Francisco Bolognesi

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Peruescudo ¡Oe! Este artículo tiene humor peruano de Perú, y si es que no eres un peruano del Perú es difícil que lo manyes...
Bueeeno, ¡¡¡Siempre lo mejor es que vengas (a Perú) y preguntes!!!
Si te raya esta nota mejor pon primera y arranca en tu combi
Cita3Tengo deberes sagrados que cumplir, y los cumpliré hasta fumar el ultimo pucho.Cita4
Drogadicto sobre su sentido del deber.
Cita3Tengo deberes sagrados que cumplir y los cumpliré hasta quemar el último cartucho.Cita4
Talibán sobre la dinamita que trae.
Flecha verde

Cita3 Si se acaban los cartuchos, nunca está de más improvisar un poco. Cita4
Francisco Bolognesi.

Cita3Bolognesi, claro, me encanta en los fideos.Cita4
Tongo sobre los fideos a la bolognesa.
Cita3El muchacho del mostacho quema mucho su cartucho.Cita4
Comercial de galletas durante la guerra con Chile.

Francisco Bolognesi Cervantes, conocido Pancho Barbita fue un coronel pirómano peruano famoso por intentar poner un negocio de cartuchos fritos como si de pollos se tratase. Esta idea le vino mientras se daba la guerra del Pacífico, que tras el abandono de los bolivianos el Coronel tuvo que lidiar con la disyuntiva que le planteaban sus metas empresariales y la sorpresiva noticia de conflicto armado.

Considerado Patrono del Ejercito peruano nunca es sacado en procesión ni le rezan con velitas, por lo que como patrono no resulta rentable para el Vaticano desde donde hasta ahora le niegan la canonización, lo mismo que a Papá Chacalón.

[editar] Su vida

Francisco Bolognesi nació en noviembre de 1816 en Lima, cuando aun era Virreynato, en el jirón Caylloma conocido en ese entonces como calle de Afligidos; llamada así porque el barrio estaba lleno de funerarias. Actualmente el jirón está lleno de antros, hostales de 5 lucas y puticlubs. Pero por ley exhiben una foto del coronel en la cabecera de cada camastro, así lo ven los que van a quemar su último cartucho.

Su padre era italiano y su madre arequipeña, pero a pesar de eso él se sentía peruano. Su primer juguete fue un primus que le regaló su mamá para que deje de joder a la hora de la novela. Con su artilugio se la pasaba probando materiales combustibles como kerosene, azúcar, sal, harina, orina, gatos, etc. Vivió la mayor parte del tiempo en Arequipa hasta que lo expulsaron por incendiar su colegio y se unió al ejercito peruano, conocido en Arequipa como "La legión extranjera".

Como militar se la pasaba haciendo flexiones para quemar la grasa abdominal, hasta que fue convocado por el presidente Ramón Castilla para que fungiera como capitán del escuadrón de rochabuses, aunque él hubiera preferido usar lanzallamas.

Allí se hizo amigo de Ron Damón Castilla con quien competía amistosamente por quien tenía el bigote más sexy del batallón.

[editar] Sus negocios

Fue traficante de armas cuando se dieron el combate del 2 de mayo y solía hacer pruebas de armas en la playa Conchán durante la madrugada para no fastidiar a los bañistas, logrando que los vecinos lo premiaran con la pantufla honoris causa debido a su labor de bullanguero.

Cuando puso su negocio de comida rápida, se fue a buscar insumos baratos a la frontera con Chile, donde lo enlistaron en el ejército como cocinero.

[editar] La guerra del guano

Sucedió que hubo un tiempo en que Bolivia y Perú tuvieron tratos amicales en los cuales los diplomáticos buscaban definir quién se quedaba con la caca y quien con el Titi al dividir el lago Titicaca. Los peruanos se la quedaron, en tanta abundancia, que para deshacerse de ella la empezaron a vender. La caca peruana se volvió un producto muy codiciado, sobre todo por Chile, que lo veía como alimento alternativo para un ejército de zombies que tenían en entrenamiento, que luego de comer cerebros en Santiago, extrañaban el sabor.

Así fue que se dieron varios enfrentamientos por mar, y tierra. Llevando el conflicto a amenazas mayores tras la rendición de los bolivianos quejándose de que este conflicto era una mierda.

Así los chilenos se concentraron en atacar a Perú, y en estrenar a su ejército de zombies.

[editar] Esto es guerra

Dos días antes del enfrentamiento final, un mayor chileno fue enviado a amenazar a Bolognesi con darle un taz-taz si no se rendía. Y a hablarle del ejército de zombies que tenían en un barco. A lo que Bolognesi respondió con su famosa frase "¿Ah qué? ¿Dijiste algo?". Cosa que fue tomada como una ofensa por el chileno, aunque el viejo mostachón quizás ya estaba medio sordo. Entonces su lugar teniente le habló al oído y el coronel dijo su otra, y aun más famosa frase; "Si". Por que le estaban pidiendo permiso para ir al baño.

Cita3Tengo deberes sagrados que cumplir y los cumpliré hasta quemar el último cartucho.Cita4
Francisco Bolognesi cuando todos se habían ido (frase anotada por el barrendero de turno).

[editar] La batalla de Shirley Arica

En la madrugada de 7 de junio de 1880, cuando el gallo se preparaba a cantar las mañanitas en re menor, el ejército de zombies chilenos decidieron que no podían morder los cerebros a los peruanos sin bajar de sus barcos, por lo que bombardearon la playa y descendieron en busca de sesos. Se destaca en este accionar la iniciativa de un cabo peruano, que se puso a fumar en el almacén de pólvora logrando volar con éxito tanto a sus amigos, como a las tropas zombies más cercanas mientras gritaba ¡Es mi primer día!

Entonces Bolognesi preguntó por su morral, y todos entendieron que debían replegarse en el morro. Allí estaba Alfonso Ugarte, famoso clavadista ornamental.

[editar] 400

Cita3¡Esto es Arica!Cita4
Alfonso Ugarte pateando a un zombie desde su caballo.

En el morro se concentraron 400 soldados peruanos, dos perros calatos detectores de zombies, y 5 cuyes que iban a ser el rancho del día. Cuando los zombies arremetieron mordiendo las nalgas de los peruanos en la estrategia conocida como "No mercy".

Bolognesi fue uno de los mordidos. Los 400 cerraron un círculo en torno al coronel herido cuando se sumó a los disparos contra los zombies voladores, que no eran otra cosa que pelícanos curioseando. Así se bajó a uno de ellos, mismo que le cayó en la cabeza y lo mató.

En tanto Alfonso Ugarte quiso poner la bandera a salvo porque era prestada y la tenía que devolver intacta. Pero el viento le jugó una mala pasada y le tapó la cara con la tela. Haciendo que pierda el control del caballo que por las premuras no había desayunado decentemente y tenía sed. Pero el jamelgo no sabía que el agua de mar no se bebe. Aunque tal vez lo averiguó, pero demasiado tarde.

Una batalla normal habría terminado allí, pero el ejército de zombies siguió avanzando sin control; atacando pueblos, provocando incendios y mordiendo a pobladores desprevenidos en los pueblos cercanos. Ante la mirada complacida de sus amos que los monitoreaban desde los barcos.

[editar] Bienvenidos a la cripta

Cita3Dame tu cosita, ay.Cita4
Francisco Bolognesi penando en la cripta.

Un mes después, los restos de Bolognesi fueron repatriados, y actualmente se encuentran en la Cripta de los Héroes del Cementerio Presbítero Maestro. Donde los fines de semana se presenta un show de luces con música reggaeton, y venta de pollo frito con la receta PFA (Pollo Frito de Arica), también conocido como el pollo del coronel.

[editar] Homenajes

25 años después de la batalla, se inauguró el monumento en la Plaza Bolgnesi, para que se note y no parezca que al lugar le pusieron ese nombre por las puras.

Para el evento asistió un amigo suyo, el argentino Roque Sáenz Peña, quien había preparado un discurso escrito con caligrafía Palmer en papel kimberly de 250 gramos. Pero estaba tan sensible que se puso a llorar y salió corriendo antes de poder leer nada[1]

La escultura parecía la de un borracho buscando taxi después de una jarana de padre y señor mío. Por lo que fue cambiada rápidamente[2] por una más decente.

[editar] ¿Sabías que...

[editar] Notas

  1. Cinco años después llegó a ser presidente de Argentina en 1910 y se murió de un infarto cuando empezó al primera guerra mundial (1914).
  2. 40 años después

[editar] Amigos de Bolognesi

Herramientas personales