Eduard Jil

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Eduard Anatólyevich Jil
link={{{3}}}
Gil-reja.jpg
«¿Apoco no es linda esta reja?»
Nacimiento Defunción 1934-2012
Origen ruso de ascendencia bielorrusa y (posiblemente) española
Su vida
Sobrenombres -Sr. Trololó
-Don Gilipollas
-Padre de los trolls
Lugar de residencia en su tumba
Se dedica a cantante
Estado actual trolleando con Jesucristo
Hazañas logradas Trololololololololo...
Relaciones Zoya Pravdina, 1958-2012
(viuda, 1 hijo)
Enemigos cualquier comunista
Poderes especiales Era el símbolo sexual de los años 60 y 70
Objetos aquel traje marrón de cuatro botones
Wikilogo botante.gif Para los interesados en la versión
menos seria y verídica, Wikipedia
tiene un artículo sobre:
Eduard Jil


Cita3.pngMi vida fue tan extraña, que ninguna trolleada de aquí podría ser más descabellada...Cita4.png
Eduard Jil sobre este artículo
Cita3.pngHe cometido un gran error...Cita4.png
Stalin sobre haberse olvidado de que quería matar a este chango

Eduard Anatólyevich Jil (en ruso: Эдуард Анатольевич Хиль, o, tomando en cuenta su ascendencia española, Eduardo Gil) fue un barítono ruso. Su canción más conocida fue "Estoy muy feliz ya que regreso a casa", mejor conocida como "Vokaliz" o "Trololó". Además de eso, era cristiano y por medio de sus canciones les daba cachetadas a los comunistas.[1] Aún así, ¡los del gobierno eran sus fans número uno!

[editar] Infancia

Eduard Jil nació el 4 de septiembre de 1934,[2] y fue bautizado como Georgi.[3] Tiene una hermana, Ludmila, quien obviamente le retó a ver si llegaba primero a la oficina donde podrían cambiarse el nombre.

Su niñez fue feliz hasta que los nazis decidieron que el pueblo de Smolensk era de Alemania y que se habían olvidado de eso. Por un tiempo la URSS tuvo monopolio sobre todas las cosas que podrían causar tristeza. Los nazis tiraron bombas en su escuela. Eduard quedó separado de su madre y vivió en un orfanatorio donde casi murió de hambre pues para comer nomás habían gatos.[4] Su padre ya se había divorciado de su madre, y despues de esto la Wikipedia no dice nada sobre el asunto. Cuando los nazis al fin se fueron, Eduard se reunió con su madre. Al darse cuenta de que había sobrevivido, se hizo extremadamente feliz. Y así de optimista se quedó por el resto de su vida.

[editar] ¿Y qué tal el apellido?

Cita3.png¿De dónde sacaste ese apellido tan hermoso?Cita4.png
idiota sobre «Gil»

Aunque los gringos, con aquella transliteración "Edward Hill", no lo crean, su apellido no tenía nada que ver con Hill. Él mismo lo dijo, que tal vez un soldado español con el apellido Gil, durante la invasión de Napoleón, decidió quedarse en Rusia, probablemente para burlarse de Napoleón pues aún no existía el YouTube.[5] Luego, cuando Eduard anduvo por todo el mundo, encontró varios individuos con el mismo apellido, no sólo en lugares obvios como España, Portugal, y Latinoamérica, sino también en lugares medio inesperados, tales como Suecia.[6]

Aún así, Jil tenía otra teoría sobre el origen de su apellido. Su padre era bielorruso, y por lo tanto, Хиль podría ser una distorción del apellido bielorruso Гиль. No obstante, esto también podría haber involucrado a algún español, pues sino ¿cómo podría ser que este apellido fuera distorcionado de esta manera tan específica? Tales son las fallas de los idiomas humanos cuando se usan sílabas más complejas que «ieieieieieieie» y «jojojojojo».

[editar] Carrera

Jil grabó su primera canción, "Себежанка", en 1962. De ahí en adelante, hizo muchas canciones sobre soldados, marineros, y soldados marineros. ¿Por qué? Sólo él lo sabía. Mas, aparte de aquellas canciones, siempre llenas de sentimiento, cantó sobre el amor y el optimismo... pero como era barítono, esto también lo cantó con sentimiento. No importó, según las 987654678875 rusas de aquel entonces que no eran su esposa; comparado con cualquier otro hombre de Rusia, ¡parecía osito de peluche! Su esposa no se ofendió, pues Eduard no era infiel. No obstante, una fan era tan loca pero tan loca, que intentó matar a la esposa. Afortunadamente, no tuvo éxito. Y esta changa ni siquiera era la única. Parece que la mayoría de las fans, aparte de groseras que entraban al camerino sin permiso, además odiaban a la esposa; ¡una fan intentó desfigurarla con ácido! La situación se puso tan caraja, que Eduard tuvo que emplear a un guardaespaldas. Lo sentimos, estimados lectores, pero esto no es ninguna trolleada.[7]

Después del fin de la Unión Sovietica, Jil quedó desempleado, así que se fué para Francia y cantó en un cabaret llamado sin imaginación Rasputín. Ahí en Francia, vivía en un departamento junto con algunos amigos. Pero dentro de algunos años, Eduard tuvo este sentimiento: «Extraño a mi familia. Que se joda todo este negocio, pues ¡me regreso a mi hogar!» Probablemente repitió las sílabas como «que se jo-jo-jo-joda este negocio» mientras andaba por el departamento. Tal vez los amigos lamentaron que no tenían cámara para grabar este momento.

Se dice que durante su "exilio" en Francia, Jil estuvo enamorado de otra mujer, pero este rumor no tiene ningún sentido. ¿Con quién le hubiera sido infiel a su esposa? Todas las amigas estaban casadas, y las fans estaban hijadeputadamente locas. Además este rumor asume que Eduard fuese un adúltero. Cosa que no cuadra con la realidad. LOLOLOLOLOL

[editar] La historia detrás del Trololó

Cita3.pngEn la Unión Soviética, ¡¡el comediante se rie de USTED!!Cita4.png
Inversión conquense sobre el trololó

Я очень рад, ведь я, наконец, возвращаюсь домой (Estoy muy contento pues ya regreso a casa)... es un título bastante largo para una canción sin letra. Fue compuesta en 1966 por un judío, Arkadi Ostrovski.[8] Ustedes los lectores ya saben por qué no tenía letra, ¿verdad? ¿Que era una cachetada a los comunistas, pues la letra original estaba censurada? Pues fijense que no. De acuerdo a Jil y el hijo de Ostrovski, "Trololó" originalmente tenía letra sobre un vaquero cabalgando por Kentucky, regresando a su mujer que le hacía un calcetín mientras lo esperaba.[9] Ostrovski miró la letra, y dijo: «Es una mierda.» El chango que la había escrito, respondió: «Está bien. Pero recuerde que ¡el puto compositor no es nada sin el letrista!» A lo cual respondió Ostrovski: «Vete a chingar tu madre, que ¡no necesito de tu letra!» Y es por tal desacuerdo inmaduro que existe el Trololó-- o sea que era "trollaje" antes de la existencia de los "trolls". Cuando al fin le preguntaron a Jil que qué tan mierda era la letra, ya se le había olvidado, y esto le importó un pepino.

"Trololó" ha sido cantada por estos otros individuos:

  • Muslim Magomáyev, barítono azerbaiyaní que ni era musulmán,[10] ni mago, ni tan siquiera azerí. Inexplicablemente, casi todas sus canciones están en ruso o italiano. El video suyo nos enseñó que es aceptable trollear a los amigos a la hora de cenar.
  • Valeri Obodzinski, tenor ucraniano que en 1997 se emborrachó hasta morir, pues al enterarse de que su segunda mujer era una desgraciada, intentó regresar a su primera esposa; ella lo rechazó, pues Valeri era un adúltero hijo de puta. Su trololó era un jazz.
  • Koós János, un húngaro. La versión suya tiene una estrofa de letra que a todos les vale verga. Koós es un borracho, lo cual explica por qué su versión es tan mierda que ni dos palabras juntas tienen sentido.
  • Mart Sander, cantante estonio. Su version (2011) también tiene letra, lo que pasa es que nomás consiste de... „Joo viina!“ («¡que beban vodka!») O sea que pudo hacer el esfuerzo de juntar exactamente dos palabras para que la canción tuviera sentido.

Sobre el video mismo, les traemos la historia detrás del mito: El video fue grabado en 1976, en Suecia. El fondo que se ve, con todo y reja, le fue otorgado a cambio de unas muñecas matrioska. Antes de cantar "Trololó", Jil le dijo al público: «Ahora les voy a cantar en su idioma.» Cuando al fin se enteraron del trollaje, todos se pusieron a reir. Semejante ocurrencia también aconteció en Alemania, Holanda, y posiblemente varios otros países pues una broma así de pesada es universalmente graciosa.

En todo caso, si el famoso video hubiera sido visto por los estadounidenses en ese entonces, es posible que la guerra fría podría haber terminado mucho antes de lo esperado. Si pudo hacer que los alemanes se mearan de la risa, imaginense lo que pudiera acontecer entre los Estados Unidos y la URSS. En todo caso, el público estadounidense ya estaba acostumbrado a ser trolleado por un cara de chiste.

Cita3.pngMe encantan las parodias. Mi preferida es la de este... ¿australiano? no, austriaco. ¡Hasta tiene el traje marrón y la corbata amarilla igual que yo!Cita4.png
Eduard Jil sobre el video de Christoph Waltz, „Der Humpink“

[editar] Vida personal

Cita3.png¡¿Cómo te atreves?! ¡¡¡TOMAAAAAAA!!! ji ji jiCita4.png
— Zoya al ser sorprendida por el primer beso

En 1958, Eduard Jil se casó con una bailarina exótica llamada Zoya Pravdina. Se conocieron mientras estudiaban juntos en el conservatorio de Leningrado, y siguieron juntos hasta su muerte. El 2 de junio del año 1963, tuvieron un hijo, Dmitri. En 1997, Dmitri tuvo un hijo, Eduard II. Dmitri y Eduard II también son barítonos, lo cual no es ninguna sorpresa. De hecho, la mayoría de los cantantes del sexo masculino son barítonos, así que ¿¿cómo chingadas se diferencian uno del otro??

[editar] Muerte

Cita3.pngLa muerte es la continuación de la vida.Cita4.png
Eduard Jil optimista hasta el final

Eduard Jil falleció el 4 de junio de 2012, a los 77 años. Putin resultó ser fan, pues él tenía algo que decir al respecto. Por supuesto que Putin terminó hablando de si mismo y poniendo esa cara de estreñido, pero al menos hizo el intento.

El 4 de junio fue declarado como día del trollaje, así que, trolls, ¡no se olviden de trollear a un cerdo fascista!

Jil está enterrado junto a la Iglesia de la Santa Xenia de Petersburgo.

Que en paz trollée.

[editar] ¿¡Cómo puede ser que aún no es santo!?

Estimados lectores, ¿aún están ustedes con nosotros? Está bien. Como ustedes podrían recordar, Eduard Jil era cristiano. De alguna manera, sea o no milagro de Dios, aunque estuvo bien metido en eso de la iglesia, usando sus propias ganancias para las renovaciones y ayudando a los niños en la escuela dominical, nadie supo de esto hasta después de que terminó la guerra fría. ¿Cómo fue la cosa? Enfin, después de su muerte, acontecieron algunos milagros.

  • El día de su funeral, en el momento que el cajón fue enterrado, una cruz de repente apareció en el cielo.
  • El 4 de septiembre del año 2014, día que hubiera sido su cumpleaños 80, fue revelado un monumento en su tumba. Cuando un sacerdote roció la agua bendita sobre este, ¡varias palomas aterrizaron ahí!

Se podría decir que Dios disfrutó del trollaje y estuvo muy feliz ya que Jil regresó a casa...

[editar] Notas

Véase aquí la versión en inglés

  1. ¿No nos créen? Pues fijense que una de sus canciones se llamaba "Quiten a Lenin del dinero, ¡para que valga algo!", o nomás "¡Quiten a Lenin del dinero!"
  2. O posiblemente 1933. Debido a la guerra, se le perdió la identificación, y cuando esta fue renovada, hubo un error.
  3. ¿Hay algún ortodojo ruso por aquí? Y si hay, ¿nos puede explicar esto?
  4. De acuerdo a la Wikipedia en ruso, la realidad fue aún más aterradora.
  5. Parece que hay tantos Gil en Rusia que ahí "Don Gil" es palabra de doble sentido... y el doble sentido significa... ¿pantalones verdes?
  6. Y ahora la pregunta es que ¿qué tanto hacía un español por allá? ¡Los bielorrusos no pueden explicarlo todo!
  7. No obstante, aquí hay causa para optimismo: Algunas fans sí eran decorosas. Una era paracaidista, y un día esta aterrizó cerca de la casa de Jil. Su reaccion fue: «Ah caray. ¡Aterrizé en el jardín de Eduard Jil!» Y este la recordó como «una chava bien simpática.»
  8. Su nombre verdadero era Avram.
  9. Para empezar, ¿por qué no son dos calcetines?
  10. era amigo de los perros y borracho, lo cual no es compatible con la religión musulmana
]
Herramientas personales
Otros idiomas