Franz Kafka

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Franz Kafka
Banderacoronacarloschecayaustrialia
Franz Kafka
Kafka evidenciado su felicidad.
Nacimiento Defunción República Checa
Su oficina, nunca salió
Origen Algún experimento con burócratas
Su vida
Sobrenombres No tenía, nadie sabía que existía
Lugar de residencia Su casa, su oficina
Se dedica a Contaba letras en los libros
También era escritor.
Estado actual Deprimido, como siempre
Hazañas logradas Ser considerado escritor de clase mundial, al día siguiente de morir.
Relaciones Con su padre, equivalente a Luke Skywalker y Darth Vader
Enemigos Su padre y su jefe
Poderes especiales Poder transformarse en cucaracha a voluntad.
Objetos Todos sus escritos que había pedido fueran quemados cuando muriera.

Franz Kafka, hermano gemelo de Super Taldo, fue un escritor, oficinista, insecto gigante y acusado perpetuo que nació y vivió en Praga, por aquel entonces parte del Imperio Shia’r.

[editar] Biografía

Kafka nació pequeño y con poco pelo. Era checo, aunque su idioma materno fue el alemán. Aprendió checo, ya que su padre procedía de algún lugar de Checoslovaquia cerca de la orilla del mundo, donde era un miembro de la comunidad judía circuncidada (“Kafka” en checo significa “Kafka”) y quería que su hijo hablara con fluidez ambos idiomas para que le tradujera los partidos de fútbol narrados en alemán. Kafka también tenía conocimiento del idioma y de la cultura española, pero por sanidad mental prefirió olvidarlo.

Durante la primera vuelta de su niñez, asistió a la escuela primaria para varones y posteriormente al instituto para señoritas. A continuación estudió derecho al cual abandonó por entenderlo medio chueco y medio quebrado, a pesar de que sus profesores le dijeron que así era él no prosiguió más. Posteriormente trabajó en una agencia de seguros de accidentes laborales donde provocaba accidentes laborales a quienes no compraban los seguros y fue en ese ambiente de fraternal armonía donde comenzó a escribir. A menudo se refirió a este trabajo como “un empleo tan sólo para ganar dinero”, momentos después de decir eso hizo una relación lógica donde recordó que no recibía salario y abandonó el trabajo. En 1917 se le declaró una enchuecamiento de la personalidad isotópica con tendencia a la enajenación cartesiana clase 5, o sea una tuberculosis tipo camionero.

Durante su periodo escolar organizó actividades literarias y sociales a las que únicamente su mejor amigo, un perrito callejero llamado Max, asistía pero que siempre se quedaba dormido. Contrariamente a su temor de ser percibido de manera repulsiva tanto física como mentalmente, impresionaba a los demás con su elocuencia, siempre hacia voltear a sus compañeros de clase con lo que decía, y ellos siempre contestaban –”Kafka, ¿sigues aquí? Pensábamos que ya te habías ido, o muerto”.

Kafka-love
Una cita normal entre él y su amada

Un tema de gran importancia en su obra es su relación con un padre adicto al fútbol soviético que era narrado en alemán, Kafka tenía que traducirle el partido y luego tenía que traducir las maldiciones y groserías que su padre decía checo al alemán y gritarlas al televisor, cosa que no agradaba al pequeño Kafka. En 1923 se trasladó a Berlín, con la esperanza de distanciarse de su obra y concentrarse en su familia, mala idea, pues su familia se había quedado en Praga y su obra estaba en su maleta, pensó que tenía que deducir las cosas antes de realizarlas. Aprovechando la estancia en la ciudad decidió quedarse al Mundial de Fútbol, compró su boleto y resolvió esperar 83 años fuera del estadio para la inauguración, pero se cansó y se fue. Que podemos decir, Kafka era creativo pero no el más listo. Aburrido, sin dinero y hambriento se unió a Dora Diamant, una joven judía con un padre rico, que estaba dispuesta a alimentar, cuidar y yacer con él, todo era perfecto hasta que cuando Franz estaba dormido ella circuncidó su pene con una rasuradota eléctrica, vale decir que no era de gran talante. A Kafka no le quedo más remedio que adherirse al judaísmo.

Kafka
Fotografía de Kafka trabajando

En la opinión experta de los más serios y prominentes médicos, Kafka “estaba loco como una puta cabra”. En sus cuadernos íntimos él habla de “demonios”, “abducciones extraterrestres”, “apariciones grotescas”, “mal gasto de recursos públicos para la guerra”, “persecución”, “soledad” y muchas otras expresiones más que aluden a un mundo oscuro, desconcertante y ¿desconocido?. Kafka era un ser atormentado, sufrir lo hizo gozar de la vida, no, gozar de la vida le hizo sufrir, no, bueno digamos que sufrir le hizo sufrir y gozar le hizo gozar para no entrar en conflictos. En sus diarios y cartas se queja frecuentemente de insomnio, dolores de cabeza y de que sus zapatos le apretaban. Un fan suyo se apenó por ello y le mandó unos zapatos más grandes, pero le quedaban demasiado grandes lo que pudo ser el factor desencadenante de su tuberculosis.

El estado de salud de Kafka empeoró a causa de la tuberculosis. Quería regresar a Praga, pero como ya sabemos era un tanto distraído que, luego de una pequeña vuelta por el sur de África, terminó en Viena. Allí murió en 1924, 82 años antes de que pudiera usar su boleto para el mundial de Alemania, 2006.

[editar] Su obra

Kafka monumento
Al morir, su cabeza fue puesta en carbonita y exhibida en Praga como muestra del afecto de su pueblo

Kafka era tan perezoso y distraído que sólo publicó algunas historias cortas durante toda su vida, para pagar sus cuentas pendientes con la mafia la que en realidad no existía pues sólo era una alucinación suya. Con anterioridad a su fallecimiento, dio instrucciones a su amigo y mascota Max de que destruyera todos sus manuscritos, Max se limitó a decir ¡Guau!. Max que no era muy entendedor del idioma humano hizo caso omiso de las instrucciones de Kafka y en su lugar encontró una afición y una deducción, cada vez que llevaba uno de los montones de papeles de su amo muerto al edificio editorial de la esquina recibía comida a cambio, así la obra fue publicada y comenzó a despertar el interés y a obtener alabanzas por parte de la crítica, en la primera década se pensaba que el perro era el autor pero investigaciones posteriores concluyeron que era de su antiguo amo, Kafka.

[editar] Interpretación crítica

La crítica no se pone de acuerdo y nos limitamos a no decir más, a riesgo de que Milan Kundera vandalise el artículo.

[editar] Interpretación de los críticos

Han existido muchas pobres almas perdidas que pierden su tiempo y su cordura tratando de encontrar sentido a la obra de Kafka, en un penoso caso de interpretación. Algunos consideran que su obra es absurda y proponen su inmediata destrucción en las hogueras. Otros consideran que es Marxista y que por eso proponen su inmediata destrucción en las hogueras. Sin embargo, otros han interpretado su obra bajo el prisma del Judaísmo; de las patatas mágicas; la persecución; de los hombres insectos y de la búsqueda de sus llaves. Los biógrafos han comentado que Kafka estaba loco y que sus críticos están locos y que sus lectores definitivamente están locos.

[editar] Obras

[editar] La metamorfosis

Kafka insecto
Algunos "expertos" ven así la metamorfosis de Kafka.

Quizá su obra más famosa y sobria en cuanto a estilo, y que bien pudo intitularse "La Transespecialidad", donde relata las aventuras de un joven que se transforma en un insecto gigante al que nadie quiere y por eso se siente muy triste, pero cuando con sus poderes insectiles salva Nueva York se vuelve muy popular, los hombres lo respetan, las mujeres lo persiguen, los niños ya no le temen y a pesar de seguir siendo bestialmente feo es uno de los íconos de la ciudad, durante la novela tiene que aceptarse como es, derrotar a los tipos malos y quedarse con el amor de su vida. El nombre del protagonista es Peter Parker, con el cual seguramente Kafka se siente identificado. wtf? cualk che

[editar] Obras póstumas

Las obras póstumas, o sea que escribió después de su muerte, son:

  • El proceso. Cierto hombre es acusado pero nadie le dice de qué cojones lo acusan, así que debería seguir todo un proceso, pero se niega a hacerle mamadas a su abogado defensor por lo cual este se enoja y lo deja a su suerte. Prefiere ir a retozar con la sirvienta antes que defenderse ya que el proceso nunca, nunca, nunca termina. Al final se presenta en su propio juicio, valla osadía, y es condenado por negarse a ser condenado y termina siendo difuntado cuando le sacan el corazón de un susto.
  • Carta al Padre. Ya que Franz era un pequeño hombrecito sin aspiraciones y sin barba no tenía buenas relaciones con su padre que era uno de esos judíos robustos, centrados y emprendedores que había antes de la guerra. El señor papá de Kafka tenía buenas intenciones con su hijo, quería que se fortaleciera, que hiciera el Varnitzba y que se hiciera con un buen negocio y una buena señora y le diera muchos nietos. Obviamente Kafka hijo nunca hizo esto y en este libro se quejaba y se quejaba y… se iba de largo en quejarse, por lo que nos resulta obvio por lo que su papá lo mandó al demonio, por quejumbroso.
  • Un médico rural. Habla sobre un médico rural que debe visitar a un enfermo. En secreto, el médico había sido un heterosexual (debido a que la sociedad era homosexual y lo podía discriminar). Por tanto, cuando descubre que para curar al enfermo debe desnudarse y masturbarlo, dedice huir despavorido.
  • El castillo.
  • Sayonara Zetsubou Sensei. Para sacar su depresion quiso hacer un anime super depresivo y sin sipnosis que siempre hace alusiones a el. Fijense que Kafuka es sinonimo de Kafka, que el profe Nozomu es una version anime de el mismo y que un capitulo se llama "Cuando Gregorio Samsa se despertó estaba cargando un mikoshi".
  • La muralla china definitiva destruida más tarde por Kafka (la obra no la muralla)
  • América. La historia del Capitán América y sus aventuras después de ligarse y preñar a una sirvienta en Europa y por eso ser enviado a Amérika (se supone que por sus padres, los cuatro fantásticos) pero al llegar, decide buscar su paragüas y se da cuenta que se lo robó otra jodida inmigrante: Mary Poppins. Después resulta que su Tío (que no conoce) está con él capitán del barco (que tampoco conoce) y por consecuente vive una cantidad de desventuras a medio relatar que desconozco porque no seguí leyendo.

[editar] ¿Sabías que…

Herramientas personales