Ernesto Samper

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Bandera Colombiana Enastada.gif Este artículo es un producto 100% chibchombiano. Si sumercé queda más perdido que una uva pasa en un tamal al leerlo, está en el lugar equivocado; así que le recomendamos abrirse del parche.

Un mensaje del Ministerio de Incultura de la República de Chibchombia.


Cita3.pngYo no fui y no fui y no fuiCita4.png
lamber sobre elecciones presidenciales
Cita3.pngY no necesito visa para venir a ChaparralCita4.png
Samper cuando se dio cuenta que para viajar dentro del país no hay que pedir visa
Cita3.pngYo no sabía y no sabía y no sabíaCita4.png
Samper sobre elecciones presidenciales
Cita3.pngAquí estoy y aquí me quedoCita4.png
Samper y su intento golpista al recién electo Andrés Patraña
Cita3.pngLa culpa es de Uribe los gringosCita4.png
Samper sobre elecciones presidenciales
Cita3.pngEsas cosas que tuvo Clinton con la Lewinsky, eso fue a sus espaldas.Cita4.png
Samper sobre las relaciones de Lewinsky con Bill Clinton
Samper de william sh.JPG

Ser o no ser, eh ahí el dilema.

Samper de William Chespier es una tragicomedia chibchombiana de finales del siglo XX en numerosos actos que incluyen drama, acción, intrigas, suspensos, caciques electorales, intervenciones imperiales y deseos. Fue escrita por el célebre escritor británico William Chespier para ser rodada cinco siglos después en un país del fin del mundo. La obra fue representada por primera vez el 7 de agosto de 1994 en el Teatro Colón con el patrocinio de la Cali Company y un numeroso reparto. La obra fue hecha todo en el estilo de opera clásica y el personaje central fue Ernesto Samper.

[editar] Introito

El príncipe Ernesto nació una noche de luna llena del 3 de agosto de 1950 en un palacio del Ducado de Huecotá. Educado por los más selectos profesores del Imperio, Ernesto creció preparado para dominar el mundo, un ideal noble que nada tiene de malo y que es por lo general atacado por gente desconsiderada, sin ideales y envidiosos. Pero para Ernesto lo que dijeran los demás lo tenía sin cuidado. Era un príncipe de una sola palabra y así sería para el resto de su vida.

[editar] Primer acto

Entonces en aquel antiguo reino existían dos familias poderosas: una los Red Skin y la otra los Blue Bird, Por siglos que se pierden en la aurora de los tiempos, las dos familias vivían en una lucha constante por dominar el reino de Muiscoland mientras las influencias del lejano Imperio intervenían de vez en cuando con sumo respeto por la soberanía del antiguo reino. El príncipe Ernesto demostró su talento y valentía como miembro de los Red Skin y fue nombrado marqués de elecciones para el rey Alfonso López Michelsen, pero fueron derrotados en una dura batalla de sable contra el archienemigo azul Belisario Betancurt Cuartas que en plena batalla les empezó a leer discursos con citas filosóficas que los mandó a dormir a los dos y les cortó la cabeza de un tajo.

El rey César Gaviria lo nombra Ministro de Subdesarrollo y Caballero de la Orden del Guarapo y después de terminar se toma unas merecidas vacaciones como Adelantado ante la Corona de Su Alteza Semi-Imperial Don Juan Carlos I, Rey de España y Hubiera Sido de Latinoamérica Sino Hubiera Nacido Llorente. La vida en la corte de Madrid lo preparó para asumir su futura vida en Palacio de donde no podría salir mientras estuvo en el poder porque los paparazzis no lo dejarían.

[editar] Segundo acto

Amables espectadores, antes de continuar, les damos tiempo para que se tomen un tinto en la antesala del Incicloteatro. Solo unos 5 minutos.

Cinco, Cuatro, Tres, Dos, Uno...

Se abre el telón: Samper en un callejón oscuro con un gabán. Otras figuras entran en escenas:

[editar] Tercer acto

Llegaron los días de la contienda contra el temible hijo de godo de nombre Andrés Pastrana. La lucha estaba a pares porque ambos eran periodistas, es decir, además de chismosos, políticos... waka...

El duelo era a muerte. Ambos armados con el más poderoso sable de la historia: la lengua. La fuerza de Samper era increíble y pronto dominó con agilidad al sorprendido pájaro azul, pero... cuando ya lo tenía por tierra y cuando era proclamado rey invicto, apareció un extraño símbolo en el cielo: un gigantesco número, el 8000, ante el cual todos temblaron aterrorizados. Andrés salió de la Plaza de Bolívar gritando que regresaría para tomar venganza y Samper entró a Palacio pensativo: ser o no ser, eh ahí el dilema.

[editar] La soledad del poder

Cervantes2.jpg

Horacio Serpa escucha con atención los cantos de Su Majestad Ernesto I de Cali.

El rey se sentó en el trono lleno de incertidumbre. ¿Qué habría significado aquel extraño símbolo blanco en el cielo que daba un número 8000 y que dejaba lívidos a todos los presentes al duelo con el godo? Una música de nostalgia se oyó por todo Palacio y Samper se negó siquiera a mirar el ajiaco que le prepararon para celebrar la subida al Trono Real. No le sabía la mazamorra de maíz precocido que le mandaron traer de Soacha, no le encontró gracia a los tamales tolimenses que le mandaron unos primos lejanos de Honda y sólo ruñió por los lados una totuma de dulce valluno que encontró en un rincón. Los ministros se preocuparon, mandaron llamar al doctor, preguntaron a los psicólogos que podían hacer con el soberano que no trabajaba por pasársela pensando en el número 8000. Dicen que jugó varios chances con ese número y se ganó algunos pesos, pero eso no le subió el ánimo.

[editar] Ser o no ser, eh ahí el dilema

Entonces, una noche de fría lluvia, mientras el Gran Ducado de Huecotá dormía, el rey se paró a la ventana y gritó:

Frikipedio en la Batalla de Eirís peq.jpg

El Caballero Serpa vence a los enemigos de Su Majestad uno por uno.

Ser o no ser
he ahí la vaina,
Si será más noble para el alma
sufrir periodistas y flechas
de la terrible oposición,
O tomarse el Congreso contra un océano de envidiosos
y oponiéndose a ellos, vencer?

La vaina es que si es mejor aguantarse el papayaso, sufrir callao, o sisas de lo
contrario, actuar como un varón, en contra de los del partido contrario.

He ahí la güevonada!

[editar] Llega el doctor

Al otro día, desde la cámara real, el monarca se levantó más motivado y sin pensarlo más llamó a su caballero de armas, un tal don Hora Sí o Serpa, Campeador de Castilla La Vieja y Defensor del Santo Grial. Hombre de terrible aspecto, barba semi-bíblica, ojos de fuego y boca de dragón, famoso por sus discursos incendiaros que causaron varios incendios en plazas y barrios y quebraron el cuerpo de bomberos de Bucaramanga. Al escuchar las palabras de Su Alteza Real, el Caballero O Serpa se comprometió con la causa de defenderlo con el precio de su vida. Lo primero que hizo fue comerse de una sola bocanada 300 periodistas recién salidos de la Universidad y que se atemorizaron con el bigote que le bailaba cuando hablaba. Mientras Serpa derrotaba en cruenta batalla a cuanto se le atravesara en su camino, el rey empezó a reinar. Lo primero que hizo fue vetar a los gringos y prohibir a todas las naciones de la tierra que comerciaran con ellos. La medida fue tan buena, que casi invaden a Chibchombia.



Precedido por:
Gaviria
Presidente de Colombia
1994-1998
Sucedido por:
Pastrana


Herramientas personales