Fin de la Segunda Guerra Mundial en Europa

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Cita3.png¡Alemania se rinde!Cita4.png
Mariscal von Kock rindiéndose nada más morir Hitler.
Cita3.pngVale. Desde Berlín hacia el este, para los cosacos bebedores de Wodka. Desde la puerta de Brandeburgo pa'l oeste, para los yankies imperialistas.Cita4.png
Francisco Franco pidiendo un reparto equitativo

El fin de la Segunda Guerra Mundial en Europa es un acontecimiento que ocurrión en 1945, tras la derrota alemana en la Batalla de Berlín. Por aquel entonces, el sucesor de Hitler estaba con una bandera blanca en la base aliada diciendo: "Vale, nos rendimos, pero no nos peguéis más, por favor", en una táctica conocida como "Lucha francesa" por los alemanes.

Entonces, Europa entró en lo que se conoce como "posguerra", que significa que hay muchos muertos, muchos edificios destrozados y poco dinero porque se lo han gastado todo en cosas como tanques, metralletas, aviones, pintalabios (Francia), mostaza (Alemania) o en armas procedentes del Imperio Galáctico.

[editar] Antecedentes

Este final de la guerra tiene su origen en el comienzo de las hostilidades entre Alemania, Italia y Japón contra el resto del mundo. Desde entonces, los alemanes no hacían otra cosa que atacar y defender, con resultados que dejaban mucho que desear. De pronto, se dieron cuenta de que solo les quedaban 3 soldados y un tanque hecho de cartón, así que el jefe alemán von Kock, sucesor de Hitler, decidió rendirse.

Se cree que esta derrota alemana se debió a la presencia de las fábricas de clonación soviéticas, al hecho de que habían metido en campos de concentración y fusilado a sus mejores generales por no ser altos, rubios y con los ojos azules, y al hecho de que Hitler estaba como una cabra.

[editar] Reparto de Alemania

Tras la rendición alemana, los rusos y los americanos, que habían intentado jugarse Alemania al cara o cruz, decidieron repartirse las zonas. Desde Berlín hacia el este sería ruso, mientras que desde Berlín hasta Francia sería americano.

Claro está que los americanos, ingleses y francesonas decidieron darle independencia a su zona, algo de lo que en 2008 se arrepintieron, visto lo que estaba haciendo la Merkel con Europa.

[editar] Plan Marshall

De Gaulle.jpg

El presidente de la república homosexual de Francia, Carlitos de la Grulla.

Para reconstruir los países destrozados por la guerra (y que no pertenecieran a los comunistas), los Estados Unidos prepararon un plan de rescate llamado Plan Marshall. Este plan proponía entregar varios miles de millones de dólares a cada país, a cambio de la posibilidad de colocar bases en todas partes y de unas cuantas mamadas por parte de las primeras damas. Así, se recuperarían las economías devastadas y se podrían reconstruir los países, además de que tendrían todas las bases militares que quisieran.

Para completar este plan, se escogió al magnate Montgomery Burns, que había sido general en Europa, para enviar a Francia el billete de un trillón de dólares para la reconstrucción. Sin embargo, dicho billete se perdió en el camino, no se sabe por qué, y los americanos hicieron otro, que entregó el presidente Eisenhower en persona a Charles de Gaulle, también conocido como Carlitos de la Grulla.

Al principio, España no estaba incluida en ese plan, pero después de algunas charlas entre Franco y Eisenhower, el jefe americano decidió incluirles en el plan para no volver que tener que negociar con Franco, un hecho tan doloroso como que te saquen cinco muelas, según encuestas posteriores hechas a todos los líderes que querían negociar con él. A cambio de estar en el Plan Marshall, los españoles garantizaron que les dejarían bases a los americanos en puntos de la península y suministros de paella y de churros con chocolate gratuitos.

[editar] Papel de España

FFranco.jpg

El Paquísimo cuando se enteró de que habían incluido a España en el Plan Marshall.

España, que no había participado en la guerra, solicitó por sus narices ser incluída en el plan Marshall, a cambio de que instalaran bases en Cádiz, Madrid y donde les diera la gana. También tuvo un papel muy importante de vistas a Francia, Alemania y Reino Unido: que comprendieran que seguíamos estando peor que ellos, incluso después de una guerra, y que seguíamos siendo el hazmerreír.

También consiguió el monopolio en el mercado de aceite de oliva, vino de Jeréz y jamón alpujarreño, gracias a los tratados internacionales que firmaron a cambio de no participar en la Segunda Guerra Mundial del bando alemán.

Desde entonces, España siguió siendo el hazmerreír, pero consiguió dinero americano a cambio de poner algunas bases allí y de suministros ilimitados de paella, jamón serrano, vino, churros con chocolate y Kalimotxos, gracias a las habilidades que poseía el Paquísimo para negociar con los americanos.

Herramientas personales