El Símbolo Perdido

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
SPporta2.jpg

Portada original de El Símbolo Perdido.

Cita3.pngEs imposible dejar de leer El símbolo perdido. Es por eso que nosotros vamos a esperar a ver la película el 2012.Cita4.png
The New York Times Sobre El Símbolo Perdido.

El Símbolo Perdido (Where The F*ck you put the Symbol? en Inglés) es el último libro de la trilogía de libros de Dan Brown, imitador de Daniel Marroncito y conocido psicópata conspirador. Los libros precuela de El Símbolo Perdido son: Ángeles y Demonios (2003), El Código Da Vinci (2004), Matemos al Papa (2005), Los Masones al poder (2006) y Los Iluminati son mis amigos (2007).

Aunque, prevista con anterioridad, Dan Brown tardó 6 años en escribirla, ya que tenía que esperar que su condena por golpear camareras sosprechosas prescribiera antes de empezar a escribirlo y publicarlo. Además estaba disfrutando el dinero que gastó blasfemando a Jesús en el Código da Vinci.


[editar] Argumento

ConejoBush.JPG

El personaje de Sato buscaba ocultar un video del presidente disfrazado y haciendo cosas estúpidas con sus amigos también disfrazados. Es evidente en quién se baso Dan Brown para este personaje: En Barack Obama. Aquí George Bush, el presidente antecesor de Obama, con uno de sus amigos imaginarios.

Robert Langdon es convocado para dar una conferencia en la sala más importante del Capitolio de los Estados Unidos, creyendo que quién la ha solicitado es su viejo amigo, masón y mentor en simbologías oscurantistas Peter Solomon. Al llegar allí Langdon descubre que Solomon ha sido secuestrado, en parte, ya que el secuestrador sólo se llevó su cuerpo entero ecepto una mano que dejó en el piso para dar fe de que Solomon estaba muy bien antes del secuestro, pero lo extraño es que le hizo una rara manicura gay masónica en las uñas. Este secuestrador llama a Robert Langdon, y le informa que quiere descubrir un antiguo misterio, un misterio que si sale a la luz podría poner en peligro al mundo entero (osea, a Estados Unidos), y que sólo Robert Langdon sabe, pero por gilipollas ni si quiera tiene idea de lo que le están hablando. Ayudado, entre otros, por la hermana científica de Solomon, Katherine, Langdon tendrá las horas contadas para desvelar el misterio y poder así salvar la vida de su amigo, o al menos ligarse a la científica esta vez, ya que en los anteriores libros nunca se quedó con la acompañante buenota que le ayudaba a resolver el misterio.

Robert Landong sólo tiene un par de pistas que le había dejado el secuestrador ya que no tenía idea de que era lo que el sabía y que el secuestrador quería saber. Pero el secuestrador amenza con matar a Peter Solomon y también revelar algo sucio relacionado con el presidente, es por eso que la directora de la CIA acompaña a Robert Langdon por el sótano del capitolio para ayudarlo y bajarle la autoestima mientras se ahorra los cientos de dólares que cuestan los libros de Robert Langdon haciendole preguntas sobre la masonería y el simbolismo obligandolo a contestar, bajo la premisa que debía decirle todo lo que sabe por ser directora de la CIA o lo castraría con los dientes como los japones saben hacer.

Es entonces cuando se revela que el gran secreto que guardaba la geisha Sato era que el presidente de los Estados Unidos era masón y tenía por fetiche disfrazarce de Carpintero con sus amigos, y que los libros como la Biblia, El libro de Mormón, el Corán o el Kamasutra son los verdaderos Símbolos perdidos ya que los masones nunca se molestaron en actualizar sus dichos desde la época en que "Símbolo" "Palabra" y "Libro" eran sinónimos, es entonces que el lector siente en el una gran verdad inesperada que inunda su ser e ilumina completamente su mente: acaba de malgastar 3 días de su vida leyendo esta p*to libro como enfermo y no hay ninguna p*ta verdad relevante en realidad. Bueno, no importa, ya que llegamos tan lejos hay que terminarlo... A ver, a Robert lo encierran en una bañera con agua y cree que muere pero reacciona justo a tiempo para salvar a su amigo Salomon, el malo malote cree que se va a convertir en Dios cuando ve que una luz del cielo lo ilumina pero en realidad es un misil que le envió la CIA y muere.


Luego de eso Robert Landong Y Katherine Solomon regresan al capitolio a apreciar la pintura chauvinista estadounidense de La Apoteosis de Washintong en el techo y, justo cuando parecía que algo interesante iba a pasar entre ellos dos Robert Landong se queda dormido.

[editar] Personajes

Forestgumpandlenon.jpg

«Y es así como, gracias a mi querido amigo Jhon, logramos vencer a Mal'akh cantando 'Let it be' y 'I am the Walrus'» Robert Langdon explicando como descubrió gracias al Símbolo Perdido que Jhon Lenon no estaba muerto.

  • Robert Langdon es el protagonista del libro. Luego de tratar de imitar a Indiana Jones buscando el santo grial y otras cosas parecidas es convocado por un psicópata para buscar cosas escondidas debajo de Washintong DC.
  • Katherine Solomon es la hermana de Peter Solomon y científida de ciencia noética, o al menos hasta que consiga un trabajo de verdad o algo menos hippie. Como es la hermana de alguien importante le dejan usar un salón en remodelación del Museo Agente Smithsoniano para sus experimentos ridículos.
  • Peter Solomon es un viejo amigo de Robert Langdon y su antiguo mentor. Pasa el tiempo libre secuestrado por hijo, y dejando partes de su cuerpo con tatuajes extraños en lugares públicos, etc.
  • Mal'akh conocido también como Zachary Solomon o el Doctor Abbadon, era el hijo de Peter Solomon hasta que este noble y filántropo masón lo dejó pudrirse en una cárcel y sentir las caricias indeseadas de sus amigos de celda. Luego de salir de la cárcel se dedicó a ejercitarse, tatuarse todo el cuerpo y matar cuervos en su baño hasta vengarse de su padre y robarle la sabiduría milenaria de la secta de este. Cree que los masones tienen la receta para convertirse en el Dios del Nuevo Mundo.
  • Warren Bellamy es la máxima autoridad administrativa del Capitolio, conocido como El Arquitecto. Cuando 'El Arquitecto' se encuentra con Robert langdon le explica a este que debe elegir a 23 mujeres y hombres para recontruir Zion y mantener el balance con las máquinas le brinda su ayuda ya que este es también masón y del más alto rango, por lo cual ya posee de todos los superpoderes de los masones de alto rango como volar, bajarse la ropa interior con la lengua, morderse el codo y lanzar helado de chocolate por los ojos.
  • Inoue Sato una antigua geisha que se unió a la CIA y llegó a ser directora de esa institución al enamorarse del presidente de los EEUU, y por ser terriblemente fea para serguir siendo geisha. Acompañará a Robert Langdon y a Katherine Solomón hasta que encuentren lo que sea que deben encontrar y tratará de seguir escondiedole algo a la humanidad con lo que amenazó Mal'akh en revelar, cosa que no tiene nada que ver con lo que hace la CIA en la vida real, ya que la CIA no le esconde secretos terribles a la humanidad.
  • Deán Galloway un cura ciego que también es masón y que también conoce secretos y bla bla bla.

[editar] Contraportada

Cita1.png¿Existe un secreto tan poderoso que, de salir a la luz, sea capaz de cambiar el mundo? y no, no tiene nada que ver con que Lady Gaga sea hombre en realidad.Cita2.png

Cita1.png Washington. El experto en simbología Robert Langdon es convocado inesperadamente por Peter Solomon, masón, filántropo y su antiguo mentor, para dar una conferencia en el Capitolio. Pero el secuestro de Peter y el hallazgo de una mano cercenada y sangrienta con el dedo medio arriba y tatuada con cinco enigmáticos símbolos cambian drásticamente el curso de los acontecimientos. Atrapado entre las exigencias de una mente perturbada (la suya) y el acoso de una asiatica cincuentona, Langdon se ve inmerso en un mundo clandestino de la prostitución y la pornografía, hasta que se despeje su mente y se concentre nuevamente en lo que estaba haciendo. Luego tratará de entender los secretos masónicos, la historia oculta y entrar en escenarios nunca antes vistos (porque a los turistas les importan tres cojones), todo lo que parecerá arrastrarlo hacia una sencilla pero inconcebible verdad: hoy no tomó sus pastillas y volvió a delirar otra vez.

Con la ayuda de Katherine Solomon, hermana de Peter y experta en ciencias noéticas, Robert Langdon tiene doce horas para salvar a su amigo y, al mismo tiempo, evitar que uno de los secretos mejor guardados de la humanidad caiga en las manos equivocadas... manos de rusos, de chinos o de alguna persona que piense.

El código Da Vinci fue un fenómeno mundial que convirtió a Dan Brown en el maestro absoluto del thriller sin necesidad de convertirse en blanco o toquetear niños. En esta nueva obra, Robert Langdon regresa para desafiar a los lectores con una historia inteligente y de ritmo vertiginoso que ofrece sorpresas en cada página. El símbolo perdido es lo que los fans de Dan Brown estaban esperando: su novela más emocionante, y no, esta vez la iglesia católica o el Papa y sus allegados no son el enemigo.

«Es imposible dejar de leer El símbolo perdido, Es por eso que nosotros vamos a esperar a ver la película el 2012.» THE NEW YORK TIMESCita2.png

— Dan Brown, El símbolo perdido

[editar] Película

El lanzamiento se planea para el año 2012. Aunque aún no se confima nada, se conoce que Tom Hanks podría retomar el papel del profesor Robert Langdon, aunque esta vez tendría superpoderes o tendría un encuentro amoroso con Selena Gomez en topless para atraer a un público más joven. Así como Tom Hanks, la participación de Ron Howard como director aún no se confirma a causa de los atentados de testigos de jehová y mormones por ser el director de películas donde se insinua que Jesús tuvo relaciones sexuales, y peor, con una mujer que tal vez estuvo desnuda. En febrero de 2010 se confirmó que Steven Knight se encargaría de adaptar el libro sustituyendo a Akiva Goldsman, el guionista de las primeras dos películas. Sin embargo, en diciembre del mismo año, se dio a conocer la noticia de que sería el propio Dan Brown quien se encargara de adaptar el guión de la novela, cansado que destruyan años de escritura de sus libros en 2 horas con una película que ataquen los críticos como si fueran Star Wars: la Amenaza Fantasma o aún peor, Crepúsculo.

Herramientas personales