El Rocío

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Sevillana.jpg Ehte artículo posee una arta tasa de humó andalú. Si no ties ni pajolera idea de qué eh Andalucía, o no viveh allí, pírate y no noh toqueh mah loh cohoneh, ¡So malaje!
Hawaianas.jpg

Entre las mujeres es muy típico llevar el traje de sevillanas.

Cita3.pngArrosío yoh quiero vorvé, pa cantale a la vígen y olé, con un oléeeeCita4.png
Rociero sobre el camino
Cita3.pngJoder, ya pisé otra mierda de caballoCita4.png
Otro rociero sobre el camino incorrecto


El Rocío es una tradición religiosa que cada año reúne a miles de fieles alrededor de una Virgen, y en la que cuatro gatos se pasan el día bebiendo y bailando. Después del primer día, los miles que rezan se convierten en cuatro gatos, y el resto de miles de personas se pasan el día borrachos bailando y cayéndose paseando a caballo.

[editar] Qué es

El Rocío es una tradición, una pasión que se lleva en lo más hondo del alma y que se renueva cada año con el acto de la peregrinación. O eso dicen los estudiosos sobre el tema. En realidad, es una aldea perdida en ninguna parte, con las calles de arena (los rocieros no conocen el asfalto) y que consta de un gran conjunto histórico-artístico, a saber: cinco casas y una Ermita.

Allí no hay un alma jamás, salvo en determinados momentos del año donde se llena de hippies que acuden allí a celebrar un macrobotellón y a hacer ofrendas a María mientras practican el salto de vallas con la verja de la ermita local. Es común durante esta celebración llevar a cuestas una imagen de la Virgen, aunque nadie se explica para qué.

[editar] Cómo se llega

Atascazo.jpg

El lugar dispone de múltiples vías de entrada.

Cita3.pngOmá, ¿toavía no hemos llegao?Cita4.png
Niño a su madre cuando aún restan 3 horas de caravana

El Rocío se encuentra en un vórtice espacio-temporal que impide el acceso a todo vehículo de motor que no sea un tractor (por alguna razón misteriosa, estos no se desintegran al entrar en la aldea como ocurre con el resto de vehículos), por lo que acceder a la aldea es más complicado de lo que parece a primera vista. Por ello, el camino ha de hacerse en transportes especiales tirados por tractores, o en su defecto por un par de bueyes. Constan además de un par de ruedas de madera de gran tamaño, sobre la que se asienta una plataforma de la que salen unos alambres que sostienen un toldo, generalmente blanco. Al conjunto se le denomina "carreta" y, en contra de lo que pueda parecer, es incomodísimo.

Las carretas más modernas cuentan además de con despensa y camas, con equipo de sonido, cuarto de baño, cocina americana, salón-comedor, azotea, piscina y garaje. Todo ello en un conjunto de menos de 20m2. Se conocen casos de familias que al no poder costearse el alquiler de un piso y el mantenimiento de una carreta a la vez, han optado por vender el piso e irse a vivir a la carreta.

[editar] Formas alternativas de viajar

Caballoesqueleto.jpg

A caballo se suele tardar demasiado.

  • En autobús: sienta el sudor del resto de pasajeros sobre su cara, mientras canta diversas oraciones flamencas a la virgen. Descubra hasta qué punto puede picar la patilla de un sevillano si entra en contacto con su mandíbula. Aprecie la comodidad de un duro asiento de autobús durante las seis horas y media que dura el trayecto.
  • A pie: normalmente siguiendo al resto de carretas, a las cuales puedes pedir munición para ir tirando. Nota: munición = comida, señor Bush, por si se decide usted a hacer el camino.
  • A caballo: otra forma tradicional de desplazarse, conviene montarse sobre el caballo y no ir agarrado bajo él, ya que cansa mucho más.
  • A la pata coja saltando la comba: una nueva modalidad que se introdujo en la década de los 90. Requiere entrenamiento especializado.
  • Mediante realidad virtual: puedes meterte en la página ElRocío.com y es casi casi casi como si estuvieras allí, aparte te ahorrarás el llenarte la ropa de polvo innecesariamente. Eso sí, necesitarás un ordenador para hacerlo.

[editar] Alojamiento

Armas.jpg

Kit básico para conseguir alojamiento en El Rocío la noche de la peregrinación.

Encontrar alojamiento en el Rocío es más fácil de lo que pudiera parecer a simple vista. De hecho, la mayoría de la gente ni siquiera duerme, pero si usted es incapaz de soportar catorce horas seguidas de fiesta, siempre puede echarse a dormir por ahí. Las carretas son una buena opción, pero asegúrese de que es la suya (tras unas cuantas copas, las carretas se vuelven asombrosamente parecidas) a menos que esté dispuesto a ser despertado por un cónyuge furioso en mitad de la noche. Si no le es posible localizar su carreta siempre puede intentar dormir la mona bajo alguna de ellas, siempre que tenga cuidado en no echarse cerca de los bueyes; estos animalitos tienden a tener problemas digestivos, sobre todo por la noche.

Si opta por llevarse una tienda de campaña, asegúrese de que podrá montarla del derecho después de unas cuantas copas, o móntela antes de empezar; de lo contrario, lo más probable es que acabe durmiendo al raso con la lona como manta y los palos sirviendo de matamoscas (no es una mala opción, siempre y cuando no llueva; si llueve, lo más probable es que sea arrastrado por la corriente y acabe flotando en el Quema).

Por último, si es usted tan pijo que necesita una cama de cuatro patas, ducha con agua caliente y WC con cisterna, puede intentar encontrar un hostal. En este caso, le recomendamos reservarlo con mínimo dos años de antelación, para tener una mínima seguridad de encontrar plaza, o comprarse un BUEN juego de ganzúas y un set de escalador en el mercado negro.

[editar] Ocio

La aldea de El Rocío ofrece toda una amplia gama de entretenimientos adaptados a su edad, condición física y estilo de vida. A continuación detallamos los más conocidos:

Carretarocio.jpg

No importa lo cansado o borracho que vaya, la Virgen NO es un taxi.

  • Salto de valla: El deporte tradicional por excelencia de todo rociero. Sienta la adrenalina en las sienes mientras sus agujetas se revelan después de dos días levantando un paso de virgen tras dieciséis años sin ir al gimnasio. Experimente la presión del resto de cuerpos sudorosos contra el suyo mientras lucha por pillar las últimas moléculas de aire fresco disponibles. Siéntase realizado al alcanzar la cima y lanzarse temerariamente al vacío. Eso sí, procure no caer debajo de ningún gordo.
  • Escondite: ¿Cuánto tiempo tarda en localizar a su pareja-madre-familiar entre el gentío? Anótese un tanto cada vez que tarde menos de media hora, más 0'5 si la persona que busca viste el mismo traje de gitana que el 90% de la procesión, mas 0'5 si es después de la una de la noche, mas 2 si es un crío menor de dos años. ¡Compare sus records con los de sus amigos y gane estupendos descuentos en la óptica de su pueblo!
  • Competiciones musicales: ¿Cuántas veces seguidas puede usted cantar "ARROSÍO YO QUIERO VORVÉ, A CANTA'LA LA VI'GE YOLÉ!" sin pararse a tomar aire? ¿Y cuantas variaciones de la melodía es capaz de improvisar en media hora con la ayuda de un pito de sereno? Ideal para entretenerse en el camino si no hay nadie a la vista con quien hablar, pero recuerde no hacer caso de las miradas asesinas que despertará en sus acompañantes; están envidiosos de su talento.
  • Carreras de carretas: Si seguir el orden establecido en la procesión le aburre, siempre puede apostarse un café con el conductor del tractor vecino a que llega antes que él a la aldea. ¡Sienta el aire en los oídos mientras conduce una carreta desbocada a 35 km/h!. No se olvide de pasar la ITV al tractor antes de empezar, o podría encontrarse que sus ruedas corren más que usted.

[editar] Mírate también

Herramientas personales