Fijosdalgo

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Cita3.png¿Quién es el imbécil que ha escrito esta *****?Cita4.png
Un fijosdalgo en el momento en el que mataba un gatito
Fijospringao.png

El fijosdalgo Fijos, donde demostraba el respeto que imponía

Rango social de antaño, perteneciente a los segundos hijos de los señores y amos de lo que viene siendo el todo, también se les conocía por el nombre de pringaos.

[editar] Etimología

Cuenta la antigua leyenda, que los fijosdalgos (Fijo: De ir a piñón fijo, dalgo: ni idea oye) eran los hijos de Fijos, un pobre hombre del que todos se reían, cuyos hijos, trabajadores como ningunos, pero algo cortos de entendederas. Uno de esos hijos, Hidalgo, heredó buenas tierras; otro, Duquiano, heredó el castillo; pero el último, Fijos, recibió de su padre una buena pedrada. Al recibir la ya citada, Fijos quedó algo pa allá y se hizo Cura, recibiendo los honores de Pringado mayor.

[editar] Historia

Los primeros fijosdalgos aparecieron en la edad media, en la zona Galaico-Astur-Indo-Nintendesa, debajo de las piedras. Estos se alimentaban de lo que dejaban las demás personas, despojos tales como lacón con grelos, fabes pintes y otras repulsivas viandas. Durante los siguientes siglos, alcanzaron una mayor popularidad, llegando a ser importantísimos felpudos o percheros, pero otros seguían con la tradición de la curasidad.

Tomás de Aquino.jpg

Las palomas gustan de las orejas de estos seres

En el siglo XVI, con las numerosas partidas de barcos del Protugal, numerosos fijosdalgos se trasladaron al país luso, para trabajar como tablas de madera para los barcos, o flotadores, con la única condición de ser pisoteados por los demás. En el siglo siguiente, la mayoría de estos fueron aniquilados, durante el reinado de Felipe IV, únicamente porque creía que desde sus madrigueras podrían iniciar un levantamiento en contra del gobierno, si bien es cierto que lo único que pretendían era levantar las toneladas de basura que les echaban los ciudadanos, los pobrecicos.

Durante las siguientes centurias pasaron desparecividos hasta el siglo XX, donde combatieron en las más importantes guerras, trabajando de recoge cadáveres o parapetos. En 1998, el ayuntamiento de Coruña les dedicó una calle del alcantarillado, así como también el de Oviedo y San Martín del Rey Aurelio.

[editar] En América

Los Fijosdalgo llegaron a América en los bultos de trigo de los barcos españoles, no perdieron la oportunidad e inmediatamente se hicieron pasar por jesuitas, lo que les permitió ser golpeados y ultrajados por los jesuitas de la región. Los fijosdalgos apoyaban la libertad de los indígenas de seguir siendo indígenas sin oficio ni beneficio, pero aún más apoyaban la esclavitud de éstos alegando que era mejor ser un esclavo que un Fijosdalgo, aunque la historia les acuse, lo hicieron por el beneficio del prójimo.

Fraile-pegando.jpg

Un Fijosdalgo matando un piojo a un indígena. El natural no lo tomó bien y empaló al samaritano (el comentario en la imágen era para confundir a Carlos V)

Pero como cabría esperar, el prójimo que no estaba muy de acuerdo con su propio bienestar comenzó a ver con malos ojos a los siempre serviciales Fijosdalgos, los sermones del buen samaritano y la promesa de una cubeta de pollo asado cuando llegarán al otro mundo no les complacía. Así que durante el periodo de la independencia de los virreinatos de Nueva España, de Perú y de Río de Plata se les usó como carne de cañón (en el sentido más literal de la palabra) los Fijosdalgo se estrellaban con la gracia de su casta en los rostros de los españoles desprevenidos.

Actualmente esta especie no existe en América, tanto este hombre como este otro se encargaron de exterminarla de América Latina.

[editar] Fijosdalgos famosos

Herramientas personales