El Pípila

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
BanderaMéxico.png Este artículo contiene un chingo de humor mexicano.

Igual y si no le agarras el pedo, lo mejor es ir a México y preguntar, pero si no entendistes el nahuañol de los mexicanos, ya te chingaste.

El Pipila.jpg

El Pípila prendiendo fuego para calentarse un poco

Cita3.pngRemeber the pipilaCita4.png
Antonio López de Santa Ana cuando atacó El Álamo
Cita3.pngYo me llevo una piedraCita4.png
El Pípila hablando de sus adicciones

El Pípila fue uno de los más grandes héroes de la historia de México solo superado por el héroe de Nacozari y los niños héroes, el Pípila fue quien ayudó a Miguel Hidalgo a tomar la albóndiga de Granaditas. El Pipila murio, cuando regreso de quemar la puerta de la alhondiga de Granaditas, salio corriendo, pero se tropezó callendo sobre el la losa que cargaba en su espalda.

[editar] Vida

Su nombre de pila era Pi, de ahí el apodo "pípila" que usarian sus padres y amigos desde su nacimiento el 3 de enero en un pueblo de Guanajuato cercas de La Chingada, con semejante nombre y apodo solo le quedó trabajar en una mina de carbón, donde tenía de patrón a un viejo cabrón que trabajaba en la Alhóndiga de Granaditas, cuentan que ese viejo déspota fue quien le quebró la espalda durante un "accidente" de trabajo y luego caminaría todo viendo pa' abajo el resto de su vida.

[editar] Independencia

Pipila.jpg

Monumento al Pípila

Cuando Miguel Hidalgo dio el grito de dolores junto con una bola de mineros, fueron desde aquél pueblo hasta Guanajuato donde muchos soldados del éjercito y civiles se habían refugiado en un edificio conocido como alhóndiga de Granaditas. El lugar estaba lleno de reliastas y criollos, habían ideado entrar al lugar usando un caballo de madera pero en eso alguien vio al Pípila con una losa, la cuál, dice, era para ayudarle a enderezar su espalda, así que le dijeron que fuera a quemar la puerta de la alhóndiga por unas monedas de plata y un pinche toque de weed a lo que el accedió. Gracias a la losa que le servía de pechera antibalas, logro quemar la puerta, lo que hizo un incendio mayor y que la gente del interior empezara a hervir en vida, cuando el Pípila oyó los gritos del viejo cabrón que lo dejó jodido, se rió y dijo que parecía que lo hervían como albóndiga en el caldo, por lo cual la alhóndiga pasó a llamarse albóndiga de granaditas.

El pípila después tendrían una medalla de honor y en el país independeinte seguiría trabajando de minero mal pagado igual que en la Nueva España hasta que moriría con sus pulmones llenos de carbón.

[editar] Legado

El Pípila, al que algunos negacionistas del pípila como Lucas Alamán no quieran admitir, fue un hombre real que arriesgó su vida para ayudar a los insurgentes y además tiene un monumento en Guanajuato.

Herramientas personales