El planeta de los simios

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Cine ícono.png
El planeta de los simios
Monogamia planet
Planet-of-the-apes-1968.jpg
Ficha técnica
Dirección 2 directores independientes y un humano gótico
Producción Warner
Intérpretes Charlton Heston, Michael Jackson y 36 simios del circo local
Guión Un mono en una máquina de escribir o en una laptop
Música una filarmónica dirigida por Bob Marley
Fecha de estreno 2 estrenos diferentes y un estreno emo
Género Ciencia ficción, zoofilia y sátira social
Calificación >0<
Premios El Monociclo dorado
Cita3.pngEs mi película favorita.Cita4.png
Charles Darwin y sus gustos.
Cita3.pngSiempre me dicen que parezco estrella de cine...Ahora que lo recuerdo me parecía a uno de lo soldados de esa películaCita4.png
Tarzán sobre sí mismo.
Cita3.pngEsos simios si que son grandes actoresCita4.png
George W. Bush al ver la pelicula

El planeta de los simios es una película basada en una novela del mismo nombre que a la vez se basó en un antiguo proverbio klingon sobre monos ebrios con cuchillos. Es una historia de ciencia ficción muy original (lo fue en su tiempo), muy bien montada y todos dirán que el maquillaje fue creíble, cuando en verdad se usaron simios parlanchines amaestrados para los papeles. Fue una competencia de los Estados Unidos con la URSS que recientemente había sacado El simio de los planetas.

[editar] Argumento

[editar] El planeta de los simios (novela)

Una pareja de orangutanes recién casados disfrutan amorosamente su luna de miel navegando en un crucero espacial, cuando de pronto encuentran una botella flotando en el espacio, la botella contiene una novela. Resulta ser una novela de ciencia ficción basada en una de las especulaciones más ridículas del género: los seres humanos son seres pensantes. Está claro que una idea tan descabellada sólo puede haber sido escrita en Francia por un chimpancé. Mientras tanto, en un planeta lejano, una mona descarriada que cree en semejante herejía, decide dejar de comerse a los humanos y en lugar de aderezarlos con azúcar y rodajas de banana, se dedica a darles clases de lingüística, astronomía, ciencias políticas y neurocirugía. Eventualmente uno de los humanos se vuelve tan inteligente que inventa la cámara de cine y da pie a las siguientes adaptaciones.

[editar] El planeta de los simios (1968)

PLANETA DE LOS SIMIOS.jpg

Primera escena interespecial del séptimo arte.

Monorick.jpg

Escribir el guion requirió tiempo.

Corre el lejano año de 1984, una nave espacial abandona la Tierra con el propósito de invadir colonizar Marte y extraer todo su petróleo, pero en el trayecto caen en un planeta desconocido[1]. El Coronel: Charlton Heston, sale disparando a todo lo que se mueve, y se da cuenta que todos son simios, gorilas, chimpancés y monos capuchinos altamente entrenados y que hablan inglés (el Esperanto de su planeta).

Todos los simios son superinteligentes, la mayoría tienen postgrado y todos tienen una licenciatura, andan vestidos y la tanga es la ropa interior oficial, pero afeitarse va contra la religión basada en bananas y en King Kong. Ellos tienen una hora del té pero por la mañana (lo que nos hace saber que son más civilizados). Hablan de manera pomposa, usan monóculo y monociclos y la mayoría tienen la mano caída.

Sin embargo, en ese planeta, los humanos son una especie protegida, viven como en la época de las cavernas, igualdad de clases, vivienda comunitaria, recolección abundante y apareamiento continuo en una reserva con todas las comodidades. Pero eran los 60’s, cualquier cosa que oliera rojilla era considerada malvada. Heston intentó liberar a los humanos, pero ellos estaban muy a gusto, entonces golpeó a los guardias, pero éstos sorpresivamente no hicieron nada, era un planeta pacífico y habían olvidado pelear.

El valiente astronauta no tardó demasiado en comprenderlo, con una tabla con un clavo dominó esa civilización con mano dura, al final una mujer muy peluda parecida a Michael Jackson e interpretada por él, se enamoró de él, ella había aprendido lo suficiente de los seres humanos como para saber que era más fuerte y tenía los dientes más filosos, se robó al rey y en un caballo se lo llevó al otro lado de la montaña a violarlo vivir con él. Ésta es una de las escenas más conmovedoras del cine de todos los tiempos, por alguna extraña razón la estatua de la libertad estaba enterrada en una playa lejana. Por supuesto, nuestro héroe se volvió loco.

Humor gentes 21.jpg

Michael Jackson ganó un premio por su participación en la película.

[editar] El regreso al planeta de los simios

La segunda parte es la que más polemiza. Tras en esfuerzo por parte de la Monkeys and Orangutans National Aeronautics and Space Administration (MO-NASA) se descubre, al principio, que no era un planeta diferente, sino que era una isla a un lado de Tuvalu Ulterior al que los humanos enviaron a los simios que hicieron una revolución, lo segundo que se dice es que en esa revolución robaron la estatua de la libertad y la enterraron en una de sus playas, con intención, nadie sabe cuál, pero sin duda, es siniestra.

Lo triste es que el capitán astronauta como había perdido varios tornillos de la cabeza, se creyó un simio lampiño, pero bien dotado, que lideró una guerra mundial contra la humanidad, la cual, ganaron por dejar cáscaras de banana en todos lados, la mayoría de los humanos murieron del resbalón y los que quedaron se volvieron esclavos.

[editar] El extraño mundo de los simios (2001)

Emo Chimp2008.jpg

Los simios de Burton; hasta hoy hay quienes los quieren patear.

Tim Burton arriesgó el cuello haciendo una versión de la película de 1968, con más efectos especiales, más dinero y más pelo, pero con menos argumento y menor línea estética, esta vez los monos sí se fueron a su propio planeta, llamado Simión, a unos kilómetros al noroeste de las Islas Canarias. En esta ocasión, el astronauta llega, se pelea a cuchillo limpio con una orden de babuinos con taparrabo, se disfraza de macaco y besa a una gorila. Al final, se monta en una nave espacial y viaja a un futuro aún más lejano donde no los simios, sino los chihuahueños han controlado todo el sistema solar. Burton no recibió el Óscar, pero casi; fue una patá en los cojones por parte de la crítica especializada.

[editar] El Planeta de los Padrinos Simios (Viacom International 2007)

Chimp oficina.jpg

-¿Alguien dijo "banana"?

La ante-última y más controversial parte de esta saga. Gestada por el genio de la botella Hutch Bartman. Esta no es una, sino la más grandiosa adaptación jamás hecha. La idea pone en tela de juicio la moralidad del carácter político de la sociedad humana a través de la historia mostrando una sociedad simiesca que ha manipulado la ciencia más allá de lo que incluso actualmente se considera críptico.

Todo empieza con la caída del capitalismo y la instauración del bananismo, el resto del camino es cuesta abajo. Bippi es un mono normal que nadie entiende bien. Papi, Mami y Mony siempre lo quieren mandar; todas la plagas de la selva se las quita en un triz pues sus deseos se los cumplen dos hormigas que son en realidad unos padrinos simios que tiene magia, con alitas y cola prensil. Padrinos simios que tiene magia; bananas, bananas, bananas, bananas, bananas, bananas, bananas, bananas, bananas, bananas, bananas, ¡BANANAS! Padrinos simios que tiene magia, si el macho alfa eres tú, te harán muy feliz. ¡WAHHK!

[editar] El incicio del planeta de los simios

Conocida en las tierras del Che como "El planeta de los Simios:(R)evolución", es la última película (hasta ahora) y generó algo de controversia en ciertos círculos por su parecido sospechoso con "Doce Monos" de Bruce Willis y hay quien dice que quisieron hacer dos remakes en una para ahorrar tiempo. Va del Duende Verde que trabaja para una corporación maligna (¿Acaso hay de otras?) le da superinteligencia a una mona por accidente mientras buscaba la cura para el hazme reír Alzehimer; a la mona le agarra depresión pos-parto después de dar a luz y la mandan a dormir. El Duende se queda con el monito bebé para ligar con una veterinaria y entre los dos lo crian casi como a un hijo y lo llaman César. Al crecer César es mandado a una prisión para simios maleducados por querer arrancarle un dedo a su vecino humano (es que a César lo interpreta el mismo que hace de Gollum y le habían quedado viejas mañas); allí es cordialmente recibido por por un simio mujeriego y adicto a los estreroides se hace amigo de un orangután gafapasta y de Magila-gorila. Magila lo ayuda a escapar, una vez libre, va a la casa del Duende y le roba el gas de la superinteligencia para usarlo con los demás monos de la prisión. Una vez que puede conversar con los demás simios sin que los distraiga una mosca traman un plan para escapar; matan a Draco Malfoy, escapan, destruyen el laboratorio donde se inventó el suero (liberando más simios superinteligentes de paso); hacer muchas monadas; pasean en pony por uno de los sopocientos puentes de San Francisco; César se despide del Duende Verde diciéndole que Peter Parker es Spider-Man y se afincan en un bosque a tramar planes para tratar de conquistar el mundo.

[editar] El Planeta de los Simios Ultimate

Muchos no la consideran parte de la saga, ya que se trata de un universo alternativo. Eso y que su bajo presupuesto la llevó a ser transmitida sólo por radio.

Smith Chimp23.jpg

Chimpsmith frustrado esperando que César escoja la pastilla roja.

En un hogar monogámico nace y crece un mono al que le permiten escoger su propio nombre, le dan una tarjeta de crédito, y las llaves de la casa; pero el se busca un tramoyista y cambia todo por una banana. El mono en cuestión se llama César, y es un músico que toca el monocordio en un Sushi-bar. Tras un tiempo de paz en el monoblock en que vivía piensa que el planeta sería más mono si la gente se dedicara más a la vida campestre y al cultivo de granos monocotiledóneos. Mientras tanto su hermano, que estudiaba en la universidad, termina una monografía y se dedica a hacer una ilustración monocromática con bistro.

Chimpance dibujo.jpg

Los dibujos monocromáticos del hermano de César fueron de lo mejor de esta producción. Lástima que no se apreciaran por la radio.

Ambos conversan sobre bananas hasta que el hermano se aburre y se va. César entonces inicia un monólogo sobre acabar con las fronteras territoriales de los países del mundo e iniciar una sociedad monolítica. En busca de consejo intenta contactar con el fantasma de Charles Darwin, pero a falta de una tabla Ouija se las tiene que arreglar haciendo la invocación con un tablero de Monopoly. Darwin efectivamente aparece, pero sus respuestas monosilábica y monótonas no le dejan el panorama conspicuo al pobre César.

Entonces Darwin le ofrece a César un pastilla roja y una banana; una contiene la verdad, la otra, una monería sobre una realidad alterna en la que el mundo está lleno de simios monoteístas que tienen casa, jardín y, tras la extinción de los perros, un monotrema de mascota. César escoge la banana.

La historia termina en un circo ambulante, con el despertar de César en una jaula diciendo "mamá".

[editar] Crítica

20080209233023-monos-5-humanos-0-60-.jpg

La crítica no fue tan mala, hubo algunos que se carcajearon viéndola.

La descripción de la sociedad de los monos que se muestra en la película ataca las nociones de la superioridad delfínica humana. En particular, los prejuicios religiosos de los monos que tienen pulgas y varias clases de enfermedades de transmisión sexual que a veces se pasan a los humanos cuando hacen “cosas”, sobre los humanos, que hacen esas mismas cosas, con monos. También se hace un crítica social a las extrañas dogmas morales y éticas de la sociedad actual de no aceptar relaciones entre humanos y monos; al igual que no aceptarlos como las personas que son, básicamente culpa de especialismo humano y sus extrañas teorías de su supremacía humana.

Esta película se rodó sobre la guerra fría, se temía que el uso de las armas nucleares actuará sobre los animales, otorgándole giganticidad y visión de láser a las lagartijas y dotando de inteligencia, elasticidad e inspiración poética a los primates, fue un duro golpe para las potencias nucleares de ese tiempo (USA, URSS y Bolivia) quienes, en un esfuerzo conjunto, dejaron de usar estas modalidades de armamento para evitar percances futuros.

[editar] Reparto

  • Charlton Heston, capitán espacial, en la del 68 y en la de 2001, no se notaba la diferencia gracias a la crema de baba de caracol.
  • Gorilas, la guardia pretoriana con mucho músculo y poco paquete por los esteroides cerebro. Entre sus habilidades están las de cantar Feel Good Inc, Clint Eastwood entre otras.
  • Monkey, superhéroe superhiperactivo, supermono de ese planeta.
  • Mono malvado del armario, Monster Inc. pero para los monos.
  • Mico Mandante, era el Imperador de estas lejanas tierras, luchando contra el impearialismo humano (y ganó el muy primate)
  • Tarzán, monseñor de los altos árboles colgantes, tiene apariencia humana, pero en su corazón, es un Mandril con el trasero rojo.
  • Bippi, el macho alfa, dueño del mundo, omnipotente y bananasapiente.

[editar] Repercusión social

Casa2.JPG

-¿Repercusión? Yo no sentí nada.

No habría podido ser más inesperada, los campesinos temerosos salieron con rastrillos gigantes y antorchas tras todos los primates, primitos, y primatos de los zoológicos, de las selvas y de las oficinas creativas de Inciclopedia, estos simpáticos monos con pañales fueron perseguidos durante varios años, lo que les tomó agruparse, generar una contraofensiva y aprender a cantar himnos de guerra. Actualmente los tenemos controlados, pero uno de estos días, cuando menos lo esperemos, saldrán de las coladeras, de los árboles y debajo de nuestra cama, para conquistarnos.

Es una ironía, que una película que nosotros creamos para divertirnos y burlarnos de los que son iguales que nosotros, pero más peludos y con un poco de más pulgas, haya sido la responsable de que iniciara una lucha entre ambas especies, pero eso siempre pasa ¿no?. Además todos sabemos que los monos no tienen un planeta secreto donde conspiran como dominar el mundo, ya que las entrañas de su malévolo plan están dentro de este mismo planeta, en la parte subterránea, donde nos observan con sus cámaras de última tecnología.

[editar] Futuro

Planeta de los simios, vs Matrix vs Galactus: los simios en verdad están controlados por computadoras, pero llega el devorador de mundos y acaba todo.

Cita3.png¡Yum! ¡sabe a banana!Cita4.png
Galactus después de la merienda.

[editar] Referencias

  1. Debe ser muy desconocido para que esté entre nosotros y Marte y no lo hayamos visto antes

[editar] Ver también

[editar] Monadas externas

Ciencia ficción
Profetas
Julio Verne - Mary Shelley - Isaac Asimov - Frank Herbert - Douglas Adams - H. G. Wells - H. P. Lovecraft - L. Ronald Hubbard‎ - Philip K. Dick - Orson Welles - Edward D. Wood Jr. - Stanley Kubrick - Ridley Scott - Steven Spielberg
Razas que dominarán al hombre
Borg - Computadoras - Daleks - Dinosaurios - Extraterrestres - Frikis - Hormigas - Mujeres - Mutantes - Robots - Simios - Zombis
Criaturas tenebrosas
ALF - Alien - Cyberjesús - Doctor Who - El hombre toro - James T. Kirk - OMAC - Predator - Spiderman - Terminator - WALL·E
Otros posibles destinos para la humanidad
2001 - Adventure Time - Apocalipsis - Babilonia 5 - Comunismo - Cyberpunk - Destrucción del mundo - Distopía - Esclavitud - Futurama - Matrix - Nuevo Orden Mundial - Regreso al futuro - Star Trek - Star Wars -
Watchmen - The Walking Dead
Shinning.jpg
Artículo de Cine Destacado
Herramientas personales