Gonzalo Arango

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Bandera Colombiana Enastada.gif Este artículo es un producto 100% chibchombiano. Si sumercé queda más perdido que una uva pasa en un tamal al leerlo, está en el lugar equivocado; así que le recomendamos abrirse del parche.

Un mensaje del Ministerio de Incultura de la República de Chibchombia.


Gonzalo Arango Arias
link={{{3}}}
Cruzado.jpg
¡Quitame esa puta cámara de encima!
Nacimiento Defunción Nacido en las montañas y muerto en un carro.
Origen De los Andes.
Su vida
Sobrenombres Nadie
Lugar de residencia En ningún lado.
Se dedica a Nada, ¡que gran hombre!.
Estado actual Ninguno.
Hazañas logradas Fundar el Nadaísmo
Relaciones Tuvo muchas.
Enemigos El jabón, la ducha, un empleo.
Poderes especiales Hacer de escribir chimbadas y hablar mierda una profesión.
Objetos Pluma, papel, botella de ron y cigarrillos sin filtro.
Cita3.pngNadaCita4.png
Gonzalo Arango saludando en las mañanas
Cita3.pngDel polvo venimos y al polvo volveremos. Polvo que uno no se mande, se hecha a perderCita4.png
Gonzalo Arango y su pensamiento existencialista
Cita3.pngLa poesía es una aspiración solitaria. El más corruptor vicio onanista del espíritu modernoCita4.png
Gonzalo Arango sobre la poesía y sus pasatiempos preferidos.


Gonzalo Arango fue un escritor, poeta, teatrero, cuentista, filosofo, presunto periodista y cuanto título se le ponga para evitar decir que era un vago. Fundador del Nadaísmo, grupo cuyo objetivo era... ¡Nada! ¡Hacer nada, sí!. Es uno de los criminales más buscados de la actualidad y aún lo siguen buscando a pesar de que ya está muerto. Si lo encuentra póngale una corbata y consígale empleo.

[editar] Antibiografía

Nació en algún lugar de los Andes, rodeado por varios cóndores que lo criaron hasta convertirse en un gran guerrero... Perdón, me equivoque de historia. Él ni fue criado por cóndores ni fue un gran guerrero (mucho vago), aunque si nació en los Andes, es decir, en el municipio de Andes-Antioquia. Fue el último de los 34 hijos de Don Paco, telegrafista del pueblo, hombre trabajador y esforzado, de quien aprendería el oficio del periodismo más nunca el oficio de la planificación familiar[1].

Nació en una época terrible, vivió la guerra de Colombia contra los Reptilianos y la posterior invasión de la Alianza Intergaláctica por el Mal S.A al territorio nacional. Fue una época confusa en que los liberales y conservadores se mataban a palmadas por el control del presupuesto del país, mientras los invasores bebían Coca-Cola sentados cómodamente sobre la patria[2]. Fue entonces cuando un tal General Rojas Pinilla se puso a traer la mayor arma de destrucción masiva de la historia: la televisión.

Gonzalo Arango Mimo.jpeg

Gonzalo Arango, atrapado en este artículo


[editar] Después del Hombre

Gonzalo comenzó estudios de derecho en la U. de A., pero como era un torcido decidió abandonarlos para dedicarse a Escribir bien. Se voló para la finca de unos parientes, llevando consigo un perro, 3 botellas de Aguardiente, una revista pornográfica, un paquete de tampones y una calavera[3]. Allí encontró la inspiración y se puso a escribir su primera novela: Después del Hombre. Evidentemente, como él era tan disciplinado, nunca la terminó.

Posteriormente, se dedico al periodismo, trabajando en varios periódicos. Durante su turno evidencio el Golpe de Estado impartido por el General Rojas Pinilla, prácticamente el puño le pasó rozando por la mejilla al joven Gonzalo. Estando tan implicado no tuvo más opción que animar la pelea, palabras como ¡Dale, dale! El uno-dos, gancho con la derecha... se le vio escribir en su columna. Cuando separaron la pelea, a Gonzalo le tocó abrirse del parche por un tiempo antes de que la cogieran contra él.

En su carrera como periodista colaboro con El Chibchombiano, El Mirón, El Trompo, Figuritas y Revista U de A.

[editar] El Nadaísmo

Pergamino.jpg

Versión original del Primer Manifiesto Nadaísta. Como verá, tiene lo fundamental del nadaísmo: NADA.

Gonzalo Arango volvió a sus andanzas. Al tiempo que "trabajaba" en los periódicos, iba al Parque Bolívar a leer poesía y anuncios clasificados en voz alta. Sin embargo, se comenzó a sentir otra vez desencantado de la vida y decidió que era tiempo de cambiarla. El problema era que no sabía como.

Una noche, mientras meditaba bajo un árbol, tuvo una revelación: nada. Soñó que veía todo blanco, blanco, blanco... no había nada. Así, Gonzalo decidió formar un nuevo movimiento literario y del pensamiento: el Nadaísmo. Escribió el Primer Manifiesto Nadaísta, en el cual manifestó sus ideas que en resumen era... nada. Pero no se confunda, señor lector. No escribió pura mierda. Solo escribió NADA.

El documento le hizo ganar varios seguidores y comenzó a pasársela con estos nuevos compinches. Se le veía felizmente agnósticamente con un poeta de hojalata sin corazón llamado X-504[4], un león barbudo sin miedo llamado Jotamario Arbeláez y una niña perdida llamada Patricia Ariza[5]. Todos juntos en busca de El Brujo de Otra Parte, Fernando González, emprendieron marcha caminando por las calles curando enfermos, leyendo poesía, lamiendo paredes, robando niños, hablando con extraños, corriendo con tijeras, correteando ancianas y demás quehaceres.

[editar] Abandono del Nadaísmo

Un día, cuando estaba en la isla de San Andrés, vio a una hermosa mujer inglesa llamada Angelita. La vio tan hermosa que se le acercó y le pidió que se fuera a vivir con él. Ella aceptó, si bien no tenía la remota idea de lo que estaba aceptando ya que no hablaba español. Sin embargo algún otro poeta le vio en momento justo en que pedía la mano de aquella mujer, crimen horrible para los nadaístas ya que se estaba esforzando en hacer "algo".

A partir de ese momento empezó una gran fractura entre el fundador y sus seguidores. Empezaron los rumores de que ahora se cortaba las uñas, otros afirmaban que ahora dizque parpadeaba, todos se preguntaban si era cierto que estaba digiriendo y respirando, que si era que ya no hacía fotosíntesis como antes.

En esa época decidió viajar a Londres, Inglaterra. Pero cuando se disponía a viajar, mientras iba en un taxi, un lucero brillante se metió por la ventanilla y lo mató. Ahí quedó el todopoderoso profeta Gonzalo Arango, desnudo y frágil como vino al mundo (disfrutaba ir en cueros en el transporte público). Aún vive en los corazones de todos los desempleados de Colombia, que cada día crecen más y más.

[editar] Nada de enlaces internos

[editar] Tampoco hay nada allá afuera

[editar] Ninguna referencia

  1. Nunca le hablo de eso a él ni a sus 33 hermanos.
  2. Hoy se le llama TLC
  3. Todo lo anterior lo compró sólo para que el vendedor no se fijara en la calavera.
  4. También conocido con el seudónimo de Jaime Jaramillo Escobar
  5. el espantapájaros era él


Jorge Baron patadita.JPG Artículo Chibchombiano Destacado

Este artículo ha sido destacado en la Portada Colombiana
por los parceros de Inciclopedia.
Los que votaron pueden reclamar la patadita de la buena suerte.

Litterato.png
Artículo Literario Destacado
Herramientas personales