Don Juan Tenorio

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Don Juan Tenorio
El tío que se folla a una monja y otros relatos
Don-Juan-tenorio.jpg

Autor
José Zorrillo

Idioma Original
Aspañol

País
link={{{3}}} El Viejo Imperio

Traducción
No creo

Editorial
Ediciones El Monje Loco

Fecha de Publicación
1844

Género
Teatro picaresco

Calificación
Media alta

Premios
Los raptaron

Páginas
Varias

Cita3.pngYo soy Don Juan Tenorio Palómez. Yo me lo guiso y tú me la co...Cita4.png
Don Juan Tenorio sobre unas recetas caseras
Cita3.png¡No le voy a pegar, si te parece! Estoy escribiendo y me dice que parezco un "hijo de zorrilla". ¡Merecido se lo tiene!Cita4.png
Tonto aprendiendo a descifrar piropos
Cita3.pngEl final de la obra me fascina, y a la vez me inquieta.Cita4.png
Iker Jiménez sobre el libro
Cita3.png¿No es ángel de amor, cierto, que en la orilla apagada más brillantina de luna y se respira olor?Cita4.png
Don Juan Tenorio en su primera toma de contacto con la poesía


Don Juan Tenorio (a partir de ahora Tenorio sin más, para ahorrar papel) es una de las obras más famosas de José Zorrilla. Fue publicada en dos partes en 1840 y algo, ya que Zorrilla se quedó sin papel y tuvo que aplazar la obra hasta conseguir más. Como en aquellos tiempos el papel estaba caro, como ahora los videojuegos de la PS3, esperó casi un mes, más o menos hasta que le ingresaran la nómina.

La novela sigue un tópico más explotado que el cliché de Chuck Norris: El mito del Don Juan. Vamos, una copia barata de El burlador de Sevilla, de Pincho de Morcilla, del siglo XVII, más o menos.

[editar] Argumento

La trama se divide en dos partes: la primera, en donde Juan Tenorio estaba vivo, y la segunda, en donde estaba muerto.

[editar] Juan Vivo

Tenorio 1922.jpg

Si te invito una copa y me acerco a tu boca, Si te robo un besito, a ver, te enojas conmigo

En un bar de mala muerte Tenorio y su enemigo íntimo Don Luis Mejía deciden inscribirse en un concurso de rufianería convocado por las autoridades, con duración de un año, donde el ganador se lleva una bolsa de cinco mil duros más todo lo que quepa en la bolsa, además de unas noches en un hotel pagado por los guardias. Al enterarse del hecho el padre de Juan y el comendador Don Gonzalo (que iba a ser su suegro) deciden investigar las reglas del concurso, sabiendo que Tenorio es un tramposo y buscaba ganar como sea.

Al finalizar el plazo los jueces declaran ganador a Tenorio por KO técnico, al haber matado más hombres en batalla (por un voto) y haber seducido más chicas mayores de 15 16 y menores de 39 años. Mejía pide revisión de los resultados, haciendo notar que "faltaba por seducir a una monja, o en su defecto a Juana La Virgen". Tenorio acepta el reto y de paso le promete a Mejía que "agregaré a la lista a una mujer comprometida en matrimonio, o en su defecto a una embarazada". El comendador de Ulloa, que tiene a su hija Inés en un convento, decide tomar medidas para una espada de doble filo.

No es necesario decir que Don Juan tuvo éxito con la monja, que a la sazón es Doña Inés, antigua prometida de Don Juan. Incluso tuvo tiempo de juntarse con la mujer comprometida, que resulta ser la novia de Don Luis, cosa que a él le cae como una piedra. Desde luego, Don Luis va a reclamar a los jueces la trampa, en el mismo sitio donde Don Gonzalo estaba a punto de probar su espada de doble filo con Don Juan, que estaba suplicando por su vida la mano de Doña Inés ya que era lo único que no pudo tocar.

Como los jueces no tomaban una decisión, se arma la trifulca donde don Gonzalo y don Luis terminan muertos. Don Juan es declarado ganador por forfeit y se va de Sevilla a disfrutar el premio, pero no pudo llevarse a doña Inés.

[editar] Juan Muerto

Don-Juan-Tenorio-en-San-Luis-Potosí-1.jpg

Don Juan feliz porque se salió con la suya

Cinco años después de los hechos anteriores, Don Juan decide regresar a Sevilla para revalidar su título cuando se enteró de que el concurso fue suspendido hace cinco años. Sin dinero ni nada que hacer, decide ir a su casa, resultando que la habían convertido en un cementerio y un museo temático. Allí se entera de que doña Inés había muerto esperando que Don Juan la sacara del convento o en su defecto que le pagara su pensión alimenticia.

Dos amigos suyos, Centella y Avellaneda, quienes lo financiaron en el concurso, lo saludan y deciden invitarlo a cenar. Don Juan acepta con la condición de que don Gonzalo (muerto) pagara la cuenta. En medio de la confusión causada por la tacañería de Don Juan, se aparece el fantasma de don Gonzalo con el dinero (voy a pagar la cena, pero tu alma debéis empeñar como garantía). A Don Juan le da un patatús y se muere.

Muerto Don Juan, el alma del comendador decide cobrar el préstamo, pero en la última página del libreto aparece el alma de doña Inés haciéndose cargo de la deuda. Don Juan termina saliéndose con la suya y terminó llevándose a doña Inés y comiendo gratis por la eternidad.

[editar] Personajes

Advertencia: Esta sección contiene detalles de la trama y el argumento; si eres tan rarito que prefieres leer el libro o ver la película antes, no te recomiendo que leas esto.

2254 03.jpg

Don Juan y Don Luis revisando las quinielas

Antes de observar los personajes que aparecen, intente usté deducir quién muere y quién no por lo gilipollas que puede resultar el nombre. Aunque tal vez acabaría usté antes diciendo quién sobrevive.

  • Don Juan Tenorio: Un panoli que no sabe ni sumar 2+2, excepto si se trata de furcias a las que ha seducido, vagabundos a los que ha violado, o pokémones que ha capturado. Muere al final.
  • Don Luis Lejía: Si el de arriba es tonto, éste lo es aún más. No hace falta decir que muere, por tonto del nabo. Se apostó a su amada y encima se pica al perder.
  • Don Gonzalo de Ulloa: El padre de la amada del Tenorio. También, por ser un mal padre e interferir en la relación de los amados, la casca por un navajazo del gitano del Tenorio. Mal tío este Tenorio.
  • Doña Inés de Ulloa: La amada del Tenorio. Está en un convento, sale, y bla, bla bla. Psé, otra más al cesto de difuntos. El Tenorio la mata de amor al huir éste de Ejpaña.
  • Don Diego Tenorio: Evidentemente es el padre de Tenorio, pero casualidades del destino es de los pocos que no muere. El más listo, podría decirse. Al ver lo cani que es su propio hijo, reniega de él y lo manda a cascarla.
  • Doña Ana de Pantoja: No es ningún antepasado de La Pantoja. Es la amada de Luis Lejía, pero más guarra que los calzones de Barney Campbell. Esto es así porque se supone que era la novia de Lejía, hasta el punto de que se iban a casar. Sin embargo la noche antes, la muy furcia se va con el Tenorio.

[editar] Recepción y crítica

Pues cuando la estrenaron todo el público se volvió loquísimo, les encantó, algunos soñaron durante varias noches con raptar monjas. Los críticos aspiraban sus pipas y murmuraban: admirable, admirable... Todo un erudito, este Zorrillo, cómo ha profundizado en el mito...

En realidad Zorrilla no tenia ni puta idea del donjuan, habia inventado uno en un mes porque le daban seiscientos duros o pesetas o ducados por él ... Claro, cuando¨luego vió que las entradas se vendían como churros y que la moda tenorio no se pasaba, se arrepintió y reclamó a la productora teatral que le dijo: esto no es Broadway, te jodes.

[editar] Más rufianes

Herramientas personales