Efecto Tetris

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Wikilogo botante.gif Para los interesados en la versión
menos seria y verídica, Wikipedia
tiene un artículo sobre:
Efecto Tetris

El Efecto Tetris, transtorno mental más conocido cómo obsesión, se ve en especial en los videojuegos y el ajedrez. Se dio a conocer por USA, durante la guerra fría, como Efecto Tetris, pero todo era para desprestigiar a la URSS y su incursionamiento a la industria de los videojuegos con Tetris. Pese a todo, los esfuerzos de USA no dieron resultado y terminó por masificarse el videojuego comunista. Gracias a su dificultad y el orgullo de la gente, causó una obsesión nunca antes vista por un juego (con excepción del ajedrez) que generó efectos secundarios como: obsesión compulsiva por el orden y ver tetrominós en todos lados, especialmente en la vida real, imaginaria, real-imaginaria, el Tetris y el ajedrez.

Algo más precisos, el Efecto Tetris se presentará a travez de alguna actividad que requiera algo más de media neurona, en algunos casos ésta regla se incumple. Normalmente esto no presenta dificultades en sus primeros momentos, ya que, obviamente, si hiciste esa actividad es porque te gusta, ¡capullo! No obstante, y no se sabe el porqué, el Efecto Tetris no suele venir de la mano de Manuela, lo que es una lástima. Sin embargo, sí suele presentarse con actividades menos glorificantes como cortar el cesped, jugar al Tetris, Tres en raya, hacer el loco en el GTA y usar simuladores de sexo.

[editar] Historia

[editar] Origenes

Batalla ajedrez.jpg

Tal era el nivel de fanatismo que las batallas se libraban con piezas de ajedrez.

Aunque muchos no lo quieran aceptar y crean que el Efecto Tetris vino con el Tetris, en realidad es de mucho antes, de algún momento de la Edad Media.

Eran días normales en la Edad Media: guerras de humanos contra elfos, principes rescatando princesas, duendes haciendo fechorias, Robin Hood haciendo de las suyas, caballeros enfrentandose a dragones y guerras de humanos contra elfos. Cuando de la nada (Oriente) apareció un extraño juego monocromático, el ajedrez. Este juego causó revuelo entre la nobleza que pronto celebró competencias para ver quién era el mejor. La dificultad del juego (que traía complicadas reglas) y el orgullo de la nobleza hicieron de este una obsesión. Hasta aquí todo parecía ir bien, pero Nadie contaba que traia efectos secundarios, lastimosamente no le creyeron y lo desterraron. Pero él había tenido razón y pronto se manifestó el mal que llevaba dentro este, aparentemente inocente, juego.

Creado como simulador de guerras y dadas las circunstancias llevó a la humanidad a variadas guerras. Los elfos perecieron, las cruzadas se iniciaron, la anarquía reinaba donde no lo hacía la monarquía. Parecía que la humanidad sucumbiría por sus propios actos, ni siquiera el gran Khan pudo contra él.

La humanidad se expandía a nuevas tierras llevando consigo el ajedrez. Todo parecía perdido hasta que en el siglo XX alguien inventó la televisión. El ajedrez perdía popularidad. Todo estaba a salvo gracias a la televisión y sus programas basura, los elfos y duendes participarían en programas infantiles y ya no sería perseguidos, pero el mal sólo había sido distraido, aún existía, esperando su próximo movimiento.

[editar] Origen de los videojuegos y el Tetris

[editar] La caída de la TV

Televisor.jpg

La TV ofrecía cosas con las que el ajedrez sólo podría soñar.

Desde su surgimiento en el siglo XX, la televisión captaba adeptos, no paraba y pronto llegó a todo el mundo. Evolucionó, obtuvo color, llegaba por cable y por satélite, y cuando se creía que no podía más, los Reality show llegaban para introducir a la televisión aún más en cada hogar. Era un caos, nadie hacía nada, sólo querían ver un programa más para luego continuar así hasta el colapso. Y aun cuando todo fuera basura, la gente se entretenía haciendo zapping, todo fuera por no dejar la televisión

Con todo esto, sin embargo, el ajedrez no quiso rendirse, no dejaba de pensar en su próximo movimiento, dejaría en jaque a la televisión. Y así, y casi sin pensarlo, le llegó la solución que le daría de nuevo el estrellato.

En ese entonces, existían dos potencias que daban de qué hablar: Estados Unidos con su capitalismo salvaje y la URSS con su frío comunismo. El plan del ajedrez era simple, desarrollaría un medio atractivo que encandilara a la humanidad y luego lo transmitiría por el mundo por medio de una de las superpotencias. Pero esto no era todo, en su maquiavélico ser se formó la idea perfecta, jugaría desde los dos bandos, así tendría el éxito asegurado.

Y así y sin demora, manipuló a las potencias para crear su vehículo a la grandeza. USA usó todo su potencial, creó engendros como: Tennis for Two, Spacewar! y OXO. Pero ninguno fue querido, los dejaron en sus incubadoras a morir. Sin embargo, a pesar de lo que parecía, no todo fue en vano, los engendros habían logrado captar el corazón de dos personas y unos años después renacieron. Tennis for Two ahora era Pong y Spacewar! se llamó Computer Space. OXO no tuvo tanta suerte, sólo tiene un pariente bastardo en la Inciclopedia de nombre Tres en raya.

Así empezaba la caída de la televisión...

[editar] Difusión y Tetris

Morskoi Boi.jpg

Mientras tanto en la Unión Soviética, Morskoi Boi triunfa en cada salón recreativo. Pero un momento, ni siquiera es un videojuego.

Desde el renacer de los engendros, había un subidón como nunca. La industria no dejaba de crecer, un día lograba miles, al otro millones, era un no parar, la adicción a los videojuegos era clara. Había un proveedor en cada calle, esquina y avenida, todos abarrotados con los videojuegos del momento y copias de ellos. Pero eso no era todo, para los menos acaudalados estaban las Arcade, que llevaban a gastar como si de máquinas tragaperras se tratasen.

Todo era perfecto, hasta que llegó E.T. el extraterrestre y mandó todo al carajo. En su segunda venida había destruido, sin querer, la prominente industria que se había formado. Pero nadie hace eso a la industria sin pagar las consecuencias. Una noche, poco después de llegar de una gira por toda USA, lo raptaron y lo enterraron vivo en algún desierto cuyo nombre no se sabe, para no volver a salir jamás o, en su defecto, hasta 2014.

La crisis estaba a la vuelta de la esquina, dejó a la industria mal parada, casi extinta, y acribilló al ajedrez y le robó todo lo que había conseguido. No hubo funeral ni homenaje, estaba en bancarrota. Muchas tiendas cerraron, hubo empleados despedidos, e incluso llegó al mundo de DC. Japón se aprovechó de eso y, con su Super Nintendo Nintendo Entertainment System, se hizo con el mercado, llevando a una tiranía de varíos años.

Mientras tanto, en el mundo de la arcade, donde el golpe fue menor, apareció el pequeño Tetris que empezaba a dar sus primeros pasos en este mundo. No tardó en volverse popular y penetrar en las mentes de las personas. Era genial, sin duda, todo lo había apredido de Polybius. Pero nadie se dio cuenta de sus efectos sino hasta años después, cuando usaron su nombre en vano.

[editar] Actualidad

Cada día el Efecto Tetris deja más víctimas a su paso, su poder llega a todo el mundo, o, al menos, hasta donde llegue la electricidad. No hay forma de contenerlo y se ceba especialmente con las vítimas de frikismo y gordismo, no hay día que no haya penetrado sus débiles mentes.

No obstante su popularidad, no ha perdido tiempo, el Efecto Tetris empieza a incursionar en nuevos nichos. Se le ha visto en juegos de mesa, televisión, wikis e incluso en construcciones.
Casa tetris.jpg

[editar] Síntomas

Zapatazo.gif

Se quedó sin cortacesped, ahora usa los zapatos.

No es normal que no se presenten, después de medio día tras el monitor de la PC es obvio que algo va a pasar, y sí, no es la lotería. Para variar un poco de tema, usaremos un ejemplo desligado de los videojuegos y cosas de ese estilo, ya tendremos tiempo de profundizar aún más en ellos y quizá sea en un artículo diferente, aunque mejor no.

Usted ve a un tío que no es precisamente bello pero lleva buenos zapatos, como los que usaría para cortar el cesped, tiene manos callosas, los ojos inyectados en sangre y ve para todos lados como un frenético, ¿qué cree usted? ¿Que a tenido un mal día? Puede ser, pero no, ¡es una víctima del Efecto Tetris! Y eso no es necesariamente malo. Verá, el pobre sujeto quería un patio impoluto, se pasó varias horas con el cortacesped, pero el Efecto Tetris atacó, no lo ha soltado desde entonces. El malvado le obligó a cortar el cesped de toda la manzana y, como si no fuera poco, la locura ha llegado a mayores, ahora no se basta con cercenar a pobres plantas, se la ha tomado también con la cabellera de todo el que pase, y si sigue así pronto se meterá también con los felpudos de cada hogar, un desastre. No hay nada que se pueda hacer salvo la Pena capital o, lo que es peor, un psiquiatra.

Como vio, el efecto es gradual, va evolucionando con el tiempo a algo peor, un momento es una afición al siguiente un estilo de vida. Pocas cosas se pueden hacer, sólo un poco de autocontrol que nadie tiene puede salvar por poco a la pobre alma que esté en la mira del malvado efecto.

Herramientas personales