Felipe Massa

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Cita3.pngSoy el mejor, soy el puto amo, besadme el traseroCita4.png
Felipe Massa tras quedar 5º en una carrera
Cita3.pngNo tiene tanta clase como yo para darse una hostiaCita4.png
Robert Kubica sobre el accidente de Massa
Cita3.pngOjalá los cascos hubiesen sido tan duros cuando yo corría...Cita4.png
Ayrton Senna tras ver cómo sobrevivía Massa
Massa3.jpg

Massa con el ego por las nubes, creyéndose el mejor

Felipe Massa es un enano cabezón piloto brasileño de Formula 1 con un ego insufrible, del que nadie había oído hablar hasta que fue llamado a sustituir al también brasileño Rubens Barrichello en la escudería Ferrari.

[editar] Inicios

Felipe Massa nació no hace mucho en Sao Paulo, Brasil, en un barrio de favelas bastante desfavorecido. Massa nunca quiso ser piloto de carreras, pero al ser el menor de nueve hermanos, y ser tres de ellos futbolistas, uno cura, otro militar, otro gay, y los otros dos delincuentes, sus padres decidieron que tenía que seguir los pasos de Ayrton Senna y ser piloto para llegar lejos en la vida.

Al principio probó con los patinetes, pero rápidamente se dio cuenta de que no estaba hecho para eso: su cabeza era demasiado grande y hacía que en las curvas se fuera de lado y volcara.

Más tarde se pasó a las bicicletas, pero de igual manera, su centro de gravedad estaba muy arriba y se acababa volcando hacia un lado.

Tras esta breve desilusión, probó suerte con los karts. Se construyó su propio bólido con un par de cartones que encontró tirados en su calle y le puso cuatro ruedas de bicicleta que consiguieron sus hermanos. Al menos no volcó, así que Massa tuvo claro que se dedicaría a las cuatro ruedas.

Nadie supo durante años dónde se metió el cabezón de Farsa, tampoco se sabía dónde estaba el resto de su cuerpo, pero en el año 2000 se le pudo ver por Europa compitiendo con los motores Renault R4, donde ganó varias carreras y logró que alguien se fijase en él debido al llamativo color amarillo con el que había pintado su casco, pasando a la Fórmula 1. Años más tarde, otro piloto seguiría su estrategia de pintar el casco de amarillo para que se fijaran en él.

[editar] En la Fórmula 1

[editar] Sauber

Peter Sauber se fijó en el enorme casco amarillo de Massa durante una carrera de la Fórmula 3000. Como para no fijarse, debido al enorme tamaño de la cabeza del brasileño, el casco tenía el tamaño de la campana de una catedral. El señor Sauber, que tenía una escudería en la Fórmula 1, decidió contratarle para hacer una prueba para su equipo.
Sauber.jpg

Massita con su Sauber dando vueltas por el cesped.

Tras dar dos vueltas a la manzana donde vivía Sauber con un viejo Citroën 2CV, su actuación fue del agrado del jefazo, puesto que logró no impactar con nada, salvo con un puesto de fruta que había en una esquina, pero eso a nadie le importa.

Así pues, Peter Sauber le ofreció un puesto en su equipo. El puesto de reponedor de la máquina de refrescos del Motor Home. Al principio esto no era lo que se esperaba Felipe, pero podía tomarse siempre que quisiera una Coca Cola. Viéndolo así, ¿quién no querría ese trabajo?

Para el siguiente año, el 2002, debido al recorte de salarios que planteó el equipo por la mala situación que tenían, no quedó nadie en el equipo dispuesto a competir por cuatro duros. A Saumirar no le quedó más remedio que sentar al volante a Flipe, y confiar en él. También se buscó a un joven gañán alemán que pasaba por allí llamado Nick Heidfeld para pilotar el segundo coche de la escudería.

En su primer año compitiendo, se dedicó a ir más tiempo por la tierra y el cesped que por el asfalto. Errores de apreciación, lo llamaba Felipollas. El señor Sauber, que tenía unas deudas que le empezaban a ahogar, decidió ceder a Felipe a la escudería Ferrari, a ver si allí le enseñaban algo. Mientras tanto, para ocupar su lugar en Sauber, fue llamado aquel piloto austriaco-español-húngaro de nombre impronunciable, a ver si lograba ganar algo.

[editar] Ferrari

Massa.jpg

Massa calentando el banquillo en su estadía en Ferrari.

En Ferrari pasó toda la temporada 2003 como piloto suplente. Su cometido era estar en el banquillo esperando que el mister le diera una oportunidad si algún titular se lesionaba, o simplemente el entrenador decidía meter un revulsivo al campo.

Pero las cosas iban demasiado bien por Ferrari. Michael Schumacher ganaba y ganaba, y el otro piloto de la Scuderia, Barrichello, quedaba segundo siempre. Dada la imposibilidad de lograr que ambos quedaran primeros en las carreras, había que conformarse con esos modestos resultados. Así que Massa lo único que hacía era montar en patinete por el Paddock, rememorando su infancia. Al parecer un día que andaba con su patinete, el jefe de una escudería se fijó en él. Poseía talento y tenía buen físico, quizá algo bajito y con la cabeza enorme, pero estaba musculado. Lo fichó instantaneamente para que corriera para él al siguiente año. Este señor era Peter Sauber Sí, era idiota, no hacía más que tropezar con la misma piedra.

[editar] Sauber Reloaded

La temporada 2004 pintaba bien para Felipe. Volvía a ser el piloto titular en una escudería, contaba con el apoyo de su jefe, y tenía como compañero a Giancarlo Fisichella, un tipo que habían traido de Jordan Ford por conducir un monoplaza amarillo (definitivamente, Peter Sauber fichaba a sus pilotos por llevar algo amarillo).

Pero el comienzo de la temporada fue como la de 2002: no hacía mas que trazar las curvas por fuera. Por fuera de la pista, quiero decir. Quizá tuviera conocidos entre los comisarios de carrera o el público y por eso se acercaba a saludarles por la hierba. El equipo ya no estaba tan contento con él, y decidieron mantener una charla con Felipe. Sus ingenieros le explicaron que su monoplaza estaba diseñado para correr por el asfalto, y que no era buena idea ir por la tierra ni la hierba. También le sugirieron que quizá debería irse a correr el Dakar.

Massa no captó el sarcasmo, y siguió pilotando su Fórmula 1. Al menos les hizo caso en lo referente a ir por dentro de la pista, y sus resultados mejoraron enormemente. Tanto, que incluso llegó a quedar 4º en la carrera del GP de Bélgica donde sólo acabaron cuatro de los coches que tomaron la salida, todo un logro.

En 2005 Massa, tras su sorprendente actuación en Bélgica, renovó con la escudería suiza. Osea, Sauber, inculto. Su compañero para este año fue Jacques Villeneuve, ya que el chaquetero de Fisichella se había pasado a Renault con el pitufo asturiano, para ver si ganaba algo.

Así, en la temporada 2005 Massa tenía las ideas claras de por donde debía circular. Esta temporada fue bastante aburrida para el público ya que Massa ya no deleitaba a la muchedumbre con sus salidas de pista y sus trompos en la hierba. Afortunadamente, algún que otro piloto, como Albers o Sato, daban espectaculo, el primero con sus frecuentes hostias, y el segundo creando fumatas blancas con su motor allá por donde iba. Al acabar la temporada, Massa logró quedar por delante en la clasificación con respecto a su compañero.

Villeneuve se retiró deprimido de las carreras para llevar una vida rockera en su país. Massa fue fichado por Ferrari de nuevo, para cubrir la baja de Barrichello en la escudería italiana.

[editar] Ferrari Revolutions

Tras anunciar Ferrari el fichaje de Felipe Massa para la temporada 2006, al piloto brasileño se le subió a la cabeza el ser nuevo piloto de la Scuderia d´il Pony Rampante. Su ego aumentó hasta límites estratosféricos, y empezó a sentirse mejor que todo el mundo. Mejor incluso que Schumacher, su compañero de equipo y ganador de siete campeonatos de Fórmula 1. Nadie en el equipo se atrevía a decirle a Massa que lo habían contratado como segundon de Michael.

Como Massa no sabía que su cometido era eliminarle la competencia a Schumi, éste se pensaba que era la estrella del equipo, y como tal quería ser el primero, luchando contra su compañero en la pista. Schumi se mosqueó bastante, sobre todo cuando por culpa de Massa no pudo ganar su octavo título de campeon, título que acabó ganando Fernando Alonso de nuevo, tras ganarlo en 2005.
Massa2.jpg

Massa emocionadísimo tras quedar noveno en la carrera.

Schumacher dijo que él no pilotaba con inútiles como Guasa en su equipo, y se largó a cultivar patatas en su mansión en los Alpes. Felipe, por su parte, estaba eufórico, ya que había logrado quedar tercero en la clasificación final.

En 2007 su compañero de equipo fue Kimi Raikkoñen, conocido como "el cogorzas" por el paddock.

La temporada 2007 fue bastante buena para Ferrari, aunque no tanto para Massita. Los Ferrari tenían una fuerte competencia en McLaren, donde corrían el pitufo Alonso y Lewis Hamiltonto. Como dentro del equipo de Ron Cacique Dennis ambos pilotos se llevaban a matar, los de Ferrari se aprovecharon de esto para ganar algunas carreras mientras Alonso y Hamilton se torteaban la cara en el pit lane.

En la última carrera de ese año, en Brasil, Hamiltonto, Alonso y Raikkonen estaban muy igualados a puntos. Para colmo, Massa se colocó en la Pole Position. Los mecánicos de Ferrari, cuando vieron que Massa salía primero y en su país, ante su púbico, supieron que el título estaba perdido. Su ego no le permitiría más que ganar, y le daría el campeonato a Hamilton.

Por ese motivo, cuando a Massa le tocaba repostar cuando iba primero a mucha distancia del resto, los mecánicos de Ferrari se escondieron en su garaje negándose a echarle gasolina. Massa tuvo que bajarse del coche y repostar él mismo su bólido, perdiendo un valioso tiempo para él. Cuando volvió a pista, era segundo por detrás de Raikkonen, lo que le daba el título a su compañero de equipo en vez de al negro mimado. Raikkonen se alzaba campeón del mundo, y Massa estaba eufórico (como siempre) por haber logrado repostar el coche él solito y sin ayuda de nadie, cosa que nunca había hecho.

La temporada 2008 comenzó con los mismos pilotos en Ferrari. Massachuches quería innovar en su conducción, y probó diversas estrategias para tomar las curvas de forma diferente, lo que le hizo acabar las primeras carreras de forma diferente al resto. Mientras todos los coches terminaban la carrera cruzando la línea de meta bajo la bandera a cuadros, Massa lo hacía caminando tras estamparse contra las protecciones de neumáticos en las primeras vueltas.

Desde el equipo le recomendaron pilotar como antes, y los resultados empezaron a llegar. Tanto, que al llegar la última carrera de la temporada, estaba segundo detrás de Hamilton, que lideraba el Mundial en ese momento.

Una vez iniciada la carrera, Massa iba primero mientras que Hamilton se había parado a firmar autógrafos con sus fans en realidad no recordaba cómo cambiar de marcha, y todos los coches le adelantaban. Pero este inocente momento pasó de largo, y Hamilton empezó a remontar posiciones. Si Massa ganaba la carrera, a Hamilton le bastaba con ser quinto para ganar el Mundial. A falta de una sola vuelta para finalizar, Hamilton iba sexto y Massa iba a ganar...

Massa cruzó la línea de meta (en su coche, no andando como a principio de temporada) primero y gritaba de contento por haber ganado la carrera, el Mundial, y la bonoloto el día anterior. Pero Hamilton, un minuto después, cruzaba la línea de meta en quinta posición, proclamándose campeón. Como se pudo ver en las repeticiones, el inútil de Glock, que iba quinto, dejó pasar a Hamilton en la última curva, aunque él dice que fue un error.

Felipe se cabreó tanto con Glock, que le esperó en los boxes, y cuando llegó, le propinó un fuerte cabezazo a la altura del esternón, tumbándolo en el suelo. Por ese motivo, recibió la tarjeta roja y tuvo que abandonar el partido antes de tiempo.

[editar] En la actualidad

Felipe sigue corriendo en Ferrari, y corriéndose juergas con su compañero Kimi Raikkonen, ya que ahora su Ferrari parece un Minardi de los antiguos, ya que no ganan ni un solo punto. ¿Quién iba a decir que los Red Bull y los Brawn Honda fueran a dominar la Fórmula 1?
Massaaccidente.jpg

Así quedó Felipe tras intentar seguir los pasos de Ayrton Senna

El hecho más destacado de Massa esta temporada fue el intentar emular a Ayrton Senna, tal como sus padres querían que hiciera cuando él era pequeño. Para ello, manipuló el coche de Barrichello durante la clasificación de Hungría. Posteriormente, se puso a circular detrás de él hasta que la pieza de varios kilogramos de peso que había aflojado previamente en el coche de Rubens se soltó y fue a incrustarse en la enorme cabeza de Massa, teniendo un fuerte accidente.

Massa falleció instantaneamente, aunque nadie lo ha confirmado ni lo ha desmentido. Ciertos periodistas con muy mala fe intentan jugar con los sentimientos de los seguidores del brasileño diciéndoles que Felipe se encuentra bien y volverá a correr. Todos sabemos que no será así. Además, el único que es capaz de revivir a accidentes mortales es Robert Kubica.

Pero a Bernie Ecclestonto no le hacía ninguna gracia que un piloto tan guapo fallezca, así que por el poder que él mismo posee, volverá en 2010. Vivo o muerto.

[editar] ¿Sabía que...

Herramientas personales