El Eternauta

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Apto para extranjeros.png ARTÍCULO APTO PARA EXTRANJEROS
Este artículo trata de un tema local de Argentina,
pero para entenderlo no hace falta tramitar la visa.
Si lo va a editar, por favor, asegúrese de que se mantenga así.

El Eternauta es un cómic de ciencia ficción (lo que significa que el autor consumió LSD adulterado para crearlo), escrito por Héctor G. Oesterheld, persona no-grata en Buenos Aires, Argentina, durante la época de la dictadura militar, por lo que se ganó un pasaje de ida únicamente hacia Tuvalu Ulterior.

La historia fue publicada semanalmente en un diario, y constaba de 353 páginas (por lo cabe suponer, había que esperar 353 semanas para terminar de leer toda la historia, lo que nos da un resultado de aproximadamente 6 años para leer toda la historia). Debido al inconveniente anterior, y a las cartas llenas de quejas, insultos al por mayor y cartas de viejecitas con cáncer terminal que decían que no iban a conocer el final de la historia debido a que les quedaba una semana de vida, decidieron publicar la historia en un formato de libro con imágenes, para que lo entienda la gente idiota. Tuvo una tirada inicial de 10000 ejemplares, de los cuales sobraron 9999, y la segunda tirada, de 8 ejemplares y medio, solo registró ventas de medio ejemplar.

La acción "transcurre" en el año 1963, Buenos Aires está siendo azotada por una misteriosa nevada (cosa muy peculiar porque nevó por última vez el año pasado, y la vez anterior fue en 1919) y hay cuatro personas que tendrán lugar en los eventos principales jugando al truco, rascádose los huevos (léase cojones) y fumando algún que otro porro. Los acontecimientos se empiezan a suceder y la acción va tomando lugar...

[editar] Sinopsis-Inicio

Eternautasorpresa.jpeg

El eternauta descubriendo que tiene ganas de evacuar y no se puede quitar el traje.

La historia toma lugar en 1963, una noche, Juan Salvo, dueño de la choza en donde se desarrolla la acción durante el principio, está con tres amigos suyos, su esposa y su hija. Repentinamente una misteriosa nevada empezó a caer sobre las calles de Vicente López y el resto de Buenos Aires, y toda la gente que estaba feliz caminando por las calles helándose del frío se murió, cosa que no ocurrió con los que tenían la casa cerrada (o sea los que tenían un frío de perros y eran inteligentes).

Varios choques empiezan a ocurrir, y justamente Juan Salvo, que jugando al truco había hecho trampa y se había conseguido una mano ganadora, se enoja con sus amigos porque están pegados como idiotas en la ventana mirando como muere la gente en el exterior; y como también se había apostado en el juego de cartas, entre otras cosas, un Renault 4 (la novedad del momento) con 5000 kilómetros encima, Juan, en su estado de furia, y al ver que la gente moría afuera, tiró a uno de sus amigos, Polsky, en medio de la nieve que había acumulada en el porché de la casa, y lo dejó morir como advertencia a los otros.

Sus otros amigos, al comprender la situación, se sentaron en la mesa a terminar la partida de truco, y obviamente dejaron ganar a Juan. Cuando la esposa de Juan (Elena) le preguntaba a cada rato que mierda iban a hacer con su situación, él se limitaba a mirarla y lanzarle escupitajos, mientras sostenía sus cartas.

Al terminar la partida, a las tres horas aproximadamente, deciden hacerse unos trajes herméticos con un aspecto muy extraño, fabricados con trajes de buzo que Juan tenía misteriosamente en su casa. Cuando tienen los trajes de buzos de aspecto extraño listos, deciden salir a investigar, y durante ese período de investigación encuentran a Pablo, un menor que tiene pensamientos impuros acerca de la hija de Juan, el cual sobrevivió al esconderse abajo de un tacho de basura mientras buscaba algo para comer, por lo que la mortal nieve no lo tocó. Al volver a la casa de Juan, un tal desconocido acuchilla a Lucas, otro de los amigos de Juan, debido a que no le dio 75 australes para comprase una Coca-Cola, por lo que Juan vuelve solo a su casa junto con Pablo.

Al llegar a la casa, el otro amigo de Juan, un paranoico llamado Favalli, insiste con que deben ir a buscar a las fuerzas armadas, porque supone que fueron invadidos por extraterrestres, aunque lo presupone sin ninguna base razonable. Su idea es juntarse con las fuerzas armadas y hacer una guerra contra los aliens o lo que mierda sean. Ese lapso termina con Juan, Favalli y Pablo abandonando la casa dejando solas a Elena y a Martita (la hija), total, eran mujeres y se podían defender solas contra cualquier alienígena de 8 metros y medio, aún sin un rifle.

[editar] Parte media-Batallas

Silueta Hombre.jpg

Posible aspecto de un "ello"

La parte de las batallas tiene lugar en General Paz, Club Atlético River Plate y Plaza Italia. El grupo conformado por Juan, Favalli y Pablo, encuentra a un grupo de militares que estaban jugando al póquer en una esquina (no existían las cartas Magic en esa época), y Favalli, divagando como quién no quiere la cosa, les advierte de la presencia de áliens en Buenos Aires. El sargento al mando ordena a las tropas moverse hacia la frontera del Gran Buenos Aires a Capital Federal, que es la Avenida General Paz; durante esta parte del trayecto se unen Franco, un tornero, y "Mosca", un historiador.

Al llegar a la General Paz se enfrentaron por primera vez con el ejército enemigo, conformado por millones de cucarachas llenas de suciedad. Los hombres, espantados y armados, no con insecticida, sino con ametralladoras y pánzers, corrían en desesperación aplastando a los suyos, y cuando caían eran devorados por los insectos. En ése momento nadie reflexionó acerca de la tremenda metralleta que le habían dado a cada uno. La batalla estuvo fuera de control hasta que Franco, el tornero, pensó cinco segundos y decidió ponerse a pisar a los horrorosos insectos-aliens, por repugnante que resultase la acción. A los minutos todos estaban convertidos en animales aplastando cucarachas sin cesar.

Después de la batalla que "Mosca", el historiador, decidió bautizar "hoy pisé una cucaracha", los muchachos del ahora nuevo ejército, se instalaron en el estadio de River Plate, y allí establecieron su puesto de combate, que consistía en una Commodore 64, cuyo único juego era el "Commandos -17", de 8 pixels de definición, el cual utilizaban para elaborar estrategias para atacar al enemigo.

Elmano.jpg

Un "mano" controlando el aparato controlador de las cucarachas.

Después de 17 horas de beber agua de los inodoros de las instalaciones del club (sin contar que estaban sucios), unas nubes con forma de calaveras que aparecieron de la nada sobre el estadio, y el grupo de hombres empezó a sufrir extrañas alucinaciones (ya me parecía que esa agua tenía algo raro...). Todos empiezan a atacarse entre sí. En determinado momento Favalli empezó a sufrir una alucinación, y vio a su ex-mejor amigo abrazando a la que en ese momento era su novia. Dicha alucinación la tuvo mirando a un soldado flacucho que le pegaba a, supuestamente, su primo; pero de repente su cabeza se aclaró y vio lo que producía aquel efecto. Eran naves que transportaban cientas de cucarachas que estaban emanando un extraño gas desde su parte trasera, el cual sólo afectaba a los que estaban directamente enfrente. Favalli, sin pensarlo, coge su gomera (léase tirachinas) y le dispara. Mata a una cucaracha de ése disparo hecho con un pedazo de cemento roto, mata tres y las cucarachas restantes huyen hacia lo que parece, el barrio de Belgrano Sur.

Después de lo que "Mosca" llamó "hoy me atacaron con pedos de cucaracha", el grupo se dirigió a Belgrano Sur, y terminó arribando en Plaza Italia, barrio de Palermo. Allí se encontraron con unos nuevos enemigos que parecía cucarachas pero de 8 metros, los cuales eran llamados Pitufos por los invasores. Terminan muriendo todos menos Juan, Favalli, Pablo, "Mosca", y Franco, los cuales se refugian en una cloaca apestadada de mierda y cucarachas. Al llegar al final de la cloaca ven una mano gigante que está controlando un teclado, el cual controla los ejércitos de cucarachas. Juan lo termina derrotando diciéndole "seis dedos seis dedos", frase que termina espantando completamente al "mano", que antes de morir y empezar a largar olor a podrido, les cuenta a los integrantes del grupo que los verdaderos invasores son "los ellos", que no se sabe que mierda son.

El grupo, después de no aceptar las disculpas del "mano" y mear sobre su cadáver, se dirige de nuevo hacia Vicente López, a buscar a Elena y a Martita...

[editar] Parte final-El eternauta

Gurbo.jpg

Representación animatrónica de un gurbo

Al llegar a Vicente López el grupo conformado por "Mosca", Juan, Pablo, Franco y Favalli; se encuentran con que las dos mujeres (en ese momento ya había parado de nevar) están tomando Sol y bronceándose. Lo que no registraron fue la presencia de un Tufo a escasos metros de la casa, a punto de embestirla. Todos corren a rescatar a las inútiles doncellas, pero en el último momento el Tufo cae muerto. Juan va a investigar y ve que le sale un arpón del culo, y a los pocos metros ve a un mano con un arco. Era el que había lanzado el arpón, aunque Juan no tiene ni puta idea de porqué los ayudó. De repente ven que está empezando a nevar de nuevo y huyen hacia el interior de la casa.

Al entrar a la casa deciden salir con los trajes afeminados a buscar un camión para irse a otro lado, pero de repente la radio de la casa se prende sola, y escuchan un anuncio que decía lo siguiente: "Auxilio, solicitamos refuerzos aux.... (estática) Hola, somos el sistema de emergencia nacional. Hemos creado zonas libres de nieve radioactiva en Chivilcoy y Conchilaló. Por favor diríjanse lo más pronto posible, y no haga caso a que su radio se prendió sola, fue solamente azar. Avisamos también que una bomba atómica cayó en el culo de un mano antes de explotar, por lo que logramos vencer la amenaza extraterrestre".

Todos quedaron confiados al escuchar la grabación, así que Favalli y Juan fueron a buscar el camión por todo Vicente López mucho más tranquilos que antes. El problema es que lo único que encontraron fue un Fiat 600 al que le faltaba una rueda. Todos se dispusieron a partir en el auto e ir hacia Chivilcoy.

34 horas después, al llegar, se encuentran con soldados, pero que no son humanos, bah, técnicamente sí son humanos, pero fueron inducidos por los alienígenas para que sean "hombres robot", porque eran controlados por los manos. El grupo, idiotizado por el descubrimiento de los "hombres robot", empieza a correr en círculos hasta que chocan consigo mismos. Favalli, Pablo y Franco son capturados y son obligados a ser "hombres robot". Juan, Elena y Martita corren hacia un guisante gigante que está estacionado en el piso, entran y Juan se pone a jugar con los botones. Sin querer, aprieta uno que dice Regreso al Futuro Mod. Cuando recobra la conciencia está en un baño con un mano, y siente un fuerte dolor en la zona anal. Elena y Martita no están, y le pregunta al Mano en que año están, el cual le responde que están en el 5983, y que Elena y Martita simplemente están dando vueltas por ahí, por los vastos universos, y que se dejase de joder o lo iba a violar una vez más. Juan se retira, y ,después de mucho viajar, aparece en la habitación de un viejo maníaco-depresivo, materializándose de la nada, y contándole todas las huevadas que están más arriba. Ese, es el fin de la historia.

[editar] ¿Sabías qué...

  • Hay como 8 secuelas (contando las inéditas) y son todas una mierda?
  • Por motivos de fuerza mayor esas secuelas no tienen su propio artículo?
  • Van a hacer una película y las críticas la sodomizan desde este preciso instante?
  • Chivilcoy es un pueblito diminuto donde no vive nadie?
  • No se sabe qué son los "ellos"?
  • Ni en la historieta ni en ninguna de las secuelas se han visto mujeres-manos?
  • Franco terminó siendo el más heróico de los personajes porque se preocupaba por las demás personas durante la nevada mientras que los maricones de Juan y compañía solo pensaban en mantener su culo a salvo?

[editar] Enlaces internos

Maradona.jpg Artículo Argento Destacado

Este artículo ha sido destacado en la Portada Gaucha por los pibes de la Inciclopedia.
Hasta D10S y el Messias están orgullosos de él, ché.

Ciencia ficción
Profetas
Julio Verne - Mary Shelley - Isaac Asimov - Frank Herbert - Douglas Adams - H. G. Wells - H. P. Lovecraft - L. Ronald Hubbard‎ - Philip K. Dick - Orson Welles - Edward D. Wood Jr. - Stanley Kubrick - Ridley Scott - Steven Spielberg
Razas que dominarán al hombre
Borg - Computadoras - Daleks - Dinosaurios - Extraterrestres - Frikis - Hormigas - Mujeres - Mutantes - Robots - Simios - Zombis
Criaturas tenebrosas
ALF - Alien - Cyberjesús - Doctor Who - El hombre toro - James T. Kirk - OMAC - Predator - Spiderman - Terminator - WALL·E
Otros posibles destinos para la humanidad
2001 - Adventure Time - Apocalipsis - Babilonia 5 - Comunismo - Cyberpunk - Destrucción del mundo - Distopía - Esclavitud - Futurama - Matrix - Nuevo Orden Mundial - Regreso al futuro - Star Trek - Star Wars -
Watchmen - The Walking Dead
Herramientas personales