Empédocles

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Empedocles.jpg

Empédocles, o el primer borracho de la humanidad.

Empédocles o Empedocles, mejor conocido como el primer borracho de la humanidad, fue un alcohólico griego que en sus ratos libres se dedicaba a filosofar y a hacerla de político en Grecia. Fue uno de los clientes mas importantes en los bares y cantinas de la Grecia Clásica. Empédocles pagaba sus grandes cuentas de alcohol por medio de discursos que daba en estos recintos y por las regalías de sus libros que iban a parar a los dueños de los establecimientos de bebidas alcohólicas. Postuló la Teoría de las Cuatro Raíces después de una bacanal en Sicilia. De su nombre viene la expresión latina estum ec empedocles que en español quiere decir estar como Empédocles. Luego derivó al latín vulgar estum empedo, que terminaría llegando al español como estar en pedo.

[editar] Biografía

[editar] Sus primeros días

Fiesta Borrachera.jpg

Alumnos de Empédocles listos para escuchar las enseñanzas de su maestro.

Empédocles nació en el año 495, o 490, o 484 a.C. ¡Bueno, nació hace como más 25 siglos el distinguido señor! Nació en Sicilia, que en ese tiempo era colonia griega y no había sido todavía invadida por la Mafia. Empédocles tuvo su primer contacto con el alcohol cuando era niño. Ya que iba a ser bautizado en el Templo de Atenea, Diosa de la Sabiduría. Pero una huelga de maestros sicilianos ocasionó que las instalaciones del Templo fueran tomadas. Por lo que los papás de Empédocles no tuvieron otro remedio que llevarlo a bauitzar al Templo de Baco que estaba a una cuadra del Templo de Atenea.

En pleno bautizo de de Empédocles, justo cuando era hundido en el agua, se le ocurrió a un visitante judío llamado Macías convertir el agua en vino. Dando como resultado que el niño Empédocles agarrase una borrachera monumental. Quinientos y tantos años después un descendiente del tal Macías haría lo mismo en una boda por Canaán, convertir el agua en vino y a decenas de judíos al alcoholismo. Este incidente marcaría a Empédocles por el resto de su vida.

[editar] Su carrera

Empédocles venía del seno de una familia ilustre, lo que le permitió disfrutar de los lícores mas finos de la época. Además Empedocles siempre tuvo oportunidad de estudiar en las mejores escuelas, de ir a los mejores bares y de tener los mejores trabajos. Los mejores trabajos los conseguía gracias a sus contactos familiares y a que Empédocles conocía a sus futuros empleadores en las múltiples fiestas a las que el asistía. Por lo que reafirma el dicho que no es importante lo que sepas hacer sino a quien conozcas.

Fue durante sus famosas bacanales cuando Empédocles comenzaba a balbucear cosas sin sentido. Inicialmente sus compañeros de juerga pensaron que Empédocles ya estaba muy borracho o que ya se encontraba en etapa de Deliriums Tremens. Pero muchos comenzaron a observar que existía algún sentido entre todas las tonterías que estaba diciendo. De esa manera Empédocles comenzó a armar las bases de su filosofía. Surgieron así grandes escritos que han llegado hasta nuestros días como sus Tratados Políticos, sus Tratados sobre Medicina donde hablaba sobre los poderes limpiadores del Alcohol, el Proemio a Apolo, sus Tratados sobre las Purificaciones que los escribía cada que tenía resaca y varios versos. Entre sus obras mas importantes destacaron la Teoría de las Cuatro Raíces y un estudio de Astronomía donde explicó que la luz de la Luna provenía del Sol.

Aunque también compuso obras de pésima calidad que afortunadamente se han perdido en la historia como "Los Elefantes Rosas de África me la Peloponeso", "La Luz de la Luna viene del Sol, sus habitantes hombres vienen del Planeta Marte y sus habitantes mujeres del Planeta Venus" y "Como le hubieran ganado los 300 a Jerjes si me hubiesen tenido a mi de jefe en vez de a Leónidas". ¡Qué mentira! dirían los fanáticos de sus obras al decirle que son pésimas.

[editar] Su muerte

Borracho calle.JPG

Empédocles preparándose para su batalla final contra el Monte Etna.

Empédocles falleció en algún año entre el 435 y el 430 a.C. La manera como murió fue la siguiente. Después de una gran borrachera Empédocles andaba muy nefasto y la agarró contra sus compañeros de juerga y contra el dueño del local. Después que lo corrieron del bar, Empédocles comenzó a desquitarse con toda persona, animal o cosa que veía. En ese momento al pobre Monte Etna, el cual era parte del paisaje de la ciudad, se le ocurrió mandar fumarolas. Enojado Empédocles arremetió contra el Volcán y fue a tratar de molerlo a golpes. Empédocles subió con explosivos para destruir al Monte Etna y llegó hasta la boca del Volcán. Al grito de "ahora vas a morir monte impío", Empédocles se aventó con los explosivos. Estos no estallaron y Empédocles terminó hecho sopa, con lo que terminó la carrera del gran filósofo griego.

[editar] Su obra

[editar] Teoría de las cuatro raíces

Havana-mania-licor.jpg

Las raíces de la vida, según Empédocles.

Entre la obra de Empédocles se encuentra la Teoría de las Cuatro Raíces. Empédocles decía que estas raíces eran el agua (representada por el vodka), el fuego (Representado por el whisky), el viento (representado por la cerveza) y la tierra (representada por el vino). El decía que estas raíces se deben de mezclar entre todos los entes vivos de la tierra, sin moderación y que debían de mantenerse en estado puro. Cualquier jugo, agua mineral, o líquido sin alcohol que se usase para acompañar a las raíces sólo iba a afectar la pureza del individuo. Por lo que recomendaba consumir el alcohol puro.

Empédocles mencionaba que las interacciones de las raíces con los entes vivos se daban de dos maneras. A través del amor y del odio. Del amor porque estos elementos eran capaces de despertar el amor entre hombres y mujeres, mujeres y mujeres, hombres y hombres, y hombres y mujeres con demás personas, animales o cosas. El odio por que las raíces en exceso ocasionaban verdaderas batallas campales en fiestas, bares, y centros de entretenimiento.

[editar] Teoría de la evolución orgánica

Otra de sus obras conocidas es acerca de la evolución orgánica. Empédocles decía que en un inicio existían partes individuales de personas y animales regadas y distribuidas al azar (ojos, piernas, manos, etc.) y que estas a través del amor se iban uniendo, formando inicialmente seres imperfectos, hasta lograr desarrollar a los seres vivos que actualmente viven. Empédocles llegó a esta conclusión después de destrozar a 4 personas y un rebaño de borregos al estrellar su carroza, después de conducirla en estado alcoholizado por haberse acabado toda la reserva de vino de Sicilia.

Empédocles afirmaba, ya cuando estaba en un estado demasiado inconveniente, que el había sido muchacho, muchacha, cosa, animal, vegetal y realidad virtual. Y que todos los seres humanos pasarían por ese estado. No se sabe si por los estados de evolución que mencionó Empédocles o por el estado etílico en el que se encontraba él.

[editar] Enlaces relacionados


vde FILOSOFÍA / LÓGICA

Corrientes filosóficas

A nadie le importaArgumento de autoridadBuenrollismoCangrejismoCerebro en una cubetaComidismoEl AfortunismoExcepticismoHomodesparchismoFuerza Universal AplicadaGafapastismoHola mamá, estoy en el internetNepalismoNi Puta IdeaNudismoPanquesismoPasotismoPensamiento cítricoQue Chingue a su Madre el AméricaPor mis cojonesQue Lo Haga OtroValemadrismoVestidismo

El pensador de Rodin.jpg

Las verdaderas ahora sí

Agnosticismo, Antifeminismo, Anarquía, Capitalismo, Comunismo, Epicureísmo, Existencialismo, Feminismo, Hermenéutica, Pacifismo, Posmodernismo, Sociolismo
Filósofos: Anaximandro, Aristóteles, Arthur Schopenhauer, Buda, Confucio, Diógenes de Sinope, Eduardo Punset, Émile Michel Cioran, Empédocles, Émile Durkheim, Francis Bacon, Friedrich Engels, Friedrich Nietzsche, Georg Wilhelm Friedrich Hegel, George W. Bush, Hijos de Buda, Hipócrates, Jean Baudrillard, Jean-Paul Sartre, Jenofonte, Juan Duns Scoto, Immanuel Kant, Karl Marx, Martin Heidegger, Michel Foucault, Friedrich Nietzsche, Paris Hilton, Pitágoras, Pitbull, Platón, , René Descartes, Roland Barthes, San Agustín, Santo Tomás, Sócrates, Thomas Hobbes, Voltaire.


Herramientas personales