Floricienta

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar

Floricienta es una serie Argentina, protagonizada por Florencia Bertotti y creada por Cris Morocha y cuyo argumento a simple vista viene siendo el de la Cenicienta, con ese puntito de culebrón que tanto les gusta a los latinoamericanos.

[editar] Personajes

[editar] Protagonistas

  • Florencia: Esta mas buena que comer pollo con la mano, es gritona, maleducada,tiende a suicidarse cada vez que algo malo pasa pero siempre la rescatan, es capaz de decir 230.349.835 palabras por segundo, y si consigues entenderla sin que te duela la cabeza caerás en sus redes, aparte de creer en seres inexistentes voladores y hablar sola. Vista su esquizofrenia no se entiende como es la protagonista, que se supone que “ayuda” a los demás a superarse,cuando en realidad la que necesita superarse es ella misma .
Flipi1.jpg
  • EL Freezer: Conocido por ese nombre porque por mucho que se le intentase tirar encima la multiplicadora de palabras a él no se le levantaba ni una ceja. Después de que sus padres murieran cada uno por un lado pero uno detrás del otro (así “pim pam pim pam” pa que fuese más traumatizante) se tuvo que ocupar de sus hermanos que no le hacen ni caso. Después de haberse creído todas las mentiras de la Madrastra y su hija y haber quedado como un autentico idiota, van y lo matan justo después de descubrirlo todo y dejar a la Hermanastra Mala en el altar y fugarse con la esquizofrénica, así, sin anestesia ni nada, para salvar al que en épocas posteriores se cojeria sin ton ni son a la esquizo, el gran amor de su vida, y demostrando una vez mas su idiotes característica.
Flipi4.jpg
  • El conde: Máximo A gusto Calentón de la Polla se tira a cuanta mujer se le pasa por delante, que han sido cientas (“ciento” sonaba poco original para el título), incluida a la Hermanastra Mala. Pero todo cambia cuando conoce a la buenorra de Floricienta, que hace que sus secuelas salgan a flote, le salga el Freezer que lleva dentro y se comprometa para toda la vida con ella, pero dándole tanta caña que le hace unos trillizos (pero le da caña vestidos que es una novela para niños, eh?). El hombre deja de ser Conde para convertirse en un Príncipe azul lo que configura el denominado Final Feliz tan poco creíble. El actor que interpretó al Conde consiguió la admiración de muchas personas, debido a su entrada al libro Guiness de los records por haber pasado más de un año sin cambiar su expresión facial como respuesta a cualquier emoción.

[editar] Las malas malisimas

  • La Bruja: Una de las pocas inteligentes de la serie. A pesar de ser una palo de escoba esta calentorra de cuidado trata de conseguir a cuanto hombre con un poco de masa muscular se le pase por delante y tener una mente perversa (cosa que era considerable teniendo en cuenta que la taladradora de cerebros intentaba descongelarle al novio y sacarle toda la pasta de su padre), en el fondo sus actos se remontan a un trauma psicológico por haberse casado con el amor de su vida, un chiflado con pinta de mugriento y restos de hippie adicto a los cómics de superhéroes que es capaz de hacer el imbécil disfrazándose de cual cosa se imagina con tal de conseguir un poco de dinero para arreglarse los dientes.
    Flipi3.jpg
  • La Mala Malala: He aquí la madre mala de la mala (?). Reciente viuda de un super-ultra-archi millonario, rema y rema por conseguir que su hija, la Hermanastra Mala, se case con el Freezer y así añadir su archifortuna a la de su marido muerto, que por cierto, antes de morir les quiso gastar una bromilla y le dejo toda la herencia a la buenorra de Floricienta, digamos “el cuerno” de la Madrastra. Para conseguir que la esquizofrénica no cobre y tampoco se quede con el Freezer (“to pa’ mi, to pa mi’!!!”) parafrasea las Grandes Obras de las Telenovelas inventando embarazos, intentos de suicidio, depresiones, etc. Su risa es muy característica sobre todo por el batir de sus enormes pechos que al chocar con su barbilla podrían hacer que pierda el cuello (hecho que sucedió al final de la primera temporada) .

[editar] Hermanos del Freezer

  • Pequeño Freud: Crío ciertamente desconcertante por esa manía suya que tiene de psicoanalizar a todo el mundo y creerse de lo más adulto, a pesar de mearse en la cama con 12 años.
  • El Guapo Como su propio nombre lo indica, es un Guapo. Va de maduro y está súper caliente con la buenorra de Flor, que termina dándole el gusto aunque solo sea por dejar de oírlo.
  • El insignificante El mellizo del Guapo, que no tiene nada de guapo. Se obsesiona con una a la que taladra con mails bajo una personalidad oculta y tiene una nariz sospechosamente prominente y Tiene ataques psicóticos – obsesivos causados por un complejo de inferioridad.
  • El menor El pobre niño ignorado que crea toda clase de maldades para dejar de ser ignorado y ni así lo consigue, por lo que termina optando por crearse un amigo imaginario, mucho más práctico en estos casos.
  • La Rebelde: Una adolescente de catorce años con problemas de griterio que bien podría haber salido de la serie mexicana de mismo nombre debido a sus ataques de histeria pre-adolescente y su obsesión por calentar al mejor amigo de su hermano, que tiene 10 años mas ( al final lo consigue ).
  • La Obra de Caridad: Una niña recogida de la calle bastante fea, con entrometidismo crónico y aires de superioridad, a pesar de que es más burra que el resto de los hermanos con sus problemas y todo tiene tiempo para estudiar

[editar] No son hermanos, pero son importantes

  • La Sirvienta Malhablada: y no precisamente por soltar muchos tacos sino por hacer un pésimo uso de la lengua. No se le entiende porque supuestamente habla una mezcla entre alemán y español pero si algún alemán la escuchase hablando tampoco la entendería. Con complejo de madre de todos los de la casa la explotan a cambio de un mísero sueldo y del amor de la familia que para ella es grande pero que en realidad vale menos que una mierda, porque para lo que viene al caso la mujer se puede perder que ni se dan cuenta. Fiel compañera de Floguiciengto la mira pensando lo loca que está pero la aconseja porque en el fondo le da pena.
Flipi5.jpg
  • El mejor amigo: O el ensombrecido. Más guapo y mejor actor que el protagonista parece ser que vive todo el tiempo a la sombra de lo que hace el congelador. Sin embargo toma un poco de protagonismo cuando después de todas las estrategias que hace la hermana adolescente para llevárselo al huerto calificándolo de amor imposible termina enamorándose perdidamente de ella. Al final se van los dos a Londres con supuesto permiso divino del hermano muerto donde la policía no puedan detenerle por corrupto de menores.
  • El sumiso: Criado paranoico que vive por y para el Conde, que se tiraría por una ventana si él se lo pidiese, que se tiraría a una olla hirviendo si él se lo pidiese... El pobre hombre trata a su amo como si de un recién nacido se tratase, salvo por el detalle de que los recien nacidos no suelen tener agenda en la que apuntar día y hora de todos sus encuentros sexuales. El sumiso quiere lo mejor para su amo(r), pero en el fondo le encantaría que hubiese un hueco en dicha agenda para él.
Esta serie, catalogada como “infantil” terminó su primera temporada con una traumatizante muerte del Freezer tan cruel tan cruel que desde Titanic no se recuerda algo así (le atropella un coche del marido de una amante del sustituto salidorro, para más datos) . Cris Morocha (a partir de ese día, también llamada Destrozacuentos ) un día se despertó con la genial idea de “oh! Para quitar el trauma a los niños vamos a resucitarlo!” Si lo hubiesen hecho los niños podrían haberlo entendido pero no!
Flipi2.jpg


Resulta que el Freezer se va al cielo y habla con Pergolini, que es un vago que juega al golf y tiene unos angelitos que le hacen la pelota, y le pide que le deje “bajar” a la Tierra otra vez como quien baja a comprar el pan. Y a Dios se le ocurre la brillante idea de permitir que el idiota posea a un Conde durante dos horas para que este resuelva sus asuntillos, que se resumen básicamente en dejarle un mensaje a la buenorra para que en vez de hablar sola empiece a hablar con muertos, y mientras Dios y los ángeles lo ven como si de un partido de fútbol se tratara.

Cuando termina la posesión, el Freezer vuelve al cielo y al susodicho Conde le quedan secuelas, entre las que se encuentra esa atracción fatal hacia la buenorra, convirtiéndose en el siguiente galan de la segunda temporada.

Herramientas personales