templarios lo habían rechazado (¿alguien conoce a algún templario vivo?), y se dirigió a los santos lugares, aunque no sin antes hacer una paradita en Constantinopla, capital de Bizancio (Imperio Romano de Oriente), y si eso saquearla. Cuando se disponía a partir hacia la reconquista de Jerusalén fue llamado a la presencia del Papa, el cual había tenido noticia de sus habilidades. El Papa le propuso el ingreso en las filas Vaticanas, lo que Don Emerio aceptó sin vacilación.

[editar] Primeras misiones

Despues de varios años de instrucción, Don Emerio recibió su primer encargo, la evangelización de Cardeu y aledaños, tarea que no pudo concluir totalmente debido al Cardeu Bloody Sunday.

Parece claro que antes de recalar en su actual destino, Don Emerio llevó sus revolucionarias ideas a otros lugares, aunque la documentación existente presenta lagunas en este punto.

[editar] San Jorge de Acebedo del Río y de Todos los Santos, esto y lo otro y lo de más allá

Su llegada a la parroquia parece ser fue recibida con excepticismo, debiendo demostrar Don Emerio sus habilidades antes de llegar al corazón de los feligreses.

Sus primeras medidas se orientaron a la centralización del gobierno, reforzando la capitalidad de los Prados con la construcción del "Teleclub", en el que posteriormente intentó centralizar la vida social de sus dominios, con la organización de determinados eventos culturales.

No tardó mucho en empezar a ganarse el respeto de niños y mayores debido a su acariciadora y correctora mano en la escuela del "Teleclub" o a su competitividad en los partidos de fútbol, en los que demostraba también su caballerosidad al detener sus ofensivas "a la primera sangre".

Fue esta primera época la de su llamada a la guerrilla con motivo de la unificación administrativa, que no de facto, de la parroquia con el expansionista Imperio Celanovense, merced a maquinaciones judeomasónicas de la corporación municipal. Aunque su vigor combativo no pudo detener al invasor, esté no se ha apagado con el tiempo, habiendo ordenado a sus allegados que le repitan siempre antes de empezar a comer la misma frase: "Recuerde Padre que usted se opuso a la unificación, cuanta razón tenía".

Con el tiempo se fue haciendo con un nutrido grupo de consejeros, cuyo principal mérito fue su fidelidad, gracias a los que pudo mantener un servicio de información tremendamente eficiente (Agentes del Mosad, MI6 o KGB fueron instruidos por sus lugartenientes). De hecho su servicio de información es capaz de adivinar lo que han comido los feligreses con solo oler sus pedos.

La mano dura también le ha servido de ayuda a la hora de pastorear a sus ovejas, llegando a exiliar de su amado teleclub a determinados elementos subversivos que pretendían desviar del buen camino a su amada comunidad.

[editar] Citas célebres

"Canto máis estudiades máis tontos vos pondes." "Ai,..., ti tamén?..." "Vos se colledes diñeiro que no e vosos sodes malversadores de fondos, e podedes ir a carcel" "Como os estudiantes que están aquí saben, a fórmula do ácido sulfúrico é H2O4." "Houbo un tempo en que os ciéntificos dicían que o home descendía do mono. Pero, ja..., abriron o mono, e viron que non é verdá." "Ises da parcelaria son moi espabilados, poñen integral porque saben que a xente do pueblo son tontitos e non entenden o que significa..." "Meus tontitos, a dualidad,..."

Herramientas personales