Estudiante de informática

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Colorines.jpg El autor de este artículo se ha olvidado de poner fotos, o las que hay no son suficientes. Sé buena persona y ayúdanos colocando un par de ellas para la causa. Que la academia te lo premie.


Cita3.png¡Mierda, han hackeado el servidor otra vez!Cita4.png
Dios sobre el reciente filtramiento de la versión beta del genoma humano.
Cita3.png ¿Quién me manda a meterme en estas cosas?Cita4.png
Estudiante de informática sobre Estudiar Informática
Informatico-andres.jpg

Clásico especimen del Homo frikensis en estado virgen

El estudiante de informática es una rara subespecie del Homo sapiens sapiens conocida como Homo frikensis (concretamente formarían el eslabón perdido entre éste y el mítico Homo sapiens digitalis), que en ocasiones encontramos en universidades e institutos de secundaria.

Su carácter ínfimamente adaptativo le lleva a generar diversos subgéneros que van del frikismo más absoluto, con afición a juegos de rol o al manga, hasta los especímenes con características propias de los cani o incluso del buenrollismo, motivo por el cual es peligroso intentar entablar amistad con un sujeto de esta especie sin información previa que defina a que subtipo pertenece.

Por lo general suelen contribuir a la Inciclopedia mezclando el tema en cuestión (sean patos africanos del siglo XVII o cualqueir tema) con la clásica historia del Bill Gates malvado contra Linux, el Salvador omnipotente, sazonándolo con destellos de Star Wars.

[editar] Características generales

  • Gran curiosidad, a menudo aliñada con grandes cantidades de moral. Que si se les mete entre ceja y ceja hacer algo, darán con la manera de hacerlo, vamos.
  • Pasión por las ciencias y artes oscuras relacionadas con los ordenadores.
  • Capacidad casi-vudú para hacer que cualquier cosa con enchufe se comporte como dios manda, a menudo sin mirar las instrucciones.
  • En algunos individuos, la mezcla de paciencia, cabezonería y curiosidad les lleva a ser capaces de descifrar el funcionamiento de aparatos, reglas o conocimientos arcanos hasta niveles insospechados (¡sí, incluso Windows!)
  • Ciertas habilidades sobrenaturales, como la fotosensibilidad aumentada (que permite a algunos especímenes no comer durante siglos nada más que luz rancia) o la capacidad de filtrar ciertas frecuencias de su entrada auditiva (permitiéndoles ignorar el ruido machacón de los ventiladores durante horas). Algunos llegan a conseguir oler la electricidad estática, determinar el estado interno de un componente electrónico mediante percepción por aura bioeléctrica y otros sucesos paranormales aun por esclarecer.
  • Su sangre es un poco más fría que la de los demás humanos, lo que les hace sentirse bien al calor de las máquinas, preferentemente de aquellas que carguen el aire de radicales libres o electricidad estática, por ejemplo ordenadores(el horno de la empresa Intel™ en su versión cuatro es más que suficiente).
  • Tienden al aislamiento de los que no pertenecen a su entorno, aunque existen excepciones.
  • Los estudios de las artes arcanas de la informática requieren de grandes periodos de tiempo en estado de concentración casi-zen, por lo que suelen estar un poco más gordos de lo normal, pero si el estado es "zen" seran normalmente mas flacos de lo normal. También contribuye el que muchos empleen el equipamiento de sus investigaciones arcanas como material de entretenimiento en sus ratos libres.
  • En contra de toda previsión, aproximadamente el 50% tienen pareja sentimental. Las féminas no terminan de acercarse a estos individuos, a pesar de las importantes ventajas evolutivas que presentan sobre sus congéneres de otras subespecies, lo que lleva a algunos individuos de este grupo al onanismo compulsivo. Cuando encuentran una pareja que aprecie sus cualidades, su relación suele ser más estable de lo normal en otras subespecies, debido a que aguantan todo tipo de puñaladas traperas por parte de su pareja (la necesidad es lo que tiene...).
  • Programan pequeños fallos en los ordenadores para que no funcionen correctamente y provoquen cuelgues (si no en el futuro no hay curro, dijo uno de ellos).
  • El estudiante de informática por ley o se cree metalero y/o rockero y hace alarde de ello mediante camisetas y botones de bandas como Metallica, Iron Maiden o Judas Priest; o es un aficionado al anime y todo lo relacionado con escritura y cultura japonesa.

[editar] Subclases

Videojugadores o gamers
Reflejos de jedi y dominio zen absoluto de las manos, empleadas con suma precisión en el disfrute de las obras culturales interactivas conocidas como videojuegos. El ansia de conseguir hasta la más mínima ventaja sobre sus oponentes les lleva a realizar modificaciones en sus ordenadores que harían temblar al ingeniero electrónico más pintado, así como prácticas de configuración y montaje afines al vudú o la brujería, lo que suele traducirse en un conocimiento al más bajo nivel (prácticamente tornillo a tornillo) de las máquinas que caen en sus manos. Éstos suelen suicidarse muy a menudo si descubren que su oponente o compañero tiene un mejor rendimiento de su CPU o conexión, demostrando que no son los mejores en el ámbito del "tuneo" de hardware. Pongamos como ejemplo una partida de Counter Strike entre dos gamers: al descubrir que el gamer B se desplaza como la seda mientras que el gamer A avanza a trompicones, el gamer A activa el modo fast fire de su pistola para disparar con precisión a su propia cabeza.

Si observáramos detenidamente un ordenador de un gamer cualquiera y lo abriéramos (a escondidas, pues con permiso sería casi imposible que nos dejara), nos encontraríamos con algo similar a lo siguiente:

  • CPU Intel Core i7 (8 nucleos) Xtreme PRO Ultimate Edition de 3GHz, overclockeado hasta 6.5GHz.
  • 64 GB de memoria RAM Kingston, normalmente con una frecuencia de 3000MHz.
  • 3 tarjetas gráficas nVidia GeForce GTX 295 o de 2GB conectadas mediante SLI, y aceleradas hasta tal punto que si alguien no gamer mira a la pantalla mientras ésta está en funcionamiento, éste moriría debido a la epilepsia que le provocó observar tal cantidad de fps sin tener la protección adecuada (unas gafas opacas).
  • 7 discos duros de 2 ZB cada uno para almacenar todos sus vídeos porno videojuegos de última generación descargados ilegalmente.
  • Fuente de alimentación ANTEC SHIT de 2500 watts para que puedan funcionar bien los componentes de su torre. Suelen ser tan potentes que deciden aislarla parcialmente mediante goma para que no se les pongan los pelos de punta mientras esté encendido (aunque en realidad les da igual, mas que sus vecinos no).
  • Respecto a la refrigeración, en el hipotético caso de que un técnico abriese una de estas torres para ver su contenido (lo cual es prácticamente imposible, pues ellos mismos se las reparan solos), éste sufriría 4 orgasmos infartos simultáneos provocados por la horrenda visión de un método avanzadísimo en refrigeración. Los gamers, gracias a sus avanzados conocimientos de ingeniería cuántica, usan sistemas de refrigeración en los cuales conviven en una harmonía casi divina el nitrógeno líquido, ventiladores de potencia industrial, hielo seco y un ser amorfo regulador de la temperatura de todas las piezas de la torre, creado mediante biomecánica y muchas horas de vicio a Crysis.
  • Teclado y ratón Logitech g15 Special Gamer's edition, que tienen teclas personalizables, pantalla LCD integrada, luces de neón, cuatro puertos USB integrados, su propio sistema operativo y una forma ergonómica que viene de perlas a estos gamers que pasan días y días pegados a la pantalla de su ordenador.
  • 3 pantallas TFT panorámicas situadas en posición semicircular, para observar TODO lo que pasa durante la partida. en ocasiones también utilizan una de sus pantalla para ver porno, chatear, realizar la compra (de nuevos materiales para su ordenador, por supuesto) por Internet e invertir en bolsa. Todo ello mientras juegan.

También existen otros que juegan con un ordenador anticuado desde hace nada más ni menos que dos días. Éstos suelen jugar a emuladores de juegos de NES o juegos roguelike, debido a que su ordenador no puede mover juegos como The Elder Scrolls.

Geek clásico
Viste como si hubiese cogido la ropa del armario aún dormido -en algunos individuos esto es así porque, efectivamente, han cogido la ropa aún dormidos-. Si un humano no perteneciente a su subespecie intentase entablar relación con él, se percataría de que suelen ser más cerraos que un mejillón, pero cuando rompes el hielo son buena gente. Sus temas de conversación suelen separarse poco de lo que tenga que ver con ordenadores u otra forma de tecnología, si bien hay excepciones.
Otaku
Como el geek clásico, pero fanático de cualquier cosa que huela a Japón. Les gusta el manga, monos chinos, el hentai, posiblemente chapurreen algunas palabras en japonés y practique con contenidos culturales en el idioma nipón. Tienden al estudio de artes marciales, budismo o cualquiera de las manifestaciones de la cultura y filosofía oriental, los más avanzados modifican los códigos fuentes de programas de descarga como Torrent o eMule al nivel de modificar el ejecutable y sus extensiones al 100%, lo que les permite descargar sus series de anime a mayor velocidad. Tampoco olvidemos a los con aún más tiempo libre: son los famosos chicos fansub, que pueden traducir series en menos de un día (para que luego, irónicamente, tarden años en subirla).
Haxor de lanparty
Como los clásicos, sólo que con entorno social -exclusivamente o en gran parte entre congéneres de su especie-. Desarrolla tendencias y gustos similares inversamente a los de un cani, llegando incluso a someter a tuning a sus ordenadores (pobrecitos).
Haxor peliculero (a.k.a. lammer)
Estos simplemente se han visto demasiadas películas de piratas informáticos. Sólo son informáticos en apariencia, posiblemente fagociten conocimientos de revistas temáticas para escupirlos cuando más falta haga simular que saben algo de ordenadores. Algunos cacharrean con aplicaciones avanzadas que, si bien en manos expertas son herramientas de precisión, en sus manos se convierten en armas de destrucción masiva incontroladas.
Ciberpunk / Cibergótico
Características propias de los góticos, a menudo de la modalidad "salchichón tenebroso" o gafapasta. Visten como salidos de la comunión de una hija del Conde Drácula, y no sonríen si te dan una paliza al juego de moda.
Linuxeros y todas sus subespecies
Como era de esperar, éstos tienen instalado Linux en su ordenador, lo cual les permite presumir ante otros estudiantes de informática de sus habilidades en Bash y otros intérpretes de comandos. Normalmente se queda con las ganas al descubrir que en su clase tienen instalado un Windows más falso que la gira de Milli Vanilli.

Si son linuxeros avanzados, su distro preferida será Slacguar, mientras que si están muy verdes o directamente son noobs, preferirán Mint.

Demás subgéneros
Aquí la personalidad se ha adaptado a la de los alrededores, dando lugar a un sujeto único, prácticamente impredecible, y cuyo estudio personal sería digno de una tesis de fin de carrera de psicología (siempre y cuando no esté estudiando dicha carrera, lo cúal es realmente desastroso). Grave peligro de frikismo no clasificado/catalogado; cuidadín, cuidadín.
Normal
El tio guay que se mete en el curso con la escusa de "ésto de la informatica es el futuro" y aprueba todos los exámenes chuleteando.

[editar] Características Sexuales

1323990663597.jpg

No señor, no existen mujeres estudiantes de informatica.

Las investigaciones científicas de mediados del siglo XX definieron las posibles orientaciones sexuales del informático aprendiz en dos opciones claras: Star Trek (trekisexuales) o Star Wars (Estarguarrosexuales). Sin embargo, a finales de ese mismo siglo, gracias a técnicas más avanzadas desarrolladas por individuos de esta misma especie (aplicados en psiquiatría), se descubrió que a algunos le gustan las mujeres e incluso los hombres.

La relación entre hombres y mujeres en esta subespecie es generalmente 10:1. Esto se debe, sin duda, a que la neurocinética de las hembras las lleva generalmente a usar más el lado derecho del cerebro (el más artístico/intuitivo) que el izquierdo (pensamiento lateral, lógica). O eso, o que viendo la panda de geeks que tendrán como compañeros sentimentales, huyen despavoridas escogiendo licenciatura en mercadotecnia.

Cuando una chica linda abraza a un geek, un ángel gana sus alas, su halo, su nombre, un deportivo, una casa en Cancún y una cuenta bancaria en Suiza. Si lo besa, además ganará la lotería y entradas dobles al paraíso. A diferencia de otras subespecies, como los canis o los gafapastas, la relación entre congenéres no es abiertamente competitiva (a excepción del subtipo gamer, altamente competitivo), y tienden a la cooperación en todo tipo de actividades, excepto en las que tengan que ver con la búsqueda de pareja: los informáticos tienen mucha peor fama de lo que en realidad pueden aportar a una relación, por lo que las hembras tienden a esquivarlos. Ésto les lleva a actuar como lobos solitarios en la búsqueda de una compañera que se deje engatusar para darle una oportunidad (no vaya a ser que el otro la vea primero... y le hable y la espante para siempre).

A menudo seleccionan con cautela la presa a atacar, y su persistencia les puede llevar a asedios mucho más largos que los de cualquier otra subespecie: si se les mete entre ceja y ceja algo, a cabezones no les gana ni Dios. Por desgracia, los nervios y la falta de planificación del ataque les lleva a malgastar parte del tiempo invertido en el acoso a la presa.

Las hembras que al final se rinden deciden probar una relación con un informático, se encontrarán con un varón con cualidades únicas, que bien aprovechadas le convierten en una joya:

  • Rara vez son infieles, no suelen lanzarse a por una chica si no están seguros de que sea su tipo. O sea, de que les haga caso.
  • Tampoco suelen ser extremadamente atractivos a simple vista. Más bien al contrario. Poco riesgo de que te lo levanten.
  • Suelen tener temas de conversación más amplios que el fúrbo y Operación Truño. Por desgracia, a veces son temas... digamos... culturalmente alternativos. Entre ellos se encuentra el arte (de la programación), la literatura (rol y fantasía medieval), la gerencia (como administrar bases de StarCraft) y el sexo (sobre como poder llegar a practicarlo).
  • Suelen tratar a las mujeres con respeto, incluso con un punto de reverencia y tartamudeos y temblores en sus extremidades.
  • Perfeccionistas por naturaleza. Si algo les gusta, cuando empiecen a aburrirse buscarán la manera de hacerlo mejor, más facil, con más estilo, de otra forma o lo que sea que se les pase por la cabeza.
  • Piensan en el sexo a más niveles que los que valoran los machos de otras subespecies humanas. En otras palabras: si eliges salir con uno de estos bichos, dan igual tus gustos sexuales. Roleplaying, bondage, pegging, lo que sea: antes de que te enteres dominará la teoría y estará deseoso de practicar contigo. Curiosos y perfeccionistas, ¿recuerdas?
  • Sus conocimientos en artes arcanas informáticas les convierten en auténticos McGyver en cuanto a cualquier aparato que lleve cables, y suelen hacer que se comporten como Dios (o mejor dicho, el fabricante) manda. Aunque si ya funcionan como es debido, mejor alejarlos de ellos... no vaya a ser que le instalen un lector de huellas digitales al microondas para poder usarlo.
  • Algunas pocas, por desgracia, mujeres informáticas, buscan tipos guapos por la red, aunque no las pesquen ni en bajada. Posturas feministas señalan que es el machismo imperante lo que las deja "marginadas" del resto de las mujeres. Otras teorías señalan que es por efecto de la compuferomona, una hormona secretada por los procesadores y absorbida por la piel de informáticos y/o adictos a las computadoras, la que repele a todo varón que demuestre una capacidad cerebral menor (ejemplo de ello, que lean LUN o La Ladrona, o sean adictos a MTV, o al fútbol).

[editar] Variantes

Algunas otras carreras también pueden propiciar que un chico sano recién salido del instituto pase a ser un completo friki inadaptado misántropo y muchas cosas más que, créeme, no son nada agradables.

  • Telecomunicaciones
  • Otras ingenierías
  • Cualquier filología: Es mucho más raro que ocurra, pero algunos se inician en el camino del friki a través de esta disciplina con el fin de emular a Tolkien en la creación de idiomas para mundos de fantasía.
  • Matemáticas: Estos tienen la ventaja de que no dependen de un ordenador para escribir cosas incomprensibles, sino que les basta con lápiz y papel.
  • Física
  • Historia

Afortunadamente, la práctica totalidad de los universitarios estudia periodismo (para acabar dando un pelotazo real de tres pares, como Letizia) o derecho (a menos que lo estudien para emular a Fénix DiCorrecto o Miles the Hedgehog, claro), así que de la universidad salen pocos frikis.

Como era de esperar, algunos de esos frikis llegan a convertirse en verdaderos millonarios y/o empresarios que tienen mansiones realmente increíbles. Por lo tanto no te extrañes si en el futuro unos matones te visitan de parte de algún friki que insultaste en tu triste infancia como cani. Además, probablemente trabajes para ellos enriqueciéndolos más y más trabajando para ellos en su nuevo imperio de la programación. Claro está, no tendrías un honrado y cómodo puesto como programador o beta tester, sino como administrador de sistemas de lejía y anticales baratos.


Frikipedito.png Este artículo provenía de la Frikipedia,
pero se ha cambiado tanto que ya no lo reconoce ni su madre.



Herramientas personales