Emiliano Zapata

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Colorines.jpg El autor de este artículo se ha olvidado de poner fotos, o las que hay no son suficientes. Sé buena persona y ayúdanos colocando un par de ellas para la causa. Que la academia te lo premie.


Cita3.pngEra un tío con cojones.Cita4.png
Miguel de Cervantes sobre Zapata.
Cita3.pngSu bigote siempre me pareció sospechoso.Cita4.png
Porfirio Díaz mientras acariciaba su propio bigote.
Cita3.pngDaría un brazo por ser como él.Cita4.png
Cita3.pngLa revolución mexicana no era un concurso de popularidad, ni de ver quién tenía el... bigote más grande.Cita4.png
Francisco Villa en entrevista para la Rolling Stone.
Cita3.pngNegamos categóricamente cualquier vínculo con las acciones, ideología y declaraciones de éstos nacos.Cita4.png
La comunidad hipster respecto a Zapata, Villa y Díaz.
Cita3.png¡¡¡Mi bigote!!! ¡¡¡Estos cabrones me plagiaron mi bigote!!!Cita4.png
Emiliano Zapata refiriéndose a la comunidad hipster.
EmilianoZapata.jpg

O la tierra es para quien la trabaja o te parto tu madre, tú decides.

Emiliano Zapata, n. en el estado de Morelos en el año de 1873 d.C., fue mejor conocido como Emiliano Zapata; fue un campesino indígena que no pudo dejar atrás su salvajismo, agarró una armetralladora Gatling y se puso a matar a todo aquel que trabajara para el gobierno. Hombre humilde y trabajador (estaba jodido pues), vivió toda su infancia siendo un niño, disfrutando de la belleza de los paisajes bucólicos de su pueblito natal, el aire libre y el canto del cenzontle, atardeceres arrebolados y naranjos en flor... Aaaahhh... ¡¡¡Qué días aquellos!!!

Un poco más crecidito, empezó a fijarse en otro tipo de bellezas, más femeninas y sin bigote como él (ya le había crecido el bigote, creo). Un buen día, aburrido de patear latas y piedritas por la calle y ante la perspectiva de un negro empleo (Gates se mostraba renuente a nombrarlo director de su empresa por falta de currículum), es que decide coger sus bártulos (agarrar sus chivas, pues) y lanzarse de gira artística por el interior de nuestro país.

Es así que nuestro querido héroe comienza su grandiosa gesta heróica de heroicidad épica, la cual le ganó un lugar en la historia y multitud de reconocimientos postreros (llevan su nombre infinidad de calles, avenidas y una estación del metro).

[editar] Biografía

[editar] Capítulo 1: The beginng

Dicen los textos históricos que nuestro buen mozo, armado con tan solo un rifle oxidado, un rocín turulato y su tablet, se unió a un grupo de revoltosos que al más depurado estilo guerrillerezco, le robaban sus gallinas a los puñeteros decentes hacendados, lo cual dio inicio a la tristemente célebre guerra de las gallinas. El descontento de las clases acomodadas en México dio lugar a que una comitiva se presentara ante el jefe del poder ejecutivo, a saber, en aquel entonces, el general Porfirio Díaz. El general, instigado por el infame pollito pío, e indignado por tamaña afrenta, decidió aplastar a los rebeldes que tantas gallinitas secuestraron.

[editar] Chapter 2: El Flan de Ayala

Con el ejército federal encima, nuestro valiente caudillo y sus fieles paladines, en colusión con Francisco Villa y sus fieles paladines (que se piratearon el nombre de la estación del metro División del Norte) y en franco desafío al gobierno federal y a los vendedores de caldos de gallina de las estaciones del metro, se reúnen en el poblado de Ayala para firmar el Plan de Ayala (algunos eruditos holgazanes afirman que durante los recesos, los líderes se dedicaron a organizar el primer equipo de la Selección nacional de fútbol de México de la historia).

[editar] Capítulo 3: No llores por mi, Adelita

Es en esta tercera entrega de la saga de nuestro valeroso campeón donde se suceden las hazañas más heróicas de su lucha revolucionaria, las que acontecieron en el siguiente orden (según mi regalada gana):

-La heróica huída de Piedras Negras.

-La carrera de bicicletas.

-El asalto al tren de las gallinas.

-La entrega del oscar (donde recibiria una estatuilla dorada por su interpretación de Marlon Brando en la película Viva Zapata!, en 1953). Un dato curioso es que Zapata no pudo recibir el prestigiado galardón, puesto que falleció en 1919.

-El Ejército Libertador del Sur.

-La femme Adelita (romance a modo de comedia pastoril).

-Vacaciones en la capital (incluye sesión de fotos en la silla presidencial).

-El adiós de un Héroe.

Los valerosos hechos son simplemente mencionados por ser universalmente conocidos y localizables en el acervo bibliográfico, razón por la cual sólo reseñaremos ¿pues cuántos somos? el último.

[editar] El adiós de un Héroe.

Dice el libro de 4to. año, ejem... Las crónicas de los historiadores, que la gira de nuestro héroe de imponente bigote y gallarda figura era todo un éxito, tenía agenda llena, presentaciones en Columbus (no se presentó), Wembley, Woodstock y Avándaro, como parte de su despedida, contrato para una telenovela y una película a futuro.

Al grito de "¡Viva México cabrones!" "¡Tierra y Libertad!" nuestro simpático y querido patriota daba a conocer la ideología del Plan de Ayala, para entonces había fallecido el primer mánager de la banda, mr. Madero (alter ego de Francisco I. Madero), entonces entró al relevo el señor Carranza, hábil en relaciones públicas, pero que sólo consiguió enemistar a las estrellas del grupo.

En estas condiciones y ya bastante fogueadito, nuestro rutilante protagonista se lanza en plan solista a la ciudad de Chinameca, lugar de apertura para su nueva temporada de presentaciones, arrasando en taquillas y plomazos.

Corría el año de 1919, y nuestro entrañable amigo tenía contra las cuerdas (y no las de su guitarra) a los Guajardo boyz, chicos malos apadrinados por Don Venustiano Carranza, su antiguo mánager.

Don Venus, cansado de las tropelías de El Ejército Libertador del Sur (con Zapata como gritante principal), y de los Village People (antes los Villa boyzzz, y ahora la División del Norte), decide darles fin de mala manera, empezando por nuestro simpático y agrarista guerrillero (a Francisco Villa se lo cargarán hasta 1923).

El pretexto para acabar con la vida de nuestro héroe, fué la firma de un contrato de exclusividad, donde los Guajardo Boyz se comprometerían a no tocar en las mismas plazas y fechas que Zapata, para lo cual lo invitaron a una rica comida en la que el plato principal sería el talón de Aquiles de nuestro amigo: un buen caldo de gallina.

La condición que impuso el Coronel Jesús Guajardo, vocalista de los Guajardo Boyz, fué sólo una, que la estrella (Zapata), acudiera sólo al festín (se rumora que no quería al resto de la banda porque eran muy mugrosos y malhablados).

Ataviado con sus mejores trapos, nuestro valiente caudillo, a bordo de su flamante corcel, el "Tres de Oros", se presentó puntual a la fatídica cita, tarareando su última creación: "¡Cuando vayas a Parral!". Lo que aconteció durante el ágape es confuso, el parte oficial es que Zapata falleció a causa de una fuerte indigestión debido a la ingesta de sopa de balazos municiones, la creencia popular es que en lugar de caldo de gallina, lo que le dieron fué chicharrón; terminando así con la vida de uno de los más insignes héroes de nuestra historia. Caído como los machos, abril de 1919.

[editar] Véase también

Herramientas personales