Envidia

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Envy-perfume PUBLICIDAD SUPERLIMINAL

Este artículo está patrocinado por Guchy. Compra la peste Enbi, de Guchy.
Los demás lo tienen y no, pringao.

Cita3Rubio de bote, minifalda hasta el coño, escote exuberante y guonderbra. Menudo zorrón.Cita4
Mi novia sobre una chica que me giré para mirar por a su vulgaridad y mal gusto.
Cita3¿Pero qué clase de idiota se pone a hablar con una calavera? ¿Eh?Cita4
Miguel de Cervantes sobre la obra de Shakespeare
Cita3Después de verle el pene, me deprimí y decidí retirarme.Cita4
Cita3Soy el padre de la envidia.Cita4
Hohenheim de la Luz sobre Envidia
Cita3No, no eres, sólo lo dices porque te molesta que sea del carnicero.Cita4
La reputada señora de la Luz refiriéndose con tono despectivo al señor Hohenheim
Cita3No, no me parece una gran sinfoníaCita4
El primo de Beethoven comentando La última melodía que compuso ese fulano


La envidia es un sello de chips para tarjetas gráficas deseo cegador por ponerle a alguien los intestinos de bufanda que surge cuando esa persona es o posee algo que quisiéramos para nosotros. Es un bello sentimiento que saca lo mejor de las personas (dándoselo a las personas que lo envidiaban, a menudo tras una sangrienta matanza).

[editar] Orígenes

Cain abel

Cain justo antes de cantarle las cuarenta con el as de bastos a Abel, mientras éste busca en vano a Charlize.

La envidia no es tan antigua como el hombre, pero casi, por que fue Caín y no Adán el primer envidioso. Este personaje ansiaba la calidez de las caricias de los tallarinescos apéndices del Monesvol, pero todos los mimitos se los llevaba Abel. Así que Caín le dijo a su hermano que había visto a Charlize Theron en el fondo del barranco y éste se asomó (tú también lo harías, sobretodo si la única mujer del mundo fuera tu madre). Entonces Caín le arreó con una cachiporra y lo tiró se cayó por el barranco abajo, el muy torpón.

Esta historia es una fábula y no debe ser interpretada literalmente. Lo que en realidad nos quiere decir la Biblia con esto, es que si alguien tiene algo que quisieras tener tú no debes dejarte llevar por tu deseo de cometer una sangrienta matanza, sino que es mejor llevarle a un discreto barranco.

[editar] Los envidiosos

Después de eso los envidiosos se extendieron por el mundo como la mermelada por una tostada. Hay dos teorías al respecto, la primera es que han llegado hasta nuestros días con el nombre de gabachos. La segunda afirma que no se organizaron de ninguna manera, ya que eso implica nombrar un superior, y los superiores entre envidiosos no duran mucho (los devoran aún vivos regándolos con coñac para que les escueza).

Según esta segunda teoría, los envidiosos han formado una sociedad secreta que ha influido en diversas etapas de la humanidad. Algunos envidiosos ilustres:

  • Cleopatra: Que se bañaba en leche de burra por que envidaba la astucia de éste animal.
  • Freud: Que se atiborraba a melones y peras por alguna razón psicológica que ni siquiera él fue capaz de averiguar.
  • Marx: Que fundó la sociedad ideal para los envidiosos, el comunismo. En ella son todos son iguales (y al que destaca lo igualan a leches). Sin embargo no funcionó bien, por que los envidiosos empezaron a tener envidia de aquellos que tenían a quien tenerle envidia, pero como sentían envidia, ya no tenían que envidiar la envidia de los otros, pero al dejar de envidiar a los otros, tenían motivos para envidiar... Esta paradoja temporal ocasionó el bujero negro por el cual llegó tio1.jpg a nuestro planeta, comenzando así la historia de la envidia moderna.

[editar] Uno de los pecados capitales

La envidia es uno de los pecados más cometidos en las capitales, aunque también se practica en las provincias. Lista de los ocho pecados capitales:

  • Soberbia, es decir, estar sobrio. También que se comete cuando se hace lo contrario, o sea beber mucho, y se te calienta el hocico.
  • Envidia, que es lo que la pereza le tiene a la soberbia.
  • Lujuria, o vivir con demasiada pompa y boato, demasiado cerca de Los Ángeles.
  • Ira, los que están fuera de Irlanda tienen pocas posibilidades de ser víctima de esto.
  • Gula, que es comerse a los pequeñines. Métete con tu suegra, si tienes cojones.
  • Codicia, consiste en leer en internet que es imposible lamerse los codos y pasarse la vida intentándolo para asegurarse. Ya resignate, solamente Chuck Norris pudo.
  • Pereza, Es cuando te da floje... bah.. Que Lo Haga Otro
  • Octocidifagia, que consiste en comer pulpo indebidamente sacrificado el último jueves de cada mes antes de que cierren los bancos. (siempre ha de haber algún pecado sin pies ni cabeza)

[editar] Símbolos de la envidia

Hulk

Leer artículos tan brillantes como este puede tener estos resultados en algunos inciclopedistas.

Azul celeste, pero a la envidia le gustaba más el que tenían la esperanza y los chistes guarros, así que los mató para quedárselo, y desde entonces es verde.

[editar] Algunos ejemplos

  • Las plantas: De siempre han querido moverse, como los animales que las pisan, las comen y les hacen todo tipo de perrerías. Se dice que una vez un geranio con más mala leche de lo normal (y los geranios tienen muy mala leche) fue capaz de articular lo siguiente para un borracho: ¡Que no, ostia, que lo de regar se hace con agua, eso sabe a rayos y además va fatal para las raíces!.
  • Biología: Es bien conocido que los biólogos se metieron en la carrera por que creían la asignatura de anatomía tenía prácticas con modelos de lencería. Tras darse cuenta de que no era así, empezaron a ponerse verdes al ver que los estudiantes de sociología y enfermería se ponían morados.
  • Los ecologistas: También conocidos como Los verdes, por razones evidentes. Si solo comieras zanahorias, fueses en bicicleta a todas partes y persiguieses balleneros por el ártico sin un mísero abrigo de piel de foca con el que resguardarte, también se te llevarían los demonios al ver a la gente que come chuletones, conduce deportivos y veranea en Benidorm.

[editar] Tipos de envidia

Gran cerdo

Cuando ganó, le acusaron de tomar esteroides. Un claro ejemplo de envidia cochina

La envidia como tal es muy inestable, y como otra cosa pues aún más, así que a veces se distiende y se fracciona. Se han detectado los siguientes tipos de envidia:

[editar] Envidia sana

Ésta fue usada en el 2004 como slogan de una marca de vídeos dietéticos, que fracasó estrepitosamente. Tiene su origen en el lenguaje preindoeuropeo como envidia con saña, pero con el tiempo se ha ido palatizando la ñ. El epíteto sana se añade para especificar que se da entre colegas, aunque la envidia es sana y beneficiosa en cualquier contexto.

[editar] Envidia cochina

La envidia cochina es esa que se da cuando lo envidiable es una nimiedad pero aún así pica. También es imprescindible que el envidiado sepa de su condición y te restriegue por la cara su posesión de lo envidiable. Por ejemplo, envidiar el número de mujeres con las que se acuesta George Clooney es envidia sana, mientras que envidiar al rival que tiene más hoteles en el monopoly es envidia cochina. La envidia cochina ha llevado a grandes desgracias durante la historia de la humanidad, como la carrera militar de Napoleón, que comenzó con un ¡Por mis cojones que te arrepentirás de haber apoyado ese cubata en mi cabeza!.

Herramientas personales